viernes, 29 de octubre de 2010

Vivir para siempre (España-Gran Bretaña, 2010)

¿Recuerdan “Mi vida sin mí”? La celebradísima película de Isabel Coixet, protagonizada (en un trabajo interpretativo soberbio) por la canadiense Sarah Polley, jugaba con la premisa argumental de la certeza de una muerte próxima y su “gestión emocional” por parte de la persona afectada en relación con su entorno personal más cercano. Huelga decir que un material temático de ese tenor es una auténtica bomba de relojería; pero ¿y si se encuentran con que cabe dar una vuelta de tuerca más, a nivel afectivo, a ese argumento? Por ejemplo, que ese protagonista afectado se trate de un niño que aún no ha alcanzado la adolescencia. Pues bien, tal planteamiento de inicio es el que nos ofrece una película como “Vivir para siempre”, coproducción hispano-británica (pareja poco usual, todo hay que decirlo...) y último título de Gustavo Ron, director que, tras un prometedor debú en 2006 con “Mia Sarah”, vuelve a asumir la puesta en imágenes de una historia de fuerte calado sentimental y con una clara vocación de convertirse en una auténtica campaña de apoyo a la venta de pañuelos: cabe poca duda de que el recurso a los mismos va a ser casi inevitable...


Aunque el film cuenta con un buen número de prestigiosos intérpretes en su elenco (ahí aparecen nombres como los de Ben Chaplin, Emilia Fox, Phyllida Law o Greta Scacchi), está claro que la principal baza con la que jugará es la de la capacidad de conmover a la platea que sea capaz de desplegar su protagonista, Robbie Kay, un preadolescente con escasa experiencia (por motivos naturales) pero que, a tenor de lo visto, no anda mal pertrechado de las dotes necesarias (frescura, naturalidad, desparpajo...) para que las posibles carencias técnicas queden perfectamente soslayadas. En suma, una suerte de versión masculina de la Nerea Camacho que nos deslumbrara con su luminosa presencia dando vida a “Camino” (film con el que, por cierto, éste guarda alguna que otra coincidencia en términos de trama). Por lo demás, también será interesante comprobar si las dotes de “orfebre” de Ron, que también asume el rol de guionista, dan de sí lo suficiente como para saber equilibrar, con las pertinentes pinceladas “desdramatizadoras”, una historia de tan devastador potencial entristecedor. ¿La solución a todo ello? A partir de hoy, viernes.

PRONÓSTICO; pues debe ser que no, pero nunca se sabe...

* APUNTE DEL DÍA: Feliz navidad y próspero año 2011 para todo el mundo; que más adelante, se me termina olvidando, seguro...

* Apuntes sobre el cine que viene LII.-

9 comentarios:

39escalones dijo...

Pues viendo el cartel que se han marcado, por mí va a ser que no con toda seguridad...
Un apunte: la pareja hispano-británica no es tan infrecuente como pudiera parecer: desde los últimos capítulos de la saga "Drácula" con Christopher Lee (que ha rodado miles de veces en España), pasando por los "Mosqueteros" de Richard Lester, hasta las coproducciones de las películas de Ken Loach (y sí, alguna mierda suelta como "La tabla de Flandes" o la reciente "Little Ashes", que machacaré próximamente en mi tienda de los horrores), es una pareja bastante habitual.
Abrazos, y buen puente.

Anónimo dijo...

Me gustó "Mi vida sin mi", a pesar del tema que trataba, me gusta como dirige Coixet.
Y en cuanto a esta peli, pues quizás me lance a verla. Por qué no?

SUE.

Superwoman dijo...

Mi vida sin mi (Ah, Coixet, todavia me estoy recuperando de la desazon que dejo en mi "Things I never told you" y por aquel entonces, ni de novia de SM estaba) y Camino estan en mi lista de "a buscar desesperadamente por estas tierras"... me apunto esta ultima, puede que al ser co-produccion, llegue en cine y todo.
Un supersaludo

Titajú dijo...

Nooooooo, no puedes ser posible. ¿Navidad ya? Espera que pase Halloween, anda... y despúes un trocito de turrón.
No vi "mi vida sin mi", pero es tiempo de pelis de terror, no de llantos. No quiero llorar.

Titajú dijo...

Ya sé que no se dice despúes, pero o lo corriges tú o así lo dejamos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Veo, compa ALFREDO, que lo tienes bastante claro; eso está bien, y siempre resulta más cómodo a la hora de plantarse ante la cartelera (si es que la cartelera te ofrece la variedad suficiente, que, en mi caso, no suele ser así...). En cuanto a lo de la dupla hispano-británica, tomo nota de tu apunte, y procuraré echarle un poquito más de “rigor informativo” a próximas reseñas (es lo que tienen, de todo modos, estos apuntes a vuelapluma, que no se curra demasiado lo de la documentación, y pasan cosas como ésta).

A mí también me encantó, compa SUE, “Mi vida sin mí”; creo que, con el riesgo que tenía de haberse convertido en una granada lacrimógena de altísima potencia, no abusó en absoluto de la vena sensiblera, y eso siempre es de agradecer. Si ves ésta, ya sabes, pásate y cuéntalo...

Buf, compa Superwoman, pues ya sería meritorio que llegara a estrenarse en tus territorios, porque me da a mí que no es ésta producción, que, salvo milagroso boca-oreja, vaya a gozar de una distribución muy potente. De todos modos, si así fuera, ya nos contarías. En cuanto a las otras dos, Mi vida sin mí y Camino, no pierdas la oportunidad de verlas, que ambas dos merecen, y mucho, la pena (siendo, eso sí, pelis tremendamente diferentes...).

Un fuerte abrazo a los tres, gracias por vuestros comentarios y buen fin de semana.

Marcos Callau dijo...

Pues si Alf4redo y tú pensais que va a ser que no, pues habrá que decir que no. Por cierto, ¿Ya felicitas la Navidad?. Eso es marchar adlantado y no El Corte Inglés, que ya ha colocado la decoración.

Cristina dijo...

Estas películas de moquera y autoflagelación son para los domingos. La apunto.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, bueno, compa TITAJÚ, lo de la navidad ya es un simple divertimento, me consta que aún queda (aunque para el corte inglés, no tanto, supongo...). Sobre Mi vida sin mí, te la recomiendo vivamente (dicho sea sin ánimo de hacer un juego de palabras...), igual no lloras tanto, y sí que la disfrutas, y mucho...

Compa MARCOS, me enorgullece que tengas las opiniones mía y del compa Alfredo en tal alta estima, pero, al menos en lo que respecta a la mía, tampoco es tan fiable (aunque con ésta igual su tono está tan marcado que hay menos margen para el fallo). ¿Navidad adelantada? Pues sí, supongo, pero ya sabes, el que no corre, vuela...

Compa CRISTINA, me barrunto que ésta da para moquera, autoflagelación y morigerancias aún mayores; muy fuerte su premisa argumental, vaya... De todos modos, si tú las disfrutas en ocasiones tan señaladas como las que propician las languideces de los domingos por la tarde, pues nada, nada, a disfrutar...

Un fuerte abrazo para los tres, gracias por vuestros comentarios y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.