jueves, 10 de julio de 2008

Grageas de cine L: a propósito de... El señor Ibrahim y las flores del Corán (Mr. Ibrahim et les fleurs du Coran; Francia, 2003)


Aunque resulta harto complicado no rendirse ante la fascinación que puede ejercer un trabajo interpretativo de la hondura y humanidad del que exhibe un Omar Sharif en estado de gracia (y que le valió tan numerosos como merecidos reconocimientos), sería un craso error no deleitarse con los múltiples detalles de calidad que ofrece un film como El señor Ibrahim y las flores del Corán, un retrato amable y tranquilo del viaje vital iniciático que emprende su protagonista, el adolescente Momo, a cuyo zarandeo emocional —en el que se ve inmerso como fruto de la concurrencia de un potente vapuleo testosterónico (bastante propio de la edad, desde luego) y una situación familiar muy desestructurada, plagada de ausencias y carencias—, sólo conseguirá poner algo de quietud, orden y un cierto horizonte de futuro la seráfica influencia de un hombre que, sin pretensiones explícitamente proselitistas, irá insuflando en nuestro hombrecito pautas y principios con los que ir desenvolviéndose en la vida de manera más o menos solvente. No es que se trate de un planteamiento argumental excesivamente original, admitámoslo, pero hay que reconocer que, conducido sin mayores alardes pretenciosos por François Dupeyron, su resultado final es más que satisfactorio.

Tampoco le faltará su buena dosis de razón a quien pueda achacar a este film otras carencias, aunque sean de calibre menor: la previsibilidad de sus giros argumentales (no todos, no siempre, pero sí en la mayoría de los casos); lo precipitado que puede resultar su final, un tanto abrupto, como si hubiera una cierta prisa por cerrar una historia que, hasta ese momento, se ha manejado con un tempo bastante más moroso -sin por ello incurrir en ningún pecado de lentitud-; o cierto envaramiento que cabe apreciar -y que encaja dentro de la lógica que deriva de que nos encontramos ante un joven actor debutante- en la actuación de su novel protagonista, Pierre Boulanger. No obstante, no son consideraciones que deban empañar una apreciación global positiva ante esta propuesta tan demostrativa de la capacidad del cine francés para elaborar producciones bajo parámetros de diversidad, con un indudable gancho comercial, sin que ello signifique una rebaja significativa de las exigencias artísticas. A ambos aspectos atiende con suficiencia El señor Ibrahim..., un renglón más de hermosa caligrafía que, sin mayores alardes ni grandilocuencias, nos regala la cinematografía de nuestros país vecino. Disfrutémosla...

8 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Recuerdo este film por todo lo que trajo aparejado a nivel político y religioso con Shariff. Grato recuerdo. Saludos!

Videos Gratis dijo...

La verdad es que fue una pelicula con muchisima polemica, pero realmente era genial.

Corpi dijo...

Creo que tengo esa película guardada por algún sitio. Igual esta noche la busco y la pongo. Si la veo ya te contaré mis impresiones.
Un abrazo

MABANA dijo...

Este film cuando lo vi, me pareció genial...

Como siempre que te leo, me fascina tus comentarios...

Saludisimisimos

Anchiano dijo...

Hola. Ante todo gracias por pasarte por mi blog y, heme aqui, devolviendote la visita como es de menester. De esta obra oí hablar por primera vez con la obra de teatro que se estaba representando en Madrid el año pasado. Me la apunto en mi lista de películas por ver.

Por cierto, subscribo totalmente tu post sobre la Eurocopa, de la que tambien me ocupé en mi blog. Yo soy de los que suelen despotricar sobre el fútbol, pero ha sido tanta la alegría y la ilusión que la selección provocó entre la gente, que he firmado un pacto de no agresión con el deporte rey.

Saludos.

Subscrito quedas.

Manuel Márquez dijo...

Compa Budokan, gracias por la visita (ya hacía tiempo que no te dejabas caer por aquí...). En cuanto a esa polémica, a la que aludís tanto tú como el apunte de Videos gratis (bienvenido también por aquí, por cierto...), lo cierto es que la desconocía (es lo que tiene esto de ver, a veces, las pelis, así, sin más referencias).

Compa Corpi, si has tenido ya ocasión de echarle ojo, espero que te haya gustado. Y, si no, creo que te gustará: no es una cosa grandiosa, pero se ve con bastante agrado. Pues eso, ya me contarás...

Compa Mabana, gracias por tus cariñosas palabras, siempre gratas y bien recibidas. Me parece fenomenal que te haya gustado; a mí también me gustó mucho.

Compa Anchiano, efectivamente, llevo algún tiempo (no demasiado, espero que se prolongue...) tu blog, y creo que nos movemos por territorios, dentro de las distancias, bastante cercanos. Gracias por tu visita, y, ya sabes, aquí estamos...

Un fuerte abrazo a todos, y gracias por vuestras notas.

Josep dijo...

Tal parece que los programadores de la caja tonta siguen nuestros pasos: ayer la grabé de la 2 y cuando la haya limpiado de espúreos mensajes comerciales, le daré un vistazo, que ya le tenía ganas.

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Pues sí, compa Josep, mira qué casualidad: yo la ví en un DVD de estos de colección de periódico (Público, si mal no recuerdo; me los regala mi padre, después de ver las pelis...), y no ha tardado mucho la 2 en emitirla. No es una mala opción, y si la limpias de anuncios, mucho mejor todavía, por supuesto...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.