miércoles, 5 de mayo de 2010

Estigmas (España, 2010) (Apuntes sobre el cine que viene XXIV)

¿VALIENTE O TEMERARIO?

Rodada en blanco y negro; protagonizada por un prestigioso atleta de élite (que jamás, antes de ésta, se había visto en otra igual: es decir, un debutante...); basada en un cómic de culto (el de mismo título, de los italianos Mattotti y Piersanti);  y con un leit-motiv temático cercano a los mundos del misterio y de lo paranormal (tan en boga en estos últimos tiempos —y tan polémicos siempre—). A la opera prima de Adán Aliaga se le podrá reprochar cualquier cosa, menos cobardía, tal es el puñado de riesgos que se echa a sus espaldas, hasta un punto en que cabría pensar que estamos más ante la temeridad del novato (en ejercicio del aserto aquel de la osadía de la ignorancia...)  que ante un ejercicio calculado de provocación, dado el perfil tan poco comercial de un proyecto como éste. No arriesga mucho quien pronostique que un film como “Estigmas” está destinado a convertirse en una propuesta que pasará sin pena ni gloria por las pantallas comerciales, pero que bien podría llegar a convertirse, con el paso del tiempo, en uno de esos films de culto venerado por un reducto de fieles irredentos.

En cualquier caso, las incógnitas que se ciernen sobre una propuesta como ésta —y sus señuelos para iniciados...— no dejan de tener su interés para cualquier seguidor habitual del cine español (que, en principio, ya podrá verificar cómo, una vez más, las frecuentes acusaciones de repetitividad no tienen fundamento alguno): comprobar, por ejemplo, si a un hombre como el leonés Manolo Martínez le será suficiente con ese carisma que siempre derrochó en sus presencias públicas durante su prolongadísima carrera atlética para dar la talla en un papel de tanta rotundidad (y no sólo física); disfrutar de la ductilidad y el magnetismo de Marieta Orozco, una de esas actrices que, con su rostro tan personal y la intensidad que vuelca en sus trabajos, está llamada a ser una de las grandes (actrices, que no estrellas...) del cine español; o averiguar cómo se las han apañado Aliaga y su equipo técnico —más allá de lo obvio de la fotografía— para trasponer la turbiedad siniestra del imaginario de las viñetas al desarrollo en celuloide. Atentos, pues, que ya queda poco...

PRONÓSTICO: está complicado...

7 comentarios:

39escalones dijo...

Uf, cine español necesario como lo es todo aquel que se sale de las fórmulas ya desgastadas. Una de dos, o se convierte rápidamente en algo de culto a reivindicar o va directa, como "Atolladero", a los confines del olvido y la vergüenza. O las dos cosas.
Abrazos.

Pabela dijo...

AY! acá no creo que se estrene nunca! Pensar que los de filmin me daban la posibilidad de verla online antes que su estreno en ...(no recuerdo el festival!!) pero lamentablemente el código que me habían enviado-seguramente pensando que estaba en España- no era admitido para Argentina!! buuuuu me quedé con unas ganas inmensas porque me enviaban todos los adelantos y sinopsis y entrevistas asique me había entrado muchas ganas de verla. En fin que habrá que recurrir al DVD y/o/u la internesssss!

Manuel Márquez dijo...

Compa ALFREDO, esa posibilidad "dual" no se me había ocurrido, pero, pensándolo con tranquilidad, puede que sea la que tiene más visos de cuajar. Marcianadas como ésta no son frecuentes, y, desde luego, no me veas cómo me pica la curiosidad (eso sí, siendo realista, ya te puedes imaginar que por Córdoba no caerá ni de coña...).

Lamento, compa PABELA, que no tengas ocasión de acceder a ella (y no creo que te sirva consuelo saber que otros, estando tan cerquita, tampoco vayamos a tener ocasión de "rascar bola"). Paciencia y a esperar otros soportes más "pequeñitos"...

Gracias a los dos por vuestros comentarios, un abrazo y hasta pronto.

Reyes Uve dijo...

Gracias por ilustrarme , hace mucho que no voy al cine a ver pelis normales, quiero decir, de adultos .
Estoy harta de dragones,princesas , ardillas y demás.

Igual me escapo a una matinal yo solita .
Besos.

Manuel Márquez dijo...

Ésta no sé, compa REYES UVE, si es eso que yo calificaría como "peli normal"; pero, vaya, te entiendo, si a lo que te refieres es a peli que no sea para peques (sí, sí, ésas mismas que yo también digiero con carácter habitual, dadas las circunstancias -y sin queja, que hay pelis maravillosas en ese "ramo"...-). Y qué suerte disponer de una sesión matinal, y de sala donde se proyecte; aquí, en mi "pueblo", complicado lo tengo...

Un fuerte abrazo y buen día.

Josep dijo...

Presentar hoy una película en B/N es una temeridad, una locura comercial.

Supongo que por la propia consciencia del reducido número de cinéfilos que pueden -podemos- tener la curiosidad suficiente para comprobar que tal el empeño, pero sin contar con la dificultad invencible de la distribuidora, así que casi que deberemos confiar en el dvd pra saber si el invento merece o no la pena.

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Las pelis en blanco y negro, compa Josep, ya están planteadas, así de manera directa, como productos "no comerciales" (en el sentido de films con vocación de distribución y/o difusión masivas); en ese sentido, desde luego, no cabe engañarse. Por supuesto que habrá que esperar al DVD (y es que, en mi "pueblo", pelis de este corte, ni en color...).

Un fuerte abrazo y buena semana.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.