martes, 10 de agosto de 2010

Los mercenarios (The expendables; U.S.A., 2010) (Apuntes sobre el cine que viene XLV)


FESTIVAL DE BÓTOX.-

Ni ruso ni moro. Un sudaca asqueroso había de ser. ¿Chávez, Morales, Correa? Tanto da. A falta de originalidad en los planteos argumentales, reciclaje político raudo y adaptación al medio inmediata: Hollywood nunca anduvo torpe a la hora de subirse al carro de la más rabiosa actualidad en materia de estrategias geopolíticas y orientaciones ideológicas; mucho antes de que se inventara el GPS, los grandes estudios ya señalaban siempre al malo con un margen de error de menos de veinte centímetros...Y aquí el malo es un dictadorzuelo sudamericano al que un grupo de mercenarios ha de derrocar, para el bien de su pueblo (cómo no...) y la grandeza de la causa democrática en el universo (cómo tampoco...).¿A alguien se le ocurriría un nombre más apropiado para tal tarea que el del ínclito Sylvester Stallone? Pues ya está. Blanco y en botella. Se junta a un reparto de viejas y nuevas glorias del género, bien repleto de testosterona; se “perpetra” un guión trufado de sentencias patibularias, a cual más fatua y vacilona; y se llena la pantalla de explosiones y cadáveres en tal grado que a mitad de película ya no puedas contarlos ni con la ayuda de una hoja de cálculo. Misión cumplida...

A diferencia de esos otros films de tono crepuscular, que basan su gancho comercial en la reunión de un conjunto de estrellas veteranas, que, entre bromas y veras, se dedican a hacer recordar a sus seguidores viejas anécdotas y memorables interpretaciones, a base de guiños y referencias constantes —recuerdo ahora, por ejemplo, la simpatiquísima “Space cowboys”, de Clint Eastwood—, me temo que esta “Los mercenarios” pretende mostrarnos a unos “machacas” —al fin y al cabo, con más papel o con menos, están prácticamente todos...— que aún ejercen en plenitud de facultades (más allá de algún chistecillo facilón que pretenda ironizar con su supuesta merma de capacidades atléticas, o de otro tipo...), demostrando, con ello, bastante menos respeto por ese público potencial al que va destinada —y que, no me cabe duda alguna, abarratorá las salas en busca de su ración de violencia FX debidamente condimentada—, que el que pueda mostrar este humilde escribiente con sus prejuicios hacia un producto de un corte que nunca le terminó de hacer tilín (o, más bien, dado el volumen estruendoso de las deflagraciones en pantalla, tolón...). En fin...

PRONÓSTICO: salvo encañonamiento por el equipo completo...

9 comentarios:

Heitor dijo...

Pues a mí que esta película me golpea la patata ochentera... para un chaval que con los amigos del cole se tragó todas las películas del Chuache, de Stallone, de Kurt Russell, de Bruce Willis y de Lundgren (ay, que mítica aquella de los masters del universo) verlos de nuevo reunidos en un producto liviano y tontorrón de aquel corte es algo que tira de nostalgia y se hace inevitable.
Me da que no seré el único :P

Saludetes!!

Marcos Callau dijo...

Hoy he visto el trailer de la película y todos los músculos me han temblado de miedo, horrorizados por el dantesco espectáculo que estos "veteranos de guerra" pueden ofrecer en pantalla. Nunca me ha hecho gracias este tipo de cine.

Manuel Márquez dijo...

Bueno, compa HEITOR, con ese enfoque que tú le das, igual la cosa cuela de alguna manera. Y ten por seguro que los "promotores de la cosa" han tenido m´s que en cuenta (corriente) esa vena nostálgica-ochentera a la que apuntas para el "€nfoqu€ "artí$tico" de la "obra". Pero, bueno, tampoco quiero ponerme en plan abuelete cascarrabias: si la disfrutas, bien disfrutada está, qué leches...

Compa MARCOS, pues ya somos dos (los que no gozamos mucho con el género de "garrotazo y tentetieso"...), y no sé si muchos más, viendo cómo se ponen las colas de los cines cuando llegan estrenos como éste. Y quédate atento a las cifras de taquilla, que verás cómo las revientan...

Un fuerte abrazo a los dos y buen (y calentito) jueves de agosto.

Superwoman dijo...

Pues yo ni aunque el Stallone y su puñetera mamá (representada por la buena Sofia Petrillo) vinieran a amenazarme...
Un supersaludo

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ya veo, compa Superwoman, que estás bien preparada para resistir cualquier suerte de presión: Stallone & mother, casi ná...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Noemí Pastor dijo...

Toma chorreo de testosterona rancia. Seguro que pico: me mata la curiosidad y disfrutaría horrores poniéndola verde en el blog. ¡Qué gozada!

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues nada, compa NOE, estaremos atentos a esa futura reseña, que seguro que vale la pena echarle el ojo. Eso sí, ten cuidado con alguna expresión (testosterona rancia, ahí es nada...), que anda por ahí suelto mucho seguidor de buena ley del proyecto, y ésos no se andan con chiquitas...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Noemí Pastor dijo...

Vale. Haré caso a tu consejo. Lo de "rancio" no se refería a la edad (¡Dios me libre, que yo también tengo mis años!), sino a lo ideológico demodé.
Además, igual la veo y me gusta, que todo es posible. Besos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Bueno, la de los años, compa NOE, es una "enfermedad" bastante extendida... Lo importante es que la veas y que nos lo cuentes. ¿Que te gusta? Pues chapó...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.