viernes, 22 de enero de 2010

Teresa el cuerpo de Cristo (España, 2007) (Grageas de cine LXVIII)

No sé si realmente lo soy, pero me considero a mí mismo persona de gusto cinematográfico amplio y diverso. Me gustan muchísimas películas de muy diversos tipos, géneros y estilos –tengo eso que se suele denominar como “tragaderas anchas”, dentro de unos límites, eso sí-, y soy de los convencidos de que en la sala oscura hay tanta cabida para un Dreyer como para un Jackie Chan, sin que el hecho de que se trate de cines tan diferentes tenga por qué invalidar a ninguno de ambos. ¿O es que un amante de los melodramas de Sirk tiene que descalificar, necesariamente, el cine de Peckinpah, por citar dos nombres bien dispares? En fin, valga la disgresión precedente para establecer, de antemano, mi predisposiciòn positiva, vistas las referencias disponibles –críticas, comentarios e informaciones diversas-, a un film como “Teresa, el cuerpo de Cristo”. Mas mi gozo en un pozo: la biografía de la santa de Ávila filmada y firmada por el escritor Ray Loriga, aun cuando apunta algún destello formal brillante en varias de sus secuencias, no llega a cuajar como un producto a la altura de sus intenciones.

No sé si es la omnipresencia (puede tener su explicación: al fin y al cabo,a la protagonista de un film biográfico ya se le debe “descontar” esta circunstancia) de una Paz Vega manifiestamente sobreactuada; no sé si es un exceso de esteticismo quietista en muchas de sus secuencias, en las que el autor se recrea bastante más en la composición formal de las imágenes que en transmitirnos, realmente, un impulso narrativo a la historia; no sé si es el desequilibrio de su ritmo, muy descompensado en relación con el desarrollo argumental (casi parado en su tramo inicial; desbocado, en plan “turbo”, en su parte final). Supongo que será la suma de todas los elementos apuntados los que me hacen considerar la propuesta de Ray Loriga un intento bienintencionado, y hermoso en cuanto a sus formas, pero bastante insatisfactorio, visto desde una perspectiva general. Bien está que en nuestro cine, siempre tendente, en líneas generales, a un cierto desaliño visual -en el mejor de los casos, poca atención a esos aspectos que son los que terminan de pulir una propuesta fílmica-, surjan films como esta “Teresa...”, con otras pretensiones. Pero no se debe olvidar nunca que el cine que cuenta historias, ha de contar, ante todo, historias; y contarlas bien. A buen entendedor...

15 comentarios:

Rocío Márquez dijo...

Tienes más razón que un santo (nunca menor dicho) y creo que resumes bien la impresión que bastantes espectadores. Loriga me gusta pero aquí, a mi entender, pinchó.
Un abrazo.

Clares dijo...

A mí casi siempre las biografías filmadas, que me dicen que ahora se llaman "biopic", me producen desconfianza. Y si son españolas, no te digo nada. Grima me dan. Quizás tú tengas ejemplos estupendos que oponer a esto, pero es que no encuentro cosas decentes en este terreno. Lo que pasa, a mi parecer, es que muchos directores jóvenes o no tan jóvenes españoles adolecen de ser presuntuosos y algo pedantes, con un falso esteticismo y un no menos falso intelectualismo. Mi marido cinéfilo lo resume en una frase popular, que se aplica a otras cosas, pero que en el caso tiene gracia: "Este ha visto muchas películas". Va de eso, seguro. A mi parecer, atreverse con Teresa de Ávila es una tarea por encima de las posibilidades de un Loriga.

Josep dijo...

Ser un ecléctico, Manuel, no es un defecto: más bien diría que es una bendición.

Muy interesante tu análisis de una película que no he visto -y que me parece, a la vista de lo que escribes, que no veré- y que apunta a diferentes defectos en el cine patrio: la falta de humildad de las propuestas suele comportar errores de bulto cuando un director incapaz de llevar adelante un proyecto demasiado ambicioso acaba en lo que en moto de trial se llama un fiasco: atolladero, pies al suelo y vuelta a empezar.

El mal endémico que padece el cine español es entre otros (lo de los guionistas ya es una lacra) la falta de intérpretes con calidad: Paz Vega es muy guapa, muy sexy, pero no sabe vocalizar ni modular la voz. A priori su elección para incorporar a personaje tan denso como Santa Teresa de Ávila me parece un craso error.

Todavía recuerdo la buenísima interpretación en la mini serie televisiva que hizo Concha Velasco a las órdenes de tu paisana Josefina Molina.

El cine español, como el americano, ya no es lo que era.

Un abrazo.

Rose dijo...

Manuel,no he visto la peli (qué raro) pero me gusta que hables de ella porque así te cuénto por qué no lo he hecho...y es que no soporto a Paz Vega.
Cuando se empeñan en encumbrar a alguien son como el de la petaca,que diría mi padre....vamos a ver,teniendo actrices "jóvenes" como Pilar L.de Ayala,pòr ejemplo-si lo que buscan es una apariencia de mujer bonita-frágil-con carácter no sé qué coño hacen dándole a esta actriz cómica-que está estupenda en su estapa de Siete Vidas,por ejemplo,papeles de texto denso y pesado,como me imagino que es en la peli el que le toca a ella, a fiarnos por la biografía-que he leído.
Paz es muy mona,se han encargado de hacerla más mona todavía para que Hollywood le deé bolo,al igual que a Pé-pero sesea en exceso para evitar el "zezeo" de su acento natural,se aturulla al hablar y abusa mucho de trasmitir una sensualidad que resultaría mucho más creíble si simplemente se dejara obserbvar sin pretensiones.
Ojo,no digo que todos estos matices sean fallos,simplemente,a mi me resultan en una actriz poco creible,y como tal,no pago por verla.
Abrazo :)

ANRO dijo...

Lo que ocurre Manolo es que las vidas de "santos" son un poco coñazo.O los hagiografías o los humanizas y les colocas pasiones humanas. Santa Teresa, según la historia era una mujer con dos pares y escribía muy bien, pero de ahí a parecerse a Paz Vega va un abismo. Yo me la figuro más bien feucha. No he visto la peli y no puedo juzgarla, pero generalmente no suelen dar muy buen resultado.
Estoy de acuerdo contigo, no hay que ser dogmatico en cuestión de cine. Te pondría una comparación pero me la callo, no sea que alguien me degüelle. A veces he disfrutado como un mono con las pelis más cutres.
Un abrazote.

Corpi dijo...

Yo también soy de espectro amplio en el gusto por las películas, pero hay algunas que jamás veré, no sé por qué, pero me niego, y ésta es una de esas. No sé por qué, pero es así.
Un saludo amigo.

39escalones dijo...

Olvidable, como casi todos los biopics. Pero rompo una lanza por la banda sonora de Ángel Illarramendi. Es magnífica.
Abrazos y a empezar bien la semana.

Manuel Márquez dijo...

Bienvenida, compa Rocío, a esta tu cibercasa, en la que espero te sientas cómoda y siempre serás bien recibida: buen juego de palabras ese del santo -me lo apunto...-. Supongo que, efectivamente, mi impresión no debe ser nada exclusiva, sino, más bien al contrario, bastante compartida; en cuanto a si Loriga pinchó aquí nada más, no puedo entrar en valoraciones, dado que desconozco su obra restante.

Compa Clares, efectivamente, las biografías filmadas (biopic es como las llaman ahora los "barbaristas habituales", es decir, aquellos que pierden el culo por cualquier palabro en inglés, y si es inexistente, inventado o absurdo, mejor...) son un género muy complicado, como bien señala también el compa Antonio, y, en contra de lo que apuntas, no se me ocurre ahora, así de memoria, ningún ejemplo digno (aunque alguno habrá, claro...). Las consideraciones de tu cinéfilo no andan muy desencaminadas, y creo que las comparto sustancialmente (eso sí, me hace gracia la expresión esa de "éste ha visto mucho cine"; también me la apunto -hoy me salió la vena "choriza"...-). No sí se Teresa de Ávila le viene grande a Loriga, insisto, no conozco a este autor como para entrar en valoraciones genéricas (apenas ahora empiezo a leer sus artículos bisemanales en el colorín de El País...).

Compa Josep, tu comentario, tan rico y enriquecedor como de costumbre. ¿Eclecticismo? Pues sí, yo también estoy de acuerdo contigo en sus bondades (mirada amplia, variedad, diversidad...), pero no dejo de ser consciente de sus peligros (dispersión, relativismo -el compa Alfredo me hizo una observación muy pertinente hace poco tiempo, en ese sentido, al hilo de un comentario mío en una de sus brillantísimas reseñas fílmicas-). En todo caso, es lo que hay. Sobre la pedantería del cine patrio, bien sabes tú que soy muy de defender el cine español, en general, pero hay cosas difícilmente defendibles, desde luego. Y sobre Paz Vega, y sus problemas de dicción: en fin, creo que las evidencias palmarias hay que limitarse a constatarlas, y tú lo haces bastante bien. Yo recuerdo a esta chica con su acento marcadamente sevillano (en una peli un poco marciana y sencillota, Zapping, de cuando apenas si la conocía la madre que la parió), y estaba espléndida. Pero es difícil no "jodella" cuando los cantos de sirena hollywoodienses llaman a tu puerta. En fin...

Un fuerte abrazo a los tres y muchísimas gracias por vuestros comentarios.

Manuel Márquez dijo...

Compa Rose, veo que te extiendes en un examen bastante detallado, y no menos interesante, acerca de las actitudes y aptitudes de doña Paz (a la que, por otro lado, tampoco le guardas excesivo cariño). A mí no me convence demasiado como actriz, aunque, eso sí, reconozco que su fotogenia y belleza son impresionantes; y tengo mis muy particulares teorías sobre las bondades y maldades de la organización de su carrera profesional, pero no pasan de ser pajas mentales mías, así que ahí se quedan. Gracias, en todo caso, por lo extenso y enriquecedor de tu comentario.

Compa Antonio, los peligros sobre las biografías filmadas a los que apuntas creo que son totalmente ciertos, y tu apunte es acertadísimo. También es un punto muy interesante el de la adecuación de la actriz (más bien, su caracterización y "acondicionamiento") al personaje, creo que ahí la peli también falla estrepitosamente. Y sobre la comparación que no te atreves a lanzar, dispara sin miedo: este humilde escribiente, al menos en esta su cibercasa, garantiza la integridad de tu gaznate (que aún ha de contemplar y disfrutar el trasiego de alguna que otra botellita de ron, ¿no...?).

Un fuerte abrazo a los dos y que tengais buena semana.

Susy dijo...

Por aquí de nuevo, amigo.
Mira, yo no puedo opinar sobre la peli pero, además de temerme lo peor, me temo que la actriz en cuestión debe contar con muy buenas agarraderas en la industria del cine español, a tenor de lo que, en mi humilde opinión, malísima actriz que es y lo que la contratan para hacer el ridículo y hacer que el espectador salga avergonzado del cine.
Juana la Loca... Carmen... en fin, para qué seguir.

Un beso.

Manuel Márquez dijo...

Compa Corpi, mucho me temo que tú y yo sabemos por qué ésta no vas a verla (bueno, tú seguro que sí que lo sabes, o te lo barruntas). No te voy a insistir para lo contrario, desde luego...

Compa Alfredo, ese apunte sobre la banda sonora, muy, muy acertado. Está claro que lo único salvable de la peli radica en sus apartados artísticos (decorados, fotografía, etc...), y la música no le va a la zaga a ninguno de los demás. Gracias, en todo caso, por apuntarlo.

Compa Susy, qué alegría verte por aquí, después de tanto tiempo. ¿Agarraderas en la industria? Eso no lo sé, con lo cual no puedo ni confirmarlo ni descartarlo; de todos modos, tampoco le sería necesario, desde el punto y hora en que hay muchos proyectos de corte muy comercial (y ésos que tú señalas lo son, sin duda alguna) en los que en la elección de protagonistas priman otras consideraciones que no tienen nada que ver con su calidad artística. Y Paz Vega, más allá de ser mejor o peor actriz, es tremendamente atractiva y se ha hecho ya con un nombre que garantiza cierto gancho comercial (sin ser tampoco Meryl Streep, claro está...).

Un fuerte abrazo a los tres y que tengais una excelente semana.

Rose dijo...

Así es,Manuel...no puedo ser demasiado objetiva,no la trago desde "Carmen"...qué la vamos a hacer,ahora que si me das la opción de ver la peli en Versión Española o ver una de "Alien", hasta aguanto a Cayetana y sus divagaciones...(es que soy muy agarrá... ;)

p.s Ya he visto el 6º Sentido,por cierto...qué miedo paseeeeeé!!

PMM dijo...

Pues no he visto la peli, pero no dudo de tus palabras. Además reconozco que Paz Vega no está entre mis actrices favoritas, así que si la historia no me atrae excesivamente (no me suelen gustar las biografías de santos en el cine) es bastante probable que la deje pasar.

Manuel Márquez dijo...

Me parece fantástico, compa Rose, que no seas NADA objetiva (cuánto menos, mejor; que cada cual es muy dueño de sus filias y de sus fobias, vaya que sí...); ah, y también me alegro de que hayas visto ya El sexto sentido: se pasa yuyu, eh? No es traidor el que avisa.

Buenas tardes, compa PMM: sinceramente, creo que, entre lo uno y lo otro, no te pierdes nada, ciertamente, prescindiendo de la peli. De todos modos, yo, en estos casos, siempre tengo muy claro que es cuestión del gusto de cada cual. ¿Lo ideal? Comprobar por uno mismo, cómo no...

Gracias a las dos por visitar y comentar (a Rose, obviamente, agradecimiento duplicado...) y un fuerte abrazo.

Superwoman dijo...

Mira, ha sido leer Ray Loriga y dejar de leer el post... como tú dices hay cosas que no trago y a buen entendedor...
Un supersaludo

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.