miércoles, 3 de junio de 2009

NUNCA ES TARDE PARA ENAMORARSE (LAST CHANCE HARVEY; U.S.A., 2008)

Es un aserto de lógica cajoniana que cuando uno ha visto ya una cierta cantidad de películas -y, además, variadas en cuanto a géneros, épocas y nacionalidades-, la capacidad de sorpresa, tanto en lo atinente a lo estilístico, o visual, como en materia argumental, se ve considerablemente mermada. Es así, y no tiene vuelta de hoja. En tal tesitura, y ante determinados films, uno sueña con lo fantástico que resultaría disponer de una suerte de pócima o brebaje mágico que permitiera borrar de nuestro particular disco duro ese bagaje fílmico acumulado, de manera que uno afrontara su visionado sin referencia previa alguna. “Nunca es tarde para enamorarse” entraría, sin ningún género de dudas, en el capítulo de films especialmente adecuados para la aplicación del experimento.

¿Por qué? Muy sencillo. “Nunca es tarde para enamorarse” es una película de factura correcta, ritmo pausado, desarrollo argumental consistente y urdimbre dramática agradable -siempre, eso sí, dentro (todo ello) de los márgenes del más canónico cine comercial expedido por la gran factoría hollywodiense, y dejando a un lado, por el momento (ya habrá ocasión, más adelante, de ocuparse de ellos), a sus dos protagonistas-. Un producto que juega con un despliegue de secuencias donde el humor suave y contenido contrapesa la amargura de fondo de su arranque argumental, y que explota a fondo el hermoso marco geográfico en el que se desenvuelve una buena parte de su metraje -aunque abusa manifiestamente de la presencia casi continua de un fondo musical con el que se podría haber sido más moderado-. En suma, una película a todas luces apetecible, ¿no?. ¿Dónde radica, pues, su problema, si es que lo tiene?

Pues sí que lo tiene. Uno solo, pero demasiado evidente y de calibre demasiado grueso. Ese único problema es el de su previsibilidad por partida doble; previsible, por lo fácil que resulta predecir todos y cada uno de sus giros argumentales; y previsible, porque se trata de un film que ya hemos visto, con ligerísimas variantes, en numerosas ocasiones -eso sí, tenía otro título, todo hay que decirlo...-. Y es por ese descosido, el de su (excesiva) previsibilidad, por donde se deshilacha un producto que no exhibe mayores pecados, pero que tampoco acredita otras virtudes, con lo cual el lastre del dejà vu termina resultando demasiado pesado como para permitirle alzar un vuelo de más alcance.

El vuelo que, sin ir más lejos, le podría proporcionar el hecho de contar con dos protagonistas de la talla de Dustin Hoffmann y Emma Thompson. Dos valores más que contrastados y dos intérpretes de tan tremendo potencial que ni siquiera necesitan dar lo mejor de sí mismos para hacer de sus personajes, tan sobrecargados de clichés y lugares comunes en su concepción -que bebe de la fuente de todos esos precedentes sobre los que se asienta el film: desde “Breve encuentro” hasta “Los puentes de Madison”, pasando por “Tú y yo”...- como la trama en la que se mueven, dos seres de los que no es complicado enamorarse: les basta con un despliegue medido de su potencial teórico para impactar, sorprender y atrapar. No es poco, pero, hay que insistir, no es suficiente, salvo que uno pueda prescindir -y no es factible- de todo referente previo.

Y así se escribe -valga la redundancia- la historia de esta historia, tan tierna como gastada, tan dulce como intrascendente. A aquellos que van al cine a dejarse sorprender por los avatares de lo novedoso, una recomendación clara: ésta, amigos, no es su película. Si, por el contrario, son ustedes miembros de esa tribu a la que nada reconforta más que el encontrarse en la pantalla con aquello que siempre quieren ver (y que es siempre más de lo mismo), pasen sin miedo: doña Enma y don Dustin se lo ofrecen en un exquisito envoltorio interpretativo. Que les aproveche...

31 comentarios:

Josep dijo...

Lucharía hasta la muerte para no perder un ápice de mi escasa memoria cinéfila, lo puedo jurar con tranquilidad.

Cierto que hay películas que se asemejan a otras, pero, dime, Manuel: ¿acaso no has leído libros "modernos" que se han inspirado en clásicos?¿Acaso no has contemplado cuadros que claramente demuestran influencias del algún maestro que ya cría malvas?

Aun siendo como soy muy intolerante en ocasiones -y tú lo sabes perfectamente- también soy defensor del derecho de acometer una y otra vez historias parecidas, siempre que se haga con el debido talento.

Ése y no otro puede ser el motivo por el que una película de este denostado siglo XXI (cinéfilamente hablando) caiga en el olvido propio del usar y tirar tan acostumbrado en la actualidad: la falta de talento que hace que una misma historia en una nueva versión, refrito, remake, o llámalo como quieras, suscite poco interés.

No he visto la que comentas e ignoro si alcanzará a proyectarse en "mi" cine, pero me gustaría echarle un ojo, ni que sea por ver a Dustin trabajando en serio junto a Emma.

Si el guión y el director no están a la altura, me temo que, ningún borrado de memoria cinéfila tampoco podría salvar la función.

En definitiva: como veterano cascarrabias, reivindico el derecho a poder asegurar que "antes la hicieron mejor" siempre que, desafortunadamente, así sea. No se puede avanzar sin conocimiento previo: la historia debe permitir no caer en los mismos errores de antaño, pero no elevar las mediocridades a un lugar sobresaliente.

Un abrazo.

p.d.: y perdón por el rollo.

Manuel Márquez dijo...

No hay nada que perdonar, compa Josep, más bien al contrario, te agradezco tu extensa y, como siempre, bien razonada exposición. Supongo que no me he explicado muy bien; no estoy reivindicando el "olvido" como algo deseable, sino sólo como mecanismo que permitiría el asumir una obra como algo argumentalmente novedoso (lo novedoso de los argumentos es cada vez más complicado, a medida que la producción global se va incrementando...). En ese sentido, ésta no aporta casi nada, y eso la hacer perder mucho mérito. Pero lo dejo, que veo que tampoco ahora me estoy explicando muy bien. Ay, esas vacaciones, qué bien que me vendrían, pero ya...

Un fuerte abrazo.

39escalones dijo...

Tema muy importante el que apuntas. En esencia, sólo hay tres o cuatro temas con diferentes variantes que se repiten eternamente desde que el ser humano se cuenta historias. De la combinación de elementos comunes y de la variación en las formas de presentarlos es donde radica el talento. Si no hay una aportación original en algún aspecto, es cuando la cosa se desmorona, por más que la historia sea la de siempre. En ésta, al menos, yo veo un valor: el dúo protagonista. Eso la hace menos mala que algunos otros productos del mismo estilo, aunque la película sea olvidable. Pero como incentivo, vista la cartelera hoy en día, no es uno menor.
Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Pues ya veo, compa Alfredo, que apuntas bien en el centro de la diana: si la peli se deja ver, de alguna manera, es por ese par de monstruos que encarna a sus personajes principales. Pero eso, y tú bien lo sabes, nunca es suficiente (o no debería serlo...).

Un fuerte abrazo.

ANRO dijo...

No he visto la película, parto de esa base y no puedo calibrarla, pero te diré Manolo, que cuando ví los carteles me dió un poco de grima. Estoy en la línea de nuestro amigo Josep y suelo ser muy duro con las "imitaciones". Pero es lamentable el giro descaradamente acomodaticio de todo lo que se proyecta en los consabidos cines-de-centro-comercial. De todas formas no hay que ser derrotistas, de las cinco o seis veces que acudo a una sala de cine, la mayoría de las veces suelo salir satisfecho, pero tengo la inmensa suerte de contar en Las Palmas con una sala de proyección independiente, donde pasan pelis que no suelen proyectar en los circuitos comerciales convencionales.
Un abrazote

Pabela dijo...

Pues en este caso desde el vamos no me llamó la atención este film. Debo sonar a bicho raro pero si bien sé que esta dupla es muy buena como profesionales... me caen gordísimamente mal en especial Don Hoffman. En cuanto a los refritos, bueno, se disfrutan más cuando al menos están bien resueltos pero cuando ya es un catálogo de lugares comunes como me pasó en Nights in Rodanthe, machaca y disgusta.
Muy buena reseña como siempre Manuel!.

Manuel Márquez dijo...

Compa Antonio, en lo que te valga el consejo, y salvo que seas un "fans brutal" de la pareja protagonista, o de cualquiera de ambos, no te la recomiendo ni como castigo. No es tampoco excesivamente mala; es, simplemente, que ya la hemos visto chorrocientas mil veces. Y gran suerte la tuya, que tienes acceso a una sala de programación decente; algunos ya sabes cómo andamos...

Compa Pabela, poco más tengo para añadir a lo ya dicho; si no te gusta ninguno de los dos, apaga y vámonos. La peli que nombras no la conozco, ni tengo referencia alguna sobre ella. Y muchas gracias, una vez más, por lo elogioso de tus palabras: son un estímulo para seguir en la brecha...

Un fuerte abrazo a los dos.

Superwoman dijo...

Me lo tengo que pensar... seguramente es de las que me atreria si tuviese tiempo... pero no creo que llegue a pensarme el verla, salvo que la encuentre de estrangis en la biblioteca o algo asi...
Un supersaludo

unamaruja dijo...

Manuel comparto contigo cada una de tus palabras, hasta las comas. Y me pasé toda la película comparándola con "Cuando menos te lo esperas", pero claro, salía perdiendo, porque ésta me encantó a pesar de que fuera tambien previsible.

Pabela dijo...

Hola compa, de nuevo yo. Solo para comentarte que Night in Rodanthe se estreno al menos en Argentina con el nombre de "Noches de tormenta" con Richard Gere. Un abrazo!

marcbranches dijo...

"Cuando ha visto uno cierta cantidad de películas..."

Teniendo en cuenta que no has visto ni una sola de las películas que he reseñado en La Linterna en los últimos chorrocientos meses, comienzo a preguntarme de qué cantidad estamos hablando...

Para que veas que soy un buen nene, te devuelvo una de las tuyas, y con la misma fórmula que tu comment de esta mañana. No la he visto, y, muy probablemente, no la veré. Saludos.

P.D.: me ha encantado la expresión "lógica cajoniana".

Noemí Pastor dijo...

Fíjate que yo me olí lo de la previsibilidad que cuentas y me abstuve de ir a verla. Bueno, la veré cuando la pongan en la tele. Gracias por la crónica.

Isabel Romana dijo...

Creo que con frecuencia Hollywood y otras industrias repiten machaconamente fórmulas que se saben exitosas, más allá de las calidades intrínsecas de sus productos: mira si no, lo que ocurre en la literatura. En fin, todo se repite, querido amigo. Un abrazo muy fuerte.

muebles de jardin dijo...

Hola, yo sinceramente tengo el gravisimo problema que me cuesta muchisimo recordar las pelicuas, cosa que me fastida de sobremanera, no puedo recordar que la vi ni aunque haya sido la pelicula mas maravillosa de la historia, solo recuerdo una "irreversible" no se por que será XD.Debo decirte que no es divertido ni esta muy bueno.

Tha dijo...

nada... una película para sillón de casa y si no tienes nada mejor que hacer :)
Un besooo

GUSTAVO dijo...

Muy interesante tu blog!!
Me encantaria intercambiar links, visita el mio.
saludos.

http://www.cinemaparadisouy.blogspot.com/

Manuel Márquez dijo...

Ante todo, y para empezar, mi petición de disculpas a todos los que habeis comentado, en algún caso hace ya bastantes días, sin que os haya contestado; no me gusta demorarme tanto, y, aunque supongo que, puesto a justificarme, como decía el disco aquel del Sabina, me sobran los motivos, pues eso, que no me gusta, y lo siento, de veras. Ahora, al trapo...

Compa Superwoman, lo de la biblioteca me temo que, en el mejor de los casos, aún tardará algo (la peli acaba de estrenarse comercialmente), y, aún así, ya te advierto de que, si no eres "superfans total" de cualquiera de los dos bicharracos que la protagonizan, mejor inviertes el tiempo en algo más placentero y enriquecedor.

Compa Maruja, también coincido contigo en que "Cuando menos te lo esperas", aun sin ser tampoco para lanzar cohetes de largo alcance, algo más de cuajo tiene que ésta, además de lo de la previsibilidad, que quizá se le quede hasta corto.

Compa Pabela, gracias por la información acerca de la peli en cuestión. Sigue, no obstante, sin sonarme, aun contando con Gere en su reparto, y no me consta que se haya estrenado en España (aunque igual sí, con otro título, o incluso con el mismo -y se me ha pasado; son tantas...-).

Compa Marc, gracias por tus piropos a lo de la "lógica cajoniana". Y sobre números, cantidades, ¿no habíamos convenido ya que el tamaño -del archivo de pelis vistas, naturalmente...- no importa? ¿O ahora va a resultar que sí? En fin. Eso sí, no te pierdes nada no viendo ésta, ya te lo puedo asegurar.

Compa Noemí, las gracias a tí, por comentar. Y te aseguro que puedes prescindir de ella, incluso en pase televisivo: 106 minutos, tan ricos ellos, disponibles para una buena novela, otra buena peli; en fin, qué te voy a decir que tú no sepas...

Compa Isabel, sabio apunte el tuyo acerca de la repetitividad de las fórmulas exitosas; algo bastante comprensible desde una perspectiva comercial, pero no más allá. Claro que esto es, también (y, en tantas ocasiones, incluso, solamente) industria...

Compa Tha, desde ya te aseguro que vas a tener, sí o sí, cosas mejores que hacer. Así que ya sabes, reserva tu tiempo, que es oro (o incienso, o mirra...).

Compa Gustavo, bienvenido a esta cibercasa; ya paso por la tuya a echar una mirada y concretamos lo de los enlaces, ¿te parece...?

Un fuerte abrazo a todos, y gracias por no abandonar esta casa, aun con lo poquito que, muy a mi pesar, actualmente se actualiza.

Hasta pronto.

Hosting Colombia dijo...

Dustin hoffman y Emma Thompson son garantia para un buen film

BUDOKAN dijo...

No sé por qué pero resulten buenas o malas no puedo dejar de ver este tipo de films. Saludos!

Manuel Márquez dijo...

Compa Budokan, qué alegría verte por aquí después de tanto tiempo. Pues no sé, tendrías que plantearte lo del "atractivo reflejo" por films como éste, porque hay opciones, y me consta que bien lo sabes por las pelis que reseñas en tu blog, que resultan de mucho mejor aprovechamiento.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

No es una película que me atraiga demasiado la que analizas, Manuel, y eso que respeto mucho a ambos actores. Lo que es una pena es que parece que todas las cintas últimamente parecen ser repetitivas y ya las hemos visto en centenares de ocasiones. Falta espontaneidad o audacia o algo...

Un placer ver tu blog con calma. Le agrego a mis links, que no lo tenía.

Saludos!!

fertilidad dijo...

como siempre digo, hay pelis de cine y pelis de tarde sin plan en casa con palomitas, y esta es sin duda una de ellas. Aunque he de reconocer, aunque son totalmete previsibles, lo admito, me entretienen e incluso.. me gustan¿¿??

restauracion de fotos dijo...

a mi me gustan este tipo de peliculas, seran pochocleras, pero es una excusa mas para comer pochoclos. jeje

Invitacion tuenti dijo...

Mmm, no soy tan adepto al cine, pero se reconocer buenas peliculas... claro cuando los veo... -esta aun no la he visto ¿Que tal les parecio? me la recomendariannn

Oriol barcelona dijo...

Imitaciones? ... En principio yo no veo probelma en eso. La gracia está en el conjunto, y que sea capaz de llevar al especatdor a un nuevo mundo de sensaciones y pensamientos. Pensaréis quizás que la comparación es odiosa ... pero por allí hay mucha gente que hace tortillas de patatas, en principio todas son imitaciones de lo mismo, pero cuantas consiguen extasiarte al comerlas?? Estos son mis comentarios! Saludos!

Venice b&b dijo...

Nunca vi esa pelicula pero me encantan ambos actores. Voy a ver si la encuentro para ver.

Gracias! Me gusta mucho tu blog.

eventos en valencia dijo...

Estoy de acuerdo en que el signo XXI está denostado cinéfilamente hablando. En cualquier caso, aunque no esté todo inventado, ya estamos llegando a límites donde no se sabe ya qué contar y como con tal de ser original.

descenso del sella dijo...

Yo no sé qué pensar de esta pelicula.. o es muy buena o es muy mala, pero al menos no me dejó indiferente. Creo que el titulo es de lo mas inadecuado.

Hotel Cuzco dijo...

Ya la he visto, y es cierto que tiene un aire bastante parecido a 'Antes del amanecer' (dos desconocidos que de repente se encuentran en una ciudad europea), pero en versión más madura. Aunque su tono desencantado y crepuscular está más cercano quizás al de su secuela, 'Antes del atardecer'.

La historia es tópica, pero la calidad de las interpretaciones (enormes Dustin Hoffman y Emma Thompson) y de algunos de sus diálogos (no son tan buenos como los de las películas de Linklater, pero alguna que otra frase memorable hay) elevan mucho la calidad de una cinta que con otros intérpretes menos dotados habría resultado más anodina.

No hay nada en esta cinta especialmente creativo, pero los personajes está muy dibujados, hay química entre los actores y la historia resulta tierna, que al fin y al cabo es lo importante en este tipo de películas: que funcionen y que lleguen al corazón. Esta película lo hace, a pesar de que transite por terrenos harto conocidos.

foro honda dijo...

Es muy buena esta peli, ya la vi hace tiempo.

foro kymco dijo...

¿Es la misma que noches de tormenta? de Richard Ger

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.