jueves, 29 de enero de 2015

NIGHTCRAWLER (U.S.A., 2014)

* Precrítica de 'Nightcrawler' (U.S.A., 2014), de Dan Gilroy, con Jake Gyllenhaal, Bill Paxton y René Russo.-


Paradojas de la vida: cuanto más generalizado se hace el consenso acerca de lo pernicioso de determinados contenidos televisivos (esos que solemos agrupar en lo que comúnmente se denomina 'telebasura'), menos coto se pone a los mismos y mayor parece su pujanza y éxito de audiencia. ¿Condición humana, manipulación interesada, espíritu acomodaticio colectivo? Me temo que una pizca, mayor o menor, de cada ingrediente debe llevar la receta. En todo caso, el tema se presta, por lo jugoso, a su utilización cinematógrafica, y en él se centra la trama de 'Nightcrawler', una cinta que, firmada por el guionista Dan Gilroy, mezcla drama y suspense para contar la historia de cómo un choricete de poca monta llega a convertirse en suministrador de porquería televisiva al mejor postor (con los pingües beneficios que cabe esperar de tal condición...), gracias a su habilidad para moverse en lo más sucio y sórdido de la noche angelina. Premisa, sin duda alguna, de potencia más que sobrada, y a la que hay que esperar que Gilroy haya dado el aire dramático más adecuado.

Dando vida al protagonista nos encontramos con Jake Gyllenhaal, uno de esos actores ya consagrados y que exhibe como característica más destacable la de su versatilidad, ésa que le permite alternar papeles en superproducciones épicas y 'superheróicas', de corte marcadamente comercial (las que engordan la cartera...), con otros en cintas más pequeñas, de mayores pretensiones artísticas (las que engordan el prestigio...), dentro de las cuales siempre ha mostrado especial querencia (y prestaciones notables) por aquellas en las que ha tenido que afrontar personajes tortuosos y desequilibrados, registro este último en el que se mueve su Lou Bloom de 'Nightcrawler'. Encontrar, en ese contexto, alusiones al De Niro de 'Taxi Driver' significa poner el listón a gran altura, pero a Gyllenhaal no le faltan ni el atrevimiento ni la experiencia para medirse a ese referente. ¿Cómo salir de dudas al respecto? Estreno mañana, 30 de enero.

* Apuntes sobre el cine que viene LXXIV.-

2 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

pues habrá que verla... como siempre, confío en tu criterio crítico.

Saludos!

39escalones dijo...

La he visto. Está a millones de kilómetros de "Taxi driver" en todos los conceptos, pero se deja ver, y el personaje respira antipatía por todos sus poros. Uno no sabe si llega a cogerle más asco por su forma de ser, por lo que hace o por la mierda de trabajo que tiene. En todo caso, la película tiene un tufillo políticamente correcto (circunscribe el tema de la basura televisiva a un espectro muy concreto y cerrado, cuando ya sabemos que campa a sus anchas por la generalidad de los contenidos) que no le hace bien.
Y es curioso reencontrarse con Rene Russo, una vez superada la etapa de florero (cosa que nunca me he explicado cómo pudo ser posible).
Abrazos

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.