lunes, 16 de enero de 2012

La clase (Entre les murs; Francia, 2008)

SINOPSIS ARGUMENTAL.- François Marin es profesor de Lengua en un instituto de enseñanza media de la periferia de París, y, como tutor, tiene a su cargo a un grupo de alumnos con edades comprendidas entre los 13 y los 15 años: una edad difícil, en la que los anhelos individuales y colectivos aún está en fase de definición, y en los que la influencia de una situación social y económica complicada se deja sentir en actitudes y comportamientos. A lo largo de un curso académico completo, seremos testigos de los avatares cotidianos de este particular grupo humano, con atención no solo a las cuestiones académicas, a la actividad que se desarrolla en el aula, sino también, y muy especialmente, a los episodios más relevantes de la vida personal y el recorrido emocional de los protagonistas.

EN UN PÁRRAFO….- En la estela de un cine francés reciente centrado en el mundo de la educación (inevitable pensar en títulos como los celebradísimos ‘Hoy empieza todo’, de Tavernier —1999—, o ‘Ser y tener’, de Philibert —2002—), Laurent Cantet, desde su forma de hacer cine, poderosa a la par que sensible, nos ofrece un acercamiento —cuyas formas se mueven muy próximas al terreno del documental— a un microcosmos escolar que, desde su particularidad (lejos están los personajes de resultar arquetipos, pese a su representatividad de todo un arco generacional), deviene en exponente de todo un tiempo y una sociedad sometidos a los embates del cambio y la incertidumbre. Una cámara neutral y atenta, pero que no por ello pierde ternura y sensibilidad (sin merma de la contundencia, cuando es necesaria) a la hora de abordar un retrato que fascina desde la sencillez (y que los que, de alguna manera, mantenemos contacto con el ámbito educativo, podemos captar en su verismo aún con mayor fuerza). Su Palma de Oro de Cannes no fue un regalo caprichoso, no…

EN SU HABER.- 1, la tremenda naturalidad con que se desenvuelven los intérpretes, tanto los adultos (padres y, con mayor protagonismo, profesores)  como los preadolescentes que encarnan a los alumnos, todos ellos no profesionales, pero magníficamente ‘trabajados’ con el fin de evitar envaramientos y sobreactuaciones; es ahí donde radica la clave desde la que consiguen cautivar al espectador sin necesidad de alharaca formal alguna; 2, aun contando con elementos propicios para ello (la configuración y ubicación del grupo humano protagonista: coralidad —en el sentido más propio de la palabra— y multiculturalidad en grado sumo…), Cantet huye, cual alma cándida del diablo, de cebarse en dramas de marginalidad o radicalismo, que le podrían haber facilitado la labor de ‘enganche emocional’ respecto al público, que va viéndose enredado en la trama en una progresión de suavidad exquisita, carente de condenas o absoluciones morales (que no de juicios); y 3, la creación que de monsieur Marin hace François Bègaudeau, un profesor paciente, dialogante y creyente (y practicante…) de la participación como una religión sin fisuras, que, lejos de pretender una Arcadia imposible, transmite con una credibilidad impresionante (hasta hacérnoslo creer sin mayores problemas) su convicción de que solo desde una combinación equilibrada de respeto y firmeza, se pueden lograr resultados educativos positivos.

EN SU DEBE.- [AVISO PARA NAVEGANTES: lo que viene a continuación desvela un elemento sustancial de la trama] Pocas objeciones cabe hacer a un film de tal redondez, pero, si acaso, cabría hacer mención a lo excesivamente previsible que resulta el que sea el personaje de Suleiman el elegido para protagonizar un episodio disciplinario destinado a convertirse en exponente concreto de ese aspecto tan controvertido del ámbito escolar. Bien es cierto que la evolución del personaje le otorgaba todas las papeletas, pero, sin necesidad de truculencias, el guión podía haber optado por otro personaje menos esperable (y que, en su tratamiento, hubiera dado pie a consideraciones más abiertas —aun dándolas éste también—).

UNA SECUENCIA.- Tras conocer que las dos delegadas de clase, Esmeralda y Lucie, han denunciado a la dirección el episodio en que él las menospreció en clase (comparándolas con unas ‘fulanas’), François se siente traicionado (entiende que ese asunto, como cualquier otro, habría que haberlo tratado antes en la clase) y se dirige hacia el patio para encararse con ellas y afearles su conducta; inmediatamente, toda la clase se agolpa alrededor de los implicados, entablándose un debate tenso (e intenso) entre el profesor y los alumnos, que se cierra sin vencedores ni vencidos. Se trata de una secuencia que representa a la perfección tanto el tono de la película como uno de sus grandes mensajes de fondo (el de la apuesta por el diálogo como clave para la superación de conflictos).

CALIFICACIÓN (s/. 10).- 8.-

15 comentarios:

Laura Uve dijo...

La vi cuando la estrenaron y me gustó. La encuentro real como la vida misma..... Soy profesora de secundaria, así que hablo con conocimiento de causa.

Lo que más ne repatea es el papel de los órganos ajenos al aula......

Un abrazo!!

Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen dijo...

Yo también la he visto y como dice Laura me pareció mucho más real que sus "hermanas" americanas ("Rebelión en las aulas" y el remake de Michelle Pfeiffer). Y me he acordado leyéndote de otra peli francesa , "Hoy empieza todo", sobre la realidad escolar en Ed. Infantil dentro de un barrio deprimido también de la periferia. Esta es más antigua, de 1999. Pero de ambas, como digo,me gustó el guión, mucho menos previsible que la mayoría de las películas que tratan el conflicto profe-padre-adolescente, y también los actores, buenísimos aunque no sean apenas conocidos...pero es que a mi el cine francés, el poquito que he visto, me encanta.

Anónimo dijo...

... lo impresionante de La Clase de Cantet es que los adolescentes son de instituto de verdad y el profesor es profesor cien por cien.
Después de unos talleres de cine varios alumnos llegaron a convertirse en los protagonistas de esta película que exhala autenticidad. Echaron también una mano en el guion pues aportaban expresiones y formas de hablar.

Esta película además genera debate interesante. Es de esas películas para ver en grupo y después discutir en una larga cena.

Por cierto ¿has visto de Cantet EL EMPLEO DEL TIEMPO? Es una pasada de película.

Besos
Hildy

39escalones dijo...

Con ésta, uno no tiene la sensación de estar viendo cine, sino un pedazo de realidad absoluta. No sólo es de una calidad interpretativa y humana sobresaliente, sino un pequeño prodigio técnico: consigue que desaparezca la cámara, la sensación de movimiento, de cambio de objetivo. La sencillez formal, eso que parece tan fácil y que es tan difícil, y que sólo dominan los grandes. Bien por Cantet.
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Creo que ése de ‘real como la vida misma’ al que aludes, compa LAURA UVE, y por más que suene a topicazo, le viene como anillo al dedo a esta peli; si, además, es una apreciación que tienes ocasión de hacer desde la experiencia personal, mejor que mejor aún… Lo del repateo no termino de entenderlo: ¿te refieres a las escenas dedicadas a claustro, consejo escolar y consejo disciplinario? Supongo que sí. ¿Y el motivo del repateo, cuál es, que te parecen poco veristas, o exageradas, o maniqueas? Curiosidad que me pica…

Un fuerte abrazo, muchas gracias por comentar y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Cómo me alegra, compa CARMEN, ver que compartimos querencia por esta peli; las usamericanas, ya sabes, se suelen regir por el mismo criterio que los medios de comunicación, de no dejar que la realidad les arruine un buen guión…. Hoy empieza todo es una gran peli, que ganó la Concha de Oro en San Sebastián en 1999, y que está protagonizada por un grande de la interpretación francesa, Philippe Torreton, un actor de un nivel extraordinario. Hace mucho tiempo que no la reviso (lo hice con motivo de un cine de ciclo social, hace unos años), y quizá ya vaya siendo hora. Por último, y en lo que se refiere a la pasión por el cine francés, es algo que compartimos (y de lo que cualquiera que siga este blog con regularidad, puede dar buena cuenta, dado que no me canso de repetirlo…).

Gracias por comentar, un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Efectivamente, compa HILDY, todo el plantel de actores y actrices de la peli se interpreta a sí mismo, y esa condición de no profesionales (sin que, por otra parte, ello redunde en trabajos inconsistentes, o flojos) es algo que aporta buena parte de la frescura que desprende la cinta. También tienes toda la razón en cuanto a la riqueza del debate que una peli como ésta puede propiciar: abre líneas de reflexión sobre mil y un temas, y todos ellos de enjundia, vaya que sí. Por último, y en lo que se refiere a Cantet, es un director que me parece de lo más interesante del panorama cinematográfico actual: ví ‘El empleo del tiempo’ en San Sebastián (en Zabaltegi), en el año 2001, y me impactó tremendamente (tengo una crítica publicada sobre ella en La Butaca; se puede acceder a ella desde el menú Muchas pelis del lateral derecho del blog…), tanto como su ‘versión española’, La vida de nadie, una peli más que estimable (y que, me temo, no es todo lo conocida que debería ser), con un Coronado a un nivel excelente (no menos que el Aurélien Recoing que protagoniza ‘El empleo…’, genial, igual que su partenaire, una extraordinaria Karin Viard). Y paro yo, que me embalo, y no paro; gracias, en todo caso, y una vez más, por la 'fidelidad comentadora'…

Un abrazo muy fuerte y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, compa ALFREDO, bien por Cantet, uno de esos directores destinados, al menos vista su filmografía hasta la fecha, a engrosar las listas de los grandes. Y sí, esta peli es una buena muestra de eso que se ha dado en clasificar como ‘mano invisible cinematográfica’ (algo que, desde presupuestos formales totalmente diferentes, manejaba Hitchcock con maestría absoluta…), la perfecta apariencia de que no hay la más mínima manipulación (lo cual, como bien sabes, supone, en la práctica, todo lo contrario; es decir, un meticuloso trabajo de planificación y montaje destinado a transmitir esa apariencia). Una joyita, desde luego.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

MoniConTomate dijo...

Manuel, al empezar a leer tu post he recordado inmediatamente "Ser y tener"... Y rápidamente he visto que, cómo no, tú también la tenías en mente al escribir esta reseña. Me pareció deliciosa, tierna, me devolvió a las aulas de pupitres de madera en los que empecé a trastear con deberes y dictados.

No he visto "La clase", pero está claro que no me la puedo perder. Un abrazo, y gracias por escoger esta película.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues si tú, compa MONI, lo tienes así de claro, ¿qué otra cosa podría yo añadir? Pues nada, claro... En serio, creo que te va a gustar, y muchísimo, es una peli que, desde la sencillez formal y una absoluta falta de pretenciosidad, ofrece un resultado extraordinario; muy, muy disfrutable. Y ya nos contarás, claro...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Superwoman dijo...

Ahora mismo aqui la peli francesa del momento es "Intouchables". Tanto que ayer fui al cine a verla y nos quedamos el la cola: todas las entradas vendidas en dos cines distintos... Menos mal que enseguida me llamo la atencion "Tinker, Taylor, Soldier, Spy": en castellano "El topo" (por cierto, ?yo suenyo o algo sobre esa peli he leido ya en este blog?... mirando el blogroll veo que una entrada no ha sido, pero creo haberte leido alabar la interpretacion de Oldman, que esta sobrio y estupendo en su papel). En fin, que me gusto, que en cuanto pueda intento tambien apuntarme a la francesa y que esto de las pelis va por rachas: hay temporadas que no estrenan nada digno de verse y otras en que me tiro de los pelos por no poder ir.
Un supersaludo

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Cuánta razón tienes, compa SUPERWOMAN, en lo de lo 'cíclico' de la cartelera: días de gloria, vísperas de miseria (y viceversa, afortunadamente...). No he visto ninguna de las dos pelis que mencionas; de la francesa ni siquiera tengo referencias. De 'El topo', sí, y, por lo general, todas ellas excelentes, así que le tengo muchas ganas. Ojalá pueda echarle ojo, y ya cuento...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Superwoman dijo...

La francesa parece que va a llegar a España, hoy la he visto anunciada en El Pais...
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/03/16/actualidad/1331899755_820934.html

Entre viajes y constipado, yo aún no la he podido ver.
Un supersaludo

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ya se está proyectando, desde hace una semana; y estuve planteándome ir a verla este fin de semana, compa SUPERWOMAN, pero, al final, y como suele ser bastante habitual últimamente, nos pudo la vagancia. Pero no por ello dejo de tener interés en echarle ojo. Y ya contaremos, ya…

Un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.