lunes, 4 de junio de 2007

Metablog XVII: cantidad, calidad (y fidelidad)


Y no es que pretenda parafrasear el lema de los revolucionarios franceses del XVIII, no, no, nada de eso... Hace no muchos días, y al hilo de otro artículo de esta misma sección, mi compañero Corpi expresaba, en un comentario, su preferencia por la calidad (de sus lectores) frente a la cantidad. O, dicho de otro modo, mejor pocos y buenos que muchos y vaya usted a saber cómo…

Es una opción, no sólo enormemente respetable, sino además honesta y atenta con aquella gente que tiene la gentileza de leerte: no tengo nada que objetar a la misma. Pero, como bien pueden suponer, amigos lectores, hay gente –entre la que me cuento- que se maneja con algo más de codicia, y no sólo aspira a contar con (un buen puñado de) buenos lectores, sino a la que, por otro lado, le gustaría contar con miles -¿qué digo miles? millones…- de lectores, con independencia de que sean buenos, malos o regulares. Y, para terminar de rizar el rizo, lejos de conformarse con la cantidad, también se pretende y desea la fidelidad: o sea muchos, y, además, fieles, que entren a leer tu blog todos los días y dejen extensos y jugosos comentarios todos los días (a ser posible, también elogiosos y, llegado el caso, amables y cariñosos).

¿Excesivo, iluso, soberbio, fatuo, imbécil, ególatra sin cura…? Posiblemente; todo eso, y algo más, quién sabe. En todo caso, supongo que son pretensiones compartidas –en mayor o menor grado- con toda persona que escribe “en abierto”, expuesto a la lectura de todo aquel que tenga a bien acercarse a sus líneas (para una escritura restringida a un grupo predeterminado de personas, hay, naturalmente, otras vías...). Pero también, más allá de la componente jocosa de esos “delirios de grandeza” (que, sinceramente, hace algún tiempo no me hubiera atrevido, por pura cuestión de pudor, a exponer abiertamente...), está claro que hay que ser realista, y tomar conciencia de los límites alcanzables.

En un ciberespacio en el que la atomización y volumen de la “oferta” (es decir, los blogs disponibles) es de dimensiones estratosféricas (y sin que se vislumbre una ralentización del crecimiento: esa búrbuja, a diferencia de lo que se viene predicando de la inmobiliaria, no se va a pinchar así como así...), sería absurdo pretender contar con un número muy alto de lectores, por muy excelsa que pueda ser la calidad del blog que les ofreces. En cuanto a su calidad (no la de tu blog, sino la de los lectores del mismo), es ése terreno tan pantanoso -¿alguien sabría explicarme qué es un “buen lector”, o un “mal lector”....?-que la única idea clara que sobre él albergo es el de la completa seguridad de que, en caso de transitarlo, lo único que conseguiré es acabar de fango hasta las cejas. Y, qué quieren que les diga, no es plan. Tampoco es plan, por lo absurdo, dada la volatilidad y dispersión del “medio”, el pretender que este alto número de lectores te siga con disciplina y rigor prusianos.

A lo sumo, y a fuer de insistente en una línea (temática y de estilo) con la que se sientan tan identificados como para que les merezca la pena dedicarle a su lectura el tiempo que le dedican, podrás captar (y, además, maravilla de maravillas, conseguir que te lean con regularidad...) un puñado de ellos. Y dejo el vocablo “puñado” en la más absoluta indeterminación –mejor así, creo....- en cuanto a número y/o volumen: para algunos blogs muy exitosos, el puñado será bastante grueso; para otros, de alcance más modesto, el puñado será, muy probablemente, un puñadito.

Pero un puñadito que es un tesoro; y que, como tal tesoro, bueno es cuidar, mimar y preservar. Creanme si les digo que ésa es siempre mi intención, mi voluntad; lo que no tengo tan claro es si mis logros, al respecto, están a la altura de mis deseos (siempre es difícil de saber...). Por lo tanto, no me queda alternativa: hay que seguir intentándolo. Este es otro intento. El penúltimo (siempre es el penúltimo...). Feliz semana, (mis excelentes y fieles) amigos lectores...

23 comentarios:

Thalatta dijo...

Bueno, para variar me presento en lunes y recién posteado casi.
Esto de los blogs y los comentarios va en cada persona. He estado en blogs de una calidad inmensa que no suelen pasar de los 6 comentarios, si llegan, y es que hay veces que hasta te da miedo decir nada...
Te puedo decir que solo comento en aquellos que me inspiran cariño más que por la calidad, pero eso no quita para que la tengan (como en tu caso).
En fin... solo hay que dejar pasar el tiempo para que te crezcan los comentarios, verás...
Pero hay una ley en la blogosfera para que te conozcan más: comentar en los otros jejeje
Creo que al final he conseguido escribir más en los blogs amigos que en el mio propio ¡y me encanta!
Halaaa... halaaa... quejica...
Besosss (ufff qué tarde es)

BUDOKAN dijo...

Muy buenos y acertados como es habitual este tipo de razonamiento sobre los blogs y sus funcionamientos. Temas que nos interesan a todos los que estamos aquí. Saludos!

apesardemi dijo...

En la práctica entiendo esto de la blogosfera como entiendo la vida misma y como entiendo las relaciones de compañerismo o de amistad.

En la vida, al final, te mueves en equis (esta palabra debería escribirse con x) círculos, es imposible hacerlo siempre en todos los existentes. Y en esos círculos vas tejiendo relaciones generalmente recíprocas.

Nos gustaría abarcar muchos círculos pero es más complicado cuantos más queramos.

Prefiero menos blogs nuevos (lo que suele significar menos lectores) y mantener las relaciones con los que conozco y me gustan (coincido con Tha en que me motiva más el cariño, la persona que la calidad del blog).

Querido Manuel creo que me he enrollado un poco ;)

Un abrazo

Manuel Márquez dijo...

Compa Tha, muchas gracias por tan pronta y rauda visita (e insisto, me encanta tu nuevo avatar). Muy juiciosa e interesante tu aportación, en la que señalas algunas claves sobre ciertas "mecánicas blogueriles" básicas: ciertamente, es así, cual tú lo señalas, como funcionan... Supongo que estos metablogs se extenderán en ello algún día (y ten por seguro que alguna idea te tomaré "prestada"). No sé si el artículo suena quejica -mi temor era que sonara (excesivamente) vanidoso...-; la verdad es que quejarme, no me quejo, más bien al contrario. Y sí que era tarde, vaya que sí (hace años que no me acuesto yo a esas horas...).

Compa Budokan, muchas gracias por tus elogiosas palabras: animan a seguir "tirando p'alante" con este invento. Esto del metablog fue un invento (lo de invento es una expresión jocosa: la tinta y la pólvora ya estaban inventadas también...) que se me ocurrió un día en plan coña, y la cuestión es que, no sólo se ha ido prolongando y engordando, sino que, en este momento, es una de las secciones para las que casi nunca me falta contenido previsto.

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Compa apesar, veo que mi comentario de respuesta se ha "cruzado" con el tuyo (más o menos); me alegro un montón de leerte por aquí, y qué juicioso y sensato lo que comentas: es una opinión que ya me habías hecho llegar al hilo de un metablog de tema similar al de hoy, y que me parece una excelente "hoja de ruta" para moverse por estos ciberpagos -aunque a algunos nos cueste más moderarnos (y también contemos con más tiempo, quizá). Ah, y tengo que seguir insistiendo en que nos debemos un café (me consta que igual lo tienes complicado, pero yo no voy a cejar en el empeño, que te conste...). De corazón, muchas gracias.

Un abrazo.

e-catarsis dijo...

Querido Manuel dos puntos
Me vas a permitir, porque la respuesta esta vez me ha salido "algo"....muuuucho más extensa de lo habitual que te conteste con un hilo en mi casa...siempre me gusta leer tu glob ( me encanta ese juego de letras...muestra mucho de vos ;-) ) y en esta ocasión has sido además fuente de inspiración para una pequeña y dispersa reflexión de algo que inevitablemente he (hemos) pensado muchas veces

Reincidir es en este caso un placer...

Besos compa...dos que no hay que abusar :))

Miriam G. dijo...

Yo soy breve en los comentarios, pero es que mi prosa es así. Voy a decir algo que suena a perogrullo, pero yo me conformo con que mis lectores sena dos o doscientos me lean, que es lo mismo que hago yo en los blogs que como este no sólo digo que leo, si no que leo. Por qué me temo que estamos en tiempos de la lectura en diagonal, de leer lo suficiente para comentar y quedar bien, eso no me gusta.

Por eso me encantan los comentarios que me dejas Manuel, porque no solo me lees si no que reflexionas y opinas en consecuencia. Resumiendo, te quiero.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, ¿cómo es eso de que te vaya a consentir...? Faltaría más; no sólo eso, ardo ya en ascuas por leer tus disquisiciones sobre el tema, en esa tu casa que a mí también tanto me gusta visitar, y de la que me congratula ser, por una vez (y no sé si servirá de precedente), fuente de inspiración... Ah, y abusar, nunca abusas: ni en largo, ni en corto...

Muchas gracias y un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Otra vez que se me cruza respuesta y comentario...

Compa Miriam, qué bonito lo que dices, y cuánta razón llevas (veo que eres sagaz observadora de lo que se cuece en muchos blogs, cierto: lecturas al bies, comentarios apresurados -y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra -yo también peco, también; no siempre, pero sí a veces...-). También para mí es una satisfacción tenerte entre mis lectores y una alegría disfrutar (y que otros lectores disfruten) de tus comentarios: la prosa breve y directa -sobre todo, para los que no la tenemos-, cuando está bien pergeñada -como la tuya-, mejor que la otra. Intentaré seguir siendo digno de tu confianza y de tu estima (pero ojo con las efusiones, que tendré que cerrarle el acceso al blog a mi mujer...!!!).

Un abrazo enorme y muchas gracias.

Florinda Chic dijo...

Entre puñados o puñadito es difícil de escoger. La ambición es rubia, ya sabes compa:)

Manuel Márquez dijo...

Compa Florinda, gracias por la visita... difícil elección, es cierto; en todo caso, yo no sé si será rubia o morena, lo que sí te puedo asegurar es que es muy puñetera (y, además, con el paso de los años, como las arrugas o los kilos, cada vez más difícil de enmascarar...).

Un abrazo.

Patri dijo...

No eres ni egoista ni nada de nada por desear tener muchos lectores. Los tendrás porque escribes y te expresas muy bien.

Curiosamente yo también llevo unos días pensando sobre mis lectores, cuando empecé estaba convencida de que no me leería nadie, y créeme si te digo que me asombro todos los días cuando veo los comentarios. Es una sensación genial.

Por cierto, no hace falta que te diga que yo soy una lectora más de tu glob. ¡¡Me encanta!!

Besotes compa Manuel (me encanta cuando me lo dices en mi blog)

Rogolagos dijo...

Es cierto... a mi me pasa eso... en general esctibo mucho pero me postean poco (buuu es triste ablar solo)... pero mientras no te sientas esclavos de los medios o te imites a ti mismo todo bien

muchos saludos y como siempre gran blog

Alicia dijo...

Manuel, encantada de conocerte. Y bienvenido a lápices para la paz.
Es también tu casa.
Un abrazo

Joan dijo...

¡¡¡Excesivo, iluso, soberbio, fatuo, imbécil, ególatra sin cura!!!

Je, je, no he podido evitarlo...

Ahora en serio, suscribo todas y cada una de sus líneas de este último post, en serio.

PS: ¿Cómo podemos traducir "post"? Es como gadget=chisme. ¿Comentario, escrito, publicación¿ Mmmmh...

Joan dijo...

¿Por qué repito "en serio"? Seré mam*n...

e-catarsis dijo...

Joan jajajjaa no me asustes al compa porfa...como eres de verdad
:P

Compa Manuel, Joan es mi padrino blogero...el GRAN CULPABLE..ea dicho queda
:))

Thalatta dijo...

Ufff en mis principios blogueros también me afané en buscar la traducción de post al castellano, pero nada, no he encontrado una palabra que se le asemeje...

Corpi dijo...

Coño Manuel me has hecho sonrojar cuando he visto mi nombre escrito en tu última entrada, muchas gracias por tan elogiosas palabras. En el fondo se trata de eso, de escribir algo que haga refleionar, aunque sea un poco, al lector. Evidentemente no todo lo que escribres debe tener un fondo sesudo, menudo coñazo, también hay que entretener de vez en cuando. En cuanto a lo que se comenta por ahí de que se hacen muchos comentarios para quedar bien, confieso mi pecado, yo también lo hago, la mayoría de las veces por falta de tiempo, por eso prefiero tener pocos lectores, a los que me siento obligado, por falta de tiempo. Yo cuando visito un blog nuevo, lo pongo en cuarentena, si después de unas cuantas visitas me gusta, lo apunto, si no, adiós muy buenas. Tú pasaste la criba con muy buena nota.
Salut i força al canut

Isabel Romana dijo...

Me alineo contigo: también a mí me gustaría tener muchos lectores y muy fieles. No tengo vocación de dirigirme a minorías, sino a todo el mundo que tenga ganas y tiempo de escuchar una historia. Todos esos oídos son respetables para mí y a todos los respeto y agradezco el tiempo que me dedican. Ojala supiera cómo conseguir llegar a más personas, aunque en absoluto puedo quejarme, porque ya tiene mérito el que me sigan en historias tan largas como la que estoy contando ahora. Saludos cordiales, querido amigo.

Manuel Márquez dijo...

Uff, qué alegría, un día perdido, y cuando vuelvo me encuentro con vuestros comentarios: maravilloso...

Compa Patri, gracias por tu cariñosa y elogiosa nota y por ser lectora fiel de este invento. Y no te debería sorprender tener tantos seguidores del tuyo: te manejas con gracejo, soltura y naturalidad, y eso es algo que no siempre se encuentra en este mundillo...

Compa Rogolagos, gracias también por tus elogiosas palabras. Y no te preocupes por el silencio, sigue insisitiendo y el retorno te terminará llegando, ya verás como sí...

Compa Alicia, bienvenida a esta casa, me ha hecho mucha ilusión encontrarme con tu comentario. Y ten por seguro que seré visitante asiduo de tu blog: el empeño (y la forma de llevarlo a cabo) lo merece...

Compa Joan, qué alegría verte de nuevo por aquí.... ¿traducción de post...? La desconozco, pero lo que sí te puedo asegurar es que se trata de un palabro que no me gusta utilizar para designar un artículo, nota o reseña (y reconozco que igual peco de pijotero con los barbarismos, pero es una manía que tengo, aunque no siempre me la respete a mí mismo...).

Compa-e, no te preocupes, que ya estoy viejito para sustos...; por cierto, si el amigo Joan es tu padrino bloguero, ya tengo algo gordo que agradecerla, mira tú por dónde...

Compa Tha: traducción supongo que sí que habrá (aunque yo el inglés no lo domine en absoluto...), el problema es si esa palabra tiene mucho o poco que ver con aquello que denominamos como post en este ámbito "blogueril"...

Muchísimas gracias a todos y un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Compas Corpi e Isabel, que no me he olvidado de vosotros (sólo tomaba aliento...).

Corpi, soy yo el que debo agradecerte tus palabras, tan estimulantes, y, desde luego, es para mí una gran satisfacción saber que cuento contigo como fiel lector, y con tus aportaciones, vía comentarios, para enriquecer eso que lees...

E Isabel, ¿qué te voy a decir a tí sobre tus propias palabras, cuando tú, precisamente, cuentas con la más nutrida y fiel legión (dicho sea sin segundas...) de seguidores -entre los que me cuento-? Y, desde luego, no me sorprende lo más mínimo: en primer lugar, porque el "producto" que les (nos) ofreces, es de primerísima calidad; y, con independencia de ello, y "a mayores", tienes el detalle de dedicarles (dedicarnos)una parte de tu tiempo para dedicarnos siempre una palabra cariñosa. Eso también es algo muy valioso, compa, mucho...

Un abrazo enorme (y a ver si mañana saco hueco para: 1, actualizar; 2, leer vuestras actualizaciones; o mejor, invierto el orden, que más me valdrá...).

Otro abrazo...

Miriam G. dijo...

No veo yo que esto se actualice a un ritmo adecuado ja, ja, ja

Un beso y buen fin de semana Manuel.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.