lunes, 3 de mayo de 2010

El pequeño Nicolás (Le petit Nicolas; Francia, 2009) (Apuntes sobre el cine que viene XXI)

OH, LAS, LAS....-

A diferencia de un cine español de corte más comercial ―es decir, el que no se ciñe a los títulos de los nombres señeros (Almodóvar, Amenábar, Trueba) o con especial prestigio en los circuitos de festivales (Rosales, Recha, Serra, etc.)―, cuya dificultad para traspasar nuestras fronteras es bien reveladora de las carencias de nuestra industria, el cine francés lleva ya bastantes años demostrando su pujanza no sólo en los excelentes resultados que obtiene en su mercado interior, sino en su capacidad para extender su difusión más allá de éste. En ese contexto, llega a nuestras pantallas un film como “El pequeño Nicolás”, basado en la novela ilustrada del mismo título obra del tándem Sempé-Goscinny, y de cuya publicación se cumplía hace unos meses un cincuentenario que constituía referencia más que apetitosa para dar cobertura amplia a la película que lo transfería al celuloide; una propuesta de corte cómico-familiar, concebida como una suerte de “colorín” en tonos pastel, y con un perfil que, de tan amable, puede llegar a incurrir en ese “abismo ñoño” por cuyos bordes se pasea.

Aunque siempre sea bastante incierto ―pese a la vecindad geográfica, las diferencias de idiosincrasia humorística entre galos e hispanos no son menores...― el resultado en taquilla que un producto como éste puede obtener en nuestro país, no cabe duda de que algunos precedentes permiten abrigar esperanzas más que fundadas a su distribuidora; ahí está el caso de la (si se me permite la expresión) “francesísima” “Bienvenidos al norte” ―en la cual, por cierto, también tenía un papel protagónico Kad Merad, actor dotado de una vis cómica excepcional, y que aquí vuelve a ofrecer, según todas las referencias, un muy meritorio trabajo―, que consiguió en el pasado 2009 unos números bastante estimables, lo cual no deja de constituir una tremenda sorpresa en la medida en que se trata de una película que pivota (y basa buena parte de su potencial cómico) alrededor de un universo muy específico y particular. Probablemente, las peripecias de Nicolás (especialmente, ese “coro de acompañamiento infantil” destinado a ser uno de los puntos fuertes de la propuesta) ostentan un carácter bastante más universal y, desde ese punto de vista, propicios para el acercamiento de un público más amplio a las salas. Algo a verificar pronto, muy pronto...

PRONÓSTICO; será difícil que vaya  a verla...

8 comentarios:

39escalones dijo...

En mi caso será imposible... Lo malo del cine francés son sus ansias por imitar lo que no le es propio. En fin, hay que hacer de todo, pero no siempre todo es bueno.
Abrazos.

pilar mandl dijo...

Pues no sé como será la peli, (Bienvenidos al norte no me gustó mucho, esperaba más, igual perdió la gracia con latraducción), pero los libros del pequeño Nicolás me encantaban y me encantan, me sigo riendo con ellos y a mi hija le gustaban tanto de pequeña y se los tenía que leer tantas veces qu eal final se lo grabé... con que la película tengo un 10% de esa esencia...

Reyes Uve dijo...

Dices bien al señalar las diferencias de sentido de humor entre galos e hispanos.
Gracias a Dios somos diferentes , también en el sentido del ritmo , de la belleza y hasta en el tratamiento del sexo en las películas.
Y en la vida, creo.
Besos.

Manuel Márquez dijo...

¿Imposible por qué, compa ALFREDO? ¿No vas a tener acceso a una peli como ésta en tu ciudad...? A mí, esa vertiente "imitatoria" del cine francés tampoco me entusiasma mucho, pero reconozco que, al menos, le echan bastante valor industrial al asunto. Y, como público, lo tienen muy claro: entre el truño nacional y el de importación, el de casa, que, al menos, deja la pasta dentro. En España... en fin, bueno, ya sabes...

Lo del doblaje de Bienvenidos al norte, desde luego, compa PILAR MANDL, de juzgado de guardia; los libros de Nicolás no los conozco de forma directa, sólo por referencias, y sí, deben tener su gracia. Deduzco, en todo caso, que debes tener bastante conexión con Francia, ¿no es cierto? Ya nos contarás...

Compa REYES UVE, creo que bien señalas sobre diferencias entre nosotros y nuestros vecinos del norte, y en muchos aspectos, no sólo en el cinematográfico. Como toda idiosincrasia del pueblo, a mí, de la francesa, hay cosas que me gustan, y cosas que no tanto. Pero, en cuestión de cine, aparte de que, en general, me gusta, siento una profunda envidia por su potencia industrial y su capacidad para darle aire. Aquí tendríamos que aprender mucho, muchísimo, de ese asunto...

Un fuerte abrazo para los tres, y que tengais un buen día.

Luis Miguel Coballes dijo...

Manuel, he descubierto tu blog gracias a Wikio ya que hemos coincidido en dedicarle una entrada a El pequeño Nicolás. No creo que la película tenga gran éxito en España porque los libros , aunque conocidos, nunca han calado de la misma forma a pesar de que Goscinny siempre ha tenido una visión muy global de lo que escribía.Me alegro de haber descubierto tu espacio dedicado al cine y espero seguir leyéndote.

Mi blog es:

http://imagendetinta.blogspot.com/2010/05/el-pequeno-nicolas-estreno-en-espana.html

Manuel Márquez dijo...

Bienvenido, compa LUIS MIGUEL, y gracias por tu visita y comentario. Ya veo que el invento de Wikio maneja bastante información (intentaré trastear algo por allí...), y, en cuanto a la peli, pues sí, es poco probable que aquí, en nuestro país, alcance mucha repercusión. Paso por tu "cibercasa" en cuanto tenga un huequecito más tranquilo.

Un fuerte abrazo y buen día.

Josep dijo...

Supongo que no la veré, de momento, por dos razones: primero, porque no aparecerá donde yo la pueda ver; y segundo, porque ya sabes que no soy muy amante del cine galo, a pesar que en más de una ocasión me he tirado de los pelos por no haber visto en cine lo que luego veo en pantalla pequeña.

Total: que puede, pero casi que no...

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Pues nada, compa JOSEP, ya veo que va a ser que no (y no serás el único...); yo sí le tengo bastante cariño al cine francés, en general, pero no por ello todo lo que viene de más allá de los Pirineos me tira lo suficiente (ésta, por ejemplo, en fin...).

Un fuerte abrazo y buen día.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.