jueves, 24 de abril de 2008

SPIDERMAN (U.S.A., 2002)


La traslación a la pantalla cinematográfica de las andanzas de un superhéroe de cómic, más aún cuando éste es de las dimensiones legendarias del hombre-araña, se ve sometida siempre a fuertes condicionantes: sus huestes de seguidores, público ávido y expectante y al que, básicamente, va dirigido el film, someterán al mismo a un escrutinio elemental, que es el de su fidelidad al espíritu y esencia de sus ancestros de papel; y esto es algo que, inevitablemente, ha de pesar, y mucho, en la forma en que todos los participantes en su proceso de creación abordan la puesta en marcha de la película.



Dicho lo anterior, también resulta obvio que, pese a ello, para acceder a cualquier sala en la que se proyecta el film, no hace falta acreditar la condición de seguidor de Spiderman, ni se te examina acerca de tus conocimientos sobre el personaje, lo cual permite que alguien como el que escribe, sin ir más lejos, haya podido verla, y pueda efectuar su particular valoración de ella sin los condicionantes antes apuntados. ¿Eso es bueno, eso es malo? Ni lo uno, ni lo otro, es una circunstancia, con sus ventajas e inconvenientes, y nada más.


Desde esa perspectiva de espectador "neutro", sin condicionantes ni referentes previos, he de comenzar afirmando que Spiderman me parece una muy buena película. Ágil, divertida, bien filmada, visualmente muy atractiva y con un equilibrio de elementos de contenido francamente brillante. Entretenimiento de primerísimo nivel y demostración inequívoca de cómo productos de vocación ultrataquillera hechos con talento, esmero e imaginación pueden resultar, además, buenas películas, aun cuando sean enmarcadas en género tan habitualmente denostado (desgraciadamente, en la mayor parte de las ocasiones con todo fundamento) como es el de acción, vertiente superhéroe animado.


¿O no? He aquí la duda que va surgiendo según se va desarollando el metraje, y es la de si no nos encontramos ante una (además, doble) inmensa e intensa historia de amor, la de Peter Parker y Mary Jane Watson, la de Spidey y M.J., tan imposible la una como la otra, aunque por motivos bien distintos en cada uno de los dos casos. Es ese enamoramiento perpetuo de Peter Parker el que mueve los hilos de todos sus actos, bien consciente, bien inconscientemente, encaminándolo, ya sea de forma casual (la picadura de la araña), o como fruto de una decisión plenamente meditada (su decisión de luchar para conseguir dinero para un automóvil; o su marcha a Nueva York), y es esa historia de amor la que tiñe e impregna toda la película, mucho más que los estratosféricos vuelos de la araña o que sus espasmódicos duelos con el Duende Verde (por otro lado, extraordinarias coreografías de acción, con un sabio aprovechamiento de todos los recursos tecnológicos disponibles, que no son pocos).


Desde esa premisa y enfoque, toda la historia cobra su cabal sentido, y, por otro lado, se reviste de la condición de acierto rotundo la elección de los dos protagonistas. A un héroe mazas y mamporrero posiblemente lo hubiera encarnado a la perfección un buen puñado de jóvenes cachorros hollywoodienses, pero pocos podrían dar el perfecto perfil del héroe enamorado que plasma, en un auténtico derroche de la languidez más apropiada, Tobey Maguire. En cuanto a Kirsten Dunst, quizá baste con decir que cuaja y concreta con su interpretación de M.J. todas las expectativas que cabía abrigar a la vista de sus numerosas interpretaciones anteriores.
Con una lógica comercial –de la que no se puede prescindir-, hemos de esperar, dado el inmenso éxito de esta primera entrega, que habrá secuelas. Y está por ver si en ellas se podrá contar con los mismos mimbres artísticos que en esta primera. Aún así, será difícil volver a conseguir, con idéntico grado de viveza, pasión y (por qué no decirlo) poesía, la tan particular atmósfera que un Sam Raimi investido de plena confianza en sus capacidades creativas (ésa misma que tanto flaqueó en épocas no muy lejanas) y apoyado en elementos valiosísimos (desde las interpretaciones antes reseñadas, a las que habría que añadir las de unos muy meritorios secundarios, a la siempre sugerente música del burtoniano Danny Elfman), ha sido capaz de crear. Estaremos atentos al cielo, allá en las alturas...


N. del A.: como puede comprobarse por algunas de sus referencias, esta reseña crítica fue escrita en el momento del estreno de la película en salas comerciales en España. De todos modos, he preferido no hacer retoque alguno en la misma. Las observaciones, en la perspectiva del tiempo transcurrido y los acontecimientos sobrevenidos, no dejan de tener su puntito curioso...

12 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Muy interesante la forma en la que reflexionas sobre la llevada a la pantalla de los cómics. En mi caso creo que la mejor transposición es la del Batman de Nolan. Saludos!

Miriam G. dijo...

Y a mí que cuando la ci en su día no me gustó nada...

Un beso, Miriam G.

Marchelo dijo...

Buenos días Manuel,

que curioso comprobar que en Internet, más que en cualquier otro sitio, todos los caminos llevan a Roma. He llegado hasta tu blog, que me ha gustado mucho (si no es molestia te enlazo en el mío) y acabo de darme cuenta que eres el mismo Manuel que leo en La Butaca y con el que "he polemizado" sobre el estado del cine español :)

Spiderman 1 estaba muy bien, la 2 ya no tan bien y la 3 directamente era una porquería. Este es uno de los males de Hollywood, quieren sacarle tanto jugo a la naranja que acaba más seca que Christian Bale en El maquinista.

Mi blog está en catalán pero se puede traducir con el traductor, por si alguien quiere entrar :)

Saludos, te leeré con atención!

Manuel Márquez dijo...

Ésa que apuntas, compa Budokan, no le he visto, aunque me consta que es de las muy legendarias; en todo caso, a mí este género, como bien sabes, tampoco es el que más me llama la atención.

Compa Miriam, pues qué quieres que te diga; como ya advierto en la nota final de la reseña, se trata de un texto que escribí cuando ví la peli en el momento de su estreno en cines; igual si la reviso ahora, mis apuntes también irían por otros derroteros, no sé. A veces, esa primera impresión, con el impacto de la pantalla grande, es bastante traicionera...

Compa Marchelo, qué alegría verte por aquí, y cuán cierto es eso que apuntas, de que en el mundo cibernético, todos nos terminamos topando aquí y/o allá... En cuanto a eso que señalas, sobre la "degeneración" de las sucesivas entregas de Spiderman, bien te consta que se trata de algo bastante común a cualquier saga: se intenta explotar la ubre en demasía, y pasa lo que pasa con la calidad del producto. Ah, y gracias por el enlace, que correspondo en cuanto tenga un hueco (vas a ser el primer blog enlazado desde el mío que no está escrito en castellano; intentaré seguirte con el traductor, y, en caso contrario, practico un poquito el catalán, que no me vendrá mal...).

Gracias a los tres por vuestra visita y comentario, y feliz fin de semana.

Marchelo dijo...

Pues muchas gracias Manuel, será todo un honor ser el único blog en catalán enlazado... ya verás que no es tan difícil de entender (hay que tener en cuenta que Aznar supo hablarlo en la intimidad!).

Buen fin de semana

Josep dijo...

Primero que nada, un aporte de exceso de confianza: ¡Vago! ¡Estás sacando las polillas del armario!
(Luego me vendrán los palos, lo sé, pero no puedo resistirme)

Segundo: me confieso seguidor acérrimo de Spiderman, habiendo leído, hace años ya (que uno ya tiene una edad, oiga) número tras otro, multitud de tebeos con el prota arácnido.

Esta tu reseña (muy buena, casi tanto como añeja), me mueve a revisar los dos dvdeses que tengo del hombre araña: la tercera, en el olvido, oiga.

Coincido contigo en la apreciación de Toby como protagonista y en el buen uso de la acción, así como la estupenda M.J. de la Dust.

Spiderman siempre me pareció, como seguidor, un tipejo algo extraño, pues es un héroe que pasa dificultades económicas, aspecto éste poco aprovechado tanto en el tebeo (comprobarás que me resisto al palabro "cómic") como en las adaptaciones al cine.

Esa primera, que tú tan bien comentas, me parece muy buena en la introducción del personaje; y la segunda, lo desarrolla muy bien. La tercera, olvidable, a pesar de la premisa original, supuestamente para tratar de la dualidad bien/mal de un héroe que pasa penurias.

Saludos.

p.d.: y perdón por los excesos... pero es que tú puedes, Manuel, tú puedes.

marcbranches dijo...

¿Pero no decías que tú no veías películas de superhéroes? ¿T resulta que tenías en el cajón guardadito al hombre araña? ¿Y encima te gustó? Nchts... Yo creo que esta primera película arácnida es bastante buena, aunque la que triunfa es, en mi opinión, la segunda: llega a ser asfixiante la cantidad de desgracias que le pasan al bueno de Peter... La tercera es un truñazo de dimensiones mastodónticas, como todas las terceras partes que estrenaron el año pasado. Los actores principales, que en esta primera parecían los más adecuados, luego no lo van pareciendo tanto... En concreto, la performance de Tobey Maguire en la tercera es penosa. En fin. Que no sé a qué esperas para ver "Batman begins" de una puñetera vez, leche...

kilms dijo...

LA CRISIS CARNÍVORA
ESTRENO EN CINES EN MAYO EN 16 DE MAYO
trailer http://www.youtube.com/watch?v=zYNCuE1GqSk

¿Qué pasaría si los animales heredasen la tierra?...

Bueno, vale, el león seguiría siendo el rey. Pero ¿quiénes serían sus ministros? ¿Y
su ejército? ¿Y cómo estaría organizado el sistema educativo?... Todas estas preguntas y muchas más tienen su respuesta en La crisis carnívora, el primer largometraje realizado íntegramente en animación flash para la gran pantalla, y que llegará a los cines el próximo mes de Mayo. Pero no os preocupéis, esto no es National Geographic. No os dormiréis...

La crisis carnívora es una comedia gamberra que, en forma de fábula animal, arroja una mirada ácida sobre nuestros pactos de convivencia. El resultado
de los delirios de Pedro Rivero, que en colaboración con Egoitz Moreno ha escrito el guión y dirige este proyecto salvaje. Con producción de Abrakam Estudio, Continental y Dream, la animación se ha llevado acabo en los estudios de Nikodemo Animation, cuya miniserie en flash "Cálico Electrónico" ha arrasado en internet (la web www.calicoelectronico.com ha recibido más de ¡¡¡CINCUENTA Y CINCO MILLONES!!! de visitas el último año).

Enrique San Francisco, Pablo Carbonell, Pedro Reyes, Álex Angulo, José Coronado y Carlos Sobera son sólo algunos de los máximos representantes del sector más gamberro del cine español que se han prestado a poner sus voces en este proyecto.

Recaredo Veredas dijo...

Estupenda crítica de una muy divertida película. Saludos.

Hatt dijo...

Muy decente adaptación. Aunque echo de menos el toque oscuro que tenía el Darkman de Liam Neeson.

Un saludo.

Manuel Márquez dijo...

Disculpas a todos los que habeis comentado tras mi último comentario, y a los que no contesté aún: un retraso bastante gordo, la verdad sea dicha, y que, de veras, siento. En fin, vamos a ello, que supongo que más vale tarde que nunca.

Marchelo, ya estás enlazado; ahora, ya sólo falta que AQznar (que me consta que es lector empedernido de mi blog...) acceda desde él al tuyo, para no perder práctica con el catalán, claro...

Compa Josep, te agradezco tanto la excelente aportación que haces (por contenido y por referencia: haber sido seguidor "tebeístico" del hombre-araña te da un caché, claro...), como el tirón de orejas, que me tengo bien merecido, porque, ciertamente, el texto tiene ya algún trienio. De todos modos, te habrás de ir acostumbrando, porque aún me queda una buena saca de material a ir lanzando, y, en estos tiempos de apreturas laborales, no tengo mucha más alternativa...

Compa Marc, muchas gracias también por tus apuntes. Que no sea muy aficionado, en general, al cine de superhéroes, no significa que no me haya metido más de una entre pecho y espalda. Y supongo que, próximamente, cuando mi peque empiece a exigirme "producto" de ese tipo, más aún que me meteré. Ésta, en todo caso, la ví en el cine cuando se estrenó, y no sé si ahora me seguiría causando la misma buena impresión; tendría que revisarla. Y lo de Batman begins, ten la completa seguridad de que cae un día de éstos...

Amigo Kilms, se supone que esto no es una valla publicitaria, pero, en fin, tratándose de cine, tampoco le voy a privar de su espacio. Buenas noches y buena suerte (era algo así, ¿no...?).

Compa Recaredo, gracias por tu amable nota.

E idéntico agradecimiento para tí, compa Hatt. Ah, eso sí, coincido totalmente contigo en preferir ese Darkman de Raimi, tan denostado en algunos círculos, pero que a mí, que la he visto ya varias veces, me encanta (una de mis debilidades "rarillas"...).

Insisto: muchas gracias a todos, disculpas por la demora y un abrazo muy fuerte.

Superwoman dijo...

Pues llego tarde, pero como del futbol argentino no tengo mucho que decir, pero la peli si que la he visto, dejo aqui testimonio de mi visita.
Me parecio una buena pelicula, bastante "profunda" para el tema que se trata. Como dices bien construida y apoyada en dos actores protagonistas jovenes pero con sobradas tablas... las partes dos y tres ni me he molestado en verlas (esta cayo con el abono del cine en Irlanda, ah que tiempos aquellos).

Un supersaludo

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.