lunes, 23 de septiembre de 2013

La gran familia española (España, 2013)

Vemos conforme a lo que miramos. Y construimos un mundo de acuerdo a lo que vemos. Partiendo de tales consideraciones, parece claro que Daniel Sánchez-Arévalo viene construyendo, al menos cinematográficamente, un mundo tejido alrededor de la familia y la pareja, dos microcosmos tan reducidos como universales. Su última propuesta, 'La gran familia española', más allá de la explicitud de su título, viene a apuntalar aún más, si cabe, ese mundo en construcción, y coloca otra piedra más en un edificio que va mostrando una línea 'arquitectónica' perfectamente reconocible.

El 'edificio', francamente, es acogedor, no tanto por un diseño en el que quizá hay un exceso de escaleras y toboganes, que suben y bajan permanentemente (de la comedia al drama, del drama a la comedia, sin solución de continuidad), sino, sobre todo, por el hecho de que el mismo se encuentra habitado por un puñado de seres que, aquejados de una bondad intrínseca y radical e instalados en un 'buenrollismo' existencial que ni el conflicto emocional más convulso puede hacer tambalear, no parecen tener misión más clara en esta vida que la de hacerse querer.

No son, precisamente, conflictos emocionales los que faltan en la trama de esta última entrega de Sánchez-Arévalo: las relaciones entre los hermanos —todos ellos aquejados de alguna disfunción, permanente o transitoria—, y la influencia que sobre las mismas ejercen elementos de pareja que siempre empiezan y/o terminan configurando triángulos, son terreno abonado para desplegar pasados oscuros, presentes quebradizos y futuros inciertos, con toda la carga de sentimientos que eso arroja sobre vivencias y situaciones. Todo, eso sí, desplegado en ese universo limitado en el que los personajes vuelcan lo más granado de su emotividad: en su relación con el mundo exterior, son personas con problemas (económicos, de salud, de trabajo), pero éstos se minimizan, de manera que todo gozo y todo sufrimiento siempre encuentran su origen (y su resolución, más o menos alambicada —en algún caso, el guión se 'dispara' hacia situaciones cuanto menos exageradas—) en circunstancias vinculadas a episodios y vivencias situadas en ese núcleo familiar.

El director, no obstante, no se deja asfixiar por ese cúmulo de emotividad, y, con la ayuda de un elenco perfectamente engrasado —algo que, sin duda, es el fruto de un prolongado tiempo de experiencias en común: con alguna adición especialmente destacable (son los casos de Verónica Echegui, Patrick Criado o Roberto Álamo, con tres actuaciones cercanas a la brillantez), ahí están Quim Gutiérrez, Antonio de la Torre o Héctor Colomé como piedras angulares del mismo— aprovecha la espita del humor para ir liberando presión, de forma tan metódica como eficaz, a un desarrollo dramático que, sin esos episodios (que desprenden una alegría contagiosa), se convertiría en algo plúmbeo y difícilmente soportable, habida cuenta que la presencia de ese elemento temático que, a priori, podría aspirar a constituirse en una suerte de 'personaje adicional' (la final del Mundial de Sudáfrica de 2010), nunca pasa de ser (y no se sabe si para bien o para mal...) un mero aspecto contextual.


¿El resultado final? Una propuesta desigual, pero atractiva por momentos; un divertimento ligero, en el que no hay cabida para un mínimo atisbo o mirada a una realidad social 'exterior' de otro calado o perspectiva (Sánchez-Arévalo parece tener claro que el 'negociado' de la crítica social en nuestro cine está perfectamente 'gestionado' por otros directores con una vocación clara en ese sentido); y un conjunto narrativo que se inserta en una línea que, tanto por caligrafía como por temática, se puede calificar ya, a estas alturas, de perfectamente reconocible e identificable. ¿Autoral, pues? No lo sé. Solo sé que, poco antes del final, Iniesta mete un gol. El gol. ¿Se puede pedir más...?  

CALIFICACIÓN: 6 /10.-

Cartel final de “La gran familia española” – Copyright © 2013 Atípica Films, Mod Producciones y Antena 3 Films. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

13 comentarios:

39escalones dijo...

No la veré, amigo Manuel, al menos ahora, en el cine. Como he dicho a tu vera en otro sitio que ambos frecuentamos, la actual comedia española es poco más que un capítulo de cualquier serie televisiva de treintañeros alargado e inflado. En este caso, aunque sea de rebote, que vaya acompñado del fútbol no augura nada bueno. Tampoco me gusta el título, la verdad (ni por la alusión al tópico nacional, ni por su evocación de aquellas historias de la Gran Familia de Closas y López Vázquez), y me preocupa que S. Arévalo, con lo bien que estuvo en su debut y, a pesar de sus imperfeccciones (letales, creo) en "Gordos", hizo una obra valiente y arriesgada, venga en cuesta abajo desde "Primos", entregándose al "caca-culo-pedo-pis" y al romanticismo televisivo plano y monocorde. En fin, veamos qué hace, o qué le dejan hacer más adelante. Pero esta, y que me perdone Iniesta, me la salto.
Abrazos

Anónimo dijo...

Je, je, je... queridos míos, a mí ya sabéis que me pudo la conexión emocional... y que cumplió con un objetivo que tenía yo esa tarde de cine: pasármelo bien, disfrutar y salir con una sonrisa... A veces soy así de simple y fácil de contentar.

Pero me encanta descubrir vuestras miradas, vuestros más y vuestros menos respecto dicha obra cinematográfica (que son bastante, bastante interesantes y además facilitan nuevas lecturas).

Lo que sí es cierto es que creo que Sánchez Arévalo seguirá haciendo cine y seguro que le queda muchas sorpresas por darnos... o desilusiones. Pero no deja indiferente.

Besos
Hildy

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Alfredo, buenos días; totalmente de acuerdo contigo en lo del título (como las fincas aquellas, manifiestamente mejorable...). En cuanto al resto de elementos de la peli, sigo pensando que sin ser, ni muchísimo menos, redonda (a años-luz, desde luego, de la brillantez de Azuloscurocasinegro), queda algo por encima de toda esa pléyade de títulos que, como tú bien apuntas, se mueve (entiendo que por vocación propia e interés comercial evidente) en una pauta televisiva, dicho sea esto en el peor sentido del a expresión. Habrá que estar atentos a su próxima producción; no creo que vaya a cambiar su línea, muy definida, pero dispone de amplio margen de mejora.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Hildy, buenos días; por la parte que me toca, me alegra que saques algo de 'sustancia' de las discrepancias, que de eso se trata. Yo también espero que Sánchez Arévalo siga haciendo cine (vocación no le falta al hombre, desde luego), aunque, viendo el estado de nuestra industria, tampoco sea eso algo que se puede dar por sentado de manera irremisible. En fin...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

José Núñez de Cela dijo...

Me interesa todo lo que ha fimado hasta ahora. Trataré de verla aunque al final iniesta marque.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, José, buenos días; si te gustaron las anteriores, ésta te va a gustar, sin duda alguna, dado que se mueve en coordenadas (de tono, de tema, de estilo) muy similares. Así que ya sabes, aprovecha el fin de semana, y a disfrutarla.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

David G. Panadero dijo...

Aunque algunas de sus películas, por momentos, me parecen traídas por los pelos, siempre acabo conectando con su sentido del humor.

Felicidades por el blog; visitaré a menudo.

Noemí Pastor dijo...

Yo me he resistido hasta ahora, pues había algo en "Primos", algo telefílmico y antenatresero quizás, que no acabó de gustarme.
Pero me parece que no me voy a resistir más y voy a intentar paras un buen rato. Ya te contaré.

Noemí Pastor dijo...

Pasar un buen rato. Quería decir pasar un buen rato, que bailo las letras.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, David, buenos días; me alegra que sintonices con el humor de Sánchez Arévalo, y me alegra, también, que te haya gustado esta humilde cibercasa: pasa cuantas veces desees, y espero que lo disfrutes.

Un abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Noe, buenos días; lo de 'antenatresero' creo que es muy, muy descriptivo, pero no sé si totalmente aplicable a la producción de Sánchez Arévalo (aunque igual un puntito de ello sí que tiene). Ya nos contarás, en todo caso, cuando veas...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Ander dijo...

"La gran familia...la gran cagada!"

Aquí un aficionado del deporte que esperaba ver una familia celebrar y festejar lo que fue un logro espectacular y lo único que vi fueron 10 segundos del partido.

Argumento flojo y los puntazos de la película pude verlos en el anuncio que duró 3 meses en la televisión.

Gracias por destrozar uno de los pocos buenos momentos de España en la última década.

Uno que no ve más películas españolas... Zugarramurdi otra que tal...enfín.

Saludos desde http://www.votatuprofesor.com.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.