jueves, 11 de diciembre de 2008

Como en casa en ningún sitio (Four Christmases; U.S.A., 2008) (El cine que viene VII)

¿Tiene la Navidad alguna utilidad conocida? No lo sé, pero tengo la completa seguridad de que si le trasladan esta pregunta a los pergeñadores de las típicas comedias navideñas hollywoodienses, les van a contestar, amigos lectores, que sí: hay que dar salida al género… Dentro de esa “política comercial”, llegará pronto a nuestras pantallas la enésima muestra de la modalidad, “Como en casa en ningún sitio”, una de enredos familiares que, aun sin contar con un reparto tan campanillero como los de las celebérrimas “Los padres de él” y “Los padres de ella”que podrían ser dos referentes argumentales bastante cercanos, si prescindimos del aditamento navideño—, sí que exhibe un elenco más que estimable, encabezado por dos primeras figuras del establishment cómico más reciente de la talla de Vince Vaughn y Reese Witherspoon, a los que secundan un conjunto de secundarios de auténtico lujo (ver en el cartel nombres como John Voight, Sissy Spaceck, Jon Favreau, Mary Steenburgen o Robert Duvall produce una extraña sensación —y dejémoslo ahí, en extraña, no me pidan más precisiones…—).





Lo que quepa esperar de un producto como éste, dirigido por Seth Gordon —realizador del que no contamos con referencias mayormente destacables, más allá de sus precedentes como director de fotografía y algunos films de corte menor dirigidos con anterioridad a éste—, puede entrar en cualquier terreno menos en el de lo sorprendente. Y es que ni siquiera la constancia en los créditos de un total de ¡¡¡hasta cuatro guionistas!!! garantiza que nos vayamos a encontrar con una serie de gags y diálogos especialmente afortunados o que vayan a aportar algo novedoso a lo mil veces visto y oído en pantalla cuando de un producto de este corte se trata. ¿Y si estoy equivocado? Pues mejor para el espectador, en cuyo beneficio irá mi error de “cálculo estimatorio”. El que, a buen seguro, no se va a equivocar, será el cajero del cine: bastará con que su marcha en taquilla sea similar a la experimentada en su estreno estadounidense —que se remonta a hace varias semanas— para que sus desvelos se ven más que compensados. Algunas cosas, evidentemente, sí que no fallan nunca, o casi nunca…

En la imagen: Fotograma de “Como en casa en ningún sitio” - Copyright © 2008 New Line Cinema, Spyglass Entertainment, Birnbaum/Barber Productions, Wild West Picture Show y Type A Films. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Josep dijo...

Miedo me da...

La incesante factoría hollywoodiana amenaza de nuevo...

Será que me hago viejo, pero últimamente me pasa con el cine casi lo mismo que con los libros: prefiero revisar a descubrir...

(Aunque este fin de semana pienso ir a ver Ultimátum a la Tierra. Sí, ya lo sé. Pero, ¿no eres tú quien dice que verlas, hay que verlas todas? )

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Que sí, Josep, que hay que verlas todas, pero unas, antes que otras, ¿no? Y a ésta, me temo, le quedan unas pocas navidades antes de que me la eche a los ojos...

Un fuerte abrazo.

P.S. y ya contarás qué tal la del ultimatum...

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.