miércoles, 5 de agosto de 2009

LA ISLA DE NIM (NIM'S ISLAND; U.S.A., 2008)


Fue un famoso filósofo (¿o quizá un torero, más bien…?), cuyo nombre no recuerdo, el que, preguntado por un periodista acerca de los riesgos y sinsabores de su profesión, contestó con aquella frase tan lapidaria como difícilmente rebatible: “Más ‘cornás’ da el hambre”. Hablar de hambre cuando nos referimos a las estrellas del firmamento hollywoodiense quizá puede resultar un tanto exagerado, pero resulta obvio que todas ellas tienen facturas que pagar a final de mes. Sólo una acumulación desmedida de dichas facturas me daría una explicación razonable para entender que una actriz de la clase y el talento de Jodie Foster sea uno de los tres pilares interrpetativos de una producción tan flojita como “La isla de Nim”.

Y no es que se trate de una producción flojita por falta de recursos (sin tratarse de una megaproducción al uso, sí que estamos ante un film generosamente costeado, con un reparto potente y en el que no se han escatimado medios para rodar en escenarios naturales verdaderamente impresionantes) o por no haber sido debidamente enfocada en tono y temática respecto al público objetivo hacia el que va básicamente dirigida (el infantil, naturalmente). El problema de “La isla de Nim”, si es que cabe hablar en tales términos, radica en su incapacidad para ofrecer algún apunte de originalidad -o sí, quizá sí que haya uno, aunque mejor no desvelarlo, para no eliminar el posible “efecto sorpresa”…-, algo que no nos remita a los mil y un precedentes de un género que, como el de aventuras (aunque quizá esto cabría predicarlo de cualquier otro), tiende a encastillarse en el cliché cuando, huyendo del más mínimo riesgo comercial, renuncia a meterse en camisas de once varas (desde las que podría ofrecer algo más interesante).

El espectador asistirá, plácida y tranquilamente (no espere el más mínimo sobresalto basado en algún contrapunto “maligno”), al desarrollo de una historia con su planteamiento (festivo y aventurero), nudo (incierto y peligroso) y desenlace (feliz cual perdiz) ceñidos a los más estrictos cánones narrativos. Y asistirá, también, cómo no, al (no muy estimulante) espectáculo de contemplar el monumental despliegue de sonrisitas beatíficas y llantos desesperados a cargo de Abigail Breslin (complicado que una estrella infantil pueda evadirse, a lo largo de una carrera ineludiblemente corta, de un “embolado” de este tipo) y la estrella emergente Gerard Butler (ni fu ni fa…). También puede extasiarse con la contemplación de un despampanante catálogo de postales tropicales correspondientes a parajes oceánicos de hermosura sin par. Hasta aquí, nada deslumbra, pero tampoco molesta.

Lo que sí duele, sobre todo a aquellos que la admiramos y respetamos como a lo que consideramos que es (una de las mejores actrices de su generación), es ver a Jodie Foster encarnando a ese personaje de Alexandra Rover, una especie de batiburrillo formado a base de mezclar ingredientes de los más afamados personajes de escritores ficticios que el cine comercial ha dado en los últimos años (las rarezas del Melvin Udall —Jack Nicholson— de “Mejor… imposible”; la agorofabia de Helen Hudson —Sigourney Weaver— en “Copycat”; o las correrías aventureras de la Joan Wilder —Kathleen Turner— de “Tras el corazón verde” y “La joya del Nilo”), y que —se supone— está destinado a aportar, entre otras cosas, el punto humorístico de la trama, cuando lo único que consigue, a base de gags tan ñoños como gastados, y de poses a caballo entre lo histérico y lo histriónico, es dotarla de un punto patético. Francamente, creo que flaco favor se hace a sí misma y a sus seguidores con su participación —en esas condiciones— en productos de este tipo. Ahora bien, nadie debería extrañarse de que la persona que se encarga de gestionar sus finanzas tenga una opinión bastante diferente a la mía. Supongo…

En suma, que no pasará a la historia “La isla de Nim” como uno de los referentes punteros del cine de aventuras; cabe suponer que no era ésa tampoco la intención de los implicados en su producción. Pero nunca deja de asaltarle a uno la misma pregunta cuando afronta el visionado de una película como ésta: ¿por qué? ¿para qué? ¿Caja? Reestrenen películas ya rodadas y ahorren gastos, que está la cosa muy mal. Un consejo de amigo, créanme…

22 comentarios:

ANRO dijo...

Amigo Manolo, la Foster cada día está más desprestigiada, pero supongo que tiene que comer y peliculillas como la que comentas (ojo no la he visto, me baso en tu comentario)le darán sus buenos dólares para ir tirando. Qué pena, porque la chica prometía, pero, pero...
Un abrazote.

Manuel Márquez dijo...

Bien lo señalas tú, compa Antonio: no está viviendo probablemente Jodie Foster el mejor momento profesional de su carrera, aunque a mí, pese al baldón que pelis como ésta (flojita, muy flojita...) suponen, me sigue pareciendo una actriz más que estimable. Eso sí, aquí está tan lamentable como el resto de elementos, te lo puedo asegurar. Y un problema añadido es que empieza a llegar a una edad absolutamente venenosa para los estándares hollywoodienses. En fin, ella sabrá mejor que tú y que yo, tenlo por seguro.

Un fuerte abrazo y buena semana.

Pabela dijo...

Cmpa a mí pues me ha gustado mucho!! jajaja lo que son los gustos. Creo que si bien no es LA mega película del género y si bien es cierto que tenga condimentos un tanto azucarados y ya visto antes, sale a flote, entretiene y saca sonrisas. Ella misma creo que se ha tomado el pelo al interpretar a una fóbica histérica de ese tipo y el hecho de que deba debatirse entre los miedos y lo que debería hacer es lo realmente "Aventurero" de la trama, ¿simple? sí, quizá, pero efectivo. Supera la media a mi gusto.

Jesús Angel Ortega dijo...

Que tal Manuel,
Pues tal como lo has contado desde luego no creo que la vea. En cualquier caso no hay niños a mi alrrededor ya, así que no tengo yo público que se pudiera enganchar o pudiera engancharme a mi para llevarle a verla.
Parece que en el cartel sale un barco pirata pero lo mismo ni esos salen bien parados.

Hace poco he leído un comic que me ha encantado, apto para todos los públicos, y titulado "La Isla sin Sonrisa", de enrique Fernández, Editorial Glenat, y cuando empezabas a contar un poco la peli y viendo el cartel, la niña con el catalejo, me lo ha recordado, pero por lo visto nada que ver. Si tienes oportunidad leetelo y si tienes peques también lo disfrutarán. Es una bella historia.
Saludos desde la caliente meseta.

Manuel Márquez dijo...

Bueno, compa Pabela, ya veo que discrepamos abiertamente acerca de la valoración de la peli: eso está bien, no siempre se puede (ni se debe, creo) coincidir, y en esto del cine, como en todo capítulo creativo, cada cual tiene su muy particular visión, siempre respetable. El componente paródico del personaje de Jodie Foster no se me escapó, no, pero, en mi modesta opinión, creo que no terminó de pillarle el punto: demasiada sobreactuación...

Compa Jesús Ángel, qué enorme alegría verte por estos ciberpagos, a los que te doy la bienvenida y en los cuales espero que tu presencia sea frecuente en un futuro próximo. En la peli, francamente, no sale bien parado ni el apuntador, como reza el tópico, pero, insisto, ésa es una valoración muy personal, y cada cual tendrá la suya. Me apunto tu sugerencia del cómic (es ése uno de esos "palos" en los que la atracción no se traduce en dedicación, y bien que me pesa...), y ya te contaré. De calores, ya te puedes suponer: cuarenta y tantos (y mejor no concretar el "tantos", que igual hasta nos asustamos...).

Un fuerte abrazo para los dos y muchísimas gracias por vuestros comentarios.

Josep dijo...

Apuntada queda en la "lista negra", aunque, Manuel, debo decirte que la última que ví de la Foster, aquella de la niña desaparecida en un vuelo, ya me dejó bastante abatido respecto a la idoneidad u oportunidad con que la señora Jodie sabe escoger sus películas.

Si encima está llegando a la "edad maldita", lo tiene muy crudo. En fin...

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

La del vuelo, compa Josep, no la he visto, pero todas las referencias apuntan a que se trata de otra "muesca" en el "revolver" de doña Jodie -y no precisamente meritoria, no...-. De todos modos, yo siempre me he preguntado hasta qué punto en este tipo de situaciones influye la capacidad de elección del intérprete, si la había o o lo había, más allá de lo que puede trascender públicamente, o de lo que el propio interesado puede declarar. En los cientos de entrevistas promocionales que he leído u oído a lo largo de mi vida, jamás encontré la siguiente frase, o similar, a cargo del entrevistado: "Cuando leí el guión que me envío mi representante, ya tuve perfectamente claro que aquello iba a ser un truño de dimensiones colosales, pero como llevaba meses sin trabajar y no tenía ninguna otra opción sobre la mesa, pues eso, blanco y en botella...". Y me consta que no la voy a leer nunca. Y digo yo que alguna vez pasará así, ¿no? Pues eso...

Un fuerte abrazo, compa, y no trabajes mucho, que no es bueno para la salud...

Rose dijo...

Hola Manuel..si te soy sincera-y aunque en este caso me encanta Jodie Foster-no suelo ir a ver cine americano,si tengo interés en alguna peli en particular la veo en dvd con lo cual no he visto ésta y ,con lo que me cuentas,no creo que la llegue a ver.
Considero( a pesar de que me gusten mucho las comedias románrticas,por ejemplo)que el cine americano en general, como negocio,conoce sus puntos fuertes y controla las fórmulas de exito,muchas veces acertadamente y otras, presuponiendo ese éxito, creando cagadas espectaculares como en su día lo fue -y según mi punto de vista-Leyendas de Pasión..en la que se conjugó la cara guapa de un emergente pero poco talentoso-entonces- Bradd Pitt, el carisma-echado a perder con el papel cutre que le tocó-de Anthony Hopkins y la sosaina-en eso no evolucionó mucho-de Julia Ormond...de la que se supo menos que nada tras el film.
Recuerdo a muchos de mis amigos-tertulianos de pro y cinéfilos emopedernidos proamericanos-celebrando la peli,los roles,la musica,en fin....y a mi ,recordándola,me daban ataques de risa, por lo floja,predecible e indundados historia y argumentos...por no hablar de los diálogos...
En cuanto a Jodie Foster...me parece una actriz basicamente inteligente, que cuida muy mucho en qué personajes se mete...Echémosle pues la culpa a la crisis,tio...es lo que hacen todos ultimamente ¿no?.
Un abrazo.

Rose dijo...

...he querido decir "infundados"...sobre los argumentos...ye que me emociono al escribir tan deprisa.
;)

Manuel Márquez dijo...

Compa Rose, qué agradable sorpresa la de tu extenso y bien nutrido (además de vehemente, como de costumbre) comentario. Esos prejuicios que señalas en contra del cine usamericano quizá son más compartidos por mí de lo que me gustaría, pero es cierto que es lo que se han ganado ellos mismos con la colonización que han desarrollado con todo su armamento, el bueno y el malo. La peli a la que haces mención, Leyendas de pasión, no la conozco, no la he visto, pero tiene todas las papeletas para que no lo haga en mucho tiempo (tú te has encargado, además, de clavarle la puntilla...). Y sí, lo de Jodie Foster será cuestión de la crisis, vamos a dejarlo ahí...

Un fuerte abrazo y buen verano.

Susy dijo...

La necesidad obliga, no he visto esta peli pero sí creo comprender lo que quieres decir.
Recuerda, como anécdota, que la mismísima Bette Davis
llegó un momento en el que tuvo que publicar en el períodoco de mayor tirada "se ofrece actriz madura para hacer cualquier papel".

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Compa Susy, me alegro de verte de nuevo por aquí, y, ciertamente, si no llegas a ver esta peli, no te vas a perder nada del otro jueves. En cuanto a la anécdota de la Davis, la habia oído hace tiempo en la radio, y es muy reveladora de un fenómeno bastante extendido (en la "cibercasa" de Josep también lo hemos comentado en diversas ocasiones), como es el del mal trato que Hollywood propina a las mujeres, en general, y a las mayores de 30 años, en particular. Penoso, muy penoso...

Un fuerte abrazo y buen verano.

Rose dijo...

Gracias a ti,Manuel, yo de cine no se mucho,no te creas, a veces no sé ni cómo se llaman actors que estoy harta de ver.....Leo elcomentario-respuesta que le das a Susy,y ,fíjate,creo que los tiros van por ahí, que la Foster ya supera los 40 y algunos y no va de sex symbol ni explota su imagen-como han hecho otras, ej, Sharon Stone, que sabe subsistir a sus cincuenta hermosos...
Lamentablemente se supedita una vez más lo comercial por lo "talentoso" y cuando tienes un contrato de "x" pelis por año tienes que comulgar con ruedas de molino.
Es un poco lo que nos pasa a los verbeneros,aunque a escalita proletaria, claro... a veces para hacer una buena fiesta, delante de 4000 personas en una ciudad importante tienes que comerte cinco pueblitos donde cristo perdió el gorro, cantando pasodobles para los seis o siete abueletes de la zona....pero en fin...this is the life,my friend!!!!

Abrazo bloggero!!

Manuel Márquez dijo...

Gracias, compa Rose, por el "re-comentario"; no es frecuente, y siempre gusta. ¿Saber de cine? No te creas que sé yo tampoco mucho, ya quisiera que mis conocimientos estuvieran a la altura de mis apetencias, pero ni de lejos, ni de lejos; de todos modos, es lo que hay, habrá que seguir esforzándose... En cuanto al símil que haces, muy curioso, y, además, creo que sería extensible a casi cualquier ámbito de la vida. Complicado territorio ese de las renuncias y las concesiones, pero me parece a mí que, con un comentario, no me daría bastante. Igual sería cuestión de dedicarle una reseñita para él solo, un día de estos, a la vuelta de la playa...

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Jack dijo...

No he visto la película pero me ha interesado el comentario. J. Foster debe estar bien pues es buena intérprete, tanto en el drama como en la comedia.

mieres pilar dijo...

me llamo la atencion el comentario de foster - los actores no son malos, pero bien por el adelanto. Gracias

Manuel Márquez dijo...

Gracias, compa Jack, por tu visita y comentario (y disculpa por la demora en contestar); me alegra que la reseña te haya resultado de interés, pero te he de reiterar, en línea con lo ya apuntado, que la actuación de Jodie Foster me parece muy, muy flojita, nada que ver con lo que ella ha demostrado a lo largo de su carrera que es capaz de hacer.

Un abrazo.

Lara dijo...

Esa niña es la de Little Miss Sunshine??

coches dijo...

Yo diria que no es la niña de Little MRS Sunshine.
Saludos.

bolsos balenciaga dijo...

Qué bien que encuentro una opinión tan completa de esta película. la tengo en mi ordenador y quería saber de qué va.

crema vaginal dijo...

Gerard Butler es el de 300 y el de PS i love you?
Es re lindo, no se si buen actor, pero es muuuuy lindo, me hace bien a la salud verlo jajaçsaludos! buenisimo el blog

avatar 2009 dijo...

esta peli tambien me gustó, la niña actua bastante bien

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.