miércoles, 3 de noviembre de 2010

Agnosia (España, 2010)

Lo desconozco, pero, teniendo en cuenta que, en estos tiempos que corren, todo se estudia, analiza, desbroza y desmenuza, es bastante probable que exista algún estudio acerca de hasta qué punto y en qué medida un título atractivo puede influir en el éxito comercial de un film. ¿Cuántas personas, sin tener información alguna acerca de una película, sacan una entrada para verla atraídos exclusivamente por la sonoridad de su título? Supongo que bastantes. Y, de ser así, no me cabe duda de que un título como “Agnosia” resulta un buen reclamo. De todos modos, sería injusto pensar que ése puede ser el único señuelo de taquilla de una cinta, la última del realizador alicantino Eugenio Mira, que, además de inscribirse en una corriente de género claramente en auge dentro de nuestro cine —el del cine de suspense/terror, del que sólo hace unos días se ha estrenado, por ejemplo, “Los ojos de Julia”—, ofrece, a priori, elementos lo suficientemente atractivos como para que no falte un buen puñado de espectadores dispuestos a acercarse a las salas a disfrutar de la propuesta.

Aunque su acogida en el pasado Festival de Sitges, donde fue presentada por primera vez, distó de ser un gozoso acontecimiento, y la crítica no ha sido muy benevolente con la valoración general del film, todos han sido parabienes en relación con su aspecto formal, que muestra un diseño de producción de auténtico lujo (algo que, en cierta manera, viene impuesto por el marco geográfico y temporal en que se sitúa la acción, la Barcelona de fines del siglo XIX), así como ha habido también coincidencia en alabar lo ambicioso del proyecto desde el punto de vista artístico, con una historia que pretende ir más allá de una temática ceñida a lo que sería material estrictamente de suspense o misterio, para adentrarse en meadros también de drama, romance y retrato social. Y, en cuanto al reparto, tampoco falta, en ese joven elenco que integran sus tres intérpretes principales (Eduardo Noriega, Bárbara Goenaga y Félix Gómez), frescura, talento y un innegable atractivo físico (algo que, querámoslo o no, también suma...). ¿Mimbres suficientes para un cesto compacto? Pues habrá que verlo, y la oportunidad llegará dentro de poco. Estaremos atentos.

* APUNTE DEL DÍA: otra notra de preestreno, la de "Caza a la espía (Fair game)", en Suite 101. El enlace, aquí.

* Apuntes sobre el cine que viene LIII.-

13 comentarios:

ANRO dijo...

Un pelín largo ha sido mi puente de Todos los Santos, que he aprovechado para dar un saltito a la península, que siempre viene bien.
He oído hablar de esta peli, pero prefiero esperar para tener más información. Te doy la razón que muchas veces un buen título es un buen reclamo, pero si empiezas a escarbar no se, no se. De todas formas este fin de semana decidiré qué se puede ver en las carteleras.
Un abrazote.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues me alegro, compa ANTONIO, de que hayas podido dar un pequeño "homenaje" con motivo de la festividad de los Santos. Y sobre la peli, pues sí, la verdad es que resulta todo un melón por abrir (aunque en Sitges, por lo que cuentan las crónicas, estuvo lejos de deslumbrar...).

Un abrazo muy fuerte, gracias por la "fidelidad comentadora" (a prueba de viajes y puentes...) y que tengas un magnífico "resto de semana".

Titajú dijo...

Pues a mi el título no me dice nada, pero yo es que soy un bicho raro...

Clares dijo...

Hola, Manuel. De vuelta de todos mis líos, te agradezco que anuncies y desmenuces las circunstancias de esta película, porque me encantan las de terror y otros sucedáneos. En cuanto la echen, me voy verla.
Oye, y otra cosa, que mis alumnos ya analizaron tu artículo con diferentes resultados de crítica, pero con una opinión unánime, que tenías toda la razón. Ya te paso comentarios diversos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No, compa TITAJU, si a mí, decir, lo que se dice "decir", en el sentido de "entender", tampoco me dice ni papa. Pero no me negarás que suena llamativo, a cosa rara y misteriosa; no le hace falta ni la sábana...

Compa CLARES, me sorprendes con lo de tu querencia por las pelis de terror, no te hacía yo a tí en tales menesteres, pero, oye, me alegro. Siendo así, ya aprovecho para recomendarte Los ojos de Julia, que igual te gustará también, está bastante potable. Y qué alegría me das con lo del trabajo de tu chavalería; no porque coincidan con mi opinión (que también: vanitas vanitatis...), sino porque ya estoy salivando de pensar en lo bien que lo voy a pensar leyendo esos comentarios...

Un fuerte abrazo para las dos, gracias por vuestra fidelidad lectora y comentadora y hasta prontito.

José Núñez de Cela dijo...

A los reclamos que haces referencia hay que añadir la frase publicitaria "De los mismos productores de El Laberinto del Fauno". que no es mala presentación tampoco.
Me has abierto el "apetito" con tu comentario y es posible que intente verla, más aún habiendo conocido el origen geográfico del director (¡hay que hacer -poca- patria!). Espero que no me arrepienta de ir al cine como el fin de semana pasado, al salir de ver Stone.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Parece interesante compa Manuel. Es cierto, el títiulo es muy sonoro y es un reclamo pero también lo es para mí su ambientación, en esa Barcelona del XIX. Saludos.

39escalones dijo...

No serán pocos los que busquen el título en el diccionario... Si es que tienen, claro.
Ciertamente hay dos cosas que me tiran para atrás: Noriega y Gómez. Cualquier cosa que pueda merecer la pena se limitará a ser leída por ellos, como si tuvieran la vista fija en las líneas del guión. Peores intérpretes, imposible.
Abrazos.

Lydia dijo...

Pero qué guapos están aquí Eduardo Noriega y Natalia... pedazo de reportajes!! http://bit.ly/aXLLcc guapos!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Eso, compa JOSÉ, de los reclamos tipo "De los lo que sea de tal película que recaudó chorrocientos millones", empieza ya a resultar hasta cansino. Pero, comercialmente, entiendo que se utilice (otro tema es que la gente pique en según qué casos). Y siento lo de Stone, pero me temo que era una apuesta de "alto riesgo"; a ver si hay más suerte con la próxima, ésta o la que caiga...

Compa MARCOS, lo de la Barcelona de fines del XIX sí que tiene su puntito, desde luego que sí. Hay varias novelas de Eduardo Mendoza ubicadas en ese contexto, y la verdad es que resulta fascinante: poco menos que el salvaje Oeste pero con seny...

Un fuerte abrazo para los dos, gracias por vuestros comentarios y hasta pronto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa ALFREDO, veo que tu "fascinación" por los dos guaperas (esos a los que Lydia veo que tiene en un pedestal...) es ilimitada. Bueno, no sé, a mí no me parecen tan malos, aunque, desde luego, distan de ser actores de buen nivel. O, en el mejor de los casos, está claro que tienen más gancho por su atractivo físico que por sus bondades actorales. Ah, y te ha quedado muy anacrónico eso del diccionario; "eso" ahora se llama Google, creo...

Un fuerte abrazo, gracias por visita y comentario y hasta pronto.

Rose Holiday dijo...

Bueno, cuando la veas me cuentas y ya veremos...lo cierto es que a mí el título me suena a peli de miedo sicológico y encima Noriega no me gusta ná-con todo lo guapo que sea,no me lo creo,qué se le va a hacer ;)-
Saludos!!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues va a estar complicado que llegue a verla, compa Rose, porque para esta semana la agenda está cruda. En cualquier caso, sí, toda la información apunta a que su línea temática es ésa, la del terror sicológico. Lo de que no te guste Noriega es algo compartido con algún que otro comentarista previo, y, bueno, también es comprensible, no es un actorazo (aunque hay papeles en los que está mejor que en otros; a mí, en Petit indi, por ejemplo, me sorprendió gratamente...).

Un abrazo, gracias por comentar y que tengas buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.