jueves, 25 de febrero de 2010

El último vuelo (Le dernièr vol; Francia, 2009) (Apuntes sobre el cine que viene XVI)

Cine francés en dosis doble para la cartelera de este fin de semana: junto a la celebrada “Un profeta”, llega también a nuestras pantallas “El último vuelo”, propuesta que, con la firma de Karim Dridi, reune en sus dos papeles protagónicos a Marion Cotillard y Guillaume Canet (con un apunte rosa: pareja por partida doble, en esta ficción cinematográfica y en la vida real). Un drama de aviación pionera y rescate en condiciones extremas, cuyas imágenes nos remiten, de manera casi automática —e inevitable—, a un ilustre precedente, como es el de “El paciente inglés”, la película con la que el malogrado Anthony Mingella alcanzó un éxito descomunal (y nada más y nada menos que nueve estatuillas doradas, incluida la suya personal, como mejor director), y con la cual guarda no pocas similitudes —aunque la Cotillard, más allá de compartir su condición de actriz oscarizada y una incipiente carrera internacional en ascenso, no sea Juliette Binoche...—.

Dando por descontado que podremos disfrutar tanto con escenarios naturales de gran fastuosidad —la que ofrecen las grandes planicies del desierto, marco en el que se desarrolla la acción del film— como de elementos complementarios particularmente cuidados (música, vestuario, atrezzo y demás), queda por averiguar si ese regocijo visual irá acompañado de una historia bien contada y bien interpretada —con lo cual tendría un sentido cinematográfico justificado—, o si, por el contrario, y como tantas veces suele suceder en estos casos, nos topamos ante un mero ejercicio formal de grato visionado y escaso interés, poco acorde con las expectativas que un cine como el francés, aun en aquellas líneas de producto de corte más comercial (y éste, no lo olvidemos, es un proyecto de presupuesto holgado y expectativas de taquilla amplias), suele despertar cuando llega a nuestras salas. Quedamos, pues, a la expectativa...

PRONÓSTICO: No creo que vaya a verla...

15 comentarios:

39escalones dijo...

El cine francés me interesa demasiado como para tragarme las cosas que hacen por imitación del americano. De ésta creo que voy a pasar. Al menos de ir a la sala...
Un abrazo.

pilar mandl dijo...

¿Ah no? pues yo creo que voy a ir, al menos la has presentado interesante...

ANRO dijo...

Amigo Manolo, me alegra que estas dos últimas entradas las hayas dedicado al cine europeo (bueno, francés). Aunque algunas de las pelis actuales de nuestro viejo continente me han decepcionado eso no quita que una propuesta interesante, en este caso dos, nos anime a ver algo diferente.
De estas dos pelis que reseñas me inclino más por "El Profeta", espero que en Las Palmas la proyecten este fin de semana.
Espero que las lluvias y el mal tiempo que teneis por Andalucía os remita este fin de semana.
Un abrazote.

Manuel Márquez dijo...

Compa Alfredo, pues ya veo que seremos dos; no tiene muy buena pinta la propuesta, no -al menos, en lo que se refiere a originalidad, si es que ése es un valor "computable" a día de hoy...-.

Compa Pilar, espero que, si vas pases por aquí, y nos cuentes. Igual hasta nos incitas a que nos dejemos caer por la sala oscura...

Compa Antonio, yo también me decantaría, como tú, por Un profeta; y lo pongo en condicional, porque me temo que, salvo milagro, no caerá por ninguna sala de mi pueblo. Pueblo por el que, como bien señalas, lo único que cae últimamente, y en cantidades industriales, es agua. Qué hartón, compa, qué hartón...

Muchas gracias a los tres por los comentarios, un fuerte abrazo y que tengais un buen día.

Dana Andrews dijo...

Jejejeje ... yo tampoco creo que vaya a verla aunque el cine francés siempre me inspire mucho respeto.

Superwoman dijo...

Por si la sacan en video, tal vez... coincido contigo en que la estética del cartel me ha recordado al Paciente Inglés.
Un supersaludo

Manuel Márquez dijo...

Compa Dana Andrews, si me tengo que atener a lo que se va manifestando por aquí (aunque sean poquitos los comentarios), parece que la peli no va a morir de éxito...

Compa Superwoman, que el cartel te recuerde a aquella, no es nada extraño; es más, yo juraría que es algo que explota conscientemente...

Un fuerte abrazo a los dos y buen fin de semana.

PuntoEnter dijo...

Siempre na a gustado el cine Frances . Voy a verla igual.

LaMordida dijo...

Viva el cine Frances !!

PMM dijo...

Pues no sé, yo como SW, en video quizás, pero en el cine lo dudo. yo con el cine francés soy un poco cautelosa.

Manuel Márquez dijo...

Compa PMM, dale un voto de confianza (no tanto a ésta, en particular, como al cine francés, en general); creo que es de lo más interesante que se hace por andurriales más allá del nuestro, con independencia de que, además, lo saben vender fantásticamente (que también cuenta, vaya...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Vivian dijo...

Desconocía esta película, y mientras te leía iba pensando algo que luego comentas, que pinta de “El Paciente Inglés” que tiene, no sé, a priori no me atrae como para ir a verla, además tengo otras en mente en las que tengo más interés, así que creo que mi pronóstico y el tuyo van a coincidir ;)

Un abrazo

Manuel Márquez dijo...

Pues nada, compa Vivian, ya nos contarás cuál termina siendo la agraciada, y qué tal te fue con la elección. Yo, francamente, aún no lo tengo nada claro (supongo que An education, pero tampoco me vuelve loco la propuesta...), así que está también por ver...

Un abrazo y buen fin de semana.

Susy dijo...

Querido Manuel,
te he dejado una nota en mi blog en contestación a tu comentario, que me ha encantado.
He leído tu entrada y, como siempre, tendré el ojo y la atención puesta en esta película que viene porque a los que, como yo, andamos ajenos aunque viciados con el cine, lo que dicen los amigos entendidos es una garantía.
Un fuerte abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Gracias por tus cariñosos comentarios, compa Susy, aquí, y allí, en tu cibercasa. Y todo un honor el que te fies de mi pobre criterio a la hora del "peliculeo": intentaremos estar a la altura de la circunstancia...

Un fuerte abrazo y buen día.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.