lunes, 11 de junio de 2007

Micro XIX: megacentros comerciales


Comprar es la clave de la felicidad... Así rezaba la frase con que se abría Abarca y devora, tema con que se iniciaba la cara B del mítico El limpiabotas que quería ser torero, primer Lp' de Cucharada, grupo señero de la protomovida madrileña. Y ésa es la frase que, inequívoca y automáticamente, me viene a la cabeza siempre que piso uno de estos "santos lugares". Llego, tras largo tiempo sin haber viajado a la ciudad, a la nueva estación de tren de Málaga, pomposamente bautizada como “Vialia María Zambrano” (curiosa paradoja la de otorgar tan literario nombre a algo cuyo único atisbo de literatura es la de los libros que se pueden encontrar en sus dos tiendas de prensa...), y me la encuentro convertida en un hipermegasupermacrocentro comercial (del copón, enteramente...). No se puede decir que la antigua estación fuera un edificio particularmente encantador (nada que ver, desde luego, con otras estaciones andaluzas, como las de Jerez de la Frontera, Huelva o Almería), pero, aún así, en términos de comparación, la diferencia es abismal. Estamos ante el imperio de la velocidad: infinidad de restaurantes de “comida rápida” (¿corre la comida, o corremos nosotros...?), tiendas de recuerdos y de juguetes relacionadas con el mundo de las carreras (hola, Valentino Rossi... ah, que es de cartón, vaya, lo siento, usted perdone...), todos los operadores de telefonía móvil presentes en minúsculos habitáculos (y hasta aquí llegan los “-culos”...), y un par de notas llamativas (al menos a mí, me llamaron la atención....): una tienda de arreglo (cómo no, también rápido: menos de una hora, garantizado, señor...) de ropa y... ni un solo punto de conexión a Internet (de acceso público) en todo el recinto (¿concesión romántica u omisión a subsanar próximamente...?). En fin, los ejercicios de añoranza no son mi fuerte, he de reconocerlo, pero esto, sin duda alguna, ya no es lo que era.

P.S. 1 ojo, que no he dicho en ningún momento que sea peor.

P.S. 2 eh, eh, eh, que tampoco he dicho que sea mejor.

14 comentarios:

e-catarsis dijo...

Buen lunes compa, a ver...que yo ya sé que los lunes son malos pero que pincho en el enlace que se esconde tras la palabra cucharada por ver que es eso de Abarca y devora y s acaso ilustrarme un poco acerca de ese grupo señero y de la promtomovida...y...cual es mi sorpresa que lo que esconde tan sugerente palabra es...una sucinta explicación del término cuchara y sus medidas y7o equivalencias ( ya sé porque no me salen los bizcochos¡acabáranos!) correspondientes...lunes infausto
compa...ya te digo
Del resto de la diatriba ( bueeeeno diatriba menor), nada que objetar, este tipo de congregaciones impersonales de diseño of course en donde parece que lo que vendan es tiempo porque desde luego no apetece estar más que lo justo o nada...son amén de irritantes una horterada del 15 ( yo es que soy muy fan de la/s tienda/s de la esquina aunque el tendero sea un poco petardo...que lo es).
Por cierto para estaciones bonitas de verdad la de Atocha..el resto que mencionas me las apunto ya sabes en el cuaderno azul y lo mismo me doy un garbeo porque esos edificios tienen un encanto especial...los que lo tienen claro
Besos estacionales o estacionados
;-)
PD hace tiempo escribí algo al respecto aunque me centraba en las multisalas de cine....ahí le duele

Miriam G. dijo...

Mi marido que (todavia) me quiere opina que si algún día deja de hacerlo bastará con llevarme a un centro comercial y hacerme girar tres veces sobre mi misma para que me quede allí vagando eternamente sin encontrar la salida... ja, ja, ja.

Se pone de los nervios el pobre, porque los centros comerciales me hacen perder el sentido del equilibrio, el de la orientación, y el sentimiento de ser humana también, no puedo con ellos.

Pero te diré que el punto más llamativo de este que describes, y que por desgracia conozco estupendamente, HM obliga, es que tiene sala de lactancia.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, las cosas de las prisas: lo del enlace intentaré arreglarlo mañana... sobre estaciones hermosas, a mí la de Atocha, como que no me termina de gustar demasiado, aunque ese jardín tropical sí que tiene su puntito (allí he estado hace un momentito, por cierto...). Ah, y esa diatriba sobre multicines, me interesaría leerlo, desde luego que sí.

Compa Miriam, ya veo que tampoco son santo de tu devoción los macrocentros comerciales. Ah, y ahora que lo mencionas, aunque no lo incluí como tercer punto llamativo, sí que me llamó también la atención ese punto de lactancia... (una curiosidad, ¿qué es HM...?).

Un abrazo.

Thalatta dijo...

HM no es una tienda de ropa??? hmmm... yo también me pierdo en estos sitios, y me dan dolor de cabeza, ahora... como haya una tienda de animales o libros me quedo como los niños jejejeje
Atocha me encantó, por ahí en el album del flick tengo alguna foto del año pasado. ¡Qué de tortugas en el estanque todas tomando el sol!
En fin... ni bien ni mal sino todo lo contrario.
Eso sí, fresquito se está jejejej
Besoss

e-catarsis dijo...

Si, Tha es una tienda de ropa
Manuel-compa el post en cuestión aunque como ya te podrás imaginar hablo de eso y de mil cosas más lo publiqé el 7 de enero ...caray llevaba ¡¡¡días!!! en esta cosa que son los blogs, de hecho acabo de comprobar que por aquel entonces no tenía ni comentarios...ufff que cosas, así que cuando tengas un minuto...ya sabes
QUID PRO QUO: yo quiero leer el de Matrix :)

manly dijo...

Pues cerca de donde yo vivo hay una estación convertida en macrositio, y a mi me gusta. Me gusta porque está llena de vida, la gente por los pasillos, cientos de tiendas abiertas a cualquier hora y cualquier día, los niños que te empujan, la música a toda pastilla ¡¡¡¡
ALEGRÍA ALEGRÍA ¡¡¡¡

Patri dijo...

A mí me gustan los hipermegacentros estos... pero cuando hay poca gente... ¬_¬

En Navidades no soporto ningún sitio de estos... me agobioooo muuuchoooo...

Estooo.... ¿me he ido de tema? o_-

Besotes compa Manuel

BUDOKAN dijo...

Me encanta cuando haces este tipo de reflexiones casi sociológicas sobre fenómenos de la vida cotidiana. Disfruto mucho de estos posts. Saludos!

Miriam G. dijo...

HM es una tienda de ropa efetivamente, las camisetas de algodon para enanitos son de lo mejorcito.

Un beso, Miriam G.

Thalatta dijo...

Estoooo... ¡compa Manuel! que en agradecimiento a su sinceridad con respecto a las pelis que no has visto (jijijiji) te regalo un MEME, lo llaman "El juego" (jijijiji) y nada... que mires en Thalatta y allí te explico. ¡Que lo disfrutes!!
Besosss

Manuel Márquez dijo...

Uf, cuánto retraso en contestar (es lo que tiene esto de los viajes...).

Compa Tha, a mí en estos macrocentros no me suelen atraer ni siquiera aquellas tiendas de cosas que me interesan (prensa, música, libros), pero, normalmente, si me he de parar en algún sitio, suelo picar en ésos... En cuanto al meme, en fin, ya he visto algo, pero te contestaré con más tranquilidad en su sitio, en su sitio...

Compa-e, a ver si en un huequecito le echo un ojo a aquello que escribiste (haremos un poquito de ciber-arqueología...); en cuanto a artículos sobre Matrix, e hierbas de ese tipo, a ver si coloco unos enlaces a las páginas donde están, y así están más localizables...

Compa Manly, me encanta que introduzcas una nota discordante: qué aburrido sería esto (y todo) si a todos nos gustara lo mismo... Por cierto, y ya por curiosidad (no sé si malsana): ¿tú vives, pues, cerca de Príncipe Pío, en Madrid...? Porque, con lo que cuentas, me suena a eso...

Compa Patri, no te has ido del tema, qué va, ni muchísimo menos... sólo aportas otra perspectiva diferente, una percepción más. Y así está bien, cada cual con sus gustos y querencias...

Compa Budokan, muchísimas gracias por tus elogiosas palabras: saber que alguien disfruta con lo que escribes es lo que justifica la puesta a la tarea...

Compa Miriam, gracias por la aclaración, y tomo nota (sobre todo, para alguna próxima visita, que igual no va a tardar mucho en llegar...).

Muchísimas gracias a todos por darle a esto un sentido, con lo que aportais, y un abrazo.

Florinda Chic dijo...

Odio los centros Comerciales, ya me los adornen con cines, beauty shops o lo que sea, el día que me vea paseando por uno un sábado tarde, reconoceré que estoy acabada :)

manly dijo...

jeje, Manué, yo en el mundo del blog siempre que hablo soy la tarta del cumpleaños, la asesina del crimen, la galardonada del premio...
y así siempre afirmo para luego siempre negarlo.
:)

Manuel Márquez dijo...

Compa Florinda, me alegro de que pongas la nota rotunda y contestataria; de todos modos -y es que el que avisa, no es traidor, ya sabes...-, también he de decirte que todo, o casi todo, llega, y tampoco pasa nada (o casi nada). Escuece un poco, al principio, eso sí, pero la adaptación es rápida. Cosas de humanos, vaya...

Compa Manly, espero que tu abuela no visite mi blog: la vas a defraudar...

Gracias a las dos por dejaros caer por estos ciberpagos...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.