viernes, 7 de septiembre de 2012

Woody Allen, el 'excursionista'


Leo en el último número —el del presente mes de setiembre— de la revista Fotogramas, una entrevista a Woody Allen, con motivo del inminente estreno de su último film, ‘A Roma con amor’. El texto no deja de ser una entrevista promocional de manual, repleta de loas y tópicos en torno al objeto de la promoción; en ese sentido, nada digno de especial mención, ni para bien ni para mal. Pero hay dos cuestiones puntuales, de índole más general, que me llaman poderosamente la atención. Una, es la relación de países (concretamente, Rusia, China, Argentina, Brasil, Suecia, Dinamarca, Alemania y Austria, entre otros) que, según hace constar el autor de la entrevista —Álex Vicente— que manifiesta el director (y no tengo motivo alguno para dudar de la veracidad ni del uno ni del otro), se han ofrecido a Woody Allen para albergar el rodaje de su próxima película. Y la otra es la manifestación, rotunda y palmaria, del propio Allen (y tampoco tengo por qué dudar que así de rotunda y palmariamente lo haya expresado) de que él está dispuesto a ir a rodar sus películas allá donde le ofrezcan el dinero necesario para ello. Más claro, agua…

Y es una lástima. Desconozco el estado de las cuentas personales de Woody Allen; no sé si el mismo le permitiría retirarse de toda actividad remunerada sin merma del (opulento) tren de vida que ha venido manteniendo hasta la fecha: sus querencias intelectuales y su aspecto sencillo y desgarbado no deberían llevar a engaño sobre tal circunstancia. Pero que alguien que ha exhibido el talento cinematográfico de Allen durante tantos y tantos años, y tantas y tan extraordinarias películas, haya decidido dedicarse ya de manera explícita y permanente al cine a subasta y demanda, con todo lo que ello comporta, no deja de ser una auténtica lástima, especialmente para aquellos que profesamos un cierto cariño por el corpus cinematográfico alleniano, compuesto por un buen puñado de cintas entre las cuales, y más allá de los inevitables altibajos de nivel artístico (imposibles de soslayar cuando se es tan prolífico como él), no falta un buen puñadito de obras maestras.

Así que, amigos lectores, ya saben: la colección de vídeos turístico-promocionales (larga duración) iniciada con ‘Vicky Cristina Barcelona’ (de la que, casualmente, me escapé…), y continuada con los correspondientes a París y Roma, parece que gozará de una addenda tan extensa como permita la longevidad  del autor y la generosidad con que extiendan sus cheques los productores locales de turno. Eso sí, a mí, que ya piqué ingenuamente con su ‘Midnight in Paris’ —esa celebradísima cinta, que concitó un entusiasmo crítico generalizado que sigue constituyendo, para este torpe juntaletras, un misterio más profundo que el de la santísima trinidad…—, no me volverá a pillar. Para documentales sobre ciudades, los de Lonely Planet o los del National Geographic; y para paliar las penas cinéfilas, quitarles las motillas de polvo a los DVD de ‘Hannah y sus hermanas’, ‘Misterioso asesinato en Manhattan’, ‘Delitos y faltas’ o alguna que otra similar, y darle al play. Asunto resuelto…

* Grageas de cine LXXX.-

* La fotografía que ilustra esta reseña es obra de ThomasThomas, y se publica bajo una licencia Creative Commons.-

18 comentarios:

Elvira dijo...

Pues te doy la razón, totalmente. Aunque yo sí picaré alguna vez más. Porque me entretiene, aunque no sea la calidad de antes.

Un abrazo

Josep dijo...

Pues sí. De esas excursiones que inició en mis aledaños hasta ahora no he catado ninguna, por el repelús que sentí al padecer en la radio matinal la campaña de la primera y quedé escaldadísimo; y hasta hoy, todavía no he sentido demasiada curiosidad por ver ninguna: algúin día, quizás, no sé, puede...

Un abrazo.

angel dijo...

Y yo bien que lo siento, pero se ve a la legua la delicada situación. Lastima empañar una carrera así al final.

Laura Uve dijo...

He visto la de París y estoy de acuerdo contigo en que es una pena que este gran director acabe así.

Pero la pela es la pela.

Un abrazo!!

BCNdays dijo...

La próxima la producirá la Lonely Planet XD en fin.. yo creo que sí que seguiré picando..
Un abrazo Manuel!!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Entretener,entretendrá, de eso no tengo duda, compa ELVIRA; pero me temo que no de la misma manera en que antes, que no solo entretenía, sino que, además, emocionaba, conmovía. Al menos, a mí y a muchísima más gente...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

babel dijo...

Amigo Manuel, de algo tiene que comer el hombre, ¿no? No todo van a ser obras maestras para un director que ya produce casi una película por año. Yo no lo veo como una venta al mejor postor, aunque es cierto que la calidad general ya no es lo que era, pero es algo así como un aprovechamiento de lo sembrado en años para ganarse bien la vida. No todos pueden hacerlo... más bien pocos, diría yo.

Por cierto, a mi la de París me pareció una película fenomenal. Consorte de Sarcosí incluida, aunque cante sobremanera.

Leñe, me acabo de dar cuenta de que has cambiado el nombre del glob!

Saludos cinéfilos ;)

Anónimo dijo...

... Yo sigo fiel a la cita anual con Woody Allen. Y sigo teniendo bastante confianza en Allen como director de cine de trayectoria y evolución interesante. Incluso en las películas que menos puedan gustarme (Vicky Cristina Barcelona) hay personajes, diálogos y situaciones que me siguen entusiasmando.

Midnight París me pareció una buena historia Y un buen análisis sobre la nostalgia y espero con deleite irme con él por las calles de Roma...

Señalar que éstas son sus tres películas por tres ciudades europeas, por cierto, muy cinematográficas (bueno se fue a Venecia y a París en TODOS dicen I love you... y también...). Y no hay más. Y puede que se vaya a otras ciudades, otros escenarios, pues puede... De momento su próximo proyecto transcurrirá en su Nueva York amado y en San Francisco.

Creo que la trayectoria de Allen a partir del año 2000 promete un interesante análisis. Entre su viaje de Barcelona a París nos encontramos con dos películas que no fueron muy valoradas y sin embargo me parecen fundamentales en su trayectoria: SI LA COSA FUNCIONA y CONOCERÁS AL HOMBRE DE TUS SUEÑOS. Sigue su particular mirada y juego con los géneros cinematográficios dejándonos EL SUEÑO DE CASANDRA, MATCH POINT o la divertidísima GRANUJAS A MEDIO PELO... Sin abandonar nunca la filosofía (MELINDA Y MELINDA). Y sus preguntas sobre el destino y la suerte.

Pero quizá el punto más llamativo en el siglo XXI de Woody Allen es el paso a la magia, a lo fantástico, al más allá, los saltos en el tiempo (La maldición del escorpión de Jade, Scoop, Midnight París...).

En fin mi querido Manuel... es que a mí Woody... siempre me sorprende (incluso en sus peores películas que no digo que no las tenga... pero las aguanto mucho mejor que otras películas).

Creo que nos seguirá sorprendiendo... y creo que ofrecerá siempre algo más que turismo. El que ya mire con sus ojos y traslade su universo y sus álter egos aporta algo diferente seguro.

Besos... y perdona por el rollo pero me has hecho pensar mucho.

Hildy

Anónimo dijo...

... Yo sigo fiel a la cita anual con Woody Allen. Y sigo teniendo bastante confianza en Allen como director de cine de trayectoria y evolución interesante. Incluso en las películas que menos puedan gustarme (Vicky Cristina Barcelona) hay personajes, diálogos y situaciones que me siguen entusiasmando.

Midnight París me pareció una buena historia Y un buen análisis sobre la nostalgia y espero con deleite irme con él por las calles de Roma...

Señalar que éstas son sus tres películas por tres ciudades europeas, por cierto, muy cinematográficas (bueno se fue a Venecia y a París en TODOS dicen I love you... y también...). Y no hay más. Y puede que se vaya a otras ciudades, otros escenarios, pues puede... De momento su próximo proyecto transcurrirá en su Nueva York amado y en San Francisco.

Creo que la trayectoria de Allen a partir del año 2000 promete un interesante análisis. Entre su viaje de Barcelona a París nos encontramos con dos películas que no fueron muy valoradas y sin embargo me parecen fundamentales en su trayectoria: SI LA COSA FUNCIONA y CONOCERÁS AL HOMBRE DE TUS SUEÑOS. Sigue su particular mirada y juego con los géneros cinematográficios dejándonos EL SUEÑO DE CASANDRA, MATCH POINT o la divertidísima GRANUJAS A MEDIO PELO... Sin abandonar nunca la filosofía (MELINDA Y MELINDA). Y sus preguntas sobre el destino y la suerte.

Pero quizá el punto más llamativo en el siglo XXI de Woody Allen es el paso a la magia, a lo fantástico, al más allá, los saltos en el tiempo (La maldición del escorpión de Jade, Scoop, Midnight París...).

En fin mi querido Manuel... es que a mí Woody... siempre me sorprende (incluso en sus peores películas que no digo que no las tenga... pero las aguanto mucho mejor que otras películas).

Creo que nos seguirá sorprendiendo... y creo que ofrecerá siempre algo más que turismo. El que ya mire con sus ojos y traslade su universo y sus álter egos aporta algo diferente seguro.

Besos... y perdona por el rollo pero me has hecho pensar mucho.

Hildy

39escalones dijo...

Me parecen muy injustos, por superficiales, los comentarios al respecto. Seguramente, que la entrevista haya sido publicada por un medio tan poco analítico, profundo e inteligente como "Fotogramas", una de las dos peores (la otra es "Cinemanía") revistas pretendidamente de cine (son más bien publirreportajes de las películas) que hay en España, tiene bastante que ver. Pero que "Fotogramas" sea superficial no quiere decir que no debamos ir más allá de lo que dicen que Allen ha dicho, lo cual es muy distinto de lo que dijo, y lo sé porque otros medios se han hecho eco de las mismas declaraciones o han realizado entrevistas similares. A saber:

1) hasta hace una década, cada película de Woody Allen salía por 10-15 millones de euros, que no tenía mucho problema en reunir con sus productores habituales y puntuales asociaciones con canales de televisión o distribuidoras y exhibidoras americanas; estos costes, a causa sobre todo de cuestiones sindicales y contractuales surgidas de Hollywood y ajenas a él han multiplicado los costes de un rodaje normal de Allen al doble. Si añadimos que rodar en Nueva York es muchísimo más caro que hace veinte años, hablamos de presupuestos que Allen no ha manejado en su vida

2) la necesidad de multiplicar la inversión obliga a Allen a buscar financiación en medios más oficiales del Hollywood común y corriente, de los que ha huido toda su vida. Los cuales, obviamente, se mueven con el criterio inversión-margen de beneficio, y que no están dispuestos a invertir 30 kilos sin aspirar a recuperar en taquilla la inversión, lo cual puede ser fácil con algunas películas de Woody -no en USA, sino en recaudaciones extranjeras- pero imposible con otras.

3) Esto hace que esos inversores comprometan su dinero a la posibilidad de controlar el casting, el guión, el montaje, o las tres cosas a la vez, cosa a la que Allen, acertadamente, se niega en rotundo.

4) Es un tío que va a película por año desde hace décadas, que ha construido así su vida, y que no quiere renunciar, ni tiene por qué hacerlo, a su modo y medio de vida.

5) En Europa y otros lugares le ofrecen a Allen sus presupuestos de siempre y el control total de sus proyectos, por lo que Woody viaja y hace películas no donde le pagan, sino donde le permiten hacer cine tal y como lo ha hecho durante toda su carrera: como le sale de las narices

6) Allen comete el error de acercarse a los lugares donde rueda con óptica de turista. Pero no por capricho o por incompetencia, sino porque, al igual que con Nueva York, intenta que sus personajes se mimeticen con los entornos por los que se mueven, que sus personajes sean estereotipos, imágenes, símbolos de la ciudad por la que transitan, encarnen sus valores, modos de vida o contextos.

7) Coincido contigo en que "Midnight in Paris" es muy inferior a lo que la mayor parte de la crítica ha cantado y alabado, exceptuando algún diálogo brillante y un par de situaciones de lo más lúcidas (ese detective...).

Me gustaría que la gente que ha comentado leyera estas líneas -abusivas de tu confianza, sin duda- y después reflexionara acerca de lo que ha dicho. No es mi propósito defender a Woody Allen a toda costa -yo mismo cargo contra muchas de sus últimas películas- pero sí sugerir al personal que sea un poco más cauto al criticar según qué cosas, y que haga un esfuerzo por contextualizar comentarios y declaraciones que son medios de comunicación torpes y poco rigurosos los que pervierten, estropean y desnaturalizan de manera muy poco profesional.

Abrazos (y disculpas)

Manuel Márquez Chapresto dijo...

En primer lugar, y ante todo, un comentario genérico, para pediros disculpas a todos/as los/as que habeis comentado, por la tardanza en contestar. Sin excusas ni justificación, vaya...

Un abrazo y voy respondiendo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues nada, compa JOSEP, ya sabes que somos dos, y algunos, bastantes más (aunque conociéndome como me conozco, me temo que terminaré picando en alguna que otra, no más sea que por curiosidad malsana...). Si ves algún día alguna, ya sabes, a contarlo, que se te lee...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No sé, compa Ángel, si llegará a tanto como a empañarla; al fin y al cabo, este hombre ha hecho tanto y tan bueno, que mucha morralla tendría que acumular para poder echar baldón de tamaño calibre. Pero sí que está claro que a algunos, lo que es gustarnos, pues no nos gusta, cierto...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, compa LAURA UVE, poderoso caballero, ya se sabe. Y, ojo, que no le cuestiono a este hombre su legítimo derecho a ganarse la vida (y muy ricamente, dicho sea en todos los sentidos de la palabra...) con aquello que quiere y sabe hacer (y ha hecho toda la vida). Pero, al final, es lo de los barcos y la honra (o la teta y la sopa, en su versión más pedestre). En fin...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, compa BCNDAYS, no sería esa mala productora, no, le vendrían muy bien estas pelis para su fondo de armario: pedigrí garantizado... Eso sí, dado que es previsible que las veas, ya tenemos a alguien que nos ponga al tanto sobre su contenido y nivel. Fenomenal...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Como ya he apuntado antes, compa BABEL, no seré yo quien cuestione el legítimo derecho de Woody Allen (o de Pepe Pérez, llegado el caso) a ganarse la vida con una actividad legal y no dañina. Y no sé hasta qué punto dispone, o no, de otras alternativas que le pudieran placer y valer al respecto. Pero que es un planteamiento que a mí, particularmente (y supongo que a bastante gente más), no me agrada.

En cuanto a Midnight en París, está claro que no compartimos entusiasmos; ni sobre la peli ni sobre Carla Bruni, que, cierto es, no está mal, pero es que tampoco tiene mucho margen de fallo.

Ah, y gracias por el apunte sobre el cambio de nombre; eres la única que lo ha advertido expresamente. Ése de 'Muchas pelis...' era el 'grito de guerra' con el que me manejaba en una lista de correo de cine hace muchos, muchos años (el compa Josep sabe bien de qué va la peli, nunca mejor dicho...).

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Veo, compa HILDY, que tratas la trayectoria de Allen, incluida la más reciente (y cuestionada), con tremendo cariño: probablemente merecido, no te lo discuto, pero que a mí me cuesta mucho proyectar sobre estas pelis 'turísticas' que nos ha 'regalado' en estos últimos años. Y en las que haga en lo sucesivo, seguro que destellos y apuntes brillantes habrá, más allá de que el nivel global de las propuestas diste del de sus obras señeras. Pero yo hubiera preferido que Allen no hubiera entrado en esta dinámica creativa, en estas circunstancias. ¿Que lo ha hecho porque no tenía alternativa, si quería seguir haciendo pelis? Probablemente. Pero...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa ALFREDO, la tuya es eso que se viene a denominar una 'enmienda a la totalidad', y que no abarca solo a los comentarios previos, sino también a la reseña de la que arrancan. Eso sí, muy bien fundamentada y explicada, con datos e informaciones de enjundia, algunos de los cuales conocía y 'controlaba', y otros, no.

Solo quería hacer dos apuntes, o matices, sobre él, relativos a dos cuestiones puntuales:

- Fotogramas; no voy a defender una revista a la que le tengo cariño por motivos 'históricos' (y por los cuales, de hecho, la sigo comprando y leyendo), pero que me consta que se mueve en los parámetros en que se mueve (como cualquiera otra en los suyos). Pero tampoco tengo por qué cuestionar, más allá de lo que pueda hacerlo con cualquier contenido periodístico de cualquier medio (sabiendo cómo está el patio y cómo funciona el asunto...), un apunte concreto de una revista, y más todavía cuando el mismo se me aparece perfectamente coherente (por una vez, y sin que sirva de precedente...) con mi apreciación de los hechos. Y, además, me parece bien que Woody Allen no se 'corte un pelo': hago las pelis donde me las pagan y punto pelota. Con un par...

- Control total de los proyectos; dudo mucho que quien pone la pasta en una peli, sea en Hollywood o en Constantinopla, no meta la mano (o la manopla, puestos a hacer un pareado chungo...), tanto da si quien lo dirige es Woody Allen o la mismísma reencarnación de Ernst Lubitsch. ¿En elementos accesorios y que no afectan a la chicha del proyecto, tal como Allen lo concibe? Pues sí, probablemente. Pero, como las meigas, haberlos, haylos...

Y no hay nada que disculpar, compa: éste es un territorio en el que, con el debido respeto en las formas y fondos, cada cual opina con total libertad (o, al menos, eso espero...)

Un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.