miércoles, 4 de enero de 2012

En tierra hostil (The hurt locker; U.S.A., 2009)


SINOPSIS.- La Compañía Bravo es una unidad de artificieros encuadrada en el cuerpo militar estadounidense en Irak, formada por tres miembros, dos de los cuales dan cobertura al jefe de la unidad, especialista en la detección y desactivación de explosivos; a lo largo de un periodo de un mes, duración de su ciclo operativo, asistiremos a su trabajo cotidiano, ligado a acciones de máximo riesgo y tensión sin límites, y sobre las cuales la muerte es una presencia que sobrevuela siempre a muy baja altura.

EN UN PÁRRAFO....- Consagrada por un aluvión de Oscar (hasta un total de seis, entre los cuales se contaron los más importantes), 'En tierra hostil' supuso la consagración de su directora, Kathryn Bigelow, que arma (nunca mejor dicho...) una epopeya militar con un estilo narrativo cercano a modos documentales (profusión de cámara en mano, planificación siempre cercana a los rostros de los personajes), con la que la directora convierte al espectador en algo muy cercano a un corresponsal 'empotrado', basándose en el encadenamiento de episodios puntuales —cuya hilazón viene dada por la presencia continuada de sus protagonistas—, y el sostenimiento de la tensión emocional siempre al máximo, gracias a la presencia del peligro extremo como elemento básico de la trama. Cine bélico de siempre con hechuras puestas al día...

EN SU HABER.- 1, la fluidez con que se desarrolla la narración, sin que su estructura de episodios —que, contemplados individualmente, podrían verse casi como cortos independientes los unos de los otros— suponga una rémora en ese aspecto; una sabia mezcla, pues, de fragmentación y trabazón la que nos ofrece el film; y 2, su broche final: dos pinceladas, breves y leves, sirven al relato para ofrecernos la clave explicatoria total de un personaje cuyas motivaciones siempre nos han sido esquivas a lo largo de todo el metraje previo, en lo que constituye una auténtica virguería, un golpe de efecto plenamente logrado.

EN SU DEBE.- 1, un apego excesivo a los convenciones más extendidas en el cine bélico hollywoodiense a la hora de dibujar a sus personajes protagónicos, militares con todos los tics (modos y maneras) que estamos hartos de ver con cansina profusión dentro del género (hubiera sido deseable, quizá, algo más original, o personal, en ese aspecto); y 2, la ausencia de algún personaje del 'bando contrario' con cierta entidad narrativa (ni siquiera el pequeño 'Beckham' llega a alcanzar tal nivel), como contrapunto destinado a ofrecer una perspectiva algo más humana (y menos maniquea, todo hay que decirlo...) de ese otro grupo implicado en el conflicto sobre el que gira la cinta.

CALIFICACION (s/. 10): 7.-

16 comentarios:

Piru dijo...

Con el paso del tiempo, al recordarla, me parece exagerado que ganara 6 Oscars, es más, me parece una película más bien normalita, aunque dentro del género bélico puede tener su interés por el tema de la desactivación de bombas. Además, se le va un poco la mano a al historia en algún momento por el hecho de que realmente no tiene tanto que contar, por lo que mete personajes y tramas secundarias un poco insustanciales. El verdadero punto fuerte es descubrir, y la actuación, a Jeremy Renner. Bigelow es una directora normalita tirando a buena, como también lo era "Le llaman Body". En mi modesta opinión, fue un claro ejemplo del bajo nivel que había en los Oscars de ese año. Lo comenté en mi blgo en su momento hace ya varias entradas.

Un abrazo Manuel

PEPE CAHIERS dijo...

A mi me decepcionó. Normalmente me pasa con las pelis que vienen precedidas de mucha fama, siempre espero algo más. Me pareció muy fría y poco cercana y, como bien dice usted, falta de calidez humana.

39escalones dijo...

Bigelow era una de las niñas de los ojos de Cabrera Infante, y nunca entendí por qué. Su cine es mucho ruido y pocas nueces, y aquel año, lógicamente, le tocó ganar porque las demás películas eran mucho peores. Que ya es decir, porque pocas veces ha ganado el Oscar (bueno, si echas cuentas salen unas cuantas) una película tan irrelevante como ésta.
Abrazos

Emilio Luna dijo...

Lo reconozco me gusta mucho. Las escenas de tensión están muy bien logradas y el final me encanta. Para ganadora de un Óscar? Bueno, si ves los Óscars de este año, donde las buenas películas, las diferentes las dejan de lado....pues si es justa ganadora.

Un abrazo Manuel.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, compa PIRU, por pasarte y comentar (ah, y feliz 2012…). Efectivamente, no es el de la desactivación de explosivos tema muy frecuente en el cine bélico (no soy muy conocedor de la materia, pero, aún así, no recuerdo ningún precedente), pero no es circunstancia que dé de sí como para justificar tan amplia cosecha de estatuillas doradas. Totalmente de acuerdo en el excelente trabajo que cuaja Renner, contenido y creíble. Y ya me pasaré a echarle una mirada a tu reseña, que seguro que bien que me ilustra en la materia.

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa PEPE CAHIERS, suele pasar —aunque no siempre sea así—: a grandes expectativas (y es lógico que una peli con seis premios, incluidos los ‘gordos’, las genere…), grandes decepciones. A mí también me pareció demasiado reconocimiento para la ‘chicha’ que ofrece el producto. En fin…

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa ALFREDO, está claro que lo de Cabrera Infante era pues eso, las cosas de Cabrera Infante, siempre tan particularísimo y personalísimo. Y también está claro que una peli como ésta, en años de más boyantía productiva, no se hubiera comido un colín; pero es lo que hubo. Ahora habrá que esperar si esta mujer termina sacando adelante, o no, aquel proyecto sobre Bin Laden; miedito me da…

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, compa EMILIO, y bienvenido a esta cibercasa, en la que espero te sientas cómodo y disfrutes de sus contenidos; sobre esta peli en concreto, poco que añadir, supongo. No es mala peli, y, en ese aspecto, no me parece extraño que te guste. Lo de los premios, ya se sabe, es algo siempre bastante azaroso —y, si hablamos de Hollywood, más aún…—.

Un fuerte abrazo y buen día.

Marcos Callau dijo...

Pues para variar, otra que no he visto Manuel y es que, además, el cine bélico y yo parecemos estar reñidos. Pocas películas bélicas están entre mis favoritas. "De aquí a la eternidad" es una de ellas y creo que no es bélica... Un abrazo!

Anónimo dijo...

Pues querido amigo Manuel en su día de aluvión de premios y críticas no quise ver En tierra hostil.

Posteriormente la compré en un edición de quiosco a buen precio y la vi. La película tiene buen pulso narrativo. Supone el descubrimiento para mí de Jeremy Renner. Plantea un tema complejo (ya tratado por Haneke en Código desconocido en el personaje de un fotógrafo bélico) sobre cómo a ciertas personas que viven continuamente en un situación de guerra les resulta muy difícil la incorporación a una situación de paz. Y reconozco que me sorprendió.

Bigelow se apropia de un género casi siempre abordado por hombres, el bélico, y conoce y pone en marcha sus claves.

La directora recibió críticas porque no se posicionaba claramente en el film respecto su postura en cuanto la intervención de EEUU en Irak... pero creo que la directora plantea, como he escrito en el párrafo anterior, un punto interesante de reflexión y estudio. Y su película se enmarca en la guerra de Irak pero su protagonista podría haber estado en otra guerra. El tema de la película no era únicamente su posicionamiento.

Besos
Hildy

Josep dijo...

Esta película, Manuel, la tengo en la estantería desde hace tiempo: rechacé verla en el cine porque me olía a propaganda y luego, con el follón del Oscar -lo del premio, digo, o lo que sea... :) - a alquien se le ocurrió que yo, tan cinéfilo, debía tenerla, y me la regalaron, pero sique pendiente.

Ese notable que le calzas me huele más a bondad en la mirada y mi recelo sigue, aunque recuerdo siempre, al verla, lo que tú me enseñaste: que hay que verlas todas. Un día, puede...

Un abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Si no te gusta el cine bélico, compa MARCOS, ésta, desde luego, y aun con todas sus particularidades, no es tu peli… Estoy de acuerdo contigo en que ‘De aquí a la eternidad’ no es, precisamente, lo que se podría calificar como una peli bélica; el ejército es poco más que un entorno de trama en ella.

Un fuerte abrazo y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues vaya cúmulo de coincidencias, compa HILDY, en cuanto a las circunstancias de visionado de la peli; yo tampoco la ví cuando se estrenó en pantalla comercial, adquirí esa misma edición en DVD de quiosco (que es la que ví antes de hacer esta reseña), y también coincido contigo en cuanto al pulso narrativo, no tanto en cuanto al descubrimiento de un Renner que ya me sorprendió gratamente (aunque no tanto como en ésta) en una peli no menos sorprendente, como es ‘La edad de la inocencia’, de Michael Cuesta. Por otro lado, desconocía esas críticas a Bigelow en relación a su posicionamiento; yo creo que sí que se posiciona, y muy claramente, en base al sesgo que otorga a sus personajes, especialmente a los ‘malos’, a los que deja muy poco margen (consigue, a base de un tratamiento visual muy específico, que los veamos permanentemente y en todo caso como un peligro latente: mal asunto…). Te agradezco, en todo caso, lo nutritivo y sustancioso de tu comentario; así da gusto…

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues te pediría, compa JOSEP, que le dieras una oportunidad. No es una obra maestra, desde luego, y, como bien se ha apuntado en algún otro comentario, parece claro que su voluminoso reconocimiento guarda más relación con la pobreza de la cosecha cinematográfica de su año que con su calidad intrínseca. Pero también te puedo asegurar que es una peli que se mueve en un nivel superior al de la producción media actual (lo cual, quizá, no suponga gran cosa, pero, en fin… -además, ya sabes que yo, sobre ese punto, tengo mi muy particular tesis…-).

Un fuerte abrazo y buen día.

María dijo...

La verdad, no me parece tan buena... me crearon muchas expectativas con tanto reconocimiento que se le dio y me pareció tan angustiosa que decidí dormirme...

Ana - Tartas de pañales dijo...

Es una película extraña, intenta escapar de los clásicos tópicos del cine bélico.

Quizá el personaje del sargento James le da algo de vidilla pero desde el clásico punto de vista norteamericano

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.