lunes, 14 de febrero de 2011

GORDOS (ESPAÑA,, 2009)

Tras haber gozado con las excelencias de su magnífica opera prima, “Azuloscurocasinegro” —y sin haber visto aún su último film, “Primos”, que todavía se mantiene en cartel en las salas cinematográficas—, sentía una gran curiosidad por ver “Gordos”, la segunda cinta del joven director Daniel Sánchez-Arévalo; una propuesta que venía acompañada de grandes excpectativas, tanto por el inesperado éxito de su predecesora como por los avatares de un rodaje muy prolongado en el tiempo (debido a las exigencias de “configuración física” de sus intérpretes). ¿La confirmación de un talento cinematográfico en ciernes, o el bajón tan habitual en la segunda obra de quien ha brillado sobremanera en su debut? En la humilde opinión del que emborrona estas líneas, más lo segundo que lo primero.

Y es una lástima. Porque la de “Gordos” es una propuesta con un armazón prometedor. Lejos de ubicarse temáticamente en el territorio que, por planteo argumental de inicio, le hubiera resultado más obvio (el de las disquisiciones sobre la influencia del físico y la imagen en nuestro actual modus vivendi), “Gordos”, aunque no rehuye esa temática (difícil le hubiera resultado, dado el perfil y caracterización de sus personajes), no la convierte en eje central de su historia, sino que lo utiliza como soporte accesorio para ir hacia “el” tema, el eterno leit-motiv de todo drama/comedia que se precie, que es el del amor y sus manifestaciones. Sánchez-Arévalo nos muestra, a través de sus cinco corales protagonistas (y los personajes que alrededor de ellos giran), cinco relaciones sentimentales sometidas a variables, condiciones y avatares totalmente diversos y dispersos.

¿Dónde radica, pues, el problema? El problema radica, fundamentalmente, en la falta de fluidez narrativa, en la insuficiente interrelación y conexión entre historias y personajes, más allá del que se evidencia en aquellas secuencias y líneas argumentales secundarias “de enlace”, que no dan de sí lo suficiente como para “cuajar” una urdimbre lo suficientemente sólida, y que terminan dando, como resultante definitiva, una historia bastante deslavazada e inconcreta, de esas que cuesta trabajo describir, o resumir.

Esa carencia, que se hace especialmente llamativa cuando el tono genérico del relato se mueve a caballo entre el drama y la comedia (lo cual hace particularmente necesario que la historia esté perfectamente “abrochada” —ahí, precisamente, radicaba uno de las grandes virtudes de “Azuloscurocasinegro”, que, gracias a un “personaje-ancla” (el de Jorge), anuda todas sus líneas argumentales con precisión y contundencia), impide que elementos interesantes, y logrados, como el buen trabajo (global) del elenco actoral, o la audacia e intensidad con que se construye buena parte de las escenas, no rinda frutos más óptimos. Y demuestra, una vez más, cuán inexorablemente se cumple siempre el viejo axioma de que no hay trabajo actoral ni de dirección, por muy brillante que sea, que pueda cubrir las fallas de un guión, cuando éste las tiene.

En conclusión, “Gordos” se revela, globalmente, como una propuesta fallida, que, a ratos, se ve con interés, por lo llamativo de muchas de sus escenas, y en la que, por supuesto, cabe disfrutar, y mucho, con el trabajo de unos intérpretes más que solventes (y no sólo por eso que no deja de ser algo anecdótico, como es el contraste entre sus aspectos de gordos y de delgados; en todo caso, espero que ese pedazo de actor que es Antonio de la Torre no lleve su carrera por los derroteros por los que últimamente parece querer despeñarla Robert de Niro...). Destellos de talento que me hacen abrigar favorables expectativas respecto a “Primos”, en la que espero que el de Daniel Sánchez-Arévalo vuelva a alcanzar su mejor nivel.

* APUNTE DEL DÍA: anoche ví, a través de la retransmisión que de ella hizo la 1 de TVE, la gala de los Goya. Ni me gustó, ni me disgustó,  sino todo lo contrario. Creo que se trata de un problema de formato: las galas de entrega de premios dan de sí lo que dan (salvo que lo que quieras hacer sea otra cosa, con otras pretensiones y otros objetivos: una performance teatral, un mítin, etc...). Pero, dentro de esos parámetros, se dejó ver...

17 comentarios:

ANRO dijo...

Pues confieso, amigo Manolo, que la filmografía de este realizador me es desconocida. No obstante, y según tu comentario el hombre solo ha realizado tres pelis, con lo cual es más que posible que su carrera esté aun por dar de sí todo lo que haya demostrado en esa opera prima.
"Gordos" estuve a punto de verla, pero al final no me decidí. Respecto a "Primos" he visto los anuncios por la tele y francamente no me seduce.
Llevas razón en lo que a las galas de premios te refieres. A mí me aburren y me chirría cuando sueltan las alabanzas a espuertas.
Un abrazote.

babel dijo...

Después de azuloscurocasinegro, la verdd es que yo también esperaba más. Me dejó totalmente indiferente, no logró engancharme y las actuaciones, por lo que apuntas, a mi me parecieron normalitas y no más. No he ido a ver "Primos", me da pereza...

Sobre los Goya, me alegré mucho del reconocimiento a Villalonga. A ver si así no nos vuelve a tener 9 años en el dique seco. Un cineasta muy interesante y "Pa Negre" es lo mejor que ha hecho el cine españo este año, desde mi punto de vista.

Saludos!

Josep dijo...

El problema de los guiones es endémico, Manuel, y parece asolar el orbe entero salvo el mundo de la tele de pago sajona por lo que dicen.

Sin un buen guión no hay película, no hay duda. Por eso los grandes directores siempre han metido mano en el guión, sea de forma reconocida o no.

Con lo que acabamos dándonos cuenta que quizá los directores tampoco están al nivel mínimo exigible para discernir un buen guión de uno malo.

Creo que hay una laxitud generalizada que tiende a dar por bueno un trabajo mediocre y por excelente un buen trabajo y sólo así puede entenderse que haya tantas "obras maestras" en las carteleras actuales.

Si no fuera por el engaño al espectador, una pena.

Hace poco leía una entrevista que le hicieron a Berlanga y está claro que se cuidaba -y mucho- de los guiones de sus películas.

Un abrazo.

39escalones dijo...

Coincido sustancialmente con "Gordos". Creo que el problema es que se ha querido escribir un drama como si fuera una comedia, con gags dramáticos y no humorísticos. No me disgustó, pero no me apasionó, y la olvidé prontamente.
Como la gala de los Goya, vamos.
Abrazos.

Superwoman dijo...

El otro dia vi en el catalogo de la bilbioteca "Azul oscuro..." como de pasada, me lo pondre en la lista de espera.
Y lo de la gala, uf, que no Manuel, que eso del glamour y las estrellas es en "Jolybud", que las nuestras son galas de cine con "alma canyi" y lo importante es ver como poner morros el personal disgustado con las diferentes angustias politicas ;)
Un supesaludo

Sue dijo...

Estoy de acuerdo contigo Manuel, vi "Gordos" y me faltó fluidez. El guión muy pobre y la historia muy poco aprovechada. No soy una experta en cine, ni mucho menos, pero con lo que cuesta sacar una película adelante (me consta porque conozco gente que se dedica a ello en cuerpo y alma) no me parece bien que se derroche el tiempo de unos profesionales y la técnica en historias que no terminan de cuajar. Antes de montar una película hay que tener un buen guión, una buena historia de base y unos buenos actores. Si en los ensayos se ve que no funciona, deberían tirar por otro lado, reescribir la historia, el guión, cambiar de actores... no sé, algo. Pero no sacar a la luz, con lo que cuesta, una historia pobre.

Un saludo.

Audi A4 dijo...

Ví la pelicula "Gordos" y solo quiero comentar que no me ha dejado huella, hasta diría que ni me acuerdo de como eran los detalles. Quizas la idea era muy buena e interesante para desarollarla y explorarla al máximo pero ha fallado algo (quizas el guion o la dirección).
Lastima de no haber desarollado la idea y no haber sacado el partido al argumento tan interesante e discutido...

Marcos Callau dijo...

No he visto nada de Sánchez Arévalo así que no puedo opinar. Pero, después de leerte, mejor empezar por "Azul oscuro casi negro".

Lo de los Goya, más de lo mismo. Lo que me dejó pasmado fue lo que tardó el público en saber que el jimmy jump no estaba preparado. En fin...

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bien cierto es, compa ANTONIO, que solo tres pelis son poco bagaje para juicios globales (aunque fíjate algunos, con una sola -Laughton con La noche del cazador...-), pero yo le tengo mucha confianza a Sánchez Arévalo, a ver si no me (nos) defrauda. Sobre las alabanzas a espuertas en las galas de entregas de premios, se supone que es "lo que toca": si te tiras por el extremo contrario, igual resulta cicatero, mezquino (más por el contexto que por la falta de fundamento: no es el lugar, no es el momento...). Lo que está claro es que generan controversia, o sea, publicidad, o sea, que vienen bien...

Compa BABEL, creo que ese "no enganche" define bastante bien la sensación con la que te deja esta peli: mucho amagar, poco dar; apuntes entusiasmantes y que pierden fuelle de momento. En cuanto a los Goya, no he visto Pa negre (y fíjate que le tengo ganas desde San Sebastián), pero coincido contigo en que Villaronga (del que he visto buena parte de sus pelis precedentes) es uno de los cineastas más estimulantes de los que por aquí pululan (eso sí, su cine quizá no goza de la comercialidad suficiente como para darle una continuidad de producción, que siempre es muy, muy difícil...).

Compa JOSEP, suscribo letra a letra tus apreciaciones acerca de los guiones; de todos modos, y en este caso, Sánchez Arévalo dirige los suyos propios, con lo cual me imagino que su margen para "meter mano" debe ser no ya amplio, sino ilimitado... Berlanga me da a mí que no cuidaba mucho solo los guiones (que también), sino que era muy meticuloso en todo. Los resultados, a la vista (y gozo) de todo el que quiera...

Un fuerte abrazo a los tres, gracias por vuestros comentarios y seguimos trasteando.

José Núñez de Cela dijo...

Pues a mi me gustó.
(Sin más)

En lo de la gala, estoy contigo, momentos salvables/agradables y otros encorsertados por el formato, aunque me fui a leer a mitad de gala, tampoco me logró interesar lo suficiente como para mantenerme ante la TV.

Saludos

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa ALFREDO, es que ésa que apuntas es la fórmula marca de la casa con la que Sánchez Arévalo se suele manejar: en Azuloscurocasinegro le funcionó a las mil maravillas, y aquí, agua... No es una fórmula fácil, desde luego (si es que hay alguna que lo sea, que creo que no...), pero, cuando se atina, el resultado suele ser maravilloso. No fue el caso, vaya...

Compa SUPERWOMAN, no dejes escapar ese ejemplar "bibliotequero" de Azuloscurocasinegro, creo que te va a merecer la pena. En cuanto a la gala de los Goya, y en lo que se refiere al glamour, no creo que se trate tanto de pretender emular los Oscar (que es complicado; cuestión de presupuesto...), como de no caer en ridículos exagerados. Lo de las luchas cainitas es spanish element en estado químicamenteo puro: esa vena cotillo-porteril nos pierde, nos pierde...

Compa SUE, muy atinadas y juiciosas las cuestiones que planteas: así es, efectivamente. De todos modos, yo parto de la base de que cuando alguien se rasca los cuartos (que, además, como bien señalas, son muchos...) en poner en pie una peli, lo hace desde la convicción de que lo que se trae entre manos merece la pena, es un producto de calidad, cuanto menos, pasable; el problema es que no siempre los resultados están a la altura de las pretensiones. Creo que este fue el caso con Gordos, vaya...

Un fuerte abrazo a los tres, gracias por pasaros y comentar y disculpas por el retraso en responder. Que tengais buen fin de semana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa MARCOS, si no le has hincado el diente a ninguna peli de Sánchez-Arévalo, pues sí, mejor empezar por su opera prima, bastante mejor que esta segunda. Lo del Jimmy Jump, bueno, no sé, a estas alturas tengo que empezar a pensar que es ya algo preparado, si no, difícilmente se entiende...

Compa JOSÉ, menos mal que tú pones un puntito discrepante (ya empezaba a temer que no apareciera nadie para decir que le había gustado, aunque fuera sin excesivos entusiasmos...). Lo de dejar la gala por la lectura creo que fue una opción más que inteligente, sabia; además, creo que se podría hacer extensible a un montón de circunstancias más, me temo...

Un fuerte abrazo a los dos, gracias por vuestros comentarios y que tengais buen fin de semana.

Friv dijo...

Me parece muy buena Gordo, volveria a verla para hacer un analisis mas profundo.

Lelo dijo...

En mi opinion es una buena pelicula a mi me gusto, tiene una buena dosis de humor, pero tambien de dramatismo como se ve en la sesiones que hace el psicologo con sus pacientes. O la relación que tiene con su mujer embarazada (verónica sánchez.)A mi me gusto os la recomiendo.

Noemí Pastor dijo...

Yo sí he visto "Primos" y tiene un guion bastante decente y unas interpretaciones muy dignas. Saludos, compa.

acompañantes colombia, escorts bogota, prepagos colombia dijo...

Sería bueno ver la pelic para saber bien si vale la pena o no detodas formas es algo a lo que no todos estamos acostumbrados y en este arte nos podemos llevar grandes sorpresas o definitivamentes decepcionarnos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues yo, compa NOE, aún no he podido ver Primos. Bueno, ni primos, ni sobrinos, ni tíos, ni "cuñaos": no piso un cine desde hace semanas. En fin... En todo caso, sigo teniendo muchas ganas de verla, y, con tu buena referencia ahora más aún...

Disculpa por el retraso en la respuesta, un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.