jueves, 2 de febrero de 2012

18 comidas (España, 2010)


SINOPSIS ARGUMENTAL.- Con las viandas (esas 500.000 comidas que, diariamente, y tal cual reza el arranque del film, se preparan en una pequeña ciudad como Santiago de Compostela) como hilo conductor —un pretexto tan válido y humano como cualquier otro, pero, en cualquier caso, un mero pretexto—, y articulada en tres bloques (desayuno, almuerzo y cena), asistimos a un conjunto de pequeñas historias cotidianas, las vivencias de un conjunto de personajes que, unidos por todo tipo de vínculos y separados por sus muy diversos caracteres y condiciones, aman, discuten, dudan, hablan, sonríen, sufren —en suma, viven— tejiendo un fresco entusiasta y sugerente.

EN UN PÁRRAFO….- Mirada sensible y agilidad narrativa son los atributos con que Jorge Coira reviste esta propuesta de historias mínimas y cruzadas —una fórmula reiteradamente explotada, no siempre con el acierto pretendido por sus ‘manejantes’…—, en las que la comida, pese a lo que erróneamente pudiera hacer pensar el título, no pasa de ser un mero instrumento de atrezzo que se usa como muleta sobre la que asentar un paso vigoroso y firme en un recorrido panorámico por la más amplia panoplia de sentimientos y planteamientos humanos de los que aquejan al común de los mortales. Más allá de formalismos experimentales, cine bien trabado y que emociona: misión cumplida…

EN SU HABER.- 1, la inexistencia de fundidos en las transiciones de unas historias a otras (que se van desplegando entrelazadas), algo que, al principio, puede parecer una mera boutade con la que jugar al despiste narrativo, un simple golpe de efecto visual, pero que, poco a poco, se revela como un mecanismo altamente eficaz para generar la sensación de continuidad e imbricación entre unas historias y otras, al eliminar cesuras entre ellas; y 2, el excelente nivel interpretativo mostrado por la inmensa mayoría de sus actores y actrices; algo que, en el caso de los ‘consagrados’ (Tosar, sobre todo, o Víctor Clavijo) se podía dar por sentado (están, en cualquier caso, a un nivel fantástico), pero que, en el supuesto de los menos conocidos, constituye una sorpresa muy grata (especial atención a Esperanza Pedreño: maravillosa…).

EN SU DEBE.- Aunque hemos de dar por sentado que un film de episodios nunca tiene por qué ‘equilibrar’, a priori, el peso y presencia de cada uno de las historias que lo integran —que habrán de adquirir la consistencia que el autor le quiera conferir, en el contexto global de la cinta—, es probable que quepa apreciar en ’18 comidas’ la existencia de alguna línea argumental insuficientemente explotada (como podría ser la del matrimonio de ancianos, ese edificio de silencios y sobrentendidos que podría haber dado bastante más juego).

LA SECUENCIA.- Sol (Esperanza Pedreño) y Edu (Luis Tosar), reencontrados después de largos años de ignorancia mutua, mantienen una conversación difícil, sobre la que planea una cierta tensión (¿sexual?), la que deriva de la falta de decisión para dar un paso adelante (que, probablemente, ambos desean y rehuyen a la vez). Los nervios que la situación provoca en Sol se explicitan en el frenético temblor de sus pies bajo la mesa —algo que apreciaremos tanto en un plano general, a distancia, como en un primer plano posterior mucho más explícito—. Lenguaje visual bien trazado.

CALIFICACIÓN (s/. 10): 8.-

18 comentarios:

Izaskun dijo...

Curioso argumento, Manuel. Ya me has dejado con ganas de verla, y si además cuenta con Tosar... Qué mejor.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué bueno Manuel.
Recuerdo que me pareció linda.
En su momento escribí sobre ella.
Todos los personajes me acompañaron mientras duraron sus historias y comidas...
En el último párrafo de la reseña que escribí decía:

"Y comes con el músico callejero y bohemio con penas de amor. Con el inmigrante que viaja al fin del mundo y que se encuentra solo. Con la esposa aburrida de la vida cotidiana y solitaria, con ansiedades, que sueña con un amor del pasado que quizá le hubiera permitido una vida distinta. Con dos hermanos que se quieren y se odian a la vez… ambos esconden secretos el uno al otro. Con el señor maduro que tiene miedo a querer. Con el amante que prepara la comida a la amada que nunca llega. Con los amigos que viven en una juerga perpetua. Con la cocinera agotada que sueña con ser cantante de orquesta. O con los ancianos que ya no necesitan palabras…
Alrededor de una mesa se cuecen mil y una historias".

Pues eso se nota que son historias que se han ido cociendo a fuego lento. La película estaba planteada de una manera original donde el director les decía a los actores la situación y quiénes eran... y a partir de ahí la improvisación. Por eso surgían momentos mágicos...

Beso
Hildy

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa Izaskun, no sé si curioso (es un tipo de planteamiento argumental bastante común al de pelis de esta estructura: desvelos humanos cotidianos, más o menos...), pero sí bien trovado, que cabría decir. Tosar, en lo suyo; o sea, acojonante (si dejamos a un lado lo del 'guitarreo', en que está solo pasable...).

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues tengo que rescatar tu reseña, compa HILDY, porque con el último párrafo, aun siendo buenísimo y recogiendo magníficamente la esencia del 'invento', no me quedo saciado. Ése de la improvisación, un elemento sobre el que no he hecho mención alguna en la reseña, sí que recuerdo que me llamó la atención, y mucho, cuando hice una nota de preestreno sobre ella (y en ella sí que hice mención al tema). Vistos los resultados ahora, no sé hasta qué punto me 'cuela', no sé, no sé...

Un fuerte abrazo y buena tarde.

miguel dijo...

hola me gusta tu blog, si quieres intercambiamos enlaces; el mio es
http://buenaspeliculasdecine.blogspot.com/
un saludo!

39escalones dijo...

Sin apasionarme, pero me gustó bastante la película, sí señor. Es de esas películas pequeñas en las que casi todos los elementos juegan, inexplicablemente y casi por azar espontáneo, a crear algo especial. No obstante, obviamente, le faltan detalles y le sobran tics (televisivos, sobre todo, o herederos de ese cine "coral" cuya fórmula ya agota), pero tiene mirada, personajes e interpretaciones, y eso en nuestros tiempos, y según las procedencias, escasea hasta lo famélico.
Abrazos, y buen (y frío) finde

MoniConTomate dijo...

Qué retrasada voy en cine... Y qué bueno tener un blog como el tuyo para poder saber de algunas joyas que se proyectan (o se proyectaron) en las salas de cine.

Tosar es un actor que me embriaga, llena la pantalla y da un sentido a lo que interpreta que trasciende más allá de las luces coloreadas. Que esté participando en esta o cualquier otra cinta para mí ya es seguro de éxito en la elección.

Y gracias, Manuel, por esa frase maravillosa, "...ese edificio de silencios y sobrentendidos...". Solo por ella ya estoy deseando sumergirme en el visionado de la película.

Un fuerte abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compruebo, y con alegría, compa ALFREDO, que coincidimos en apreciaciones, así en líneas generales. Lo que pasa es que a mí me cuesta mucho creeerme eso de las casualidades, azares e improvisaciones cuando hablamos de algo tan medido como es el cine; más bien al contrario, creo que hay un tremendo trabajo de dirección de actores, 'camuflado' de (falsa) espontaneidad. Y bendita sea la cosa así; las improvisaciones, para las jam-sessions...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana (y no te congeles, que en tu tierra no hace falta que el grajo vuele bajo para que haga un frío de aquello...).

ethan dijo...

Pues me atrae bastante, a ver si la veo y la incluyo en mi "cine y tapas". Además, me gustan las pelis por episodios, me recuerdan al cine italiano, verdadero especialista en este género.
Saludos!

ethan dijo...

Pues me atrae bastante, a ver si la veo y la incluyo en mi "cine y tapas". Además, me gustan las pelis por episodios, me recuerdan al cine italiano, verdadero especialista en este género.
Saludos!

39escalones dijo...

Y sin embargo, la vida tiene casualidades como éstas, e incluso más difíciles de creer.
En lo del frío te quedas corto, y más cuando nuestra querida Universidad de Zaragoza nos quita la calefacción en los días que más frío hemos sufrido por aquí de todo el invierno, cuando hace diez-quince días, con once o doce grados en la calle, la teníamos casi a 30 dentro.
Una gran labor de previsión, sí señor. Con esto puede hacerse una película... de torturas.
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, Moni, por tu cariñoso comentario; me alegra saber que este trasto te proporciona alguna referencia de interés para orientarte en ese inacabable oceáno del cine (es imposible no ir con la lengua fuera para estar al tanto de todo lo interesante que se rueda, monta y estrena...).

Ésta, creo, que, más allá de las bondades de la interpretación de Tosar, que ahí están, te gustaría, y bastante, porque no le faltan méritos. Y lo del edificio de marras, no sé, me temo que es un abuso literario sobre el que los médicos ya me tienen advertido que debería procurar no abusar, que no es bueno para el colesterol...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Si te atraen las pelis de este corte, compa ETHAN, ésta creo que te va a gustar, dado que está bastante conseguida. En cualquier caso, el formato ya no se circunscribe al ámbito italiano, sino que ha cobrado una pujanza que lo ha llevado a, prácticamente, todas las latitudes. Cine y tapas, la verdad es que suena fenomenal…

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Este episodio de discordancias temperatura-calefacción me temo, compa ALFREDO, que no solo lo sufres tú en tu ‘territorio’, sino que está bastante más extendido de lo que sería deseable, no solo por la salud económica (que también…), sino, sobre todo, por la ecológica de este sufrido y castigado planeta. En fin…

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Mr. Mono dijo...

Sos un groso hermano, muy bien redactado el argumento, a mi parecer es uno de los mejores. Saludos.

Josep dijo...

La tomaremos en cuenta por si aparece por la cartelera, que nunca se sabe, aunque me da que, en siendo española, voy a tener que esperar a verla en pantalla pequeña, porque no suelen prodigarse: caducan a una celeridad pasmosa, algunas...

Un abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ésta, compa JOSEP, salvo que sea en una filmoteca, la vas a tener que 'pillar' ya en formato doméstico: se estrenó el año pasado (y en contadísimas salas; obviamente, en Córdoba, ni por equivocación...). Y, en cualquier caso, no tengo muy claro que sea peli de un corte (y confección...) de los que a tí te resultan atractivos. Para rematar, y si la memoria no me falla, no te cuentas tú entre los devotos de Tosar. En fin, demasiado 'cuesta arriba'...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Mirna dijo...

Hola Manuel. Muy buena critica sobre la pelicula. Me han dado muchas ganas de verla realmente... Y con ese titulo, creo que lo ideal seria hacerlo con unas buenas piezas de sushi. Espero que me guste! Saludos

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.