miércoles, 25 de julio de 2007

A salto de mata XXIII: Rajoy y Polanco



La profusión e intensidad con que la inmensa mayoría de los medios ha acogido la noticia del fallecimiento, hace unos días, del empresario de la comunicación Jesús de Polanco, no debería ser motivo de sorpresa alguna; al fin y al cabo, estamos hablando de uno de los hombres más poderosos no sólo de este país, sino de todo el mundo hispanohablante, cabeza rectora de un conglomerado multimediático de dimensiones auténticamente colosales. Desconozco con qué perfiles, matices, sesgos y connotaciones habrá sido tratada la información sobre tal hecho –si es que ha sido tratada, he de suponer que sí- en determinados medios particularmente hostiles a su figura –como el diario El Mundo o la cadena radiofónica COPE-, y no sé si en ellos se habrá recalcado, o, al menos, llamado la atención de alguna manera, sobre una circunstancia concreta, relacionada con el luctuoso suceso, que a mí sí que me ha dejado absolutamente estupefacto: la presencia de Mariano Rajoy y sus manifestaciones altamente elogiosas sobre la figura del finado.



De la elevada querencia del españolito (no sé si se trata de fenómeno que también halle acogida tan extensa en otras latitudes; lo dudo...) por colgar medallas en la pechera de un muerto, al que, hasta diez segundos antes de exhalar su último aliento, se había estado despellejando sin la más mínima piedad, ya sabemos todos, y con episodios sobre el particular podríamos no sólo confeccionar un blog, sino empapelar la blogosfera al completo. Pero la desvergüenza del señor Rajoy, ensalzando de manera rotunda y manifiesta a un señor sobre cuyos medios de comunicación se mantiene, aún a día de hoy, un boicoteo informativo por parte de su partido político, me parece que roza ya los límites de lo moralmente tolerable a un personaje con responsabilidades –y no menores- en la esfera de lo público.

Si al señor Rajoy no le quedaban más “cojones institucionales” que hacer acto de presencia en las exequias del señor Polanco, entiendo que por allí se dejara caer, por allí anduviera y por allí se dejara ver: asumo, más allá de lo más o menos que me pueda gustar a mí personalmente, que el sentido de la educación y el respeto a las formas imponen, para determinadas personas, unas obligaciones que hay que atender. También habrá quien argumente que el señor Rajoy tiene todo el derecho del mundo a expresar libremente su opinión (por supuesto, eso tampoco se lo discuto, faltaria más....) y que no hay ninguna contradicción entre su elevada opinión acerca de la figura del difunto y la actitud mantenida por su grupo político –a instancias suyas, que nadie lo olvide- en relación con los medios de comunicación que hasta hace días dirigía. Pero nadie será capaz de convencerme de que lo que a mí me parece un ejercicio de hipocresía y cinismo “políticamente correcto” por parte del señor Rajoy, se trata, en la práctica, de otra cosa.

Porque, vamos a ver, señor Rajoy, si yo le digo a usted que me parece un gran político, el más grande de los políticos españoles, capaz –por su brillantez, inteligencia, conocimiento y templanza- de garantizar la dirección firme, enérgica y vigorosa de un gobierno capaz y cohesionado, dispuesto para llevar a España a las más altas cotas de su historia en todos los órdenes económicos y sociales... Y, después de decirle eso, le digo que a usted y a su partido, yo no le voy a votar jamás en mi vida, ni siquiera con una pistola apuntándome al pecho, señor Rajoy, ¿usted me entendería...? ¿A que no...? Pues eso...

11 comentarios:

apesardemi dijo...

Pero compa Manuel, ¿todas esas cosas le vas a decir a Don Mariano?. Mira que luego se las cree y se crece. Con algunas cosas no se juega que, ya se sabe, las pistolas las carga el diablo ;))

Polanco era un gran empresario, no hay duda. Rajoy tiene más caras que el prota de "La Máscara", hay que decir en cada momento y en cada situación lo más conveniente, no importa si me contradigo, no importa si ayer dije lo contrario. Si hace unos años intentaron meterle en la cárcel. Que corta es la memoria.

Un abrazo, compa.

Joan dijo...

Y qué cortos son los dirigentes del PP, ¿por qué no decirlo? De dislate, en dislate y tiro porqué me toca. Lamentable y, al mismo tiempo, ridículo.

Cuando dices lo del boicot me acuerdo de un día que me miraba Noche Hache (cadena Cuatro, grupo Prisa, recuerden) y Marta Nebot acudía a un desayuno de esos que hacen los políticos para largar un rato y así salir en las noticias de las 14:00h. Pues bien, la troupe de Aguirre, Gallardón, Acebes & cia. contestaban las preguntas de la ínclita reportera. ¿Y el boicot?

Aquí no hay quién se aclare.

Thalatta dijo...

estoy muy cansá a estas horas y nada... que le den al Rajoy y toda la camarilla pepera. Que yo tampoco los pienso votar y etc... Y que la clase política es que son asín, los peperos más si cabe...
Qué sueño tengo compa Manuel (que no tiene nada que ver con el post pero es verdad)... hala besos

e-catarsis dijo...

Como sois la verdad..nada que no le pillais el punto al señor de los hilillos...ainsssss ( movimiento jesuítico de cabeza incluido)
:P

Isabel Romana dijo...

¿No será que se trataba de un ejercicio práctico de perfeccionamiento de la hipocresía? Porque este señor cada día gana más competencia en esa habilidad. ¡Y qué mejor que practicar con un muerto!
Me tomo unos días de vacaciones, así que hasta la vuelta, un abrazo.

Pongo dijo...

Este Mariano....Hubiera sido mejor tratar a Polanco como Polanco ha tratado al PP.

Patri dijo...

Me he pegado una pnzada a leer. Siento muchísimo el haberte tenido olvidado tantos dias pero he estado super liada. ¿Me perdonas?

Que por cierto, me pregunto si sería capaz de hacer el juego que propongo en mi blog. ¿Te animas?

Besotesssssssssss

BUDOKAN dijo...

Muy bueno este post que subes sobre todo para aquellos como yo que no está familiarizado con estos temas y poder tener un poco más de conocimiento sobre lo que sucede en otros países. Saludos!

Manuel Márquez dijo...

Compa Apesar, el "amigo" Mariano, desgraciadamente, no es un caso aislado en estas lides, aunque lo suyo, posiblemente, sea de lo más sonado, porque hay que ver, es que el tío no para... Pedazo de morro...

Compa Joan, está claro que lo de los boicots es algo más de cara a la galería, y de declaración de intenciones, que de puesta en práctica real. Que nadie tira piedras contra su tejado, está claro, y los medios de Prisa los sigue demasiada gente como para pasar tanto de ellos...

Compa Tha, ¿has dormido ya...? (han pasado tantos días, que he de suponer que sí; si hasta has soñado con toallas caídas y cosas raras de ésas...). Si tienes problemas de insomnio, ya sabes: discursos de don Mariano, mano de santo...

Compa-e, ay, el señor de los hilillos; lo jodido del asunto es que, con esta fauna, ni siquiera hace falta hacer mucho trabajo de hemeroteca para darles caña: te dan motivo a diario, siempre fresquito, siempre renovado...

Disculpas por el retraso en contestar, y sigo contestando a los restantes en próxima (y pronta, espero) ocasión; muchísimas gracias por seguir pasando por aquí...

Un abrazo.

marcbranches dijo...

Espinoso asunto. Yo lo plantearía por pasiva: quizás la opinión de Rajoy sobre Polanco esté más cercana de esa hagiografía post-mortem que lo que ha querido dar a entender en vida. Por tanto, su guerra anti-Polanco, en buena parte alentada por los medios de comunicación afines (por razones, no sólo de ideología, sino empresariales) es una muestra más de la deuda que parece tener Rajoy con dichos medios, en especial los cercanos a la extrema derecha (COPE, Libertad Digital), bajo el fideicomiso de Acebes & Zaplana. El nacimiento de "El País" es un acontecimiento fundamental para entender la Transición española, guste o no, lo cual convierte a Polanco, por definición, en un agente importante de ese proceso y, por ende, de la historia reciente de este país, aunque sea de manera tengencial. Y Rajoy, que es pelele, pero no tonto, lo sabe. Quizás así explicado se entienda mejor. O no...

Saludos.

Manuel Márquez dijo...

Compa Isabel, poco (nada, más bien) que objetar a lo que planteas, creo que por ahí van los tiros, ni más, ni menos. Muy felices vacaciones (aunque ya no leas esto...).

Compa Pongo, después de leerte, tan breve, y tan críptico, no sé bien si estás a favor o en contra. Y no me preguntes de qué, porque yo tampoco lo tengo muy claro... Bienvenido, en cualquier caso, a esta ciber-casa...

Compa Patri, no hay nada que perdonar, ni ausencias, ni tardanzas (si así fuera, ya ves qué situación la mía, que me "pierdo" durante días y días; como, por ejemplo, en estos últimos, en que no pasé por tu blog). Ah, y recojo el guante, pasaré por allí, y participaré en el juego, claro que sí (y gracias por contar conmigo, cómo no...).

Compa Budokan, gracias por tu amable comentario. Entiendo que, para los que veis el tema desde fuera, y sin muchos referentes de fondo, todo puede sonar un tanto raro, pero está bien ese asomarse a otras latitudes, siempre enriquece (aunque, a veces, falte perspectiva...).

Compa Marcbrances, ante lo fundado y profundo de tu ánalisis, poco puedo añadir. Creo que lo que dices es bastante certero, y, por tanto, sólo me resta agradecértelo como merece. Espero que te prodigues más por aquí (aunque no siempre se hable de cine, sólo ciertos días...).

Gracias, una vez más, a todos, y un fuerte abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.