jueves, 20 de marzo de 2014

¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind; U.S.A., 2004)


* Audiocrítica de la película '¡Olvídate de mí!' (Eternal Sunshine of the Spotless Mind; U.S.A., 2004), de Michel Gondry, con Kate Winslet y Jim Carrey.-


Aquejado de una astenia escritora que poco tiene que ver, me temo, con la primavera (dado que arranca de bastante antes de que, hace unas horas, diera inicio la susodicha), he optado por actualizar el blog con una audiocrítica de una peli que revisé recientemente, y que me sigue pareciendo una propuesta de lo más interesante.

El audio es, desde un punto de vista técnico, bastante rústico (y ya me estoy aplicando una indulgencia excesiva y, por supuesto, inmerecida), amén de que, habiendo sido realizado sin ningún tipo de borrador ni guión previo, resulta un tanto deslavazado. Pero, a día de hoy, es lo que hay.

Eso sí, son solo seis minutitos. En la insoportable 'le-web-dad' del Internet, igual pueden suponer casi una eternidad, pero ya les aseguro, amigos/as oyentes, que no, que se pasan en un suspiro. De veras...

Ah, el enlace, aquí

6 comentarios:

Josep dijo...

Esa es una de mis pendientes y lo cierto, Manuel, es que le tengo ganas porque aparte de todo lo que tú mentas en tu comentario, siento mucha curiosidad por ver cómo se desenvuelve tan variopinto elenco.

El invento de la audiocrítica no está mal, aunque prefiero leer, quizás porque ni en cien años sería capaz de orquestar -sin guión ni muletas ni nada- un parlamento de más allá de treinta segundos, o eso me parece. me impresiona cómo puedes vencer el pánico del micrófono hambriento...
Un abrazo.

39escalones dijo...

Este título es, precisamente, lo que pienso cuando me acuerdo de Jim Carrey...
Gondry me parece, junto a Wes Anderson y alguno más, de los mayores "blufs" que nos acosan hoy en día.
Sigo pensando que esa voz es una mina.
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Josep, buenos días; no sé si te gustará, porque no tengo muy claro que esta peli se mueva en los registros que a tí te puedan resultar más gratos, pero, desde luego, no creo que esté de más que le des una oportunidad, aun cuando sea solo para deshacerte del picor de la curiosidad...

El pánico del micrófono hambriento, no sé, yo es que soy muy charlatán y no me impone mucho la perspectiva de tener que darle a la 'sin hueso' por un ratito, incluso aunque el ratito sea largo. Además, con estos micros cibernéticos, que ni se ven, ni se sienten, ni se padecen, tampoco es para tanto. Otra cosa es en las emisoras de verdad, con esas alcachofas que sí que dan un poco de yu-yu. En fin...

Un fuerte abrazo, gracias por comentar y que tengas un magnífico fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Alfredo, buenos días; ya veo que la peli, ni fu, ni fa, y Carrey (que creo que aquí, al igual que en Truman, da, y con diferencia, lo mejor de sí mismo), incluso algo más impronunciable, probablemente.

El de Gondry, como el de Anderson, es un perfil de director que se hace muy caro al sector más gafapasteril del público y de la crítica, con lo que eso comporta para bien y/o para mal. No sé, supongo que es cuestión de acercarse a ellos con tal prevención, y nada más (bueno, yo es que de Anderson, pese a eso, aún no he visto ninguna, y ya va siendo hora...).

¿Voz, mina? ¿Eso no es de Joselito, o de Antonio Molina?

Un abrazo enorme y que tengas un muy buen fin de semana.

José Núñez de Cela dijo...

Carrey sigue siendo un eficaz repelente para evitar la entrada en los cines, excepción hecha (que siempre las hay) de Man on the moon.

Saludos!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, José, buenas tardes; no te iré yo a proclamar una (inexistente) devoción por el amigo Carrey, pero creo que en esta peli ofrece un perfil bastante alejado del muestrario desmadrado de muecas de sus comedias y le da a su personaje el tono adecuado y medido. Pero, bueno, esas son apreciaciones, no más, claro está...

Un abrazo y buen fin de semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.