martes, 18 de diciembre de 2007

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO (THE LORD OF THE RINGS: THE FELLOWSHIP OF THE RING; U.S.A., 2001)


Un espectáculo fastuoso. No cabe calificar de otra manera lo que, a través de casi tres horas de proyección, uno puede contemplar cuando va al cine a ver El señor de los anillos: la comunidad del anillo. Pero, claro está, de ahí a calificarla como la mejor película de la historia del cine, creo que media un abismo casi tan grande como cualquiera de los que nuestros héroes han de afrontar en su larga travesía iniciática...

Como película de género, es totalmente irreprochable: lo tiene todo. Es entretenida, emocionante, y sus aspectos formales creo que marcarán un antes y un después; nunca hasta ahora se habían visto decorados tan espectaculares (desconozco qué porcentaje de "digitalización" hay en los mismos, supongo que muy elevado, pero no es ése un elemento que deba conllevar una minusvaloración de la película) ni escenas de lucha tan fantásticamente desarrolladas: el episodio que se desarrolla en las minas pone los pelos de punta incluso a aquellos que no somos particularmente amantes del fantástico. Y, aunque yo sigo prefiriendo las aventuras de Indy, por más "rústicas" que resulten, no puedo dejar de reconocer la superioridad técnica de la película de Peter Jackson sobre las de la saga spielbergiana.

Ahora bien, para aquellos no amantes del género fantástico –en general- ni seguidores de la obra de Tolkien –más en concreto; y éste es un punto en el que pierdo mucho margen de valoración, dado que desconozco la obra literaria de base, y supongo que ése es un condicionante fortísimo en este caso particular-, la película no pasará de ser un buen divertimento, cine de extraordinaria factura tecnológica, y no carente de otros valores artísticos (las interpretaciones, por ejemplo, donde podemos disfrutar de la muy buena de Ian McKellen, aunque no me lo parezca tanto la del protagonista, Elijah Wood: ¿esa cara de pasmo y aturdimiento–comprensible hasta cierto punto, dado lo abrumador de su carga "anular"-, la tiene que mantener durante las casi 3 horas de metraje? Me llega a resultar un tanto mecánico...), pero no una obra maestra para colocar en los anaqueles con letras esculpidas en oro.

En fin, que ya reventaron las taquillas, público y crítica se rindieron a sus pies, y ahora ya sólo la queda la "recogida de la cosecha" (esos tropecientos Oscar, y muchos diversos premios más), pero el juicio en perspectiva, ese de dentro de unos años, pues eso, que habrá que esperar, naturalmente...

N. del B.: este texto está datado en fecha muy poco posterior al estreno en salas comerciales de la película, pero pocos retoques me cabrían efectuar sobre el mismo: si acaso, la única salvedad de la constatación de que ese "juicio en perspectiva" comienza a ser muy, muy (¿excesivamente, quizá?) benévolo. Habrá que dejar más tiempo al tiempo...

12 comentarios:

Oruga Azul dijo...

Lo realmente curioso de El Señor de los Anillos, una vez que uno se pone en plan freak (cosa que hago a menudo), es saber qué hizo Peter Jackson antes de este exitazo de taquilla. La respuesta (parcial): Braindead, tu madre se ha comido a mi perro.
Verla entera no tiene sentido, pero aproximadamente la última media hora es ilustrativa. Sólo señalo que es una parodía a través de la suprema exageración del cine de zombies.

Andrés dijo...

Pues yo... ni soy amante de lo fantástico en general, ni de tolkien en particular, pero esta película me pareció sencillamente fabulosa (y mejor que las otras posteriores) Un abrazo, ;-) Am

http://andresmartinez.es

Josep dijo...

Aquí un bicho raro: no me molesté en ir al cine a verla; la grabé en vhs cuando la dieron en el plus; luego, pronto hará cinco años, me regalaron el dvd.

¡Y todavía no la he visto entera!

Creo que tendré que hacer un esfuerzo y la pondré en la lista de deberes: igual al final me gusta y todo.

Off-topic: Eso de "N. del B." ¿qué quiere decir? porque hasta ahora he visto N. del A., N. del Tr., incluso n.b.: pero nunca esa abreviatura....

Un abrazo, y ¡Bon Nadal!

Hatt dijo...

Viendo el nivel actual de las supuestas películas de "fantasía y magia", pues sinceramente me parece que sigue manteniendo muy bien el tipo. Los inicios, especialmente de la segunda, son maravillosos. Y lo mágico se nos presenta marcadamente como tal, aunque a veces con excesiva grandilocuencia. De hecho, dejando aparte alguna interpretación, probablemente sea su grandilocuencia, su más difícil todavía y su bigger than life, su punto más negativo.

Por lo demás a mi me encanta (a pesar de que o porque -táchese lo que no proceda- me he leido más de una vez el libro).

Joan dijo...

Para empezar discrepo con oruga azul: ver Braindead entera sí que tiene sentido y no es más que la risa y el cachondeo. La escena de la oreja es deseternillante.

En cuanto a la Comunidad del Anillo (ahora que lo pienso, es como Airbag pero con orcos, ¿no?) cuando la vi en cine -porqué estas pelis hay que verlas en pantalla grande- disfruté como un chaval. Entretenimiento, técnicamente espectacular y el nivel de las actuaciones, pues eso, algunas bien, algunas no tan bien (Elijah, cierra la boca y parpadea ya, ¡hombre!)

Me quedo con la sensación al salir del cine, me pareció que duraba 15 minutos y no 3 horas.

Saludos

Josep, N. del B. debe de ser Nota del becario, el compa Manuel seguro que ya está enfrascado en comercio y bebercio navideño y le ha encargado a su sobrino imberbe que le copie-pegue entradas en el blog...

Manuel Márquez dijo...

Vaya, vaya, como se nota que ésta la ha visto (casi) todo el mundo. Tomo nota, tomo nota...

Compa Oruga azul, a Jackson ya le seguíamos muchos la pista antes de sus "aventuras anulares". Y lo de Braindead, ya lo apunta muy bien el compa Joan, así que a sus palabras me remito.

Compa Andrés, me consta que es algo bastante extendido; supongo que ahí radica buena parte de la grandeza de la peli, en haber sabido trascender el ámbito de su "público natural", ese que la iba a recibir de antemano con la mejor de las predisposiciones...

Compa Josep, por si te sirve de consuelo (y aquí entre nosotros, que ésta es de esas cosas que no se puede decir muy en alto, vaya a ser que se líe...), yo no he visto ninguna de las dos partes posteriores, y tengo mis serias dudas de si llegaré a verlas en algún momento (aunque, ya sabes, como hay que verlas todas...). N del B no significa lo que indica Joan (ya quisiera, ya, con lo liadillo que ando...), sino "Nota del Bloguero". O sea, una tontería como un piano de grande...

Compa Hatt, en mi caso, como ya apunto en la reseña, no he leído el libro, lo cual no sé (como siempre) si supone una ventaja o una rémora a la hora de abordar la peli. Supongo que, también como siempre, en algunos aspectos será una ventaja, y, en otros, un inconveniente...

Compa Joan, Airbag con orcos... Me lo apunto, claro (salvo que me vayas a cobrar copy, o canon digital, o algo similar...), y me sumo a la petición para que Frodo pestañee, aunque sea a partir de la hora y media, o más allá... Vaya monstruo (de los buenos) que estás hecho...

En fin, muchas gracias a todos por vuestros comentarios, y, ya puestos, dadas las fechas, felices fiestas....

Un abrazo.

Josep dijo...

Off-topic resuelto, pues. Estoy un poco distraído, ya ves. Aunque yo también preferiría (para tí y para mí) la version dada por Joan.

Un abrazo.

marcbranches dijo...

Dejémoslo claro: antes de "El señor de los anillos", en la filmografía de Jackson, va "Agárrame esos fantasmas", que a pesar de su título español es una decente y enérgica comedia fantástica. Y, justo detrás, la mejor película, aún hoy en día, del orondo director neozelandés: "Criaturas celestiales". Es una de las primeras películas que reseñé en el blog, porque considero que es una de las mejores de los 90; aparte de descubrir a mi adorada Kate Winslet. "Braindead", una coña marinera inmensa que desparramaba talento visual a través de un guión disparatado, acabó con el género "gore": no se podían ver más vísceras por metro cuadrado. En cuanto a "El señor de los anillos, poco que añadir a la crónica del sr. Márquez. Si acaso, que estas historias de hadas, magos, señores del mal y etcéteras, sitas en imaginarias tierras, siempre me han importado un pimiento. Me he tragado esta trilogía por obligación cinéfila. La mejor es esta primera, aunque quizás su punto álgido esté en la segunda, la batalla de minas Tirith. La tercera me llegó a aburrir (mágicamente, eso sí), pero no se lo digan a nadie...

Corpi dijo...

Amigo, sólo estoy de acuerdo contigo en que habrá un antes y un después de esta saga. Por lo demás yo dudo mucho de ver una película igual. Todos los años me tomo un fin de semana y me las veo las tres (menuda sobredosis dirás), pero disfruto como un enano. Cuestión de gustos.
Permíteme que aproveche para desearte feliz navidad.

Manuel Márquez dijo...

Algunas apostillas más.

Compa Josep, ya veo que te ha quedado claro el asunto. Fenomenal. Eso sí, una pena que a la claridad no acompañe el cumplimiento de los deseos...

Compa Marc, ya veo que tienes, a diferencia de mí, perfectamente controlada la filmografía de Jackson. En contrapartida, veo que compartimos el poco apego a las sagas fantásticas: anillos, dragones, jarripoteres, ¿galaxias...? Uhmmm...

Compa Corpi, no creas que no me alegra que te encante esta trilogía (o cualquier otra): sin entusiasmo no hay verdadero disfrute, y a tí, según cuentas, te desborda por los cuatro costados. Así que ya sabes, no te prives. Ya escribí hace algunos años (y en una publicación que tú bien conoces, Ciberanika) un artículo hace de cómo envidiaba a las personas capaces de introducirse a fondo en esos mundos imaginarios y disfrutarlos con tal intensidad: yo, lamentablemente, soy incapaz (en ésos; en otros, por fortuna, no...).

Un abrazo, gracias a todos y felices fiestas.

Thalatta dijo...

Pues querido compa... es una de mis favoritas, y de Tolkien qué te voy a contar... Tal vez se podría llevar mejor a la pantalla, pero a mi esta versión me encantó. Te doy la razón con Elijah, lo peor de la saga, desde luego. Pero el resto... no llego a tanto como Corpi, pero casi :)
Mira... no se yo si hacerme la maratón que hace una eternidad que no las he vuelto a ver...

Manuel Márquez dijo...

¿Terminaste haciéndote la maraton, compa Tha, o no...? Ya nos contarás, ya... Por cierto, ya me constaba a mí tu veneración por la saga tolkeniana.

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.