domingo, 9 de mayo de 2010

Canino (Kynodontas; Grecia, 2009) (Apuntes sobre el cine que viene XXVI)

ALGO DIFERENTE.-

Aunque sólo fuera ante la circunstancia de hallarnos ante el primer elemento no relacionado con su galopante crisis económica que nos llega desde Grecia en mucho, muchísimo tiempo, ya habríamos de congratularnos por el hecho de que llegue a nuestras pantallas, la próxima semana, un film como “Canino”. Asociada, desde hace años, a la venerada figura de un director como Theo Angelopoulos —al fin y al cabo, único referente con proyección internacional de la misma—, la cinematografía helena nos ofrece ahora esta nueva muestra, que, desde luego, no parece que vaya a moverse, ni por asomo, en los parámetros temáticos y estilísticos (tan líricos como plúmbeos, todo hay que decirlo...) del provecto don Theo: este tercer largo de Yorgos Lanthimos, que ya tuvo su carta de presentación en nuestro país en la pasada edición del Festival de Sitges, juega las bazas de la sorpresa y el desconcierto para descolocar a un público que, más allá de lo abrumador que le pueda resultar la descomunal lista de presencias festivaleras de la propuesta, ha de ir preparado para encontrarse en la pantalla con algo que tiene poco que ver, tanto en fondo como en forma, con un relato convencional.

Muy poco convencional es la pauta de funcionamiento a que se atiene la familia (eso sí, de estructura canónica: padre, madre, tres hijos —dos chicas y un chico— con escasa diferencia de edad entre ellos...) que protagoniza la cinta, y  que se atiene a una situación de “encierro” que, más allá de lo estrambótico que puede resultar como punto de arranque argumental, ya nos permite pensar en que los posibles desarrollos de la trama se van a desenvolver, casi con toda seguridad, en esos territorios del desasosiego —mundos en los que siempre halla espacio y recorrido locura y otros desequilibrios similares— por los que han campado y campan con absoluta maestría, cineastas europeos de la talla de nuestro Luis Buñuel o, más recientemente, el finés Aki Kaurismäki. O sea, que es muy probable que vayamos a encontrarnos con una de esas propuestas despojadas en lo formal y desazonantes en su fondo, poco aptas para públicos reacios a todo aquello que no se atiene al más escrupuloso mainstream. Por cierto, y aunque supongo que ya lo suponían, no figura en su reparto Jennifer Lopez. Avisados quedan...

PRONÓSTICO: uf, complicado (todas son complicadas, pero ésta, aún más...)

4 comentarios:

Angel "Verbal" Kint dijo...

Película muy dura y que deja una profunda sensación de desasosiego. No apta para estómagos sensibles ni para aficionados acostumbrados únicamente al cine de mil planos por segundo.
Me está costando un mundo plantearme cómo escribir algo sobre ella

Sue dijo...

No me imagino yo a Jennifer López en una película de verdad...la verdad.

Recojo tu crónica y me quedo con la idea de esta peli griega que tiene muchos ingredientes para ser de las que me gustan. Bueno, ya me gusta y ni siquiera la he visto.

Un saludo.

Manuel Márquez dijo...

Deduzco de tus palabras, compa ANGEL, que has visto ya la peli; estaré pues, atento, a lo que nos hayas de contar sobre ella, más allá de estos interesantes, aunque demasiados breves, apuntes que aquí nos dejas. Ah, y por cierto, bienvenido a esta tu cibercasa, en la que espero te sientas cómodo y bien acogido.

Compa SUE, teniendo en cuenta el perfil "interpretativo" de J.Lo. -y lo que mueve a su alrededor-, será difícil verla en algo que no sea una videoclip promocional (larguísimo, desde luego, pero videoclip, eso sí...). A mí, como a tí, también me resulta esta "Canino" una propuesta muy interesante; lástima que no va a ser fácil que pueda llegar a verla pronto. En fin, paciencia...

Gracias a los dos por vuestros comentarios, un fuerte abrazo y que tengais buena mañana.

Kinezoe dijo...

Pues no sé cómo estará siendo acogida, pero una propuesta diferente sí que parece. Aun así, creo que la dejaré para ver en casa.

Un abrazo, amigo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.