lunes, 15 de noviembre de 2010

Carta abierta a Joan Puigcercós

Estimado señor Puigcercós:

Soy andaluz y vivo en Andalucía. Como la mayor parte de mis conciudadanos andaluces, yo tampoco exhibo el más mínimo fervor nacionalista –ni andaluz, ni español, ni de ningún otro lugar-; no obstante lo cual, en una posición que, en muchas ocasiones, me ha granjeado no pocas incomprensiones e incluso alguna que otra antipatía, siempre he sido muy condescendiente, por decirlo de alguna manera, con los nacionalismos periféricos españoles, más concretamente, con el vasco y el catalán. Resulta evidente que, “gracias” a personajes como usted, mi postura ya llega a parecer absurda, incluso para mí mismo.

Que en Andalucía no paga impuestos ni Dios.... Usted sabe perfectamente que eso es falso. Tan falso como que en su tierra todo el mundo se maneja con la misma “desenvoltura economica” que exhibe ese gran prócer de la patria que atiende al nombre de Félix Millet. O tan falso como que en Cataluña toda la clase política se dedica al noble cultivo del celebérrimo “3 per cent”que tanto se aireara en el Parlament hace algún tiempo. Por eso, yo niego las dos últimas afirmaciones. En cambio, usted no tiene empacho alguno en dejarse caer con la primera.

Ya sé, ya sé que la refriega política se presta más al trazo grueso que al fino estilismo en el uso de la palabra; y que si la refriega se desarrolla en el contexto de una campaña electoral, ese trazo grueso llega a alcanzar, más bien, las trazas de un pegote de pintura largado a brochazo limpio. Pero no todo vale, no todo es admisible todo tiene un límite: y usted lo ha rebasado con holgura. También me consta que ni va a rectificar ni va a pedir disculpas, hasta ahí podríamos llegar; me temo que, dadas las circunstancias, lo del calentón o el exceso verbal, tan socorrido en situciones de este tipo, difíicilmente colaría: lo suyo, me temo, tiene, como rezaba el título de la película aquella, raíces profundas (y nada benignas, por cierto...).

No vaya usted a pensar por ello que mi respeto y mi estima por sus conciudadanos va a mermar un ápice; creo que es mucho y bueno lo que de Cataluña, por cuyo común de sus gentes siento una profunda admiración, podemos y debemos aprender, no sólo en mi tierra, sino en muchas otras tierras, y no sólo en materia económica, sino en otros muchos aspectos. No se puede arruinar la reputación de un pueblo por lo ignominioso de la actitud de alguno de sus miembros, pero está claro que ayudan poco al establecimiento de unas sanas relaciones de mutuo respeto y cordialidad entre los habitantes de distintos territorios, episodios tan penosos como éste.

En todo caso, si, como proclaman recientes encuestas –encuestas que, por otro lado, y en una demostración más de la sabiduría de los catalanes, apuntan a una fuerte caída de la fuerza política a la que usted tan sombríamente representa-, son mayoría los ciudadanos catalanes que, en consonancia con sus proclamas ideológicas, desean la independencia de Cataluña respecto a España –algo a lo que no tengo la más mínima objeción que plantear-, ya tengo claro que habrá un motivo por el que tal determinación me pueda producir una alegría, aun cuando sea puntual, y es la de que, en tal tesitura, ya no tendré que compartir la condición de convecino con alguien capaz de mostrar una actitud tan lamentable como la que usted ha mostrado.

En todo caso, y a falta de otros méritos más dignos de estima, ya puede usted apuntar entre sus logros el que este humilde blog, que, durante algún tiempo, tuvo cierta dedicación a la actualidad política, posteriormente abandonada, la haya retomado. Eso sí, también puede apuntar en su debe que haya de hacerlo desde la indignación y el cabreo más profundos. Una pena...

* A salto de mata XLVIII.-

21 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Ojalá lea esta carta. Te felicito por todo lo que en ella has planteado... muy bien planteado por cierto.

Kaplan dijo...

Enhorabuena por tu carta, Manuel. Eso se llama elegancia y sentido común, algo que este hombre carece en campaña electoral o fuera de ella.
Un abrazo

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Dudo mucho, compa MARCOS, que "caiga esa breva": no creo que tenga ni tiempo, ni interés, ni ocasión, aunque ojalá lo hiciera. Yo la he escrito, en todo caso, para que la leais vosotros, los que frecuentais esta casa, y me alegro de que, en cualquier caso, y más allá de que coincidais o no con sus planteamientos, os parezcan, al menos, razonables. Gracias, igualmente, por tus felicitaciones: se agradecen y valoran...

Compa KAPLAN, muchsísimas gracias a tí también por tus elogiosas palabras. El sentido común -o, en todo caso, la templanza, que es lo que se procura- cuesta, en casos como éste, sacarlo a flote, porque he de confesar que el exabrupto es la reacción más inmediata y natural ante tamaña sandez; pero, claro, si todos entramos a revolcarnos en el mismo fango, ¿a dónde vamos a ir a parar...?

Un fuerte abrazo para los dos, gracias por vuestros comentarios y hasta pronto.

Titajú dijo...

¡Bah, ni caso! También Rosa díez se lució con los gallegos, pero a palabras necias, oídos sordos. A lo mejor es que parte de su familia es andaluza y todos sabemos que los familiares de los políticos tienen trato de favor... no todos, pero eso es lo que se dice.
Por otro lado, mis padres viven en Motril y SI que pagan impuestos.
Claro que a lo mejor es que Motril es república independiente, algo así como Cataluña. Y lo digo por el idioma que hablan, más que nada, que no hay Cristo que lo entienda.

Elvira dijo...

Nadie es mejor ni peor que nadie por haber nacido aquí o allá. Nunca he sido nacionalista y nunca lo seré.

"Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política." Federico García Lorca

Yo soy nacida en Cataluña con mitad de sangre andaluza. ¡Vivan las mezclas!

Un abrazo

Josep dijo...

Puigcercós ha conseguido, según la radio matutina, elevar un 700% su ratio de búsqueda en internet y además se ha colado de rondón en los telediarios al margen de los bloques publicitarios muy estrictamente controlados por una Ley Electoral hedionda que amenaza con entrometerse incluso para las municipales con los medios privados.

Las previsiones apuntan a un considerable descenso de ERC por su propia culpa (lo del tripartito es lo más semejante a una merienda de meretrices que se acusan impropiamente de putas pero cohabitan para evitar la fría calle) y sabe que tiene que vociferar y llamar la atención a la desesperada.

Sin que te falte razón, Manuel, has caído en su trampa y has aumentado el ratio de su fama que espero efímera por el bien de Catalunya.

En estos casos, suelo inclinarme por la indiferencia, porque les jode más.

Un abrazo.

p.d.: se nota que éste es un bloc culto: la palabreja de seguridad, pásmate, es latín :-)

Kinezoe dijo...

Los nacionalismos siempre me parecieron de una supina estrechez mental. ¿Acaso a alguien le preguntan acerca de dónde desea nacer en el momento de asomar a este mundo? ¿Tan importante es para el día a día de nuestras vidas considerarse o no ciudadano de tal o cual país?... No lo entidendo. Nunca lo entendí y creo que nunca lo llegaré a entender.

La frase de este "señor" me parece lamentable y totalmente repudiable a poco que se tengan dos dedos de frente o un mínimo de dignidad. Si el la tuviera se disculparía.

Excelente texto, Manuel. Me uno a tu carta. Lástima que no llegue a ojos de quien tendría que llegar...

Un abrazo y buen día.

ANRO dijo...

Muy buena respuesta a un "bocazas político". Algunos no tienen reparo alguno en airear mentiras para ver si pueden arañar algunos votos...menos mal que los ciudadanos solemos ser un poquito más inteligentes de los que estos politicastros se creen
Un abrazote.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa TITAJU, no me extraña que tus padres, viviendo en Motril (bonita tierra, por cierto...), paguen sus impuestos; yo también los pago, y la inmensa mayoría de los andaluces, como de los catalanes o de los gallegos. ¿Que hay gente que se escaquea? Quién lo duda, aquí y en todos sitios, y bien que nos duele a los que sí que "rascamos". Lo de entender el "motrilense" es cuestión de ponerse, te lo puedo asegurar: con un poquito de dedicación, seguro que empiezas a pillarlo mejor...

Compa ELVIRA, hermosas y sensatas palabras las de García Lorca, tanto como tu reivindicación de la mezcla; nunca entenderé por qué hay gente que le tiene tanto miedo a enriquecerse -salvo que el único enriquecimiento que entienden y desean es el del vil metal, claro...-. En fin...

Un fuerte abrazo a las dos, gracias por vuestros comentarios y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No te creas, compa JOSEP, que esa consideración que tan sabiamente pones sobre el tapete de la polémica, no me hizo pensarme y repensarme lo de publicar algo como lo que finalmente he publicado. Porque, obviamente, tienes toda la razón del mundo; es entrar al trapo de este impresentable y proporcionarle aquello que va buscando, que es la relevancia que sus reflexiones de fondo y sus propuestas con empaque, por inexistentes ambas dos, no le pueden dar. Pero al final me pudo más aquello de que "el que calla, otorga" (aunque sea algo que no me suele empujar en la mayoría de los casos...), y, bueno, a la vista están los resultados. Esperaremos los de las elecciones catalanas para confirmar que, como bien me barrunto, allí seguís siendo, mayoritariamente, gente sensata.

Gracias, compa KINE, por tus cariñosas palabras, y tu solidaridad con los contenidos de la misiva. Ah, y por supuesto, por tu reivindicación del borrado de cualquier traza de frontera, nacionalismo o similar. Te digo lo mismo que a Marcos: dudo que ese hombre vaya a leer esto, y, aún si lo leyera, poco cabe esperar que reconsidere sus afirmaciones: las necesita para alimentar a su "público"...

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios, un fuerte abrazo y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Me gustaría, compa ANTONIO, poder suscribir tu aserto acerca de la inteligencia y buen criterio con que el pueblo llano y soberano es capaz de esquivar los cantos de sirena de cantamañanas como éste; pero, vistos los resultados con que nos encontramos proceso electoral tras proceso electoral, me temo que tengo que discrepar contigo: al final, los que resultan elegidos (por los partidos políticos, que son los que eligen desde el punto y hora en que confeccionan sus cerradísimas listas...) son, no los más capaces para la gestión de la cosa pública, sino los más hábiles para desenvolverse sin excesivos rasguños en esa jungla de puñaladas traperas que es la alta política. Que ya es una habilidad meritoria, desde luego, pero no la que algunos pensamos debería ser criterio señero para estar ahí. En fin...

Un fuerte abrazo, gracias por el comentario y hasta pronto.

PMM dijo...

Bien dicho, compa Manuel. Hay gente que mira sólo lo suyo, y que le parece que lo de los demás es una miseria. Soy gallega y pago impuestos, igual que el resto de los españoles, incluidos por lo tanto, los catalanes.

Corpi dijo...

No vale la pena cabrearse con esta clase de individuos. Él lo único que buscaba era acaparar portadas de periódicos y de telediarios, y lo ha conseguido. En política ya conoces aquel aforismo: que hablen de mí aunque sea mal, pero que hablen.

PEPE CAHIERS dijo...

Pura publicidad provinciana y provocadora para alcanzar unos cuantos días de popularidad, bueno de popularidad no, pero como se dice: Lo importante es que hablen de uno, aunque sea para mal, pero que hablen.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Gracias, compa PMM, por la solidaridad. Entiendo que los gallegos, que os encontrais a menudo con diatribas de este tipo desde los nacionalismos catalán y vasco, podeis entender perfectamente cómo nos podemos sentir los andaluces ante actitudes tan despectivas e ignorantes de la realidad. Pero, claro, hay que entender que sandeces de éstas, en su "caladero de pesca", le proporcionan buena cosecha.

Compa CORPI, estamos de acuerdo en que, quizá, no merece la pena entrar al trapo, porque, con ello, lo que consigues es darle lo que van buscando, que es eso, la notoriedad que, de otra forma, no pueden alcanzar. Pero no puede estar uno constantemente en un ejercicio de contención, a veces hay que dar rienda suelta, aunque no sea lo más conveniente...

Sí, compa PEPE CAHIERS, está claro que es publicidad provinciana, a base del "que hablen de mí, aunque sea bien", que pregonara en su día alguna folclórica. Pero el problema de fondo, más allá de tácticas y estrategias electorales, es que este es un mensaje que termina calando en determinados ámbitos y emponzoña el debate público de cuestiones muy importantes. Y no hay nada peor que la ignorancia azuzada: ha sido ésa, históricamente, el arma más peligrosa de la humanidad contra sí misma...

Un fuerte abrazo a los tres, gracias por vuestros comentarios y que tengais buen día.

39escalones dijo...

Un texto irreprochable, bastante comedido para lo que se merece el indocumentado ese... El partido de este señor, antiquísimo, por cierto, y probablemente merecedor de mejores causas y destinos, lleva demasiado tiempo, en la República, en la guerra civil y en la democracia, coqueteando con lo peor de los planteamientos fascistas. Eso sí, se ponen una estrellita roja para camuflarse, pero no cuela. Fascismo puro, republicanismo de salón, y mientras, a forrarse. Menos mal que los catalanes (discrepo con el resultado de esas encuestas, otra reciente habla de que el independentismo roza apenas el 19% de la población) siempre han sido lo suficientemente sensatos como para atar en corto al nacionalismo (cosa que en el resto de España no ocurre, por cierto) y para marginar a tipejos como este. En Aragón también padecemos el fascismo catalán en forma de ciertas tendencias imperialistas de carácter anexionista con la parte de Aragón donde se habla catalán, así que tenemos experiencia en aguantar a tuercebotas de estos.
Abrazos.

Lady Sandman dijo...

Un texto ELEGANTÍSIMO, directo y al grano. Opino como tú, al 100%, nadie es ni mejor ni peor por el sitio donde haya nacido. Como decía mi abuela, 'en esta vida tiene que haber de todo, si no, nos aburriríamos'

Un saludo: LADY SANDMAN

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa ALFREDO, lo de "tuercebotas" me ha hecho gracia, y creo que viene bastante bien al caso que nos ocupa (igual que otra expresión que también me encanta, y que le oí hace un par de días a un tertuliano radiofónico, definiendo a este hombre -creo que bastante bien-: botarate...). Por lo demás, tus disquisiciones, a mayor profundidad, sobre las veleidades filofascistas de su partido creo que vienen más que a pelo; no son cuestión ni baladí ni falta de conexión con el tema que nos ocupa.Una lástima, desde luego...

Compa LADY SANDMAN, bienvenida a esta humilde "ciber-morada", en la que espero te encuentres cómoda y con contenidos de tu interés, a ser posible. Lo de tu abuela es un dicho que, no por tópico, deja de ser bastante sabio (es lo que suelen tener los abuelos...). A mí también me encanta la diferencia, la discrepancia y la divergencia; pero creo que, en este caso, lo que se pone sobre el tapete es otra cosa, y nada buena. En fin...

Un abrazo muy fuerte a los dos, gracias por vuestros comentarios y hasta pronto.

Sue dijo...

El secreto es no escuchar a los políticos. En realidad son bobos con cobertura de móvil y la gente les hace demasiado caso. Tendríamos YA que ir por libre. Quién dice que lo haremos peor que ellos.

Odio los estereotipos, por supuesto, y me río, a carcajadas, de los que los sueltan a bocajarro.

Buena carta, Manuel.

Clares dijo...

Yo, amigo Manuel, suscribo una por una tus afirmaciones. Mira que yo no soy andaluza, pero me dolieron estas idioteces de este hombre. Sé que es una cosa electoralista que busca los votos de un montón de idiotas que se creen esas cosas, como otros se creen que la culpa de la crisis es de los inmigrantes y cosas así, pero sea como sea, no tiene perdón. Para mí ha caído muy bajo con esa demagogia barata. Y viva Andalucía, que te lo dice una vecina bien cercana.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Muchas gracias, compa SUE, por tu solidaridad. Esa opción que tú planteas, la de "ir por libre", reconozco que suena seductora, pero, siendo realistas, no la veo viable, creo que, a nivel colectivo, nos resulta a todos mucho más cómodo, pese a los perniciosos efectos que trae consigo (y que vemos, y sufrimos, a diario), dejar a los políticos que nos "abran el chiringo" por las mañanas y nos lo cierren por las noches. Y nosotros, a lo nuestro. Otro gallo cantaría si la mentalidad de la gente respecto a su implicación en esfuerzos colectivos fuera otra bien distinta. Y estamos ante el huevo y la gallina: educación-concienciación, y dale todas las vueltas que quieras. En fin...

Compa CLARES, te agradezco un montón tu "solidaridad vecinal", me consta que estás bien cerquita, y no sólo en lo geográfico, sino también en el territorio de los afectos, el más importante. A mí no me molesta que, desde fuera, se critiquen los muchos elementos criticables de Andalucía, que por supuesto que los tiene, y hay que ponerlos sobre el tapete, y trabajar para extirparlos, o limarlos, o arreglarlos; pero lo que me duelen son falacias de este calibre, aunque tenga claro tan claro como tú que se trata de carnaza electoralista para consumo de sus acólitos.

Un fuerte abrazo a los dos, gracias por vuestros comentarios y que tengais buen resto de semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.