jueves, 5 de junio de 2008

Grageas de cine XLVIII: a propósito de.... Scorsese-Sinatra, dúo de ases



Leo en el blog de noticias de La Butaca que se está empezando a barajar la posibilidad de que Martin Scorsese aborde próximamente la realización de una biografía de ficción basada en la vida de Frank Sinatra. Vaya par de nombrecitos: si la expresión “figura legendaria” puede aplicarse con la mayor propiedad a ciertos artistas relevantes, no cabe ninguna duda de que éstos son dos de los que dejarían poco lugar a especulaciones al respecto. Teniendo en cuenta que no es la primera vez que el gran Marty se acerca tanto al género, el del biopic (ahí están Toro salvaje y El aviador para acreditarlo) como al mundo del biografiado, el de la música (desde su ya lejana El último vals hasta sus más recientes No direction home o Shine a light), y partiendo de la premisa de que la biografía de Sinatra ofrece material más que jugoso (y no solamente en lo artístico, que también, sino, muy especialmente, en lo personal), cabe esperar que el resultado de tal maridaje pueda constituir, si se dan las condiciones idóneas para ello (¿gozarán los encargados de la confección del guión de total libertad para tratar el “material sensible”, o se verán constreñidos por los herederos del inmortal crooner…?), simplemente espectaculares.





Por otro lado, el mero avance de la posibilidad, aun cuando la idea no llegara a cuajar en algo concreto, viene a confirmar la pujanza de un género –el de la biografía de ficción-, que sigue dando muestras de una enorme vitalidad de unos años a esta parte, incidiendo también, probablemente, en algo que sí que puede ofrecernos algún motivo de preocupación: tanta recurrencia a las biografías de personajes reales (al igual que a los cómics, o a los videojuegos; en suma, a material preexistente; a historias, situaciones y personajes que no hay que crear, sino sólo adaptar, trasladar), ¿no denotan un cierto agotamento creativo? Es evidente que una biografía que se pretenda llevar a la pantalla requiere un trabajo técnico de guionización nada sencillo y con una componente artística importante; pero también resulta innegable que, en lo que se refiere al esfuerzo imaginativo de invención de un material dramático ex novo, el trabajo ya está hecho, obviamente. Y no es que biografías, y relatos históricos, no se hubieran hecho antes (que sí que se han hecho, y muchos), pero la proliferación actual quizá no tenga parangón con otros periodos. ¿Moda pasajera, o el signo de los tiempos? Ya veremos…

10 comentarios:

Miriam G. dijo...

Sabes Manuel que soy pelín pesimista. El otro día en el desayuno hablábamos de eso de la creatividad agotada: rockeros de 60 años encima de los escenarios llenando estadios para repetir sus grandes éxitos, un remake en el cine detrás de otro, trilogías que se extienden... Y podría seguir, pero no es mi estilo.

Lo que me pregunto es si esto de la creatividad agotada es un tema recurrente, como el de “qué mal educada es la juventud”. Disponemos de textos romanos con dos mil años en los que se describe una juventud exactamente igual de maleducada que la actual.

¿Hemos sido igual de críticos con la creatividad en todas las épocas o es este un mal de ahora?

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Qué reflexión tan interesante, compa Miriam (y extensa; estoy por cortarla, pegarla y guardarla como "prueba de la defensa" para el futuro, cuando, algún día, haya que juzgar tu habitual concisión en el escribir...).

En fin, entrando en materia: creo que tienes mucha razón en cuanto a ese ombliguismo tan de los humanos, que solemos mirarnos mucho a nosotros mismos, y no tanto a los que nos precedieron (salvo los historiadores, claro; pero ésos no cuentan, porque esa mirada es la que les da de comer...); supongo que críticas a la escasa creatividad, con mayor o menor fundamento, habrá habido siempre, y, si ahora son más furibundas, o tienen más predicamento y difusión, es por una mera cuestión cuantitativa: nunca jamás en la historia de la humanidad, y en base a una combinación de progreso tecnológico, nivel de bienestar alcanzado y desarrollo de estructuras industriales ad hoc, el volumen de producción artística había sido tan tremendo. Creo (es una mera intuición, no dispongo de números, de estadísticas...).

Y, claro, a más cantidad, más difícil resulta encontrar algo original. En un volumen de producción anual de diez pelis, no es difícil que las diez sean totalmente diferentes, en cuanto a temáticas, estilos, géneros, tonos y demás. Pero si ese volumen de produccíón anual (como es el caso, más o menos), pasa de diez a diez mil, ¿cómo no repetirse? Hasta la naúsea, claro; pero es que es difícil que pueda ser de otra manera. Supongo, vaya...

Gracias por la aportación y un fuerte abrazo.

Superwoman dijo...

De cuando yo escribía (y de eso por desgracia hace ya algunos lustros), me queda en la cabeza una idea recurrente: la de lo difícil que resulta tener una idea original, encontrar un tema sobre el que nadie haya escrito.

Como dice Miriam, en parte son ganas de buscar tres pies al gato (o la prueba de la falta de creatividad). Pero por otra parte creo que el mundo, la sociedad como tal se opone con uñas y dientes a la creatividad, a lo distinto, a lo "moderno". Lo clásico, lo conocido es un valor seguro, que vende... y en una época tan mercantilizada como la nuestra, ese es un factor a tener en cuenta.

Josep dijo...

No soy muy amante de biopics; casi ninguno de los pocos que he visto me ha gustado, salvo aquellos que se definen con una cierta antigüedad, centenaria por lo menos, entre biografiado (biopicado me parece que no existe, todavía) y la fecha actual.

Creo que Martin debería esforzarse en rodar películas "nuevas", porque lleva una temporadita que no ofrece nada original y en mi opinión sus mejores resultados los ha obtenido, precisamente, en base a textos ex-novo.

Aparte que, como muy bien indicas, si hay que sujetarse a la posibilidad de obstáculos y no contar la verdad, mejor dedicarse a un remake de Bambi...

un abrazo.

alicia dijo...

Ya hace tiempo que se rumoreó que Marty dirigiría una película sobre el rat pack, pero al final la cosa no cuajó. Por un lado si que parece que Scorsese es el director adecuado, pero por otro no creo que le haga falta, ya hizo su propia versión de los rat pak en Casino

Manuel Márquez dijo...

Compa Superwoman, también tu aportación proporciona un matiz la mar de interesante: el de la creatividad cercenada por las "exigencias de mercado", que, casi siempre, y de alguna manera, terminan demandando "más de lo mismo" (y eso, y no otra cosa, es lo que se les da). Sí, es muy posible que buena parte de los tiros vayan también por ahí...

Compa Josep, ésa de la distancia entre biografiado y biografía quizá sea una buena pauta para poder conseguir resultados, como mínimo, menos condicionados por la presión de la actualidad, cómo no. Lo de Scorsese y sus dedicaciones no sé hasta qué punto es algo que él pueda controlar de manera plena, o no; siempre hay facturas que pagar (otro elemento a tener en cuenta en esto de la creatividad, y que entronca con el apunte de Superwoman). En cuanto al remake de Bambi, me ha hecho gracia; sí que es posible que quede más resultón, aunque nunca se sabe, nunca se sabe...

Compa Alicia, buen apunte ese de Casino, una peli que ví en el cine de verano hace ya bastantes años (poco después de su estreno), y que tengo pendiente de revisar. Supongo que, en todo caso, una eventual biografía filmada de Sinatra se movería en otra onda.

Gracias a los tres por vuestros comentarios, y que tengais un magnífico fin de semana.

Superwoman dijo...

Por Dios, no, a Bambi que no me lo toquen Josep, que hoy he leído lo de que piensan hacer un remake de "Mz fair lady" (con Keira Knightley que me cae gordísima) y estoy todavía sensible...

Josep dijo...

Tranquila, Superwoman, que lo de Bambi lo decía por la manifiesta imposibilidad...

Pero me dejas con los pelos de punta con lo de My Fair Lady, máxime cuando hace poco le dediqué uno de mis comentarios-rio que casi nadie se lee... :-)

Si es que parece que realmente no hay ya ideas nuevas... :-(

Saludos.

Ginobili dijo...

Lo de la falta de creatividad está clarísimo. Entre historias reales, secuelas y remakes está todo lo que se hace hoy en día en Hollywood.

En cuanto a Sinatra, hay que recordar que Coppola ya quizo hacer su biografía una vez, sin callarse nada del tema de la mafia, y le sugirieron que no lo hiciera de tal forma que no quiso negarse.

Manuel Márquez dijo...

Compa Ginobili, bienvenido a esta tu cibercasa; creo que coincidimos básicamente en lo que comentas acerca de la falta de creatividad en la gran mayoría del cine actual. Y a ver si me doy una vuelta por tu cibercasa (no en balde, el basket es otra de mis pasiones, aunque no tenga cabida en estas páginas...).

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.