miércoles, 5 de diciembre de 2007

Mi Buenos Aires querido II: Madrid


Hubo un tiempo en que algunos proclamaban que Madrid les mataba. A mí jamás me mató, y tampoco lo hace ahora. También hubo un tiempo en que dejó de encandilarme: se me convirtió en un territorio hostil, incómodo, agrio; un punto del que siempre quería retornar con prontitud, porque, al fin y al cabo, a él no me había apetecido ir. Pero ahora vuelve a gustarme, y mucho. Me gusta pasear por sus calles, amplias, vivas, ruidosas. Me gusta contemplar a sus gentes, esas gentes que vinieron de mil y un lugares (¿alguien conoce a alguien que nació en Madrid...?), y que la dotan de un paisaje humano diverso, rico, sugerente. Me gusta sumergirme en sus fauces, y recorrer extensas distancias en un suspiro de tiempo a lomos de ese gusano loco que horada sus entrañas y se mueve con un frenesí vertiginoso, de aquí para allá, de allá para aquí. Me gustan sus cines, sus tiendas, sus bares. Me gusta su luz, no siempre límpida ni clara, pero siempre presta a bañarse de atardeceres lánguidos, muy lánguidos.

Sí, definitivamente, me gusta Madrid, esa ciudad donde nadie es extranjero; ni siquiera un tipo de un mediano pueblo andaluz (al que, por otro lado, siempre quiero volver: a mi casa, con los míos...) que aún, de vez en cuando, y a pesar de tantas veces, se sorprende a sí mismo mirando embobado algun edificio de la Gran Vía...

7 comentarios:

Josep dijo...

Eso te pasa porque no has estado en Barcelona. :-)

(Es coña)

A mí también me gusta Madrid, aunque no tenga mar.

Y tengo ahí una prima nacida en Madrid, con un esposo nacido en Madrid, y dos hijos madrileños, aunque la niña sea del Barça, por llevar la contraria, supongo...

:-)

Isabel Romana dijo...

Comparto tu fascinanci�n por Madrid, una ciudad en la que tambi�n me siento integrada, y eso que voy poco. Es muy especial, como una gran madre, con lo que esa palabra conlleva, para bien y para mal. Besos, querido amigo.

Corpi dijo...

Yo no he estado nunca en Madrid, aunque me gustaría ir, sobre todo para visitar el Prado. En cuanto a madrileños, por las playas de por aquí los hay a millones, si quieres, te los mando todos para ahí, que aquí, la verdad, caen muy mal. Se creen los dueños, y es que de fuera vendrán y de casa te tirarán.

Enrique dijo...

Ayyy, Madrid. Cómo se la sufre y cómo se la adora, Manuel. Sin embargo, no creo que termine aquí, no. Un abrazo, compa.

Miriam G. dijo...

Tras 13 años de tempestuosa relación llevo 5 alejada de él. Ciertamente no lo extraño. Málaga será más vulgar, más provinciana, no se lo discuto a nadie, pero es muchísimo más cariñosa.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Compa Josep, Barcelona (ciudad en la que, por cierto, y si nada se tuerce, andaré allá por febrero...) es una ciudad que también me encanta, pero que me parece enormemente diferente a Madrid, en todos los sentidos. Eso sí, muy, muy disfrutable.

Compa Isabel, me alegro de que compartamos esa fascinación madrileña; creo, más allá de cualquier consideración particular, que es difícil no dejarse embrujar por sus encantos...

Compa Corpi, eso de no haber ido todavía a Madrid es algo a lo que deberías ir buscándole solución más pronto que tarde, y no sólo por el Prado. En cuanto a la invasión de las hordas madrileñas, aunque no alcance la dimensión de la de vuestras playas, también se deja notar por nuestro casco histórico en fechas punteras (aunque a mí, sinceramente, ni me molestan ni me agradan, es algo que me deja bastante indiferente).

Compa Enrique, a ver si te va a pasar a tí como a Sabina, y le terminas cambiando la letra a tu particular "Pongamos que hablo de Madrid...". De todos modos, nadie mejor que tú sabrá como andas respecto a esa cuestión: si lo tienes bastante claro...

Compa Miriam, te entiendo perfectamente: es lógico que ciudades más manejables, en tamaño y ambiente, resulten más acogedoras. De todos modos, tu perspectiva es totalmente diferente, porque es la que da el haber vivido allí, que no es el caso de la mía, la de un simple e iluso visitante. Varía mucho, supongo...

Un abrazo, y muchas gracias a todos...

Thalatta dijo...

Sí a mi también me gusta, pero eso... de visita, me moriría si tuviera que vivir allí

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.