lunes, 12 de julio de 2010

El circo de los extraños (Cirque du freak: The vampire's assistant;: U.S.A., 2009) (Apuntes sobre el cine que viene XXXVIII)

CUÁNTO VAMPIRO.-


Apenas había transcurrido un par de años de esa década ominosa, marcada por la Gran Depresión y el arranque de unos vientos de opresión y totalitarismo que terminarían desembocando en los conflictos bélicos más sangrientos del pasado siglo, cuando la mente, y el oficio cinematográfico, de Tod Browning alumbraban la que, a día de hoy, sigue siendo una de las más desazonantes y perturbadoras propuestas fílmicas que jamás hayan llegado a las salas oscuras: “Freaks” —estrenada en España como “La parada de los monstruos”—, todo un compendio de horror malsano y de alegorías finamente hiladas con una historia de venganza amorosa como telón de fondo de su trama. Más allá de la coincidencia terminológica, radicada en esa misma palabra, no parece que “El circo de los extraños” (“Cirque du freak”, en su título original), film estadounidense que llega esta semana a nuestras pantallas, guarde mayor relación con su ilustre predecesora que el de la presencia, en su tronco narrativo, de un puñado de personajes circenses altamente estrafalarios y sorprendentes: por lo demás, ni sus premisas argumentales, ni, fundamentalmente, su tono parecen acercarse a la insania escalofriante que la película de Browning destilaba en cada uno de sus fotogramas.

Más bien al contrario, esta película de Paul Weitz ofrece, junto a, eso sí, un puñado de intérpretes  en su reparto verdaderamente digno de tener en cuenta (desde un John C. Reilly que asume aquí un protagónico pintoresco, hasta Willem Dafoe, pasando por Salma Hayek y Ken Watanabe), un corte narrativo bastante convencional, y un buen aluvión de deslumbrantes efectos especiales, más próximos, en sus modos y maneras, a los de la saga Crepúsculo que a los de otras películas de onda más bizarra (y, de hecho, incluso su propio protagonista “juvenil”, Chris Massoglia, también nos ofrece un perfil bastante más cercano al de sus compañeros “crepusculares” que al de otros personajes de impronta más propiamente terrorífica). En definitiva, una propuesta con un enfoque profundamente comercial y que juega a explotar elementos actualmente en el candelero cinematográfico, mezclándolos en una suerte de pastiche intergenérico que siempre tiene más probabilidades de acabar en el despeñadero del fracaso que en las cumbres del éxito. Habrá que ver qué sucede en este caso...

PRONÓSTICO: no creo, no creo...

11 comentarios:

Pabela dijo...

Queridísimo Compa Manuel, primero déjeme decirle que el blog le ha quedado fantástico. Se luce muchisimo y siempre es bueno cambiar, aunque yo ahora desisto de tanta cosa que le metí a la plantilla! jajaja.
En cuanto a este film yo lo he visto casi de casualidad y podría decir sin vergüenza que lo disfruté mucho. No la veo nada parecida a la saga crepúscular sino más bien a la Pottiana por decirlo así, aunque no se equivoca al decir que tiene un tinte totalmente comercial. Eso no se niega.
Un abrazote.

Josep dijo...

Hombre, la presencia de Watanabe y Reilly es un buen acicate, pero me parece que será que no, porque ya sabes que no me gustan los inventos con los géneros clásicos y las de vampiros ya tienen diseñada desde hace tiempo su caligrafía propia y poco hay que añadir: y no será ninguno de los mainstream los que inventen nada novedoso y cualitativo, a qué vamos a engañarnos.

Además, Manuel, tengo ante mí la perspectiva de asistir al multiestreno del último gran éxito del cinema-qualité: la de tu amigo Cruise y la Rubia_Mary me la ponen a tiro de jueves a domingo: ¿tú qué crees?

Un abrazo.

Titajú dijo...

No me hables de cine,q u eme acabo de tragar la final de "lost" y estoy que muerdo... tomadura de pelo, después de haberme tragado toda la puñetera serie... grfernrewe¡qq&&%%$RT·$·%Y·%"...

Manuel Márquez dijo...

Muchas gracias, compa PABELA, por tus elogiosas palabras acerca del nuevo aspecto visual de mi "cibercasa"; lo cambio con relativa frecuencia, espero que éste me dure algo más de lo habitual, será señal de que he dado con la tecla que combina estética y funcinalidad a mi plena satisfacción (que no es fácil, soy bastante "maniosillo"...). Sobre la peli, me encanta que nos puedas dar una referencia ya sobre visionado, y no sobre impresiones previas (como es la mía); más allá de coincidencias o discrepancias, está claro que la tuya tiene más fundamento. Los juicios apriorísticos siempre comportan un alto riesgo de error y/o injusticia, pero hay que asumirlo si se quieren hacer.

Compa JOSEP, tus "recelos vampíricos" ni me sorprenden ni me disgustan; más bien al contrario, son bastante lógicos, visto la que viene cayendo de un tiempo a esta parte. Además, teniendo en perspectiva ese "acontecimiento cinéfilo", ¿qué quieres que te diga? Blanco y en botella. Ya me estoy relamiendo de pensar en esa "cariñosa" reseña que le habrás de dedicar, llegado el momento. Emplazado quedas...

Compa TITAJÚ, yo no he seguido la serie (no sigo, prácticamente, ninguna, y no por falta de ganas, que conste...), pero, a la vista de tantos ríos de tinta como se han vertido sobre ella, bien cabría aplicar aquí el refrán aquel de que "quien con niños se acuesta, mojado se levanta": eso era un globo demasiado hinchado como para que no resultara decepcionante. De todos modos, lo siento, de veras...

Un fuerte abrazo a los tres y que tengais una excelente semana.

39escalones dijo...

Joder, no hay nada peor que algo que se pone de moda. La gente no tiene sentido del límite, ni a la hora de ofrecer algo ni a la hora de consumirlo. Ya vale. Si tras Stephen King en "Salem's Lot" ya nadie ha tratado a los vampiros como lo que realmente son, metáforas para contar otra cosa, no mariconadas ni ñoñadas para quinceañeros/as mentales.
Estoy harto de sucedáneos.
En fin, que como ves, voy a pasar.
Abrazos.

Luis Miguel Coballes dijo...

¡Querido Manuel ! Me uno a Pabela en el elogio al nuevo aspecto de tu blog, es visualmente muy atractivo sin perder la calidad habitual de sus contenidos .En cuanto a El circo de los extraños me ha parecido una ocasión perdida, parece querer tocar demasiados palos y no se define entre llevar la adaptación a su vertiente más "freak" o intentar captar al público de la nueva hornada de vampiros de color rosa. Paul Weitz ,director, y Helgeland, guionista han tenido mejores trabajos y no digamos nada de John C. Reilly al que desde Magnolia y Chicago lo veo desorientado. Otro punto gris para un verano cinematográfico nefasto.

Luis Miguel Coballes dijo...

He recordado una serie llena de freaks que sí vale la pena: Carnivale(2003) ,lamentablemente la cancelaron en la segunda temporada pero se puede conseguir en DVD. Es magnífica y rarita de verdad.

ANRO dijo...

Amigo Manolo, naturalmente las comparaciones son odiosas y más en el caso de "La Parada de los Monstruos", película inquietante y perturbadora donde las haya. No he visto esta pelí que comentas "El Circo de los extraños", así que no puedo opinar al respecto, pero apostaría la cabeza a que perdia por goleada con la primera.
No te sofoques mucho con el calor cordobés....no me lo pongas delante que ya lo he pasado "cum lauden"....seguramente el fin de semana refrescará un pelín.
¡Qué bonitos días estamos pasando con la roja! ¿verdad?
Un abrazote

Manuel Márquez dijo...

Compa ALFREDO, te veo, como habitualmente, contundente y con las ideas claras. Pero es que lo que planteas es bastante razonable: no suele haber sentido del colmo a la hora de exprimir las "ubres comerciales", da igual el producto y sector de que se trate...

Compa LUIS MIGUEL, compruebo qe tienes bastante bien "controlada" la peli en todos sus aspectos. Sobre Carnivale, he leído alguna referencia muy liviana, pero no te puedo decir ni siquiera que la conozca (y verla, aún menos). El mundo de las series es "terra ignota" para mí, pero es que el tiempo ya no da más de sí (apenas me lo da para el cine...).

Compa ANTONIO, ésta aún no se ha estrenado, pero dudo mucho que tenga ocasión de comprobar si mis predicciones son, o no, acertadas. En cuanto a los calores cordobeses, que tú bien conoces, los sobrellevo como buenamente puedo: régimen de vida "carcelario" (es decir, todo el día encerrado, al amparo de un aparato de aire acondicionado) y toda la calma posible. Y la roja, sí, nos ha dado una alegría, y de las gordas. A saber si llegaremos a pillar otra igual, porque la verdad es que es complicado, muy comlicado. Pero ya, como decía aquel, que nos quiten lo "bailao"...

Un abrazo muy fuerte a los tres, gracias por vuestros comentarios y hasta pronto.

David dijo...

Esta película fue infumable. Pero es que me parece que su destinatario es el público infantil, que fue el que salió de la sala con una sonrisa de satisfacción (yo asistí con invitación y no sabía nada de la peli, alego como eximente).
Un saludo.

Manuel Márquez dijo...

Compa David, disculpa por el retraso en la respuesta. Por lo que veo, viste la peli y ya tienes opinión formada con fundamento (no como la mía, una mera suposición). Sí, lo del público infantil es un apunte importante, fundamental más bien, dado que condiciona mucho el enfoque con el que has de afrontar la peli. Gracias, pues, por la aportación

Un abrazo y buen fin de semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.