lunes, 21 de abril de 2008

Cartas de amor a Carmela Soprano I


Estimada Carmela:

No sé si ésta es la forma más adecuada de dirigirme a tí; más bien, ni siquiera tengo muy claro si no es una osadía que va infinitamente más allá de lo que cualquiera puede entender como prudente, o sensato, teniendo en cuenta quién eres, y, sobre todo, quién es tu esposo –por el que he de manifestarte mi más sentida admiración y el mayor de los respetos; aprovecho la ocasión para pedirte que se los transmitas personalmente-.

Pero no puedo evitarlo: es tal el impacto emocional que me has causado la primera ocasión en que te he visto, que no puedo sustraerme a esta necesidad imperiosa, este recocimiento interior que me corroe, y que me empuja a, al menos, hacértelo saber. Me resultas admirable, Carmela: admirable por tu porte y tu estampa, que te hacen tan atractiva; admirable por tu temple y tu serenidad; admirable por tu capacidad para soportar esas cosas que no te gustan, pero que asumes, consciente de que, en el rol que has asumido, forman parte ineludible del guión.

No acierto a precisar o definir muy bien qué tipo de sentimientos despiertas en mí de manera tan incipiente (y precipitada, y confusa) –al fin y al cabo, aún te conozco sólo ligeramente, apenas un par de pinceladas-, pero presiento que, de alguna manera, se trata de alguno de esos sentimientos que enaltecen a las personas y las elevan a a otro punto, a otro lugar. Y no me refiero, precisamente, a ese cielo, Carmela, en el que tú, con cristiana religiosidad tan acendrada, sitúas todas tus expectativas futuras de consuelo y felicidad –eso es algo de lo que habremos de hablar más detenidamente, en otro momento, y si hay ocasión-.

Y esto es todo por hoy. No espero, obviamente, respuesta, pero ten la completa seguridad de que seguirás teniendo noticias mías.

Tu rendido admirador,

....

17 comentarios:

alicia dijo...

Me alegra saber que tambíén eres Sopranero, Manuel, aunque yo me quedo con el gran Tony, pero me encantaría probar alguno de los platos de Carmela.

Manuel Márquez dijo...

Pues sí, compa Alicia, sopranero hasta la médula (y eso que no soy yo demasiado de series, aunque no deje de reconocer que son, actualmente, un gran territorio de creatividad audiovisual); y sí, por el gran Tony siento esa admiración que expreso (no es por darle coba a mi amada, no...), pero lo que me inspira Carmela es... otra cosa. Qué mujer, qué mujer...

Un abrazo.

Miriam G. dijo...

Yo lo he intentado con esa serie, y no me disgusta... Envidio tu pasión Manuel.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Si lo has intentado, compa Miriam, y aún estás en la fase de que "sólo no te disgusta", es que, francamente, lo has intentado poco. Sigue, sigue y ya verás...

Un fuerte abrazo.

Miriam G. dijo...

Te he mandado una canción muy cinematográfica, espro que te guste.

Un beso, Miriam G.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Sopranero y furgolero... Manuel más que compa, hemmano!
Aprovecho para una recomendación, que igual conoces: la serie "The Shield al margen de la ley" (se puede bajar fácilmente). No alcanza la altura de Los Soprano, pero muy digna, intensa y entretenida.

Superwoman dijo...

Jo, hay veces que me arrepiento mucho de no tener tele...

Joan dijo...

Ooooh, yo voy por la sexta temporada y no puedo parar. Coincido contigo y con mi pareja en que es uno de los personajes más acertados de toda la serie, por guión y por su actuación.

Y Tony genial también, por supuesto.

Me chocan dos cosas:

- que las mujeres casi no aparezcan en la serie (la madre de Tony, sus rolletes, Adriana, Carmela, la psicóloga, la hermana de Tony y poco más) pero que carguen con una gran parte de la estructura

- que los dos primeros personajes en salir en los títulos de crédito (después de Tony, claro) sean la doctora Melphy y Carmela.

¡Saludos!

Elena dijo...

Me ha parecido muy curioso que eligieras a Carmela, un personaje que es como un iceberg: solo asoma una pequeña parte de todo lo que hay debajo/dentro. Tengo la suerte de que sólo he visto la mitad de Los Soprano, por tanto todavía me queda un 50% para disfrutar.

Ahora estoy abducidísima por The West Wing, otra serie que también recomiendo, y que supo predecir el duelo Clinton-Obama.

Andrés dijo...

A ver si te pilla Tony Soprano con su mujer y vas a ver lo que vale un peine... ;) Am

Cristobal dijo...

Manolo, voy a decir una cosa, prepárate, que ya va, la digo, la digo...
NO ME GUSTA "LOS SOPRANO".
Hala, ya está, que a gusto me he quedado.
Y gracias a la distancia que da el ciberespacio, mi integridad aún no peligra (otra cosa será cuando nos veamos, pero iré armado).
No tengo nada contra las series, es más, soy MUY de series. Adoro Lost, Héroes, El Ala Oeste... e incluso BattleStar Galáctica, Peeeero la familia Soprano nunca ha conseguido intimar conmigo. Cosa que lamento profundamente, porque tengo la sensación de que algo se me escapa.
Un saludo.

credito y caucion dijo...

Los sopranos es sin duda una de las mejores series de todos los tiempos, mi actor favorito es Anthony

Manuel Márquez dijo...

Compa Miriam, te agradezco aquí públicamente el envío (ya te contesté también via correo): muchísimas gracias por el detalle. Y aprovecho para insistir: dale una oportunidad a Tony y los suyos...

Hemmana Ana, pues será así, sí que sí, por qué no... Sobre la serie que mencionas, The shield, tengo, ciertamente, magníficas referencias, como de tantas otras, pero es que no hay tiempo material, no lo hay. Y encima le digo a más de un crédulo incauto que también quiero leer poesía, y ver baloncesto, y escuchar ópera, y, y, y....

Compa Superwoman, tampoco te arrepientas, que no sé yo qué decirte sobre ese punto. Al fin y al cabo, si no leo poesía y no escucho ópera, es, en buena medida, por culpa de la tele. No se puede con todo, ni a base de agenda...

Me alegro un montón, compa Joan, de que la sopranera sea una pasión que compartamos. A mí me queda aún bastante para llegar a la sexta temporada (de hecho, en emisión televisiva sólo ví hasta la tercera, si mal no recuerdo, y ahora la estoy recuperando en DVD -que tiene la ventaja (y el lujazo) de la V.O.-, pero sólo tengo hasta la quinta, que a ver cuándo llego...). En cuanto a esa aparente contradicción o incongruencia entre peso y presencia (femenina en la serie), creo que es un punto más a favor que en contra: es que así es y así funciona en ese mundo, supongo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios y un fuerte abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Compa Elena, ya ves que aún hay a quien le queda incluso más de ese 50 %. En cuanto a por qué Carmela, no sé por qué, sinceramente: sólo sé que me resulta un personaje (y una mujer), con todos sus claroscuros, fascinante. El amor es "asín", supongo... En cuanto a la serie que sigues ahora, también tengo magníficas referencias de ella, pero volvemos a lo de siempre: tiempo, tiempo...

Compa Andrés, si me pilla Tony, lo tengo clarísimo: no voy a tener que preocuparme ni de la talla del ataúd, tal será el calibre del destrozo. Ojalá que no lea esto (para mi bien), como sí haceis vosotros (para mi mejor)...

Compa Cristóbal, ya sabes que, cuando nos veamos (que supongo que, ya nos vale, será prontito), no tienes de qué preocuparte: faltaría... Y, ya puestos en confidencias, pues también me voy a tirar yo el pilón, ya que de series hablamos: no trago al superidolatrado y admirado doctor House; no sé qué c.... le ven sus seguidores a ese personaje, y esa serie. Pero, en fin, ya se sabe, lo de los gustos y los colores...

Reitero; muchas gracias a todos los que por aquí pasais por dejar vuestras notas, y un abrazo muy fuerte.

Marchelo dijo...

Que grandes Los Soprano, y muy bueno tu post, una oda de amor a esta pedazo de serie!

denke dijo...

¿¿¿Pero tu sabes lo que hace Tony con los que tontean con su mujer..???

Esta serie necesita los 5 primeros capitulos de margen. Es mas lenta que las otras series, pero cuando le pillas el gusto, no puedes dejarla.

Yo viendola engorde 3 kilos... acababa con unos antojos cada capitulo!!!

Manuel Márquez dijo...

Muchas gracias, Marchelo, por tus elogiosas palabras: en fin, espero que esto se convierta en una serie epistolar, a ver que es lo que da de sí (si es que da de sí algo, que aún no lo sé...).

Compa Denke, una alegría tu visita, y bienvenida a esta cibercasa... Me barrunto lo que me podría hacer Tony en el caso de pillarme en situación comprometedora con su mujer, pero no sé si llegaremos a tanto (igual harán falta bastantes más cartas, claro...). En cuanto a esa lentitud que apuntas, no sé, yo no lo tengo tan clara, pero igual sí que es así: a mí, en todo caso, los Soprano me engancharon desde el primer momento en que los ví...

Muchas gracias por vuestros comentarios y un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.