martes, 18 de marzo de 2008

LA COSA MÁS DULCE (THE SWEETEST THING; U.S.A., 2002)


Cuando a lo procaz, lo irreverente y lo escatológico se le añade algo (siquiera sea una pizca) de talento, ingenio o sentido de la ocurrencia, podemos encontrarnos ante una muestra más o menos afortunada de esa línea de comedia, la de trazo grueso, en la que tan pródiga ha sido siempre el cine hollywoodiense –desde el slapstick de sus orígenes hasta los mucho más recientes episodios paródicos que han cultivado gente como Zucker y Abrahams, o protagonizado el ínclito Leslie Nielsen-; una línea cómica a la que, guste más, guste menos (en el caso del que suscribe, más bien poco), no se le puede negar su capacidad para arrancar con facilidad la carcajada de un público mayoritario.

Pero cuando a procacidad, irreverencia y escatología no se le añade nada más que el más absoluto de los vacíos, ¿qué es lo que nos encontramos? Respuesta sencilla: películas como La cosa más dulce, enésimo ejemplo de comedieta teen que, acudiendo a expedientes cómodos y ventajistas – desde el que pasa por situar a Cameron Diaz al frente de su reparto o, más groseramente aún, el de acumular sin el más mínimo empacho situaciones que pretenden ser sexualmente escandalosas (eso sí, tirando la piedra y escondiendo no la mano, sino todo lo demás...)-, pretende transitar por las sendas farrellyanas, aunque éstas, sin ser un delirio de exquisitez, aún le quedan lejos, muy, muy lejos (los Farrelly vendrían a ser respecto a Roger Kumble, director, y Nancy Pimental, guionista, algo así como lo que podría suponer un tal Cervantes respecto a un tal Marcial Lafuente Estefanía, dicho sea esto con todos mis respetos por don Marcial...).

Esta antología del caca-pedo-culo-pis, línea bizarre, carece de la más mínima gracia, y se hace tremendamente complicado encontrar un solo aspecto salvable por el cual merezca la pena recomendar su visionado. Ni siquiera el recurso a una banda sonora contundente, pero de estructura ya totalmente agotada (la de la colección de cancioncillas alegres y pegadizas), o su ambientación en ciudad tan agradecida cinematográficamente como San Francisco (tampoco en este terreno es capaz su director de abandonar las perspectivas más trilladas), consiguen salvar a este subproducto de las profundidades abisales a que su nula calidad lo arrojan sin remedio alguno.

Supongo que, llegados a este punto, a más de un lector ya le habrá asaltado la misma razonable duda que a mí me corroía poco más allá de los diez minutos de proyección: ¿qué pinta una actriz talentosa y con carisma, como Cameron Diaz, en bodrio de tamaño calibre? Dejando aparte su caché –es previsible que no habrá trabajado por amor al arte-, y amén de cierto grado de exhibición corporal (muy liviana, por cierto: nadie salga corriendo en busca del DVD de este producto en busca de recrear la vista con grandes efusiones carnales) o el ya apuntado anteriormente intento descarado de explotar los rescoldos de esa alucinante Mary a la que los hermanos Farrelly brindaron una historieta tan disparatada como ingeniosa, aún no consigo dar con la respuesta, por más vueltas que le dé a la cuestión.

En fin, cualquiera podrá pensar que, a estas alturas, la película ya está suficientemente vapuleada, por más que tal vapuleo lo tenga, en honor a la verdad, ganado a pulso. Pero eso supondría dejarse en el tintero lo que quizá termina siendo, por encima de cualquier otra consideración, lo más lamentable de este engendro, y que radica en cómo, tras envoltorio tan pretendidamente transgresor e iconoclasta, se esconde un mensaje de fondo intensamente conservador, si no lisa y llanamente reaccionario: el sexo libre y salvaje es fuente de segura y absoluta frustración, y sólo el amor puro y con fines serios redime de los pecados, procura la estabilidad emocional, y –permitáseme un chiste tan burdo como los de la película- nos hace felices comiendo, en vez de nabos, perdices... Y ahí queda la cosa, y se quedan tan anchos...

Lejos mi intención de cualquier resabio de rancio antiamericanismo, no quiero cerrar esta reseña con un alegato de recio y fervoroso nacionalismo cinematográfico, que tampoco viene al caso. Pero no me resisto a dejar de plantear, con toda claridad, cuán lamentable resultaba, una vez más, comprobar, por enesima vez (y las que han venido después, y las me temo que nos quedan), con cuánta facilidad llegan a mil y una pantallas cintas de tan pobrísima calidad como ésta, mientras decenas de títulos estimables de autores europeos (y no de cine experimental, o "rarito", sino de películas con una potencialidad comercial digna de mayores empeños) quedan sepultados, durmiendo el más triste e injusto de los sueños, en los cajones de productoras y distribuidoras, tan poco dadas al riesgo como celosas guardianas de sus abultadas cuentas de resultados. Una pena, una putada; o quizá, más bien (mejor, más mal), la cosa más amarga...

21 comentarios:

Fringe dijo...

Buena crítica, si señor. Coincido al 98% (no voy a decir por qué ese 2%)

marcbranches dijo...

"Nabos por perdices". Así debías de haber titulado el post... El resumen de tu post, en concordancia con el tono de la película, vendría a ser: esta película es una mierda. Con lo cual no puedo estar más de acuerdo. Lo que me inquieta es que consideres a Cameron Diaz una actriz con talento y carisma... al menos que te refieras a detalles extra-artísticos... Tiene salero para la comedia, pero soy incapaz de creérmela en otras atmósferas ("Quiero ser John Malkovich", "Gangs of New York"). Además, prefiero las morenas... Saludos.

Heitor dijo...

La película no pasará a la historia de las comedias, eso desde luego, pero tengo que confesarlo. Soy de risa fácil, lo sé, pero siempre quedará en mi memoria a todo ese tropel de personajes cantando el tema de Aerosmith para Armaggedon, para que el angelito enganchado pueda comer perdices en vez del nabo. Ahí, me reí a rabiar.
Soy un tío fácil... lo sé, jeje.

Un saludo.

Superwoman dijo...

Yo reconozco que las comedias de risa facil son una debilidad en la que caigo... no todas, pero esos grandes clasicos como "Aterriza como puedas" o "Top secret" siempre consiguen arrancarme un guiño de complicidad... por ejemplo, tengo un miedo horrible a volar y uno de mis grandes consuelos es imaginarme a todo ese pasaje en medio de una situacion de riesgo viendo los mejores metrajes de la serie "Aeropuerto" en una pantalla gigante... la situacion es tan hilarante que siempre consigue relajarme.
Y como heitor dice, para grandes comedias, "Armageddon" o "Independence Day", lo grave es tomarse pelis de ese calibre en serio :D

Ayer mismo, Manuel, me preguntaba que pensarias de pelis de ese estilo, no concretamente de estas, sino de clasicos del genero de la ciencia ficcion, como "Terminator"... ?Sera telepatia?

:: SyLaR :: GaB :: dijo...

seguro que en mi pais vaa derecho al videoclub....

no tendra mucho exito...

gran post....


me interesaria participar en un intercambio de enlaces..

si tambien quieres pasa por mi blog o mandame un mail...

Manuel Márquez dijo...

Bienvenido/a, compa Fringe, a esta cibercasa; gracias por tus elogios, y, eso sí, intrigrado/a me dejas, y no con tu condición masculina o femenina, que ignoro (y tampoco tiene mayor trascendencia), sino con lo de ese 2 % (lo del 3 % ya lo explicó Maragall en el parlamento catalán, pero un 2 %...).

Compa Marc, siento que lo del título no me lo hubieras sugerido a priori, en vez de a posteriori: ten por seguro que algo hubiera hecho... Y gracias por tu resumen: básicamente, se trataba de eso, de decir que vaya mierda de peli, pero enrollándome un poquillo más, como es tradición de esta casa (y de otras que ambos frecuentamos con sumas frecuencia y deleite...). En cuanto a Cameron Diaz, sí que la considero una chica bastante talentosa, aunque coincido contigo en que da mucho (y mejor) de sí en registros cómicos que en dramáticos. Y, para rematar, coincidimos en lo de las morenas: ¿"andandará", por ejemplo, esa Madeleine Stowe de mis entretelas...?

Un fuerte abrazo y muchas gracias por pasar por aquí y comentar.

Manuel Márquez dijo...

Sigo contestando un poquillo más...

Compa Heitor, lo de ser de risa fácil no es ningún "pecado a confesar", creo... Pocas cosas más personales y de la idiosincrasia de cada cual que las sensibilidades para la comedia: yo también me parto el pecho con auténticas patochadas, y, en cambio, soy incapaz de reirme con ciertos humores más "elevados", o "inteligentes". No tiene mucho sentido, cuando de reír se trata, de atenerse a ninguna regla.

Compa Superwoman, gracias también a tí por pasarte y comentar. Y creo que también sería respuesta extensible a tu comentario la que le doy a Heitor. ¿Telepatía? No lo sé, supongo que más bien coincidencia. Sobre las pelis "clásicas" del género fantacientífico, partiendo de la base de que no es uno de los géneros que siga más profusamente, te puedo decir que, en cuanto a querencia, hay de todo: hay pelis que adoro (por ejemplo, Desafío total) y otras que me dejan bastante frío. Y unas cuantas miles, ya te digo, que no he visto...

Un fuerte abrazo a ambos, y hasta prontito.

Manuel Márquez dijo...

Compa Sylar.Gab (uf, vaya nombrecito), gracias por pasar por esta cibercasa, a la que te doy la bienvenida, y gracias por tus elogiosas palabras. La peli es de hace ya algunos años, con lo cual a saber lo que habrá sido de ella en tu país natal. Sobre el tema de los enlaces, ya me paso por tu cibercasa y te digo algo, ¿te parece...?

Un abrazo.

BUDOKAN dijo...

Quería felicitarte primero por esta gran crítica que haces de este film y segundo por la enorme cita al gran film de Erice del post anterior. Es un placer leerte. Saludos!

Holly dijo...

No sé porque cada vez que leo sobre escatología en las películas (trando éstas de ser graciosas) recuerdo siempre "Along Came Polly".
Toda la película me la pasé preguntándome qué hacía Philip Seymour Hoffman en ese film (y encima diciendo "me tiré un pedo-caca") en un papel que me lo hacía confundir con Jack Black en versión rubia.
Aún no tengo respuesta... Los actores y sus elecciones.. pfff!

marcbranches dijo...

¿La Stowe? Una mujer hermosísima y un talento nada desdeñable. Por supuesto, y al hilo de mi último post, está punto de cumplir la cincuentena, con lo cual la industria americana la manda a la TV (me viene a la cabeza Geena Davis ahora mismito). Está haciendo una serie, no me preguntes cuál es ni de qué va, porque creo que en España no se ha estrenado. Es el cuento de nunca acabar con las actrices maduras...

Josep dijo...

No sabes cuanto me reconforta, Manuel, este tu comentario tan acertado; ya empezaba a pensar que yo era el único en toda la blogosfera cinéfila que se daba tortazos con engendros una y otra vez.

De ésta me libré y veo que oportunamente; directamente a la lista negra definitiva.

En cuanto a lo de las distribuidoras, ya sabes que coincido contigo: cuando los expertos económicos deciden sobre cine, la cosa suele ir mal...

Un abrazo.

MABANA dijo...

Despues de leerte, ya parece que me voy a arriesgar a verla!!..hahaha

besitos...FELICES PASCUAS!!

Manuel Márquez dijo...

Una vueltecita por aquí en medio de las vacaciones; qué alegría comprobar que algunos fieles sois de los irreductibles: muchísimas gracias...

Compa Budokan, no puedo más que agradecerte de corazón los elogios que me haces llegar: viniendo, como vienen, de alguien que, como tú, mantiene uno de los blogs de referencia en la materia (y del que lo único que cabe lamentar es que lo actualice tan poco) es una gran satisfacción.

Compa Holly, bienvenida a esta cibercasa, te agradezco la visita y espero que reincidas cuántas veces quieras... Sobre la peli que mencionas, no tengo referencias, así que poco te puedo decir. Ya intentaré averiguar algo...

Un fuerte abrazo a todos (y ya contesto los demás comentarios e otro huequecito, disculpas...).

Public Enemy dijo...

La peli es mala con avaricia, efectivamente. Ni siquiera la Cameron me dice demasiado en esta ocasión.

Manuel Márquez dijo...

Bueno, bueno, tras el paréntesis semanasantero, retomo las respuestas a algunos comentarios que me dejé pendientes (con disculpas por la demora).

Ya veo, compa Marc, que has andado diligente para localizar la información. Me están entrando tentaciones de pedirte referencias de alguna más, pero por hoy lo iremos dejando. La Davis, sí, señor, hermosa mujer, y, efectivamente, ahí que acabó, haciendo de presidenta U.S.A., cual si de una Hillary cualquiera se tratara. Vivir para ver...

Compa Josep, lo de meterse bodrios entre pecho y espalda, naturalmente, es una cuestión de un mínimo de coherencia: no se puede andar siempre pregonando aquello de que "hay que verlas todas" (para ver qué se cuece por ahí), y después intentar escaquearse de las malas. Aunque, eso sí, esa venilla masoca hay que intentar contenerla (en caso contrario, mal asunto...).

Gracias a ambos por vuestra inquebrantable fidelidad lectora, y hasta pronto.

Un fuerte abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Compa Mabana, cuánto tiempo, y qué alegría verte por aquí... y sí, la peli mejor te ahorras el verla, que el tiempo que emplearías en ello, mejor aprovechado estará en otros menesteres.

Compa Public Enemy, bienvenido a esta cibercasa, por la que me gustaría verte frecuentar todo cuanto desees. Y me alegro de que coincidamos en la apreciación general sobre la peli. A tu blog ya le echaré un vistazo más detenidamente, aunque lo que he visto así, en un primer golpe de vista, no me ha disgustado.

Un fuerte abrazo a ambos, y hasta pronto.

acne dijo...

Cuando salio esta pelicula en el cine, iba a ir a verla con una amiga que queria verla, por una u otra cosa, no fui..finalmente la vi en video..menos mal que no habia ido al cine para verla! Como dices, es una comedia de esas tipicas..como para pasar el rato..pero igualmente incluso para pasar el rato deja bastante que desear...

francisco dijo...

LA verdad es que esta película es basatante mala pero seguro le gustó a muchísima gente, esta es la cuestión, ¿para quien esta hecha la película?

liposuccion dijo...

es una pelicula como para ver en grupo, solo te aburres, compartiendola con amigos quizas puedas reirte de alguno de los chistes..

Profesional dijo...

Me encanta Cameron Diaz, soy su fan.. así que de seguro, solo por su actuación, debe ser buena! La miro y les comento.. saludos!

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.