jueves, 7 de julio de 2011

Bad teacher (U.S.A., 2011)


Lo que no puede ser, no puede ser, y, además, es imposible. Pretender hacer una comedia verdaderamente transgresora —metiendo el dedo en el ojo, a fondo y sin miedo— y que se convierta en un producto dirigido a un público masivo, deriva en una ecuación que no cuadra: o no hay transgresión (más bien al contrario, el mensaje subyacente suele derivar en lo conservador, cuando no en lo pura y duramente reaccionario...) o no hay gran público. Lo curioso es que productos de este tipo no dejan de cocinarse en los fogones de Hollywood, obteniendo, pese a lo truculento de sus premisas, una acogida más que cálida en nuestras pantallas. ¿La última muestra? “Bad teacher”, un engendro cuyo título parece (a juicio de sus distribuidores) no necesitar traducción (ya se sabe, en España todo el mundo, prácticamente, domina el inglés con soltura...), y que, con Cameron Diaz exprimiendo, una vez más, esa vena gamberra que la consagró como superestrella en “Algo pasa con Mary”, de los hermanos Farrelly, allá por el ya lejano 1998, intenta convertirse en el penúltimo éxito de taquilla de las factorías usamericanas.

A Cameron Diaz —salta a la vista— no le faltan ni palmito (excelentemente conservado, y explotado a fondo...) ni desparpajo (además del acompañamiento de dos partenaires de cierto postín, como son Jason Segel y Justin Timberlake), para sostener un producto de este corte, cuya dirección (entendida en un sentido estrictamente técnico: alguien tiene que firmar...) corre a cargo de un Jake Kasdan que, de su ilustre progenitor, parece haber heredado poco más que el apellido y el material genético correspondiente (del talento cinematográfico no se evidencia, hasta la fecha, traza alguna...), y que, en todo caso, se limita a cumplir con trasvasar a imágenes una historia que, al fin y a la postre, no pasa de ser la enésima versión del manido y rancio “chica busca chico”, por más que se la quiera cubrir con un manto de provocación picante y/o escatológica (eso sí, dentro de un orden): la profe mala no será tan mala, y, con toda seguridad, terminará volviendo al redil del que, en el fondo, cómo no, jamás quiso haber salido, redimida por la fuerza irrefrenable del amor. Doble contra sencillo a que, una vez más, cuela. Y hasta la próxima...

* Apuntes sobre el cine que viene LXV.-

16 comentarios:

Holiday dijo...

Por no hablar-y continúo apreciaciones-con el consabido primer plano a la banderita ondeante en el momento adecuado,ya sabes,en plena catársis=ataque de principios American-dream.
Lo dicho,habrá que verla en casa con un buen bol de palomitas.
Másdelomismo.
;)
p.s Me cae bien la Cameron,qué quiés....:)

Titajú dijo...

A mi también me gusta Cameron, que le vamos a hacer, y la peli no ha le visto.
Bastantes malos profesores he tenido ya en mi vida como para pagar por ver otro... Cuando la pongan en la tv.
Esa seguro que cae (si me acuerdo en su día, claro).

Josep dijo...

Va ser que tampoco, Manuel.

Últimamente no disfruto nada de nada con productos contemporáneos y no estoy hablando siquiera de quedarme pasmado ante una pieza notable: ni aprobado raspadillo de media, vamos. Un desastre.

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

La verdfad, Manuel, es que este cartel de "Bad teacher" llamó mi atención la última vez que paseaba porp la calle y no precisamente porque quisiera ir a verla al cine (evidentemente era por la guapa Cameron Díaz, porque guapa es, aunque se empeñe en formar parte de estas bazofias) Es una pena que insistan en este tipo de cine. Un abrazo y a trastear.

GCPG dijo...

Uf, vi el trailer y me dieron ganas de (perdón) vomitar.

Así que, como dice el refrán, cine que no has de ver, déjalo correr.

Un abrazo

39escalones dijo...

Que Cameron Díaz exista y se gane la vida da buena muestra de la mierda en que se ha convertido cierto cine americano. Y eso que ha intentado salirse ocasionalmente de parecer lo que es (léase "Cómo ser John Malkovich"), pero se quedó en agua de borrajas.
Abrazos.

Mario dijo...

No espero mucho de la película, parece bastante desechable pero está hecha para matar el tiempo, no se puede pedir mucho a éste cine ligero que solo busca llegar a mucho público con una fórmula vendedora, ver a Cameron Diaz lucir su figura y sugerir algo sensualmente es todo lo que se puede expectar, después la trama es la nueva imitación de lo mismo. Un abrazo. Mario.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

A mí Cameron Diaz, compa ROSE, tampoco me cae mal, pero esa insistencia en no trabajar más que en bodrios de esta calaña, no me hacen presagiar nada bueno para su carrera. Pero, bueno, ésa es una cuestión de ella y su gente, claro está. En todo caso, las palomitas, incluso caseras, me las reservo para ocasión más propicia.

Un abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ésta, compa Titajú, creo que ni en la tele (aunque nunca se sabe...). Y sí, Cameron Diaz no es tan mala actriz como parece empeñarse en demostrar a base de elegir solo bodrios para mostrar sus cualidades interpretativas. Lo de su condición de profesora me temo que es mera anécdota...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa JOSEP, yo es que no me atrevería a calificar esto como de "producto contemporáneo", más allá de que, dadas las circunstancias, lo sea, obviamente. Pero no creo que sea representativo; el nivel general no está para tirar cohetes, pero, afortunadamente, cabe encontrar un puñado de pelis que se alejan años-luz del nivel que ofrecen cosas como ésta. Otro tema es el de su disponibilidad...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues aunque no termine de ser mi tipo, y crea que sus últimos retoques quirúrgicos (como a todas) no le favorecen lo más mínimo, tampoco te voy a negar, compa MARCOS, que la Diaz tiene su atractivo, vaya que si lo tiene. Otro tema es si su talento interpretativo está a la misma altura (que no es que yo crea que es un petardo de actriz, pero no le luce nada en la inmensa mayoría de bodrios en que se embarca...).

Un fuerte abrazo, disculpa por la demora en la respuesta y buena tarde.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues sí, compas Gourmet, el trailer ya deja bastante clara la calaña del producto al que da soporte. Eso sí, cartelería a mogollón, spots publicitarios en todas las cadenas televisivas; en fin, eso que se llama la sana competencia, en igualdad de oportunidades con otros productos. Ains...

Un fuerte abrazo, disculpas por la demora en la respuesta y buena tarde.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa ALFREDO, a casi toda estrella rutilante del cine comercial americano, rama bazofia gorda, le suele dar, en un momento determinado de su carrera, por pegarse un "homenaje cultureta", intentando, con ello, darle cierta pátina de calidad a la misma. El método más socorrido, hasta la fecha, es el de meterse en algún reparto de Woody Allen -trabajando gratis, y, si me apuras, hasta pagando, si es preciso...-; pero, claro, por más estajanovista que sea el amigo Woody, no le caben todos/as. En fin...

Un abrazo y buena tarde.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bien está, compa MARIO, que no esperes gran cosa, porque no creo que sea gran cosa lo que un producto como éste tenga para ofrecer al cinéfilo medianamente exigente. Mejor reservar el desgaste ocular para menesteres cinematográficos más apetitosos, desde luego que sí...

Un abrazo, disculpas por la demora en la respuesta y buena tarde.

Manuel Guerra dijo...

Esta es una comedia mas americana que saca a relucir los defectos de la sociedad de estos momentos y que muestra el individualismo y la poca falta de integridad de algunas personas. De todos modos hay que destacar la buena actuacion de los actores Cameron Diaz, Justin Timbarlake o el actor de HIMYT que se emplean perfectamente en la película

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues muy bien, compa MANUEL, me alegro de que aportes tu opinión sobre la peli; y bienvenido a esta cibercasa, en la que espero pases buenos ratos de entretenimiento lector (que es de lo que se trata...).

Un abrazo y buen fin de semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.