miércoles, 7 de octubre de 2009

Jara (Gigante; Uruguay-Alemania, 2009) (Los buenos buenosos VII)


Jara, Jarita, es un gigante. Sí, efectivamente, un tipo grandullón, con una presencia física imponente, condición que le hace especialmente apto para su desempeño profesional. Jara, Jarita, es vigilante jurado en turno de noche permanente en la sala de control de monitores de un hipermercado; un cubículo de reducidas dimensiones, en el que mata las horas (inacabables), intentando no sucumbir al sueño a base de palabras cruzadas, juegos permanentes de cámara y generosas raciones de esa música “jevi” que acompasa y puntea su vida, desde que se levanta hasta que se acuesta.

Jara, Jarita no se complica la existencia: vive solo, no tiene amigos ni (apenas) familia. Trabaja, duerme, ve la televisión y, los fines de semana, complementa sus emolumentos ejerciendo de matón de discoteca en un tugurio bastante siniestro. Es un tipo simple, y es un tipo bueno; sus compañeros de trabajo le respetan, y, a su manera (y en la medida en que él se deja), le aprecian. Jara, Jarita tiene buen corazón: aunque él es fuerte, muy fuerte, está al lado de los débiles, de los oprimidos, y no le gustan los explotadores, los poderosos, sin necesidad de ninguna formulación teórica sobre el particular para posicionarse. Es así, y punto.

Pero un día llega ella, y al bueno de Jara se le caen los palos del sombrajo. Los relucientes pasillos del hipermercado se convierten en el majestuoso escenario donde desenvuelve su torpe danza del mocho y la escoba una nueva limpiadora. Ella. Julia Ramírez Cuello, una muchacha de aspecto sencillo, dulce y afable. No es muy guapa, pero tampoco es fea. No tiene un físico escultural, pero, bajo una vestimenta tan poco propicia al lucimiento, se adivina una figura esbelta y agradable. En cualquier caso, todo eso es accesorio; lo verdaderamente importante es que Jara, Jarita, cae fulminado por un rayo, un rayo imposible de esquivar con una finta o de parar con un puñetazo, un rayo de magnitud y naturaleza desconocidas para él. Debe ser amor, pero ésa es una formulación teórica que a Jara, a Jarita, le trae bastante al fresco.

Y su vida se convierte en una fijación monotemática y exclusiva. Ella. Julia.

Ella no lo sabe, pero Jara, Jarita, ha dejado de jugar a cineasta imaginativo para centrar sus alardes de cámara (ahora, la 1; ahora, la 7; ahora, la 3; zoom aquí, zoom allá; sigue aplicándote cacao en los labios, así, así, despacito...) en un único punto de atención. Ella. Julia.

Y ella tampoco lo sabe, pero Jara, Jarita, la sigue día y noche, todos los días, de manera distante y callada, como una especie de ángel de la guarda llamado a protegerla y librarla de todo mal y toda amenaza, mirándola con arrobo, sufriendo, interrogándose sobre lo que hace y no hace, penando, preguntándose qué es eso que le pasa, y que no le deja comer ni dormir en paz, llorando en silencio, sin palabras, sin lágrimas. Jodido, ¿eh, Jarita? Pero feliz, vaya que si, feliz como una perdiz, porque siempre, diez, doce metros por delante de sus pasos, está su señuelo, su guía. Ella. Julia.

Uno siempre quiere que a la gente buena le pasen buenas cosas. No siempre pasa en la vida real, pero, ¿para qué hacen películas los peliculeros? Jara, Jarita, deja de hacer flexiones y deja de atormentarte con Metallica y Biohazard. Ella, Julia, ha sonreído, y eso es lo que cuenta. Te la mereces, amigo, te la mereces...

En las imágenes: Fotogramas de “Gigante” – Copyright © 2009 Control Z Films, Rizoma Films y Pandora Films. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

16 comentarios:

39escalones dijo...

Esta película me ha encantado, sencillamente magnífica, una apología de la sencillez. Puede que abuse un poco de lugares comunes y que sea un pelín previsible, pero es tan honesta que ni con eso pretende engañar.
Y el texto acompaña las virtudes de la película.
Abrazos.

ANRO dijo...

Joder, creí que estabas hablando de un personaje real y me estaba conmoviendo cantidad. Me ha recordado a muchos tipos como estos que vemos sin ver en centros comerciales, grandes supermercados o aparcamientos nocturnos. Desgraciadamente hay muchos Jara Jarita, Manolo, y no siempre tienen el buen rollo dentro de los kilos de músculo. Bueno es que exista una película que ponga su mirada donde nosotros no la ponemos....soy pesimista a pesar de todo. En realidad cada día veo un poco más corrompìda y débil la sociedad en la que vivimos, y cAda día aumentan los Jara Jaritas con más músculo y con más mala leche. Lo siento.
Un abrazote.

Viola Tricolor dijo...

Hola Manuel, me ha encantado esta crónica, se complementa muy bien con la de la butaca.
Y de paso he descubierto todos tus artículos restantes en la butaca :)
Tengo varias pelis tuyas pendientes, ya te diré cuando las vaya viendo.
Besos.

Corpi dijo...

A veces, de las mezclas más raras, salen cosas buenas como las que cuentas, que tiene muy buena pinta. Pero, ya me dirás qué tienen que ver Uruguay y Alemania para hacer una peli juntos.
Saludos.

Manuel Márquez dijo...

Me alegro, compa Alfredo, de que te haya gustado la peli (que, por cierto, ya me sorprende que hayas tenido ocasión de ver, dado lo limitado de su difusión). Sí, sencilla y honesta creo que son dos términos que le cuadran bastante bien. Ah, y muchas gracias por tus elogiosas palabras hacia el texto, son todo un estímulo, que te conste.

Compa Antonio, el personaje no es real, pero estoy completamente seguro de que, sí, como tú bien señalas, hay muchos Jaras sueltos por ahí, de los que sólo vemos esa parte, la de su presencia como "seguratas". Pero no sólo pasa con ellos, pasa con muchísimos más colectivos. Y no tienes por qué lamentarte de tu pesimismo: la figura de Jara, en todo caso, no creo que pretenda ser ningún arquetipo representativo, y, por supuesto, que hay muchos tipos que, con su misma presencia física, carecen de su bondad. Como dice mi peque, así es la vida...

Compa Viola, muchas gracias por tus cariñosas palabras, y no sabes cuánto me alegro de esa complementariedad que apuntas, porque era eso, precisamente, lo que pretendía: el de La Butaca es un texto, por decirlo de alguna más manera, más "técnico", y éste, en mi "cibercasa", va más a mis impresiones personales. Ah, y ya quedo expectante, a ver qué me vas contando de esas pelis pendientes, que seguro que serán apuntes de interés.

Compa Corpi, no sólo es excelente la pinta, también lo es la "tripa" del producto. ¿La entente Uruguay-Alemania? Cosas de las coproducciones; aquí, está por medio la cadena Arte, un potente dinamizador cultural que suele invertir bastante pasta en producciones de este corte, y creo que, en este caso, la apuesta ha merecido, y mucho, la pena.

Un abrazo muy fuerte para todos y que tengais un buen fin de semana.

Clares dijo...

Manuel, paso sólo a saludarte, porque me voy de viaje, pero que ya, y no puedo ponerme a escribir todo lo que quisiera sobre esta interesante entrada. A la vuelta, el martes, nos leemos. Que pases muy bien este fin de semana largo.

Josep dijo...

Poeta.

Eres un poeta, Manuel, y lo tenías escondido.

Has visto refulgir el sentimiento amoroso en la bestia parda, masa de músculos, y lo has retratado con cariño y piedad.

Eres un poeta, ya te digo, percibiendo un sentimiento donde otros sólo ven un tipo forzudo.

Que suerte...

Un abrazo.

Susy dijo...

He oído hablar de ella aunque, por supuesto, sin la autoridad que a tí te atribuyo.
Película popular, bonachona, comprensible al común de los mortales, como el protagonista lo es.

Aunque, no creas, y aunque no sea mi intención comparar porque no viene al caso pero, por ejemplo, de "la cena de los idiotas" salimos unos con cierta sonrisa y otros con un cabreo impresionante por lo irritante que les parecía el tipo al que no veían la hora de perderle de vista.

Así que... a saber.

Un beso, Manuel.

Jesús Angel Ortega dijo...

La verdad es que tiene buena pinta la película y desde luego tu descripción y tus impresiones son magníficas, al principio pensaba que estabas hablando de algún libro.

A ver si la puedo ver pronto. Pero si me dices que ha tenido una difusión limitada, vaya rollo. Se lo recomendaré a los del Cineclub Alcarreño de por aquí por mi tierra, a ver si la traen o tienen pensado traerla.

Me ha gustado mucho leer esta entrada, ahora toca ver la peli, a ver si tengo suerte.
un abrazo.

cursos gratis en madrid dijo...

Todavia no la he visto, pero estoy deseando verla, todo el mundo habla muy bien.

Manuel Márquez dijo...

Disculpas, una vez más, a todos los que habeis comentado y no habeis tenido respuesta en un plazo prudencial. Ay, el tiempo...

Compa Fuensanta, bienvenida a esta que desde ya espero consideres tu cibercasa, y en la que siempre sereis bien recibidos tú y tus comentarios. Y espero poder pasar por tu casa con igual frecuencia (aunque no me resulte fácil, como a casi todo el mundo, el signo de los tiempos -y del poco tiempo...-).

Compa Josep, me abrumas y me avergüenzas. Poeta. Ésa es palabra muy mayor, y que te agradezco de corazón porque me consta que de ahí te sale, más que de una apreciación mínimamente racional. Pero sí he de confesarte que la intención, al menos, era ésa...

Compa Susy, aunque La cena de los idiotas sea una peli bastante diferente, en tono, género y perfil, sí que puede ser buena comparación en cuanto a los sentimientos que puede generar su protagonista, un personaje bastante "peculiar", por llamarlo de alguna manera. Y a ver si paso por tu cibercasa, que la tengo demasiado abanadonada (y lo siento, de veras...).

Compa Jesús Ángel, me alegro, una vez más, de verte por aquí. Y sí, ojalá tengas ocasión de verla (ya sea en sala comercial -complicado, no sólo por extensión, sino por tiempo; esta es de esas pelis que duran en cartel dos días y medio...- o vía cineclub), creo que te va a gustar.

Un fuerte abrazo para todos y hasta pronto.

Rose dijo...

Qué bonitas las historias de gente sencilla que toma el último tren y ese tren los salva,les dá la razón de vivir y el mejor regalo,sin contar con él..¿has leído "La Tregua" de Benedetti?.
Desconozco el final de Jara, el de este libro no es feliz,pero el "durante"....un caramelo.
la bocatonta te ha dejado un regalito en mi blog,mi querido compadre,así que...¡¡ya te estás pasando a buscarlo!!
;)

lectores electrónicos dijo...

Vaya, pues no la conocia, pero viendo los comentarios, estare atento e intentare verla.
SAlu2

maru dijo...

no escuche nada de esta pelicula..voy a ver si la consigo para verla...

Cirujano Plastico en Cali dijo...

no la he visto es primera vez que la escucho hay que verla...

frases de desamor dijo...

Buena pelicula

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.