miércoles, 5 de septiembre de 2012

Prometheus (U.S.A., 2012)

Viene siendo un lugar común, en los numerosos apuntes críticos que he tenido ocasión de leer, oír y/o ver, en diversos medios, sobre ‘Prometheus’, el aludir a que se trata de un film que peca de indefinición, en la medida en que no se decanta claramente por uno de los dos polos ‘tonales’ entre los que se mueve: el de la peli de terror pura y dura, en la que el monstruo protagonista marca, a sangre y fuego, el desarrollo de la acción; y el del film de ‘tesis’, en el que prima la reflexión acerca de sesudas y profundas cuestiones morales y filosóficas (aquello tan manido y sobado del quiénes somos, de dónde venimos, y tal, y cual, y pascual…).

Y me pregunto yo, después de haber visto el film: ¿por qué esta película —o cualquier otra— tiene que renunciar a ese punto ecléctico y disperso, y decantarse por una línea clara, concreta y específica? Más allá de sus ampliamente pregonados agujeros de guión (que a alguien que, como yo, no ha visto las películas de la saga Alien, con la que ésta entronca argumentalmente, le cuesta mucho detectar) o de que sus proclamas o mensajes filosóficos puedan resultar ingenuos, naif o pretenciosos, a mí ‘Prometheus’ me ha parecido un divertimento magníficamente rodado, con una ambientación asombrosa (y sobre la cual me trae absolutamente el fresco el cálculo y distribución porcentual de efectos digitales y analógicos: mi pobre y limitado ojo es incapaz de apreciar en pantalla la diferencia entre unos y otros) y un ritmo narrativo intenso y potente.

¿Funciona? Como tesis filosófico-doctoral o biblia para confusos y atormentados, es probable que no (parece que la tercera entrega de Batman, con la que ha compartido presencia en cartelera, funciona bastante mejor en ese sentido, aunque eso es algo que aún no he podido constatar de manera directa). Pero como cine palomitero de nivel, rotundamente sí. Para algunos (por ejemplo, para mí), suficiente; el alimento del espíritu lo busco en otros pesebres... 

* Grageas de cine LXXIX.- 

* Nota complementaria: como se supone que esto del cine me sabe a poco, he abierto un nuevo blog, dedicado a temas deportivos. Con lo cual, a todos los que el presente leyeren y entendieren, se hace saber tal evento. Un enlace a él, aquí.

19 comentarios:

Roy Bean dijo...

Precisamente con Prometheus me he reencontrado con el cine en pantalla grande y sala oscura desde hace casi dos años. Me ha gustado, quizás en parte por eso y coincido con vd. que deje abierta tantas puertas, yo no he leído ninguna crítica, pero si recuerdo bien, creo que alguno de los guionistas de Lost andaba por ahí metido, lo que apuntala aún más ese "dejar puertas abiertas" y por varios sitios, vamos que ese eclécticismo a mi no me molesta en absoluto, y creo que le da parte de su jugo.

Un abrazo
Roy

Kinezoe dijo...

Tú lo has dicho: cine palomitero de nivel. No entiendo cómo han podido atacar tanto a esta peli, mientras que otras de similar nivel fueron encumbradas incluso antes de su estreno ("La leyenda renace", sin ir más lejos). A mí no me defraudó. Una más que correcta película de género que es preciso ver en pantalla grande si se tiene la oportunidad (y el dinero). Que no es que salgan muchos trabajos dignos en este género, dicho sea de paso... Sólo el tiempo dirá cuán grande es "Prometheus".

Un fuerte abrazo.


PD: Te recomendaría encarecidamente que vieras las dos primeras pelis de la saga "Alien", no te defraudarán. Del resto puedes prescindir sin ningún tipo de remordimiento.

RAFA V dijo...

Como bien dicen por aquí, las dos primeras partes de la saga son un imprescindible de la ciencia ficción. Un poquito más seria la primera, pero las dos en muy buen nivel.
Ya queda poco para que salga el DVD de Prometheus, y tengo muchas ganas de hincarle el diente. Me defraudará como casi todo lo de Ridley Scott desde Blade Runner, pero hay que reconocer que puso el listón muy alto. Saludos!

39escalones dijo...

Para mí es ese justamente el problema, que se queda en cine palomitero, no por voluntad, sino por incompetencia o incapacidad para llevar la película más allá. ¿Acaso es Ridley Scott un director de películas veraniego-palomiteras? ¿Acaso ha pretendido eso alguna vez? Como ocurre siempre cuando se prolonga una saga demasiado (en este caso en cuanto James Cameron metió mano en la segunda parte) o cuando el autor principal vuelve tras muchos años al objeto de su mayor éxito -casi siempre por falta de creatividad o por el ansia de hacer caja fácil- los nuevos productos devalúan, pervierten, estropean la herencia, el poso, de su trabajo original. En este caso, "Alien" compaginaba magistralmente la ciencia ficción con el terror gótico, manejaba magníficamente la intriga, el suspense, el terror y la emoción, y al mismo tiempo sugería preguntas, perspectivas, temas, etc. Y ahora resulta que nos "conformamos" con que sea un buen acompañamiento para joder a los de la butaca de al lado mordisqueando palomitas y jodiendo la marrana con la bolsa de plástico...
El cine se va por el sumidero porque el público, que es el que paga, no exige más. Porque le han educado, con el tiempo -y por culpa de los años ochenta-, para no hacerlo.
Abrazos

39escalones dijo...

Por otro lado está la cuestión de la "dispersión" narrativa. Por lo general, es un problema que repercute en la incoherencia del guión o en la proliferación de lagunas que le restan solidez, profundidad, y que puede afectar negativamente a los personajes, en cuanto a que, con menos idea de hacia dónde va su desarrollo, peor es su construcción y, como efecto más que frecuente, más dificultosa su interpretación. En este caso, me parece que ambas vertientes están muy poco definidas, que se rinde demasiado tributo a lo visual y demasiado poco a lo narrativo -como en casi todo el cine de hoy para grandes públicos- y que una mayor definición de temas no ayudaría a mejorar la película.
Ridley Scott hace décadas que no define los temas de sus películas correctamente -excepto en "Blackhawk derribado", un bélico estupendo-; pierde demasiado el tiempo en lo visual pero es un pésimo guionista, y lo que es peor, contrata guionistas tan malos como él.
Más abrazos

Fernando R. Genovés dijo...

Esa indefinición de la película que señalas me desanima a verla, francamente. Desconcertante Ridley Scott, capaz de hacer obras maestras y cine-basura, ¿sin sucesión de continuidad...? Por lo demás, sólo he oído/leído críticas negativas del film.

Mira, a mí me gusta la filosofía. Pero en los libros y en cursos. No en el cine. Raro que es uno...

Salucines

V dijo...

Me sucede que creo que con esta película se ha obrado de forma inversamente proporcional a lo que durante años se ha hecho con "alien" y "Blade runner". Estas dos encumbradas sin medida al olimpo cinematogréfico de la obra de arte. Nuncahe compartido tales valoraciones. Me parecen dos buenas películas que miran más alpasado que al futuro. Alien es una recreación futurista del típoco cuento de terror gótico, con ínfulas trascendentales y buenas ideas visuales y de narración.
Blade runner mira con descaro al cine negro americano trasportado al año 2016. Su imaginería visual impactante no esconde alos arqwuetipos del cine negro de toda la vida.Y su presunto mensaje trascendental, me parece interesante, pero de menos alcance que lo que se le ha concedido.

Prometheus, salvo en su cuarto de hora final, nada tiene que ver con Alien. Ni en en cuanto al género, ni en cuanto al tratamiento. Lástima que los propios responsables no hayan sido capaces de sustraerse a ese reclamo.Esta película puede funcionar autonomamente sin el cordón umbilical de alien.
No me parececine palomitero, en absoluto. De ahí su fracaso. Y pese a que hay pasajes fallidos que están de más,el resultado es una pèlícula irregular pero sumamente atractiva.Y con diversos niveles de lectura. No me parece para nada que sea el bodrio del verano, como he llegado a leerno me acuerdo dónde.
Y además sale Charlize Theron, si no lo digo reviento. Un abrazo.

daniel dijo...

Aun no le he dado caza y espero hacerlo cuando llegue por acá a mi ciudad, aunque le tengo unas ganas enormes, desde principios de año es una de las que mas espero.
Parece resultar entretenida al menos :)
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Te voy a decir una cosa amigo Manuel, a mí me resultó entretenida (y punto... que no es poco) pero lo que más me ha gustado ha sido sin duda los debate cinéfilo-filosóficos que se han derivado después. Me lo he pasado fenomenal analizándola y debatiéndola.
Besos
Hildy

José Núñez de Cela dijo...

Buscar filosofía o respuestas tracendentales en una peli de ese tipo es algo ridículo (de entrada), aunque es verdad que el género está repleto de sorpresas, muy profundas algunas, no digo que no.

Personalmente no tengo intención de verla, aunque nunca se sabe , por ello, tampoco puedo opinar con criterio.

Saludos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Dos años sin pantalla grande. Menuda penitencia, compa ROY BEAN; por muy mal que esté la cartelera, se debe hacer duro (y no es que yo me prodigue demasiado, pero...). Lo de los guionistas de Lost también lo he leído en algún lado, pero como resulta y viene a parar que yo de Lost no he visto ni los créditos, pues nada, influencia descartada. ¿Te ha gustado? Pues fenomenal, de eso se trata, supongo...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues ya ves, compa KINE: se habla mucho de los caprichos y veleidades de la industria cinematográfica, pero me temo que, en cuanto a manías y tonterías, la crítica no le va nada a la zaga,y sorprende en muchas ocasiones encontrarse con ese fenómeno que señalas: productos de corte análogo y calidad similar que son tratados cual si de noche y día se trataran... Por suerte, la ví en pantalla grande y en 3D, y, desde luego, como espectáculo visual, es fastuoso, doy fe. ¿Lo de los Aliens? Pues habrá que ponerse en ello (los DVD andan por ahí sueltos, supongo...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No creo, compa RAFA V, en las pelis imprescindibles (imprescindible es comer, beber, respirar, dormir y alguna que otra cosilla así como más escatológica; de todo lo demás se puede uno apañar sin ello...), pero no niego que algo tendrá el agua de los primeros Aliens cuando tanto se bendice, y sí, intentaré verlas en algún momento. Juzgar a Scott por el nivel marcado en Blade runner es, además de injusto, ganas de jorobarse la tripa con una úlcera: pero si has marcado un nivel excelso con una obra primeriza, suele pasar. Mala suerte (eso sí, que le quiten lo 'bailao'...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Buf, compa ALFREDO, tras tamaño rapapolvos, no sé qué decirte. No voy a reivindicar ni a Scott, ni a su obra, en general, ni a esta peli, en particular; pero te digo como a RAFA V, exigirle a ésta que marque el nivel al que llegó con obras excelsas quizá no sea justo. Y el hombre tendrá que comer, y pagar la luz, y el agua, supongo. De todos modos, aun cuando solo sea por su aspecto visual, creo que Prometheus ya es un producto estimable, y en absoluto comparable a la mayoría de las mediocridades que viernes sí, viernes también, se ven en pantalla grande. Creo...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No sé muy bien, compa FERNANDO, si lo de esta peli es indefinición por vocación o por fiasco, pero, bueno, otros lo llamarían eclecticismo (o picoteo, no sé...). Por lo demás, estoy de acuerdo contigo acerca de la 'correcta ubicación' de la filosofía (bueno, si es barata, tampoco tengo inconveniente en tratarla en la barra de cualquier bar...).

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa V, creo que estamos bastante cerca en cuanto a valoración de la obra. Supongo que, en cuanto a valoración artística, le ha perjudicado su permanente comparación con Alien (más allá de si ésta está sobrevalorada, o no...), pero, naturalmente, ésa era una baza comercial a la que quien ha puesto una millonada en la propuesta no iba a renunciar así, tan ricamente... ¿Charlize Theron? Imponente. Cómo me hubiera cambiado por Idriss Elba durante los diez minutos de 'concesión'...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, compa DANIEL, de que resulta entretenido creo que puedes albergar poca duda (es algo que incluso las críticas más ácidas no han entrado a cuestionar, creo...).Y ya contarás cuando la veas.

Un abrazo y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Me alegro, compa HILDY, de que, al menos, te resultara entretenida. En cuanto al debate 'tremolínico' que se ha armado alrededor de ella, me supongo que forma parte del escenario previsible; y, desde luego, ten por seguro que, además de las delicias de aquellos que, de buena fe y gozosamente, disfrutais con ello, habrá supuesto también una enorme alegría para los promotores del film, aunque haya sido para hacerle de sonido de fondo a las maquinitas de contar los dólares. Ya se sabe...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No sé, compa JOSÉ, yo, en tu lugar, quizá le daría una oportunidad, porque tampoco está nada mal. Lo de meter filosofía o asuntos trascendentales en propuestas de este tipo es algo que no siempre está en la mente ni en la intención de los promotores (económicos y/o artísticos) de estos proyectos —a veces sí, no lo niego...—, pero que un cierto sector de la crítica se empeña en extraer con sacacorchos de donde, probablemente, no hay una gota de vino. Qué se le va a hacer...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.