lunes, 25 de junio de 2007

Metablog XIX: enlaces


Uno de los elementos en que, desde un principio, las webs convencionales (y ya veteranas) y los blogs (pujantes, emergentes) han venido coincidiendo –al menos, de manera muy frecuente- es en el de la disponibilidad de enlaces: en mayor o menor número (hay quien dispone en su blog de una retahíla de enlaces interminables; otros, por el contrario, se manejan con una cortísima lista; hay quien, sencillamente, ni tiene...), con mayor o menor relieve (hay quien los tiene en lugar preferente y bien ostensible de su blog; otros los colocan por ahí, escondidillos, pobrecitos ellos, sin apenas posibilidad de dejarse ver...), atendiendo en su colocación a los más dispares criterios (hay quien los pone atendiendo a estrictos criterios de reciprocidad; para otros, prima el gusto personal, y en sus enlaces figuran las webs o blogs que más le apetecen; hay unos terceros para los que cualquiera sabe...); la cuestión es que ahí están, y no dejan de tener su importancia ni su interés (en mi caso, siempre ha habido páginas que he tenido entre mis favoritas porque la “bondad” de su listado de enlaces me permitía usarla cual si de un portal de acceso genérico a Internet se tratara...).

Recuerdo que, en mi primer blog, llegué incluso a iniciar una sección en la que, bajo el título de Enlazando, que es gerundio, iba dando cuenta (aunque de manera bastante irregular y asistemática), a través de una breve reseña explicativa, de los enlaces que iba incorporando paulatinamente al mismo. Supongo que una manifestación más de ese irrefrenable afán por explicarlo y/o justificarlo todo (como si fuera necesario); o, más bien, una jugarreta de charlatán: como se trata, en el fondo, de escribir, escribir y escribir, pues escribamos también de esto. De una forma u otra, ahí quedó la cosa. Y digo “quedó” porque la iniciativa no ha tenido continuidad en mi nuevo blog, aunque sí que se van incorporando al mismo enlaces con cierta regularidad.

¿Criterios para las incorporaciones? Pues, qué quieren que les diga, no tengo un criterio fijo definido. En principio, me atengo escrupulosamente a una regla de reciprocidad, ya sea tácita o explícita, y ya me guste más o menos el blog al que enlazo. Si veo aparecer en un blog un enlace al mío (ya sea con o sin aviso previo al respecto), coloco en el mío el enlace correspondiente. Bien es cierto que, a fecha de hoy, aún no se me dio el caso de encontrarme con un enlace desde un blog respecto al cual pudiera tener serias reticencias (pongamos, a título de ejemplo –y tengo la positiva certeza de que jamás pasará, pero el mundo es muy raro y la gente está muy loca, nunca se sabe...-, que mañana me encuentro con un enlace a mi blog en la web Libertad digital): sinceramente, no sé qué haría entonces. Supongo que, dado que no estaría dispuesto a actuar con la reciprocidad habitual, sí que, al menos, le pediría que retirara el enlace. Pero, de veras, no lo sé...


Por otro lado, tampoco tengo empacho alguno en colocar enlaces a páginas que me resultan interesantes, curiosas o llamativas, aun cuando no medie reciprocidad alguna en el caso. De hecho, algún enlace hay en mi blog que responde a tal premisa: si el contenido de la página enlazada me resulta lo suficientemente interesante como para estimar que a mis lectores, por una mera cuestión de afinidad, también les puede interesar, entiendo que mi compromiso ha de ser el de “facilitarles la tarea”; en definitiva, ¿qué importa la autoría del material, si es de buena calidad?. Pero tampoco se trata de una pauta muy habitual, y quizá sí que debería serlo, desde una perspectiva más proclive a compartir y difundir y menos ombliguista: entono el mea culpa y procuraré ponerme a la tarea.


En cualquier caso, y sin contar con una voluntad decididamente restrictiva sobre la cuestión –y desde el respeto hacia aquellos compañeros que lo hacen de esa manera-, tampoco me apetece convertir mis secciones de enlaces en listas extensísimas de webs y blogs (a los cuales, por otro lado, y por imperativos de tiempo disponible, ni siquiera podría prestar una mínima atención); pura cuestión de gusto o apetencia personal, que en absoluto implica niguna descalificación o reproche a aquellos compañeros que optan por una alternativa diferente. Por supuesto, tampoco descarto la posibilidad de que, más adelante, y si el blog tiene la continuidad suficiente, mi lista de enlaces llegue a adquirir un volumen bastante mayor del que actualmente tiene. Tiempo al tiempo....


Opciones, alternativas, posibilidades. ¿Cuáles son las vuestras, compañeros del mester de bloguería...? De alguno ya me sé argumentos y fundamentos, porque expresamente los han hecho llegar a su público lector, pero de otros muchos más me gustaría saberlo. Emplazados, pues, quedan...

15 comentarios:

Thalatta dijo...

Pues en mi más de año y medio blogueando he llegado a una colección más que extensa de enlaces que voy colocando por riguroso orden de encuentro. Y los hay que me tienen enlazada pero también los hay que no. Porque a una le da más o menos igual que me enlacen (aunque algo de ilusión me hace para qué te voy a engañar). Pero donde creo tenerlos todos toditos es en mi programa de feed, que es la única manera de enterarme si los friends han posteado. Y así me presento la primera como es el caso ;)
Contestado quedas jejeje
Besoss

Miriam G. dijo...

Me voy a cargar la mitad de mis enlaces ¡ea!

Un beso, Miriam G.

apesardemi dijo...

Te cuento,

Criterios: fundamentalmente enlazo los blogs que me gustan y que visito regularmente (siempre hay alguna excepción). No es determinante la reciprocidad.

Orden: Comencé por orden de descubrimiento pero al pasar al Beta perdí ese ordenamiento y se quedó en una ecléctica relación alfabética.

Cantidad: Me gustaría que no fuera excesiva.

Un abrazo enlazado.

Manuel Márquez dijo...

Compa Tha, qué agradable sorpresa (porque la cuestión es que no te esperaba hasta el fin de semana...). Muchas gracias por tus aclaraciones; y, desde luego, a mí también me hace ilusión que me enlacen: quieras que no, no deja de ser una cierta forma de reconocimiento. En cuanto a feeds, de eso hablaremos en el próximo metablog (es lo que toca...).

Compa Miriam, no lo hagas, no lo hagas; que, al fin y al cabo, tú eres de las de lista "controladita"... Y, además, nutritiva y de excelente calidad: no paro de encontrarme agradables sorpresas (el último blog que ha entrado en mi agregador ha sido el de Enrique Ortiz, por ejemplo: muy bueno...).

Compa Apesar, también una alegría verte por aquí (y ya me gustaría verte más, pero tampoco se puede ser agonías...). Muy explicativo y clarito en tus notas; en mi caso, también el orden es alfabético, pero por una cuestión de pura manía personal, no por evitar marcar preferencias o algo similar.

Y para terminar, le tomaré prestado al compa Apesar su saludo, pero lo haré extensivo: abrazos enlazados a los tres...

Miriam G. dijo...

No viene aquí, pero ahí va. Ayer llegué tardísimo de la puñetera reunión del AMPA, así que de Sidoni ni hablamos. Esta mañana me he subido al coche, he puesto la radio y sorpresa estaban sonando, para que luego digan que no existe la justicia poética Manuel.

El blog de Enrique es bueno, y el es un encanto, si señor. ¿Tienes la reedición del ultimo concierto? Cuando lo abres te encuentras esto:

LA LIBERTAD Y SU PRECIO

A través de los cambios, más alla de mudanzas, por encima incluso de uno mismo, de las edades y los gustos, de ciertas derivas y de algunos aciertos, yo he sido devoto y fiel a 091.
Porque nosotros crecimos con cada disco, con cada concierto, envueltos en unas canciones que arrojaron más luz sobre nosotros que todo lo que nos habían contado y todo lo que habíamos leído. Mucha más luz incluso que esa suma incierta de lo que habíamos vivido.
091 perfiló, con los pespuntes exactos de sus guitarras, un país que era para nosotros, tejió una historia que era la nuestra, e hizo que estallara en el aire todo lo que era impuesto y falso, todo lo que se había acordado sin nosotros. 091 fundó un lugar y un tiempo que fueron los nuestros.
Porque uno es un vinilo rojo, aquella espera a que abrieran para comprar el nuevo disco, la paga mensual anticipada para una entrada, hacer dedo para un concierto. Uno es un salto de emoción, un aplauso con los brazos en alto, un grito colectivo y, por supuesto, aquella lágrima derramada ante lo bello de la certeza de aquel espantapájaros que habló de "la libertad y su precio".
Último concierto tiene el color de las terrazas a finales de septiembre, de las tumbonas solas en una playa mientras atardece un viento húmedo y extraño.

Último concierto tiene un olor a toldos recogidos, a bicicletas plegadas y engrasadas al final de un garage para el próximo verano.

Último concierto suena a aquella despedida y cierre que la televisión emitía a diario y sabe como un cigarro encendido para hacer balance.

Último concierto es un fina de época, un castillo de fuegos artificiales mudo en el horizonte, lo que termina y comienza a un tiempo.

Último concierto es otro arma cargada de futuro por todo lo que nos dio y que jamás podrán quitarnos, por lo que tiene de vigente, por su coherencia, por su audacia y por su inmenso valor artistico.

Es futuro porque diez años después no sigue acompañando como nunca.

Enrique Ortiz


Un beso, Miriam G.

Florinda Chic dijo...

Mi criterio es también la reciprocidad, pero como buena señorita, nunca doy el primer paso :)

En mis post pongo muchos links útiles que amplían lo que digo porque a veces si no, no pillas la gracia y porque no hay mejor cosa que ponerle cara por ejemplo a un actor.

Por otra parte, todos y cada uno
de los que tengo linkados los suelo repasar casi a diario, titánico pero enriquecedor.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Hatt dijo...

Yo básicamente suelen ser cosas que visito con cierta regularidad por el motivo que sea (vamos cosicas que me pueden interesar), así libero mis marcadores de más enlaces.

Manuel Márquez dijo...

Compa Miriam, no sé si compadecerte o envidiarte por lo prolongado de tu reunión del AMPA (es que la nuestra es tan abúlica que casi ni nos reunimos), pero me alegro de que, al menos, hubiera justicia poética: algo es algo... El texto de Enrique, precioso, pero no lo conocía; la edición que tengo del último concierto es la primera (lo compré recién salidito del horno, aún había ecos del "mucho cero" en mi cabeza...).

Compa Florinda, me alegra comprobar que eres una chica decente, como las de antes, y no una de esas pelanduscas que tanto abundan por ahí, y que, a las primeras de cambio, hala, ahí que te plantan un enlace "portolmorro"; así me gusta, sí, señora... Por cierto, buen apunte el que haces sobre los enlaces "interiores" (es decir, los de las reseñas), no me había referido a ellos, pero también tienen su trascendencia (lo dejaremos para otro metablog...). En cuanto a lo del "tiránico, pero enriquecedor" (ah, perdón, que era titánico: puñetero subconsciente...), me has dejado patidifuso. Me lo apunto, y, aprovechando en una de éstas que no me veas, te lo chorizaré vilmente en cualquier artículo (si no me vas a demandar a la SGAE, claro está...).

Compa Rodrigo, no entiendo ni portugués ni de camisetas personalizadas, pero nada, nada, tú, tranquilo, que así empezó Bill Gates, haciendo publicidad en los blogs, y fíjate dónde anda ahora el tío...

Compa Hatt, otra perspectiva diferente, el de la sección de enlaces como "aliviadero"... pues, la verdad, no se me hubiera ocurrido, pero, ya puestos, no deja de tener su fundamento, vaya que sí...

Gracias, una vez más, por vuestras visitas y comentarios, sois unos soletes...

Un abrazo.

marcbranches dijo...

Pues mi criterio a la hora de colocar enlaces es, básicamente, dejar que lo haga mi compañera Alicia... así que habría que preguntarle a ella... Creo recordar que empezamos con una serie de páginas web de cine que considerábamos de utilidad o de interés. Luego, al irnos integrando en la comunidad bloguera, hemos atendido al criterio de reciprocidad, sin que sea determinante ni mucho menos. Mi gran aportación fue... situarlos en orden alfabético (si lo hago con mi colección de DVD's, ¿por qué no iba a hacerlo con los enlaces? Un maniático es un maniático).

Me sorprende tu aversión a Libertad Digital, quizás la mejor página web humorística de internetlandia. Uno, que en su corta vida de blogger ha sido ya vetado por Lucasfilms y ha aparecido en el suplemento cultural de "El Mundo", recibiría con lágrimas de emoción un enlace en ese equilibrado, juicioso, objetivo, dicharachero y desternillante lugar de recogimiento intelectual, en el que actúan, para solaz de los buenos paladares (como el mío) del humor más sofisticado, grandes comediantes como Pío Moa, César Vidal o el insigne Federico Jiménez Losantos, ese hombre. Fede, tío, va, enlázame...


Voy a tomarme la pastilla. Saludos.

e-catarsis dijo...

Pues...ultimamente creo que voy rezagada de manera sistematica, aunque tal vez fuera que antes llegaba de avanzadilla...no sé, luego le echo una pensada.
Pensada que no le he dado a esto que mencionas de los enlaces, supongo que un criterio es la reciprocidad, otro que me gustan ( me enlacen o no, esto es lo de menos), tengo uno incendiario ( juas juas) ese ...me gusta a mí...bueno y a ... más...¡qué más da!, ahí está, tengo otros que no tienen nada que ver conmigo...en ningún sentido ¿por qué los tengo?...por que yo lo valgo ¡ea!
EL CRITERIO ES QUE NO HAY CRITERIO, es mi espacio, bueno el mío y el de todo aquel que de manera respetuosa venga a mirar o...a decir algo, es mío y de mis "amigos" esos a los que estoy acostumbrada y...me gusta que entren y enreden , es mío y...NO HAY CRITERIO...EN ESTO NO...ES PURO IMPULSO...sin más ni menos ;-)
Saludos Compa Manuel :))

PD Por cierto hay blogs a los que entro porque son muy buenos pero me abstengo de comentar porque...no tengo más tiempo y no me quiero ver en la obligaciópn de devolver más visitas....creo que esto es todo que dijo Porky jur jur


...tiempo :( ¿alguien me presta?...

Manuel Márquez dijo...

Compa Marc, qué agradable sorpresa el verte por aquí... y vaya morro que le echas; o sea, que la compa Alicia es la encargada de la "logística de enlaces": bien, bien... Y lo que más me ha sorprendido es tu enorme afición por ese azote de herejes que es Libertad Digital; espero que te pases por aquí después de la ingesta de la pastilla, y me vuelvas a dar una opinión, que igual ha cambiado algo...

Compa-e, compa-e, precisamente me refería a tí cuando hablaba de compas de los cuales ya tenía referencias acerca de su enfoque sobre el tema (que tú ya te explicaste bastante bien en un artículo de tu blog sobre el particular). Me alegro de que hayas sacado un huequecito para pasar por aquí, entre microondas y cascotes: tiene mucho mérito...

Un abrazo.

Patri dijo...

Yo quité los enlaces a los blogs. Cuando lo hice tenía en el blog a 16, pero en mi google reader habían unos cincuenta... ¬_¬

La opción fue poner el enlace donde voy añadiendo algunos post de los blogs que leo, quizás no se vean todos los blogs, pero a mí me gusta esa opción.

Besotesssssssssssss

marcbranches dijo...

Me reafirmo en mi afición a Libertad Digital. Visto de la manera adecuada, es una inacabable fuente de monólogos humorísticos mucho mayor que la Paramount Comedy.



No irás a decirme ahora que todo eso que dicen va en serio...

Manuel Márquez dijo...

Compa Patri, sí que recuerdo bien tu "mecanismo", me llamó muchísimo la atención la primera vez que lo ví. Otra forma de darle cancha a contenidos que consideras de interés, tan válida como otra cualquiera...

Compa Marc, eres un irreductible... si, incluso después de soplarte la pastilla, sigues en tus trece, no me dejas alternativa: te reservaré una noche loca de hotel, con jacuzzi, mariachis y daiquiris, junto a Federico Jiménez Losantos. No me dejas otra...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.