viernes, 16 de mayo de 2008

Grageas de cine XLVI: a propósito de... Indiana Jones y la última cruzada (U.S.A., 1989)

Ante lo inminente (una semanita...) del estreno de la cuarta entrega de la saga Indy, está claro que a los seguidores del intrépido arqueólogo de látigo y sombrero no nos va a quedar excusa para no refrescarnos la memoria, recurriendo, una vez más, a deleitarnos –hasta reventarles los píxeles…- con las ediciones digitales de las tres entregas primigenias (convenientemente relanzadas, también, en fecha reciente, como no podía ser de otra manera): producciones que, cortadas por un patrón perfectamente definido en cuanto a estructura narrativa, desarrollo dramático y progresión emocional –siempre bajo la égida indiscutible y carismática de ese binomio Harrison Ford/Indiana Jones, respecto al cual no termina de quedar muy claro donde acaba el uno y empieza el otro, o viceversa-, siguen siendo una demostración de la absoluta maestría del mago Spielberg para elaborar productos que, aun bajo las premisas estilísticas y temáticas del cine más comercial (en ese aspecto, sí que les puedo asegurar que soy incapaz de encontrar la más mínima concesión), no dejan de ser lecciones ex cátedra de lo que puede dar de sí, cuando se hace con talento, el cine de entretenimiento. Que de eso, y no de otra cosa, es de lo que se trata.

“Indiana Jones y la última cruzada”, el título que cierra la trilogía, supone el encuentro del bueno de Indiana con tierras europeas –tras sus excursiones por los más exóticos parajes africanos y asiáticos de las dos primeras entregas- y el reencuentro con sus “viejos amigos”, los nazis, a cuenta de la búsqueda de uno de los más grandes mitos de la arqueología universal, como es el Santo Grial. En ese contexto argumental, todo se desarrolla conforme a los cánones del género y las premisas generales de la saga: buenos muy buenosos (y pocos) contra malos muy malosos (y muchos), en un frenesí desbocado tras la pieza de marras, de sobresalto en sobresalto, en un itinerario cuya acumulación de episodios de acción, punteados por breves pasajes de amor (en este caso, de presencia ligerísima, casi anecdótica) y humor (bastante más presente, aunque con un tono, en general, un tanto burdo e infantiloide, excepto en algún gag puntual algo más conseguido, sobre todo gracias al juego de contraste de caracteres que ofrecen los dos protagonistas, Harrison Ford y Sean Connery –que éste, y no otro, es el auténtico regalito y señuelo de la función: cumple con creces, por supuesto…-) consiguen que sus ciento veintidós minutos se pasen en un suspiro. Zas… se acabó.

15 comentarios:

Miriam G. dijo...

Es verdad Manuel, no se que tienen las pelis de Indiana que se ven en un momentín de nada. En cuanto acabe con la primera temporada de Damages, te la recomiendo, es de abogados malos malosos, me pongo a repasar la trilogía.

Un beso, Miriam G.

Heitor dijo...

Aysss, siempre me quedará la pena de que el gran Connery no dejara de lado durante una temporada su golf y sus castillos escoceses para darse una vuelta por el reino de la calavera de crista.
Lo que pudo haber sido y no es.
Saludos.

alicia dijo...

Es una auténtica lástima que Sean Connery no haya participado en La calavera de cristal, ya que sin duda lo mejor de La última cruzada era ver juntos a Indy y su padre (aunque en realidad se llevan muy pocos años de diferencia)

faraway dijo...

Qué importante que es el gran Indiana para la historia del cine. No debe haber evento más esperado que el que se viene, y debo admitir que me infunde algo de temor..., no es que desconfíe de Spielberg, pero, ¿podrá hacerle frente a su alargada sombra?
Un abrazo.

Superwoman dijo...

Alicia, he ido a comprobar tu afirmacion y me he dado cuenta de que H.F. podria ser mi padre (de hecho son de la misma quinta). Retiro lo dicho, se conserva bien el señor Ford...

Joan dijo...

El actor que hace de hijo no me convence nada, de todas maneras la iré a ver seguro.

El post parece como si ya la hubieras visto, compa. ¿Es así?

Josep dijo...

Cabe suponer que el amigo Spielberg nos regalará, una vez más, con una película de aventuras entretenida, bien hecha, frenética de ritmo bien cronometrado.

Aunque por mucho que digan, Harrison Ford ya no está para esos trotes y, desde luego, creo que Connery acertó al declinar la invitación: siempre nos quedará su impagable imagen de "Senior" con un humor y una vitalidad innegables que no hace falta repetir. Eso es amor propio y elegancia.

Esperemos que no se trate de un bluff para alimentar una transición en la serie; la intervención de Lucas, inclinado a perpetuar éxitos hasta exprimirlos en productos meramente mecantiles, da miedo...

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Pues la cuestión, compa Miriam, es que no son, precisamente, cortas en cuanto a metraje real, pero sí es verdad que se pasan en un suspiro: por algo será, claro... El repaso de la trilogía es siempre un ejercicio de lo más estimulante y agradable, así que adelante con él. Y en cuanto a Damages, ¿dónde, cómo y/o cuándo puedo conseguirla? ¿La emite ahora algún canal? ¿Está editada en DVD? Ya me contarás, compa...

Compa Heitor, sobre la presencia del grande, no, grandísimo Connery en esta cuarta entrega, supongo que siempre se cernirá la sombra de aquello que puedo haber sido y no fue. Pero yo creo que lo importante es lo que sí está, y ver qué juego ha dado (esperemos que bueno...).

Compa Alicia, veo que tú también lamentas, igualmente, la ausencia del "Indy Senior"; no sé, prefiero pensar que la peli, con él, no hubiera sido ni mejor ni peor, sino sólo diferente. Pero puedo entender esa sensación, desde luego...

Compa Faraway, tus recelos no creo que son infundados, me temo que a todos los amantes de la saga no nos llega, en estos días, la camisa al cuerpo, pensando si esta cuarta entrega no vendrá a arruinar, con un ¿epílogo? -estando ahí una promesa como Shia Laboeuf y un sacacuartos del calibre de Lucas, ¿quién sabe...?-,. una serie que bien calificas tú de histórica. Habrá que ver...

Un fuerte abrazo a los cuatro, y muchísimas gracias por dejar vuestros apuntes en esta humilde cibercasa. Ah, y buena semana...

Manuel Márquez dijo...

Compa Superwoman, ¿dudabas acerca de la venerable edad del señor Ford...? Pues claro que se trata de todo un abuelete. Claro, que ya firmaba yo llegar a esa edad en la milésima parte de buena forma en que lo hace el compañero. Las cosas, como son...

Compa Joan, no seas receloso con Labeouf, que es un melón sin abrir; habrá que ver qué tal... Bueno, la peli reseñada, que no es la nueva entrega (a la que le dediqué días atrás un "Las que no he visto", naturalmente...), sino la tercera, la he visto, claro que sí, alguna que otra vez. Supongo que la confusión, compa, te viene por ahí. Ya hablaremos de la cuarta, ya...

Compa Josep, cuán juicioso todo lo que apuntas, tanto en positivo como en "dubitativo": las expectativas son muy altas, y las posibilidades de batacazo (artístico, evidentemente; sobre el reventón de las taquillas, yo no abrigo la más mínima duda), de idéntico nivel. Así que, como bien señalas, ya veremos...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, y aquí quedamos emplazados para hablar de la IV...

Un fuerte abrazo.

P.S. hay un comentarista que no se ha "justificado". Compa Marc, ¿dónde andas metido...?

Marchelo dijo...

Buenas Manuel!

Ya tengo entradas para ver la película el jueves, ¡qué emoción! Espero no llevarme una decepción... muy bueno tu comentario, por cierto.

A mi me gusta bastante Shia Le Beouf este, ¡en Memorias de Queens se sale!

Saludos!!

Joan dijo...

Rectifico, ya la he visto (y en V.O., gracias Renoir) y el Le Boeuf no lo hace nada mal.

La peli? Esperaba más, pero para no desvelar nada no comentaré hasta el post dedicado a ella.

Manuel Márquez dijo...

Pues yo también la ví ya, compa Joan (eso sí, doblada; las cosas en provincias, ya sabes, son como más complicadillas...), y he de decir que me encantó. Para más detalles, ya está la crítica de marras publicada en La Butaca (el enlace a la publicación está en el apartado correspondiente del blog). Así que por allí os quiero ver...

Un fuerte abrazo.

Tha dijo...

Ayy Ayyyyy que todavía no he podido ir :(

nicolake dijo...

todavia no vi la nueva.. pero no creo q pueda alcanzar a las anteriores.. sera cuestion de verla con unos ricos pop corn y ganas.
Suerte!

Manuel Márquez dijo...

Compa Tha, qué alegría verte de nuevo por aquí (y con el ímpetu habitual; recorrido intenso y extenso...). No tengas prisa, que ésta no es de las que quitarán de cartel en un par de semanas -aunque ahora las pelis ya no duren como antaño; recuerdo que en Sevilla, donde estudiaba por aquel entonces, En busca del arca perdida estuvo ¡¡¡más de un año!!! en cartelera (claro, no había DVD, ni tele por cable, casi no había vídeo aún...)-. Y ya verás cómo la disfrutas.

Compa Nicolake: ante todo, bienvenido a esta cibercasa. Y en cuanto a si la nueva entrega supera o no a las anteriores, no lo tengo yo muy claro. En cualquier caso, sí que te puedo asegurar que no desmerece en absoluto respecto a ellas.

Gracias por vuestros comentarios y un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.