martes, 24 de abril de 2012

Nader y Simin, una separación (Jodaeiye Nader az Simin; Irán, 2011)


SINOPSIS ARGUMENTAL.- Nader y Simin se divorcian. Simin quiere marchar al extranjero, en busca de un futuro mejor para Termeh, la hija de ambos, de 11 años. Nader se niega a abandonar a su padre, anciano, y enfermo de Alzheimer. Cuando Simin abandona el domicilio familiar, Nader se ve obligado a contratar a una persona que, durante su jornada laboral, atienda a su padre. Razieh, una mujer creyente y temerosa de Dios, pero algo apocada de carácter, será la que se encargue de esa tarea, si bien de forma no demasiado satisfactoria; de hecho, un serio percance será motivo de que Nader decida prescindir de sus servicios, momento a partir del cual se desencadena una serie de sucesos que desembocan en un litigio judicial por el que Nader se ve amenazado con acabar en prisión, y que dan pie a que tanto Simin como Termeh tengan que implicarse a fondo en su ayuda. Testimonios propios y ajenos, versiones contradictorias: todo un caleidoscopio en movimiento a la búsqueda de una realidad cuya precisión no es sencilla ni siquiera para los propios implicados.

EN UN PÁRRAFO.- Tras el relativo éxito de su predecesora ‘A propósito de Elly’ —un film en el que ya explora la misma dinámica de la confrontación (y confusión) entre casualidades y causalidades, como polos entre los que bascula el devenir cotidiano de las personas—, Asghar Farhadi cuaja una propuesta que, desde la austeridad formal, resulta brillante como narración cinematográfica de una historia en la que se ejemplifica magistralmente cómo las medias verdades (y su reverso de medios engaños) constituyen el mecanismo con el que los humanos nos pertrechamos para transitar por nuestra propia existencia minimizando daños y perjuicios (a nosotros y a los demás); una historia en la que las circunstancias dramáticas derivan de la concurrencia de factores no siempre controlables por sus protagonistas, de manera que todos, dada su universalidad, nos podemos ver reconocidos en ella. Como en la vida misma.

EN SU HABER.- 1, la precisión, milimétrica, de un guión que abrocha la trama con agilidad y detalle (mejorando, en ese aspecto, esa sensación de excesivos flecos sueltos que la propuesta anterior de Farhadi proporcionaba) y que, pese a la acumulación de circunstancias y avatares que, en ocasiones, se bifurcan en meandros contrapuestos, nunca pierde el hilo ni la claridad, consiguiendo con ello que su densidad y riqueza de matices no degenere en pesadez o farragosidad; y 2, las interpretaciones de todo su elenco protagónico, si bien cabría destacar los trabajos de Sarina Farhadi (Termeh), hija del director, con un rostro capaz de transmitir una tristeza infinita en los pasajes más duros, y de Peyman Moadi (Nader), un prodigio de contención expresiva al servicio de un personaje que ha de desarrollar todo un torrente emocional alejado de la superficie y que tiende a expresarse más con lo que hablan sus ojos que con lo que dice su boca.

EN SU DEBE.- No en el suyo propio, sino en el de las actuales estructuras del negocio cinematográfico: que una cinta como ésta haya de recibir un espaldarazo tan potente comercialmente como es el del Oscar a la mejor película de habla no inglesa, para que, si no masiva (que no alcanza tal grado), su difusión llegue a un ámbito algo más amplio que el del ghetto gafapasta al que hubiera quedado confinada de no haber mediado tal circunstancia. Una cuestión de fondo que podría dar lugar a un debate que excede con mucho el alcance e intención de estas líneas, pero que, algún día, igual se aborda desde esta cibercasa…

UNA SECUENCIA.- Tras recogerlo del suelo, donde lo ha encontrado inconsciente, y colocarlo en su silla de ruedas, Nader lava a su padre enfermo. Lo enjabona, frotándolo suavemente con una esponja, y posteriormente lo enjuaga con la ducha. En un momento dado, Nader se derrumba, ya no puede más, y estalla en un llanto sordo y callado sobre el hombro de esa persona por la que siente un cariño y preocupación infinitas, pero que, en su estado, es incapaz de responder a estímulo externo alguno. Sin la más mínima alharaca, sobrecogedor…

CALIFICACIÓN: 8 / 10.-

24 comentarios:

BCNdays dijo...

Para mi A propósito de Elly y Nader y Simin convierten a Farhadi en uno de los genios del cine actural, narrativamente perfecto. El trabajo actoral de Nader y Simin es de quitarse el sombrero. La secuencia que describes es brutal. Un abrazo Manuel!

39escalones dijo...

Es una película espléndida, muy superior a todas sus "competidoras" americanas en los Oscar, pero con muchísima diferencia.
En cuanto al comentario sobre la influencia del Oscar en la difusión de la película, es muy cierto. Quizá en este caso no haya sido tan determinante (yo, por ejemplo, la vi en una sala zaragozana un mes o dos antes de los premios), pero sí que es verdad que da la impresión de que hay Óscares de dos velocidades: los industriales, los que sirven al dinero, y los de la calidad (de hecho, la primera edición, la de 1927, diferenciaba entre ambos campos en el premio a la mejor película). En este caso, obviamente, hablamos del segundo supuesto.
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No he visto sus 'competidoras', con lo cual no sé, compa ALFREDO, a qué nivel 'comparativo' se encuentra, pero, fiándome como me fío de tu (buen) criterio, doy por sentado que estará bastantes cuerpos por delante.

En Zaragoza es probable que no haya sido tan determinante, pero te puedo asegurar que en Córdoba, por ejemplo (y supongo que esto es algo extensible al 90 % de las capitales de provincia españolas), es esa la circunstancia que ha determinado el estreno. O sea, que sin él, ni flores. En fin...

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Dado que compruebo que los 'duendecillos' Blogger lo han debido borrar, reproduzco aquí, por su interés, el comentario de mi buen compa BCNDays:

'Para mi A propósito de Elly y Nader y Simin convierten a Farhadi en uno de los genios del cine actural, narrativamente perfecto. El trabajo actoral de Nader y Simin es de quitarse el sombrero. La secuencia que describes es brutal. Un abrazo Manuel!'

Gracias, compa, por comentar (totalmente de acuerdo contigo en tus apreciaciones) y un fuerte abrazo.

SuperWoman dijo...

Me la apunto para cuando llegue al cine gafapasta de mi esquina. Esta es una que creo que sin la recomendacion, no habria ido a verla yo sola...
Un supersaludo

José Núñez de Cela dijo...

En algunos "ghettos gafapasta" no hemos tenido ni tiempo, dada la celeridad de su paso por las carteleras, de ver los carteles anunciadores. Ni Oscar ni ná.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues ya solo por eso, compa SUPERWOMAN, merecería la pena haberla escrito. Porque merece la pena, y mucho: es una peli magnífica. Y nada abstrusa, ni confusa, ni patidifusa: cine formalmente sencillo, pero de muchísimos quilates…

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues si no ha podido ser en sala grande, compa JOSÉ (yo tampoco he tenido esa opción), no desaproveches la ocasión, que ésa siempre está al alcance de cualquiera, de verla en soporte digital (en Filmin la tienes disponible hasta dentro de unos días, en que está prevista su retirada; supongo, en todo caso, que estará ya editada en DVD, o a punto de editarse). Te puedo asegurar que merece, y mucho, la pena…

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Anónimo dijo...

... es de esas que he dejado escapar pero pronto solventaré este problema. ¡Ya ha salido en DVD!
Mientras tanto disfruto con post como el tuyo.
Besos
Hildy

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues qué ilusión que me hace, compa Hildy, que lo disfrutes. Pero ya te puedo asegurar que, en este caso, vas a disfrutar mucho, muchísimo más de la peli: no solo porque es muy buena, que lo es, sino porque me barrunto que se mueve en una ‘sintonía sensible’ con la que vas a conectar especialmente. Y ya nos contarás, claro…

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Fernando R. Genovés dijo...

¡No es broma! ¡No es spam! Te ha tocado un premio. Visita la página Cinema Genovés para recogerlo.

Salucines

Manuel Márquez Chapresto dijo...

En primer lugar, y ante todo, compa Fernando, mi más caluroso y sincero agradcecimiento. Es todo un detallazo por tu parte el que hayas tenido la idea de premiar a esta humilde cibercasa, en la que imperan más la buena voluntad y el cariño (mío y vuestro) que la calidad de sus contenidos. En segundo lugar, también he de agradecerte el que me lo hagas compartir con tan ilustres acompañantes; con la única excepción del compa De Witt, cuyo blog no conozco (pero eso es algo que pienso solventar más pronto que tarde…), de los otros tres soy seguidor contumaz, dándose además la curiosa circunstancia de que, en el caso de Javier Ortega, lo conozco personalmente, hemos compartido durante años avatares cinéfilos diversos y, más allá de todo eso, es un tío al que le profeso el afecto que se merece por lo buenísima gente que es. De Josep, ¿qué podría decir? Que disfruto de su blog como de pocos, y, además, me honra con su amistad personal, lo cual vale mucho más aún. Y del llorado compa Anro, nada que pueda añadir con fundamento a lo que tú ya señalas. Lo dicho, todo un privilegio. En conclusión, Fernando, muchísimas gracias, de corazón, y procuraré dar cumplimiento a las requisitorias del premio a la mayor brevedad, que diría el otro: la ocasión lo merece…

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

daniel dijo...

Esta pelicula me pareció la segunda mejor del año pasado. Un drama potente que habla sobre realidades ajenas y que nunca pierde el hilo ni la intensidad.
Muy buena la secuencia que nombras tambien.
Descubro tu blog hoy :) y creo que tambien participas en el Cineranking de Xavier Vidal ¿no? Yo tambien soy parte.

Te visitare mas a menudo. Saludos.

Roy Bean dijo...

Para mi ha sido la mejor del año, sin duda. Aunque como he leído por ahí el Irán , aparentemente tan tranquilo y coches nuevos y limpios, parece que no se corresponde tanta asepsia con la realidad, pero esto que digo es sólo una anécdota, no afecta para nada a la película, pero me llamó también la atención.

Me gusta los segmentos en que divides las entradas, creo que es una buena y original idea.

Yo este año he visto muy buen cine del medio oriente, Incendies (aunque tenga bandera canadiense) o la trilogía Miel, huevo y leche, que aunque sean todas anteriores, las he visto de una tacada.

Un saludo Manuel
Roy

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, Daniel, por visitar y comentar en esta cibercasa que, a partir de ahora, espero consideres como la tuya. Efectivamente, ahí andamos, trasteando en el Cinranking de Xavier Vidal, aunque yo, francamente, con el poco cine de estreno que me echo al coleto, bien poco puedo aportar (pero se hace lo que buenamente se puede...). Por cierto, y por curiosidad, ¿cuál fue, en tu opinión, la mejor peli de la cosecha del 2011? Porque si ésta fue la segunda, obvio es que tiene que haber una primera... Ésta, desde luego, es buena, buenísima...

En fin, ya pasaré por tu casa, a trastear y ver qué tal. Y, por supuesto, seguimos en contacto.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Me alegre verte por aquí, por esta que a partir de ahora espero consideres como tu cibercasa, compa ROY BEAN... No sé si la mejor (no veo cine de estreno en volumen suficiente como para poder entrar en valoraciones de ese jaez...), pero sí que tengo la completa seguridad de que es una peli bastante buena. Sobre si refleja de manera adecuada el Irán actual, o no, no creo que ése sea un problema de la peli, sino del espectador que va a ver la cinta pensando que la misma tiene que tener esa vocación, la de documentar fie y globalmente la realidad del país en que se sitúa su acción (cosa que no he terminado de entender nunca...). Y en Irán, a buen seguro, habrá zonas urbanas más cutres, y coches más viejos, pero no creo que los que aparecen en pantalla falseen ninguna realidad.

Sobre lo de las divisiones en segmentos fijos, es algo con lo que he empezado hace no mucho, en un intento de facilitarme a mí mismo la tarea (me costaba cada vez más trabajo organizar un texto así, 'a las bravas', aunque todavía lo hago puntualmente, en otras publicaciones), y la verdad es que me va bastante bien: me facilita el trabajo, con lo cual, siendo ese el objetivo, misión cumplida...

De las pelis que nombras en tu último párrafo, no he visto la trilogía en cuestión, pero sí Incendies, que, aun con un punto pelín bestia en su trama, me pareció un drama de una intensidad emocional acojonante (y una muy buena peli...).

Gracias por tu visita y comentario, un fuerte abrazo y hasta pronto.

Emilio Luna dijo...

Grandísima película Manuel y crítica. De las mejores para mi de 2011 de hecho la incluí entre las mejores. Dura, con ritmo y excepcionalmente interpretada. Una joya.

Un abrazo amigo!

babel dijo...

Ya sabes que comparto las bondades que describes de la película, sobre todo en cuanto a guión, actuaciones y el punto que logra en cuanto a carga dramática y tensión. Pero, así, haciendo tiempo que la he visto, hay algo que me parece importante, además de la maestría, tambien: tratándose de una película iraní, a los minutos de sentarte a verla se te olvida la nacionalidad porque la historia que cuenta es universal, más allá de fronteras geográficas o religiosas. Es lo que tiene el buen cine.
Añadir que, además de padre e hija, la mujer que interpreta a la sirvienta está fenomenal, ¿no?

Un saludo ;)

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Veo, compa EMILIO, que coincidimos plenamente en la valoración de esta gran peli. Gracias, en todo caso, por visitar y comentar…

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Totalmente de acuerdo, compa BABEL, en esas apreciaciones acerca de la universalidad de la historia; puedes situarla donde quieras, y funciona perfectamente. Por lo demás, creo que costaría encontrar alguna voz discordante (aunque las habrá, cómo no, necesaria y afortunadamente…) en relación con las bondades de una propuesta como ésta; y es que no es buena, es buenísima… Y sí, la mujer que interpreta a la sirvienta está fenomenal, por supuesto, pero también lo está su hija, y su marido, y el padre de Nader, y Simin, todos los intérpretes rayan a un nivel muy alto; y el haber resaltado a los dos a los que resalto, quizá sea algo injusto, pero es que a mí son los que me han llegado más (quizá no tanto ellos, como sus personajes…).

Un fuerte abrazo y buena semana.

daniel dijo...

Ah pues la número 1 fue Hugo, de Scorsese. Sé que es una película que a muchos decepcionó pero a mí me encantó, tanto como aventura de chicos y homenaje al séptimo arte. Es más te dejo el top 20 que hice con lo mejor que vi en el 2011 http://daniel-cinepuro.blogspot.com/2012/04/lo-mejor-del-2011.html

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias por la información, Daniel, todo un detalle de tu parte. No he visto ‘La invención de Hugo’, y las referencias que acumulo sobre ella son bastante diversas (unas en positivo, otras en no tanto…), así que habrá que verla y dilucidar a título personal. Sobre tu ranking, y sobre el resto del contenido de tu blog, ya tendré ocasión de echarle una miradita más detenida y ya te cuento…

Un fuerte abrazo y buen día.

Josep dijo...

Me tranquiliza, Manuel, leer esta estupenda reseña en la que has sabido transmitir las buenas vibraciones que te ha producido esta buena pieza que, como ya suponía, he tenido que esperar a que saliera en dvd (Cameo) para tenerla ya a punto.

Tenía mis dudas porque su aparición en los Oscar me dio mal fario, pero ya veo que mi intuición erró de primeras y acertó de segundas y ahora tan solo me queda sentarme una noche de estas y disfrutarla.

Cada vez más tengo la sensación, amigo mío, que para disfrutar del cine debemos mirar a oriente, porque en poniente la necedad abunda en demasía...

Un abrazo y buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No soy muy partidario, como bien sabes, compa JOSEP, de las 'sacralizaciones' de cinematografías por origen, algo que suele obedecer más a modas y tendencias que a realidades tangibles (en todos los países se suele hacer de todo: bueno, regular e incluso malo...); pero está claro que, a día de hoy, el cine 'oriental', por marcarlo de alguna manera, que nos llega, lo hace con un marchamo de calidad bastante alto en promedio. Ésta, en cualquier caso, ya te puedo asegurar que la vas a disfrutar, y mucho, porque es una muy buena peli. Y ya nos contarás, claro...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.