jueves, 15 de enero de 2015

ARDE MISSISSIPI (MISSISSIPI BURNING; U.S.A., 1988)

* Crítica (breve) de 'Arde Mississippi' ('Mississippi burning'; U.S.A., 1988), de Alan Parker, con Gene Hackman, Willem Dafoe y Frances McDormand.-









Efectismo, violencia gratuita, tremendismo. Quizá haya poco que objetar sobre la profusión de tales elementos en el cine de Alan Parker, pero eso no resta mérito a las virtudes (brío narrativo, intensidad) que adornan su obra. 'Arde Misissippi', crónica policiaca de la investigación llevada a cabo acerca de la desaparición y asesinato de tres activistas de los derechos civiles en un pequeño pueblo de ese Estado a mediados de los 60 (en plena ebullición de los movimientos en pro de la igualdad racial en Estados Unidos), constituye una muestra canónica del cine de Parker, con lo mejor y lo peor del mismo desplegado en una trama intensa y absorbente, que, con el fondo tremebundo que le proporciona la parafernalia racista, va evolucionando en un crescendo cuyo punto de inflexión viene marcado por el momento en que el trabajo policial 'cambia de estrategia' y entra en una dinámica que, en aras de la eficacia, sacrifica el respeto a normas y principios (poniendo con ello sobre el tapete un debate que, como podemos ver en estos días, es tan viejo como la existencia humana). Otro elemento destacable es el duelo interpretativo que, en la mejor tradición de las buddie movies canónicas,se establece entre los dos integrantes de la pareja protagonista, Willem Dafoe y Gene Hackman, exponentes de dos visiones del mundo bien diferentes, en posturas cuya antítesis resulta argumentalmente muy fecunda (además de ofrecer trabajos en su línea de solvencia habitual), y la subtrama ¿amorosa? que se articula en torno a la relación entre el agente Anderson (Hackman) y la esposa del ayudante del sheriff (una fascinante Frances McDormand), tan sutil como amarga. Más allá de sus excesos, dos horas de cine palomitero de buen nivel, altamente disfrutable.


6 comentarios:

David dijo...

Hace años que no la he vuelto a ver. Está bien y es entretenida...pero bueno, es una película. Por lo visto, el FBI hizo más bien poco por esclarecer aquellas muertes (de hecho, Hoover estaba en contra de los grupos por los derechos civiles; en fin..)
Un saludo y pasa buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, David, efectivamente, es una peli, no más, pura ficción, bien construida, pero sin que haya verle mayor trasfondo ni pretensión. Lo de no esclarecer según qué cosas en función de según qué intereses es una constante histórica: pasó entonces, en ese caso; pasa ahora, en muchos casos; y cabe temer que seguirá pasando, en tantos otros.

Un fuerte abrazo también para tí e idénticos deseos de que pases buen fin de semana.

Corpi dijo...

Magnífica película. Aunque hace años que la vi, mantengo un buen recuerdo.
Aprovecho para desearte un feliz año, amigo.
Salud

39escalones dijo...

Me gusta esta película, especialmente por Gene Hackman, que siempre ha sido un fenómeno. Personalmente, sin llegar a considerarla intelectual, tampoco la colocaría al nivel del mero cine alimenticio. A nosotros nos pilla un tanto desenfocados porque no vivimos la cuestión racial directamente, eso es todo. Con todo, en efecto, es demasiado complaciente con la autoridad federal, la cual, como hemos visto en Ferguson y tantas veces antes, incluso ahora, con un presidente negro, no siempre está a la altura.
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Corpi, buenas tardes; qué grata sorpresa verte dejar un comentario por estos pagos, me alegra ver que aún andas ciber-activo. Feliz año también para tí, y ojalá haya ocasión para muchas pelis (buenas, malas, regulares, que de todo ha de haber) y muchas reseñas en el blog. Y a ver si me dejo caer por el tuyo, que veo que también has recuperado actividad.

Un abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, Alfredo, igual con el adjetivo palomitero se me ha ido un poquito la mano, no te lo voy a discutir. La peli es, desde luego, interesante, cuanto menos. Y Hackman está impresionante (claro que eso y no decir nada viene a ser lo mismo: ¿cuándo no está Hackman impresionante...?), aunque el resto del elenco tampoco desmerece lo más minimo. Buena cinta, sí, sin duda. Y con un contenido de fondo que, por desgracia, no ha perdido la más mínima vigencia.

Un abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.