jueves, 5 de mayo de 2011

Mil cretinos (España, 2010)

Hubo un tiempo (no tan lejano, por otro lado) en que el cine de Ventura Pons me resultaba particularmente grato; películas como ‘Morir (o no)’, ‘Amic/amat’, ‘Actrices’ me parecían buenas piezas, aquejadas, quizá, de cierto exceso de verbalidad (ese pecado de lesa majestad del que el mago Hitch siempre abominó con especial saña), pero dotadas de ritmo y agilidad, y capaces de conjugar, con notable pericia, enjundia y ligereza como atributos de historias vivas e interesantes.

Ese entusiasmo se vio atemperado, y rebajado en grado sumo, ante el fiasco que, en mi opinión, supusieron títulos como ‘Manjar de amor’ o ‘Amor idiota’, films carentes de la mayor parte de las bondades antes señaladas, y que, por el contrario, sí se veían aquejados de sus particulares carencias. Pero tal circunstancia no me impedía seguir apreciando positivamente, desde una valoración global, el cine de Pons.

A día de hoy (y dado que hace tiempo que no reviso los films arriba citados), no sé si el que ha cambiado es este testarudo juntaletras, o el cine del director catalán; pero de lo que sí puedo dar fe es de que un film como ‘Mil cretinos’, su última cinta, se me ha hecho, en ciertos pasajes, tan especialmente insufrible, que aún me cuesta trabajo imaginar en base a qué misteriosos designios sigue teniendo el fuerte predicamento del que aun goza en festival de tan elevado prestigio como es la Berlinale. Cosas veredes, que decía aquel…

Como toda cinta basada en el encadenamiento de episodios independientes (con mayor o menor grado de independencia, eso sí), ésta de Ventura Pons —que trabaja con el material argumental que le proporcionan diversos libros de relatos de Quim Monzó— presenta una notoria irregularidad, alternando algunas historias de cierto interés, y con un humor a caballo entre lo absurdo y lo excesivo bien transmitido a la imagen cinematográfica (como podrían ser el del escritor novel que se convierte en la pesadilla “admirativa” del consagrado; o el de la señora madura que decide hacer una limpieza sabatina a fondo en toda la extensión de la expresión “a fondo”…), con otras que, carentes de gracia alguna o bien por su recurso a tópicos ya muy gastados, no generan el más mínimo interés.

Tampoco ayuda a que el film resulte una pieza digna de mayor apreciación el que, más allá de lo logrado de su episodio final (el que, siguiendo los cánones del subgénero, “abrocha” los personajes de los precedentes, dotándoles de una cierta continuidad argumental, en una mecánica narrativa que Ventura Pons ya había demostrado en “Morir (o no)” saber manejar con bastante solvencia), haya una ruptura clara entre los episodios que podríamos calificar de convencionales, y aquéllos que, componiendo una especie de “subpelícula” específica dentro del film, se dedican a una revisión muy “sui géneris” de cuentos clásicos de la literatura infantil, que reformula con un humor bastante corrosivo (y, en general, bien logrado; quizá hubiera resultado mejor idea la de haber hecho una cinta únicamente con éstos últimos).

En definitiva, que Ventura Pons se refugia en territorio conocido, y demuestra que, en él, se maneja con la pericia que (qué menos…) cabe esperar de alguien con su experiencia y veteranía. Pero su propuesta, salvo en algún momento puntual, no llega, no cala, no levanta el vuelo, y transmite una sensación de agotamiento creativo que no hace más que confirmar una línea, una tendencia que ya se venía desplegando desde hace algún tiempo. Mal diagnóstico para el enfermo, aunque uno no deja de confiar en que, más tarde o más temprano, termine llegando la recuperación (al fin y al cabo, quien tuvo…).

* APUNTE DEL DÍA: para peli española de nivelazo, la última de Armendáriz. Dura como el pedernal, pero excelente. Y sus intérpretes, de sombrerazo, vaya par de joyas. Si quereis leer más sobre ella, mi crítica, en La Butaca.

15 comentarios:

Josep dijo...

No puedo menos que admirar tu empeño, Manuel.
A mí el Sr. Ventura Pons me resulta insufrible incluso en las entrevistas que le hacen en "la nostra" así que sus películas ya ni me lo planteo.

Un abrazo.

39escalones dijo...

No me gusta Pons, excepto algún momento muy puntual en su cine. Tampoco me ha apasionado la de Armendáriz, principalmente por su protagonista, que deja mucho que desear.
Abrazos.

José Núñez de Cela dijo...

De Ventura Pons, prácticamente nada.
De Quim Monzó, prácticamente todo!

Si tienes oportunidad ve a la fuente.
Saludos y buen Mayo cordobés!

Anónimo dijo...

Hola Manuel: me gusta tu "glob", y me gusta que hayas comentado esta pelicula, para ver si alguien en Catalunya se toma en serio de que no es licito dar subvenciones a los amiguetes, como es el caso de Ventura.
Lo detesto como persona y como director, porque es mala persona y pesimo director. Solo hay que agradecerle su documental de Ocaña, y el exito más que suyo fué del propio OCAÑA.

¡animaos y haber si conseguimos entre todos que las subvenciones se dediquen a la culturay no a estos bodrios !

Noemí Pastor dijo...

Vaya. Esta peli o se me ha despistado o no la han estrenado en mi pueblo. A mí Pons me atrae. Luego puede que no me satisfaga el resultado, pero no pme puedo resistir y casi siempre tengo que ver qué ha hecho.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No creas que resulta tan admirable, compa JOSEP; me temo que se trata, más bien (o más mal, para ser más preciso...), de una vena masoquilla que no consigo controlar del todo. Y por las entrevistas, no te fies; hay gente que transmite muy mal rollo en su trato con los medios, y después son creadores bastante estimables (sin que eso signifique que tal epíteto haya de ser aplicado, necesariamente, a Pons, claro...).

Un fuerte abrazo, gracias por comentar y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ya me barruntaba, compa ALFREDO, que a tí, el cine de Pons, poco "filin"... A mí, insisto, sí que me lo generó hace algún tiempo, pero a día de hoy, me temo que sus querencias y las mías van por derroteros bastante separados. En cuanto a lo de la de Armendáriz, en fin, a mí sí me ha gustado, y mucho, así como el trabajo de su protagonista. Todo en esta vida es mejorable, por supuesto, pero yo creo que se trata de un trabajo bastante logrado, y, personalmente, no se me hubiera ocurrido ningún apunte corrector concreto, al menos sobre el visionado "a pelo" (que es al que he tenido acceso, claro...). Como supongo que, llegado el momento (DVD, tele...), la revisaré, estaré más atento a los detalles...

Gracias por comentar, como siempre, un fuerte abrazo, y seguimos en el ajo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues ya ves, compa JOSÉ, estamos a la inversa: mientras que de Ventura Pons he visto bastantes cositas, de Monzó, no he leído nada (bueno, eso también tiene su lógica: le "pego" más a las pelis que a los libros -aunque, francamente, en estos últimos tiempos ya no le pego ni al café...-). De todos modos, bien sabes tú que cine y literatura se mueven con lenguajes totalmente diferentes, y hacer comparaciones es meterse en un jardín del que uno suele salir cosido a pinchazos (aunque no haya ni un solo rosal...).

Gracias, en todo caso, por tu comentario, un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Vaya, compa NOE, creo que eres la única -de entre el, esta vez, y para mi pena, reducido grupo de comentaristas- a la que el cine de Pons aún le sigue atrayendo hacia las salas. De todos modos, no me extraña que esta, que es su última peli, no te haya llegado a ninguna sala cercana: me barrunto que su distribución ha sido limitadísima (a mi pueblo, por supuesto, tampoco llegó), y, si he llegado a verla, ha sido gracias a la gente de Filmin, que la ha colgado en su catálogo bien prontito (la fecha de estreno es de enero de este año...). En fin, si llegas a echarle ojo algún día, ya nos contarás...

Un fuerte abrazo, gracias por comentar, y seguimos en el lío.

GCPG dijo...

No se hable más, si a ti no te ha gustado yo la tacho de mi lista inmediatamente, que coincidimos mucho en gustos. Coincidimos incluso en la estimación del primer Ventura Pons, o mejor en el intermedio que nombras, porque del primero, primero he visto poco.

Me apunto la de Armendariz sin duda.

Manuel, cuando puedas pásate por nuestro blog, que tenemos un encarguito para tu sabiduría.

ANRO dijo...

A veces, amigo Manolo, donde tal vez hubo algo se queda despues en nada, porque a mí me pasa un poco como a Josep, pero tampoco tiene mayor importancia.
Ah, y por encima de todo Bienvenido el Mayo Cordobés que sin ir más lejos gocé hace dos añitos....será cosa de volver.
Un abrazote.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, bueno, bueno... a los frecuentadores de este lugar supongo que no tengo que contarles la que se ha liado en Blogger con el "apagón" de ayer y la desaparición de reseñas, comentarios y demás. En fin, al lío... Hay un par de comentarios borrados, pero que, al igual que mi compa Josep, tengo guardados en correo, así que reproduzco y contesto:

GCPG (http://www.blogger.com/profile/13151095024416111390):

No se hable más, si a ti no te ha gustado yo la tacho de mi lista inmediatamente, que coincidimos mucho en gustos. Coincidimos incluso en la estimación del primer Ventura Pons, o mejor en el intermedio que nombras, porque del primero, primero he visto poco.

Me apunto la de Armendariz sin duda.

Manuel, cuando puedas pásate por nuestro blog, que tenemos un encarguito para tu sabiduría.

o-o-o-o-o-o-o-o-o

Queridos compas, me alegra que coincidamos en apreciaciones, aunque bien sabeis que a mí la discrepancia, ni me molesta, ni me disgusta, todo lo contrario. Pero, bueno, siempre se asienta más el cariño mutuo sobre las afinidades que sobre las discordias (auque no siempre, claro).

Desde luego, puestos a recomendar, está claro que mejor la de Armendáriz (y todo su cine) que la de Pons (y todo su cine). Pero hay que verlas todas, claro...

En cuanto al "encarguito" en vuestro blog, ya he pasado y visto (y ya os contestaré allí también); me ha alegrado muchísimo, me hace muchísima ilusión y voy a intentar despachar el empeño con la mejor de las disposiciones (eso sí, me temo que tardará, basta con ver a qué ritmo vengo actualizando últimamente por esta cibercasa). Gracias, en todo caso, por el detallazo y, aunque no estaré a la altura con que vosotros y otros compas a los que seguimos lo habeis cumplimentado, se hará lo que buenamente se pueda...

Un fuerte abrazo, gracias por pasar por aquí con regularidad y seguimos trasteando.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Antonio (http://www.blogger.com/profile/02109680680198709355) ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Mil cretinos (España, 2010)":

A veces, amigo Manolo, donde tal vez hubo algo se queda despues en nada, porque a mí me pasa un poco como a Josep, pero tampoco tiene mayor importancia.
Ah, y por encima de todo Bienvenido el Mayo Cordobés que sin ir más lejos gocé hace dos añitos....será cosa de volver.
Un abrazote.

o-o-o-o-o-o-o

Pues sí, compa ANTONIO, lo de disfrutar el mayo cordobés quizá sea mejor opción que la de echarse al coleto la filmografía de don Ventura (aunque te puedo asegurar que, en mi caso -aquello en casa del herrero, ya sabes...-, poco disfruto de ese mayo florido: exceso de ocupaciones, me temo...). Si por aquí pasas, ya sabes, avísame con tiempo, y para un vinito seguro que pillo hueco...

Un fuerte abrazo, gracias por la persistencia (tan grata) y seguimos en el ajo.

babel dijo...

La verdad, Manuel, es que no me gustó nada esta película. La primera parte quizás la salven las actuaciones -es para empezar a pensar que tenemos más madera en cuanto a actores que a directores-, pero el parapeto de la segunda parte -¿se quedaría sin subvención. o qué?- es una auténtica tomadura de pelo, patética. Intenta un repunte aunando historias al final, pero es como un jarrón que se cae al suelo y se hace añicos: imposible de recomponer.

No creo que vuelva a gastarme un duro en films de este señor. Otro a la saca. Saludos!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compruebo, compa BABEL, que si el amigo Ventura Pons ha de vivir algún día de lo que recauden las salas de cine con la asistencia de los frecuentadores de esta cibercasa, lo tiene muy, muy crudo. Tus apreciaciones son bastante ajustadas, y vienen a coincidir sustancialmente con las mías. En fin, qué se le va a hacer...

Un abrazo y seguimos trasteando.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.