lunes, 13 de junio de 2011

Algo prestado (U.S.A., 2011)


Lejos de ceñirse al ámbito estricto de su adaptación cinematográfica literal, la influencia de las series televisivas más exitosas se viene proyectando, a lo largo de estos últimos años, mucho más allá, generando líneas y tendencias a nivel argumental y tonal que impregnan a infinidad de producciones destinadas a la pantalla grande. Entre esas series de enorme éxito, se cuenta la veterana (y ya cerrada) 'Friends'; una serie cuyo éxito, al menos aquí en España, siempre fui incapaz de entender, dada mi nula empatía con lo que siempre me pareció un grupo de pijos desahogados y acampados en el vacío cerebral más absoluto. Misterios de la televisión, supongo. Pero dado que mi gusto personal no guarda, en esta ocasión, la más mínima relación con la repercusión del producto (lo contrario sería ceguera o mala baba, y tampoco es eso...), no puedo negar que su influencia aún sigue desplegándose en comedias de corte temático y estilístico muy cercano a su impronta. Como, por ejemplo, 'Algo prestado', comedia usamericana de amigas, tíos buenos, cuernos, patrañas e inestabilidades emocionales varias. Impepinable: el sol sigue saliendo, todos los días, por el mismo sitio...

Al mando de la función en pantalla, tenemos a una pareja protagonista integrada por Kate Hudson —una estrella de la que me cuesta trabajo pensar que alguien pueda recordar su nombre dentro de diez años...— y Colin Egglesfield —una especie de clon de Tom Cruise (eso sí, sin alzas) con un prestigio labrado fundamentalmente en el medio televisivo—, acompañados por una tercera en discordia a la que da vida Ginnifer Goodwin (y de la que, más allá de la hermosa sonoridad de su nombre de pila, no tengo la más míníma referencia); también anda ahí, en labores de producción, la “bioscarizada” Hillary Swank (que bien se ha cuidado de no dejarse ver en pantalla, hay una reputación que guardar). Y lo que cabe esperar de una producción de este corte es... nada que no hayamos visto ya en sus mil y una predecesoras, sin que, pese a repetir de manera impía argumentos y episodios más que manidos, eso parezca afectar a un público cuyo número siempre es suficiente para justificar futuras reincidencias. Eso sí, qué malo que es el cine español. En fin...

* APUNTE DEL DÍA: he vuelto a Twitter, y, aunque me cuesta ponerme al día, ahí andamos, trasteando...
* Apuntes sobre el cine que viene LVI.-

8 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

Lo que todavía me desespera es que se promocionen estos bodrios clonados, que nos mortifiquen con su publicidad, que se estrenen ... y que vaya gente a verlos (no va por ti, compa, je je )

Saludos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa JOSÉ, va a ser complicado que se me vea por la sala oscura echándole el ojo, pero nunca se sabe, nunca...

Un abrazo y buen día.

Josep dijo...

Pazguato me quedo, Manuel, de ver cuatro líneas bien escritas referidas a cosa semejante.

Por cierto: los bodrios usamericanos no hacen buenos los bodrios hispanos, Manuel: la cosa no funciona así, o eso creo yo, al menos...

Un abrazo.

p.d.: cuídate de la calor, que si a mí ya me está agobiando ahora, no quiero ni pensar lo que hará en Córdoba...

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, compa JOSEP, por lo de las líneas bien escritas; debe ser que, como al compa Alfredo en su celebérrima tienda de los horrores, la bilis me estimula la neurona (la única que me debe quedar a estas alturas).

Totalmente de acuerdo contigo en tu aserto: ésta no hace buena a las malas hispanas. Pero es lo que tienen las cruzadas, la trinchera se planta allí donde uno pone el pie, no queda otra...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

Marcos Callau dijo...

Enhorabuena por poder trastear en twitter, Manuel, pues yo lo intenté y no lo conseguí (no consigo entyenderlo) En fin... "la informática y yo". Respecto al tipo de "comedias" a la que te refieres hoy y su relación con series como "Friends" solo puedo decir que hay pocas cosas peores que "extende"r lo que no tiene sentido (y llevarlo a la pantalla de un cine es "extenderlo" demasiado) Un abrazo.

39escalones dijo...

Lo que me sorprende es cómo has visto esto y no te ha dejado secuelas crónicas... Personalmente, entiendo qué has querido decir con esa apelación al cine hispánico, y en última instancia, estoy de acuerdo. Aun poniéndonos en el peor caso, lo peor del cine español, prefiero la basura propia y barata que la ajena y más cara. Al menos de la primera las campañas publicitarias, si las hay, son más tenues y puedes huir de ellas.
Por cierto, ¿Kate qué...?
¡Viva la bilis verborreica!
Abrazos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, compa MARCOS, lo del trasteo en Twitter es algo que llevo en plan muy ciclotímico: ahora me da la ventolera y me pongo en ello, e igual me canso y lo dejo de buenas a primeras. En fin... Buena imagen esa de la "extensión", algo parecido a lo de un chicle estirado; el problema es que el chicle tiene ya poco sabor...

Un fuerte abrazo, gracias por comentar y buen día.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No, compa ALFREDO, si verla, no la he visto: ésta es una reseña previa al estreno, uno de esos ejercicios a los que, de vez en cuando, me da por dedicarme, con la impunidad y desvergÜenza que cabe apreciar en las torpes letras en que se plasma. Me alegro, en todo caso, de que te solidarices con la causa: si ha de ser malo, al menos que sea de la casa (pero mejor si es bueno, claro...).

Por la chica, no sufras: supongo que aún le queda una docena de pelis para terminar de hacer caja (salvo -agradable- sorpresa morrocotuda...).

Un fuerte abrazo, gracias por comentar y hasta pronto.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.