miércoles, 15 de septiembre de 2010

El americano (The american; U.S.A., 2010)


Ésta es una historia sobradamente conocida: el inesperado éxito (más de crítica que de taquilla, todo hay que decirlo; tampoco el perfil comercial del proyecto hacía prever otra cosa) que el director holandés Anton Corbijn, especializado en “material musical” (videoclips y similares), consiguiera con su anterior film, “Control” —biografía del mítico líder de Joy Division, Ian Curtis—, parece haberle abierto las puertas a producciones de otro fuste y enfoque. Y helo aquí, al mando de la “nave” de una producción como “El americano”, última película que llega a las pantallas españolas con el protagonismo (y casi huelga decir que ése se convierte en el reclamo principal para atraer al público a las salas) de una megaestrella del calibre de George Clooney, cuyo  personaje, al igual que el que encarnara en su anterior éxito, “Up in the air”, y bajo un perfil de carácter similar (hombre solitario, reservado y de cortos anclajes afectivos) también tiene como dedicación profesional la de la “depuración de plantillas” (aunque ahora, según cuenta la sinopsis argumental, dicha depuración ya no se limita a su despido, sino que es todavía más “profunda”...).

El film, cuyo reciente estreno en su país de origen, Estados Unidos, se ha saldado con un fenomenal resultado de taquilla (que, de hecho, le ha encumbrado al número uno del box-office), ofrece, más allá de esa presencia de Clooney —imposible obviar su trascendencia—, una combinación de elementos que pueden hacerlo particularmente atractivo para un público amplio y ecléctico: su condición de thriller en el que prima más la calma que el desenfreno (algo poco habitual en las tendencias últimas en que se suele mover el género); su localización en un pequeño pueblo italiano (algo bastante tópico, pero que, a nivel visual —y no olvidemos que Corbijn es, por encima de todo, un reputadísimo fotógrafo—, suele dar unos resultados magníficos); o la curiosidad por descubrir a toda una plétora de secundarios absolutamente desconocidos, entre los que llama, sobre todo, la atención, la partenaire de la estrella, Violante Placido, una actriz italiana que, pese a no tratarse de una chiquilla (34 años), no es apenas conocida y, en principio, exhibe una belleza deslumbrante  (habrá que ver si algo más: qué y cuánto...). ¿Suficiente? Debería serlo; pero sólo lo sabremos con certeza a partir del próximo viernes...

* APUNTE DEL DÍA: si quieren leer una panorámica general sobre los estrenos previstos para el proximo viernes, aquí tienen el enlace.

* Apuntes sobre el cine que viene XLIX.-

11 comentarios:

Jack dijo...

He leido críticas bastante positivas procedentes de allende los mares. Ultimamente me vuelve a gustar el cine de acción americano. El director que normalmente forma parte de la élite actual busca un rasgo sicológico o dramático y te monta un auténtico espectáculo de los que los americanos saben mucho.

Marcos Callau dijo...

Hola compa Manuel. Pues fíjate que n soy yo muy de Clooney pero ésta me apetece verla, supongo que por el aspecto de thriller a la vieja usanza que parece tener. Veremos...

Titajú dijo...

A mi es que George Clooney no me entusiasma (síííí, soy mujer; noooo, no soy lesbiana); ya fui a ver la de "up in the air" esa y estuve en un tris de decirle a los señores de Yelmo que me devolviesen el dinero, vamos, no lo pasaba tan mal en el cine desde "la tormenta perfecta" y ¡fíjate lo que son las cosas!, también sale George.
Así que esta como que la voy a obviar.

Josep dijo...

Pues yo, a pesar que como Titajú tampoco aprecié mucho la anterior, si esta me cae cerca puede que la vea, más que nada porque igual se les ocurre la genial idea de hacer que, por fin, Clooney haga un papel de malvado... :-)

Un abrazo.

39escalones dijo...

Puedo adelantaros sin miedo a equivocarme que es un poco inferior a las expectativas creadas; entretiene, sí, pero nada más.
Abrazos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

En primer lugar, bienvenido a esta cibercasa, compa JACK, que espero sea de tu agrado y satisfacción, y muchas gracias por dejar plasmada tu opinión. Veo que te has documentado bien, recurriendo a las críticas provenientes de aquellos lugares en los que la peli ya ha podido ser vista; no sé yo, de todos modos, si esa apreciación general que haces sobre la profundización psicológica del cine de acción usamericano más reciente podría compartirla con demasiado fundamento (he de confesar que es un cine que no se encuentra entre mis predilectos, y no lo sigo demasiado), aunque algún apunte sí que hay (las pelis de James Gray, por ejemplo). En todo caso, totalmente respetable y digna de ser tomada en consideración.

Yo sí me considero “de Clooney”, compa MARCOS, es un actor que, sin ser un grandísimo intérprete, sí que tiene un nivel más que aceptable, y, además, alejado de los histrionismos (y tonterías) que gastan otros que igual no son (o no son ya...) tan ilustres como él. Y la peli, como a ti, también me llama la atención, espero poder ir a verla mañana, y disfrutarla. Y ya contaremos, claro...

Compa TITAJÚ, que no hay que ser lesbiana para que no te guste el Clooney (igual que no hay que ser gay para, como es mi caso, reconocer abiertamente que es, probablemente, el tipo más atractivo que puebla actualmente el mundillo del cine), aunque estarás de acuerdo en que muy, muy respaldada por tus congéneres no estás (no conozco a casi ninguna que no se pirre por sus huesos –y lo que llevan encima-). ¿No te gustó “Up in the air”? A mí me pareció una peli excelente, me gustó mucho y creo que Clooney hacía un trabajo de lo más ajustado. Pero, en fin, ya se sabe, gustos, colores, bla, bla, bla, bla.....

¿Clooney malvado, compa JOSEP? Eso me parece que son palabras demasiado mayores, aunque sí hay una megaestrella hoy día con el careto necesario para afrontar algo así, ésa es Clooney, desde luego. Me da a mí que el perfil de su personaje será lo suficientemente ambiguo como para que sí, pero no. Y tú ya me entiendes, que ese mecanismo es más viejo que el de los chupetes. Nada, a esperar el “intercambio de reseñas”, que seguro que será para bueno.

Compa ALFREDO, si no es mucha indiscreción (tú has visto muchas pelis americanas de gánsters, así que lo sabes bien: tiene derecho a permanecer en silencio, tiene derecho a no declarar contra sí mismo, tiene derecho a un abogado, etc...), ¿lo de “sin miedo a equivocarme” deriva de que la has visto ya, o es que –echándole el mismo morro que le echo yo, vaya...- te la juegas con un par...? De todos modos, y tanto en un caso como en otro, cuando lo dices tú, maestro, seguro que fundamento hay. Y, en todo caso, con que sea entretenida, yo, al menos, ya me doy con un canto en los dientes; que, tal y como está el patio, no es poca cosa (además, tampoco creo que se esté vendiendo por ahí la peli como una secuela de “El séptimo sello”, o similar...). En fin...

Un abrazo muy fuerte para todos y hasta pronto.

ANRO dijo...

Clooney es un buen actor a pesar de su continuo encasillamiento...pero no lo estaba acaso Cary Grant en su día?...Eso por compararlo con un ejemplo paralelo.
Creo que si voy a ver esta peli y puede que me guste.
Un abrazote.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Cary Grant-George Clooney, menudo paralelismo, compa ANTONIO, aunque a mí tampoco me suena a ningún disparate, creo que son dos perfiles actorales -salvando las distancias- muy equiparables. En fin, espero que, una vez vista, nos cuentes qué tal; yo creo que es una opción bastante interesante.

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Josep dijo...

Señor, Señor, lo que hace el vino y la falta de prudencia...

Me copiaréis, cada uno, mil veces, "no escribiré sin pensarlo bien"

Tranquilo, Cary, deja la motosierra donde estaba, anda.... que son buenos chicos...

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa JOSEP, acabo de volver de uno de esos viajes que, como en Regreso al futuro, me da de vez en cuando por hacer hacia remotos tiempos futuros, y fíjate lo que me he encontrado en un libro sobre cine datado en el 2458; te lo reproduzco literalmente:

"Como ya acertaran a avizorar, con su simpar clarividencia, los críticos cinematográficos Antonio Rodríguez y Manuel Márquez allá por el lejano año de gracia de 2010, el elenco de actores de porte elegante y línea clásica que tanto sigue encadilando al público, sigue estando encabezado, a día de hoy, por las legendarias figuras, prácticamente coetáneas, de Cary Grant y George Clooney..."

En fin; a falta de las andanzas del tío Boniato, o Benito, o Bibiano (que no me acuerdo bien del nombre), y hasta tanto se me pase la cogorza, no te podrás quejar, compa, eh...? Casi "ná"...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Josep dijo...

Dos kleenex no han bastado para secar las lágrimas de risa, Manuel, dos... XDDDDD

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.