miércoles, 14 de marzo de 2012

Un cortometraje curioso

Supongo que Carlos Boyero (por mencionar a un afamado crítico, como podría mencionar a cualquier otro) recibirá diariamente numerosas peticiones de visionado (y subsiguiente difusión de información) de material cinematográfico.

Obviamente, y debido a la curiosa circunstancia de que no soy Carlos Boyero, no suelo recibir peticiones como las arriba indicadas; pero, en alguna ocasión, me llega alguna. Y es el caso que hoy me ocupa, en relación con el corto que pueden ver abajo (y que, siendo ésta la primera ocasión en que inserto un fichero de video en estre blog, espero que funcione con normalidad), cuyo título es 'Exit', y su autor, Manuel Ramila.

En consonancia con su condición de pieza primeriza, 'Exit' muestra numerosos y notorios defectos (achacables, sin duda alguna, a la lógica inexperiencia de su autor, aunque no todas, claro está, imputables en su debe —como las que atañen, por ejemplo, al capítulo interpretativo—), pero, más allá de eso, denota una frescura y unas ganas que permiten abrigar esperanzas fundadas de que, perserverando en el empeño, y puliendo las inevitables carencias, su autor pueda llegar a pergeñar obras de bastante más consistencia y que le permitan recordar algún día este 'Exit' como un simpático 'ejercicio académico' con el que pudo velar sus primeras armas cinematográficas.

Y, sin más, amigos lectores, les dejo ya con la pieza en cuestión. Vean, juzguen y opinen...



8 comentarios:

manu dijo...

Gracias Manuel por tu crítica. Se agradece que alguien se moleste en ver y analizar mi corto. Un saludo
Manuel Rámila

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Las gracias a tí, Manu, por pasarte por aquí y comentar. Este blog es una humilde gotilla de agua en el ciberocéano, pero si sirve para algún que otro visionado, mejor que mejor...

Un abrazo y ánimo.

José Núñez de Cela dijo...

Con las carencias y precariedades obvias, es de admirar, al menos, el esfuerzo y la creatividad que han puesto en este proyecto.
Sirva el presente comentario para trasladarles a los responsables mi modesto y sincero apoyo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Me alegra, compa José, que compartamos esa mirada que no solo se centra en lo criticable (obviamente) de un proyecto tan humilde en sus medios, sino que pretende ir más allá, para fijarse en el potencial que permite vislumbrar. Espero que Manuel Rámila tome buena nota de tus cariñosas palabras de ánimo y felicitación.

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Superwoman dijo...

A mí me ha costado entender por dónde iba, pero es que soy un alma simple.
Un supersaludo

Josep dijo...

El problema de las interpretaciones en los cortos procede en su mayoría de la falta de presupuesto y también, porqué no decirlo, de la falta de ensayos, es decir, de tiempo a dedicar.

La forma de planificar no está mal en una pieza como esta, pero hay dos detalles que me chirrían: la falta de trípode (odio la cámara andante) y ese inexplicado cambio de localización de la mesa alrededor de la que se sientan los jóvenes, aunque eso puede tener un significado que se me escapa.

Un abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

¿Alma simple tú, compa SUPERWOMAN? No me digas esas cosas... A nivel argumental, el corto resulta un tanto críptico, no es fácil cogerle de manera clara el hilo. Pero como ejercicio cinematográfico (algo parecido a aquello de los cuadernos de caligrafía que hacíamos de peques...), creo que contiene buenos apuntes.

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compruebo, compa JOSEP, que le has echado una mirada detenida y atenta (la misma que le tengo que echar yo a tus referencias de esa cantante a la que le dedicabas tu reseña del pasado viernes, y por cuya voz siento bastante curiosidad, a ver qué tal...). Y me parece fenomenal que seas bastante indulgente con las carencias, tanto por lo obvias como por lo lógicas, teniendo en cuenta el carácter de la pieza y la condición novel de su autor. Buenos y precisos apuntes los tuyos, en todo caso...

Un fuerte abrazo y buen día.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.