miércoles, 17 de diciembre de 2008

Hugo Chávez, ¿y quién es él? (A salto de mata XLI)

Y A QUÉ DEDICA EL TIEMPO LIBRE, CLARO....-

"Yo ya no soy yo". Lo dijo, y se quedó tan tranquilo. Pero, ¿quién es él...?

Puede gustar, más o menos, tanto en sus fondos como en su formas, pero a nadie, o a casi nadie, deja indiferente un personaje político como el venezolano Hugo Chávez. Aclamado, por algunos, como el paladín -el último- de las causas izquierdistas, revolucionarias y de progreso mundiales, confrontado a los poderes del gran capital y sus demonios derivados -con olor a azufre,o similar-; vilipendiado, por otros (probablemente, bastantes más), como un bufón vanidoso e histriónico, pagado de sí mismo y carente del más mínimo tacto o sentido de la medida. Probablemente, ni lo uno ni lo otro, sino una extraña (pero altamente inflamable) mezcla de ambas “sustancias”, cuyos misterios alcanzan la misma profundidad insondable que altura cobran las muy distorsionadas (por parciales) imágenes que de él transmiten los grandes medios de comunicación del mundo occidental (y rico, claro).

De sus dotes para el exceso verbal y la desmesura en sus modos de actuar, no debería caber la más mínima duda; no en balde, y sin necesidad de que los medios poco afines se ceben en ellas, él mismo se regodea en exhibirlas sin el más mínimo tapujo, haciendo de las mismas un identificativo de marca, con el que cabe suponer que pretende un acercamiento a esas masas populares que le apoyan y de las que él se pregona como defensor a ultranza. Y es difícil que una exteriorización tan marcada de determinados atributos de gobierno no termine convirtiendo a los mismos en elemento que identifica en su integridad al personaje: si eso es algo que afecta, por un imperativo natural, a cualquier personaje político (a quien siempre, o habitualmente, se enjuicia por su dimensión pública y por aquella parte de su gestión que se desarrolla bajo luz y taquígrafos; más raramente en base a su trabajo en la sombra, y alejado de los focos, pese a que éste constituye, en pura lógica, el grueso de su desempeño), en el caso de Chávez, el fenómeno alcanza dimensiones rotundas, y deriva en que su caracterización payasesca y, por tanto, fácilmente ridiculizable, impregne toda su figura.

Pero abrigo yo mis muy serias dudas sobre qué clase de personaje se esconde tras esa caricaturesca fachada; cuál es la línea de pensamiento político que alumbra y guía su trayectoria, más allá de un discurso político explícitamente incendiario en lo verbal, pero mucho más comedido en la línea de los hechos; cuáles son sus objetivos de fondo, de más largo alcance y a más largo plazo; bajo qué estrategias se mueve y, en función de las mismas, cuáles son sus alianzas internacionales previsibles (más allá de fotos y barquitos jugando a las maniobras navales en la costa venezolana); con qué alternativas se maneja, si es que lo hace, ante una perspectiva económica incierta, y muy complicada, en la medida en que la bajada del precio del petróleo convierta sus arcas en un hotel de lujo para telarañas con posibles. De todo eso, más allá de tópicos y lugares comunes, los medios me cuentan muy poco; y, francamente, no espero ninguna llamada telefónica del señor Chávez para contármelo. Al menos, en estos próximos días...

19 comentarios:

seguros médicos dijo...

Hugo Chávez es un personaje que rpovoca un setnimiento de polémica y de ignorancia que desde luego no deja depapercibido a nadie.
En definitiva es un personaje que aunque para muchos sea relevante en la historia de Venezuela y en general de América Latina, lo cierto es que no hace si n a veces empeorar la situación.

www.elseguromedico.es

Una maruja en internet dijo...

A mi me da la impresión que no esconde ná bueno, eso de querer perpetuarse en el poder a base de leyes, eso no es ni chispa bueno.

Besos navideños Manuel

Manuel Márquez dijo...

Compa Maruja, no es que a mí me trasmita una pinta demasiado confiable, pero me da la impresión de que también se le sataniza exageradamente, y, sobre todo, se le mide, en ciertos aspectos, con un doble rasero moralmente inaceptable. Pero, bueno, es difícil que sea de otra manera, y, ya digo, él ayuda a eso todo lo que puede y más...

Un abrazo navideño también para tí, compa, y gracias por dejarte caer por aquí.

anro dijo...

Tengo la misma duda que tú, Manolo, ¿quién es verdaderamente Chávez?¿Qué se esconde tras su verborreico populismo?....Si te digo la verdad este personaje me produce demasiada inquietud, pero no tengo la menor duda de que es un engendro del Imperio del Norte.
Todo lo que ha ocurrido, ocurre u ocurrirá en América Latina es consucuencia de la política nefasta del vecino del norte.
No sé si conoces un maravilloso libro titulado "Las Venas Abiertas de America Latina". Bien a lo largo de sus páginas se describe esa tremenda presión que todos y cada uno de esos pueblos han venido soportando....No tengo la menor duda de que el pais de las barras y estrellas va a lamentar muchas cosas....lo malo es que todos vamos a vernos salpicados.

Respecto a la película que comentas no hay señales de que aparezca por Las Palmas. Tampoco conozco la trayectoria del director. Trataré de enmendar mi ignorancia.
Un abrazote.

pagos electronicos dijo...

Yp como aArgentina no puedo mas que ver a un personaje que si parece esconder algo de fondo, con su verborragia, histrionosmo, Pero con la distancia no puedo saber que clase de vida lleva el pueblo que dirige cual es la realidsd de la sociedad, lo que si puedo decir es que me resulta si un personaje extraño.

casasenalquiler dijo...

La prueba de que la economia no va bien la conoce toedo el mundo, simplemente los particulares y empresas han dejado de creer en la inversión a largo plazo y vigilan sus inversiones inmediatas y controlables, esa es la razon por la que es el momento de los que pueden permitirse alquilar sus bienes. Es un mercado claramente en alza.

curso de serigrafia dijo...

me parece que Hugo chavez ya paso de ser un politico a ser una figura mediatica, y no coopera con la imagen que deja de su pais

Manuel Márquez dijo...

Compa Anro, muchísimas gracias por tu juguso e interesante comentario. No conozco ese libro que mencionas, aunque el título sí que me suena (¿Galeano, quizá, el autor...?), y está claro que esa tesis que expones sobre la influencia del gran vecino del norte es más que plausible (a mí, al menos, me lo parece).

Un fuerte abrazo, y buen fin de semana.

Corpi dijo...

Es una pena que este individuo se comporte como lo hace, porque en la política interna, en la que llega a la calle, según parece lo hace bien. Invierte el dinero en contruir hospitales y escuelas, amén de otras cosas como financiar a dios sabe quien. La mujer del César no sólo no debe ser puta, sino parecerlo.

Manuel Márquez dijo...

Está claro, compa Corpi, que eso lo de la mujer del César, en política, y mal que nos pese, es muy importante; al fin y al cabo, lo que trasciende del político, y aquello en función de lo cual los ciudadanos lo valoran, lo apoyan o lo rechazan, es eso que se ve, y no otra cosa. Y a mí me da la impresión de que lo que vemos de Chávez, francamente, despista mucho. Eso sí, en candelero nunca deja de estar, y eso, por algo será.

Muchas gracias por tu comentario, un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Jesús dijo...

Manuel, vuelves a la carga con nuestro amigo Hugo...

He leído con mucho interés el contenido de tu último texto y de los comentarios que lo acompañan. Y me parece que hay un cierto cambio de tu actitud con respecto al que escribiste en mayo del pasado año: algo menos incisivo, incluso más comprensivo diría yo. Dentro de la gravedad, claro, como en los partes médicos.

Porque, para referirte a él, sigues usando expresiones como exceso verbal, desmesura, caracterización payasesca, las mismas o parecidas expresiones que usan los medios de comunicación de los que desconfías por la imagen que de él proyectan.

Coincido contigo Manuel en que es un personaje que no me deja indiferente, pero seguramente por motivos diferentes. Advierto en él alguien con la valentía y claridad de principios, capaz de, con gran riesgo para su vida, recordemos el golpe de estado que sufrió en el año 2002, y que podría haber acabado como el que acabó en Chile con Salvador Allende al que hoy recordamos con nostalgia. Decía, capaz de empeñarse en una lucha con todos los grandes, enormes, poderes económicos mundiales en su contra, por llevar adelante una revolución social y económica que permita mejores y más justas condiciones de vida a los venezolanos.

Y lo digo así de claro, porque quién se enfrenta a pecho descubierto, con más armas que las que le da la democracia, sí la democracia, a los poderosos de su país y a los tentáculos del Imperio, más poderosos aún, no puede sino ser digno de mi admiración, a pesar de los grandes errores que con toda seguridad les podamos achacar a él, a sus correligionarios y a su obra. Cierto es que sus formas a veces no son las de nuestros políticos políticamente correctos, pero no demos más importancia a la forma que al fondo del mensaje.

Por cierto, te recomiendo el libro Las Venas Abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, citado por Anro. Un clásico, imprescindible para todo aquel que quiera tener una idea medianamente clara para entender los procesos de colonización, descolonización y expolio llevados a cabo por Occidente en aquel continente.

Mantenimiento informático dijo...

Hugo Chávez es un político, por decir algo, que desde lueo no pasa desapercibido allá a donde va y que son muchas las barbaridades que casi diariamente suelta por su boca. Además, es una persona que tampoco tiene ningún sentido de la política internacional así como pasa de todo lo que ocure a su alrededor. Apenas, se preocupa de lo que le ocurre a el y de qué estrategias tiene que seguir para mantenerse ahí.
Además, ilícitamente, es un personaje que se trabaja su ego y que desdeluego hace lo que sea para verse bien perjudicado por su "ansia" de poder.

Sebastián dijo...

La verdad siempre lo vi con esepticismo a Hugo. Creo que tiene buenas intenciones, aunque no comparto muchas de sus formas de expresión.

Me parece que podría hacer lo mismo de una forma un poco mas formal.

Manuel Márquez dijo...

Amigo Jesús, no sabes la alegría que me da el verte, al fin (ya era hora...), por aquí; en cualquier caso, yo ya sabía que, al conjuro del nombre de tu buen amigo Hugo, igual te dejabas caer. En este tema, desde luego, me temo que no vamos a terminar de ponernos de acuerdo; a mi, Hugo Chávez, aunque no estoy de acuerdo con esa satanización a que está sometido por los mass media (por cierto, ¿por qué ya no se les llama así, si lo siguen siendo...?), tampoco me parece ningún héroe. Eso sí, de sus "mayores hazañas", como de las de todos cuantos le precedieron a lo largo de la historia en iguales posición y perfil, me temo que no sabremos hasta pasado un tiempo en que cualquier reparación o justicia sea ya inviable. ¿Demonización? No, pero glorificación, tampoco. De todos modos, lo verdaderamente importante es que ya te has dejado caer por aquí, a ver si a partir de ahora te prodigas más.

El libro de Las venas abiertas..., me lo apunto ya como imprescindible, no me queda otra...

Un fuerte abrazo y felices fiestas.

Jesús dijo...

Gracias por tu recibimiento amigo Manuel. Espero seguir dejándome caer por aquí, aunque eso depende de ti, es decir del contenido de tus entradas. No obstante pienso que siempre habrá alguna, que como ésta, toque mi fibra sensible y acuda a tu llamada.
Pero vamos al tema que es lo que importa: Habló el oráculo, tú, y todos callaron. No veo más comentarios… Es verdad que muchos han dado su opinión, pero como hay alguna, la mía, que es bastante disidente esperaba más debate. Veo que no ha habido suficiente provocación.
Voy a intentarlo de nuevo con otro argumento. Recientemente ha salido una noticia en los medios que ponía de manifiesto la erradicación del analfabetismo en Bolivia y se mencionaba a este país junto a Venezuela y Cuba como los únicos países de América Latina donde al menos el 96% de sus habitantes saben leer y escribir. ¿Es casualidad? ¿Es casualidad que estos tres países que últimamente, alguno desde hace ahora 50 años, más ataques mediáticos, y de otra índole más agresiva y violenta, sufren desde el exterior sean los únicos que han hecho de la educación una prioridad para sus habitantes? ¿Este hecho no merece ninguna reflexión?
Por eso, independientemente a quién se refiera, cuando alguien se manifiesta con expresiones como “no me cae bien” “me da la impresión de que no esconde nada bueno”, “no me transmite una pinta demasiado confiable”, “me produce demasiada inquietud”, “me parece esconder algo de fondo”, etc. denota no tener una información precisa ni aproximada del asunto en cuestión, pero que está lo suficientemente influenciado, normalmente por los medios de comunicación de masas, como para sacar conclusiones, en este caso negativas, del mismo. Justo aquellas conclusiones que pretenden los medios que nos informan, o más bien nos desinforman.
Porque nos desinforman cuando informan de manera tendenciosa, o incluso mintiendo, sacando de contexto, o ignorando en sus noticias o en sus comentarios de opinión aquellos hechos que con datos objetivos, independientes y contrastables ponen de manifiesto los logros y avances, por ejemplo de la sociedad venezolana, que desmentirían radicalmente su línea informativa.
Por eso, te invito Manuel, y a todos los demás, a hacer un ejercicio la mar de sano de ilustrarnos informativamente hablando, además, en otros medios al margen de los oficialistas del Sistema, cuando se trate de temas que de verdad nos interesen y/o deseemos obtener información veraz. Sacaremos conclusiones que al principio nos sorprenderán, luego empezaremos a comprender.
Sino más vale callar.
Un saludo y feliz año nuevo.

Manuel Márquez dijo...

Amigo Jesús, me consta que en otros blogs (y ya me gustaría que en éste así fuera también), los comentarios suscitan debates encontrados, de mejor o peor tono, pero, en cualquier caso, con mayor grado de discrepancia, pero aquí no se estila mucho esa dinámica. No es algo que, tampoco, pueda reprocharle a mis comentaristas habituales: cabe entender, desde una cierta lógica, que uno de los motivos (si es que hay más de uno, que, muchas veces, hasta a mí me costaría encontrarlo...)por los cuales frecuentan esta cibercasa, es por un cierto grado de afinidad con su "dueño". Pasa con los medios convencionales, y el bloguerío no es ajeno a tal circunstancia, supongo.

En cuanto al tema de fondo, tengo que insistir en mi opinión inicial, que comparte algunas de tus apreciaciones y enfoques, pero no de manera absoluta. Yo no creo en el aserto simplón ese que reza que "el enemigo de mi enemigo es mi amigo"; el que a mí Bush jr. me parezca un personaje políticamente muy criticable, no hace que, de manera automática, y por el mero hecho de su oposición frontal a él, Hugo Chávez o Evo Morales tengan que dejar de merecer su crítica, igualmente. Y no es una cuestión del todo vale, o de equidistancia, o de relativismos morales: es que, y eso bien lo sabes tú, las cuestiones políticas son enormemente complejas y visiones simples y parciales (bien lo apuntas tú al final de tu comentario) no ayudan a desentrañarlas (aunque, otras veces, tampoco conviene enmarañarlas demasiado).

Espero verte por aquí en otro momento, por supuesto, será, y lo sabes, una gran alegría; y lamento que, en contra de lo que te hubiera gustado, no te hayan saltado un buen par de "lobos" a la yugular. Tú insiste, que todo llega...

Un fuerte abrazo, amigo.

Jesús dijo...

Ya tenéis otro dato sobre quién es Hugo Cháves: él y su amigo boliviano son los únicos gobernantes del mundo mundial que han roto relaciones diplomáticas con el estado terrorista de Israel, en una toma de postura coherente con la masacre de civiles que impasiblemente estamos presenciando en Palestina.

La única opción válida para cambiar la política racista y agresiva de Israel: su aislamiento del conjunto de la comunidad internacional, como sucedió con el régimen racista de Sudáfrica. ¿Recordáis?

Pero este otro asunto...

Musica dijo...

Este señor no le hace nada bien a venezuela, lo unico hace es crear conflictos con los paises vecinos....


saludos.

online subtitulada dijo...

Es complicada la situación.
Soy argentino, y digamos que genera algo de miedo, porque tengamos en cuenta un detalle, es militar, y como tal, usa la fuerza para su beneficio.

Sólo espero que la censura a los medios, su carácter de guerra ante algo que no nos guste y sus ideologías anti-imperialistas prosperen.

Para ser honesto, me preocupa algo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.