domingo, 17 de junio de 2007

Grageas de cine XXXV: a propósito de... El violín (México, 2005)


Excesos de: violencia tremendista, simplismo maniqueo, perspectiva naif, juicios morales.... el catálogo de fallas y deficiencias (y todos los excesos apuntados, cuando se dan en dosis demasiado cuantiosas, por supuesto que lo son) que cabe encontrar en muchísimas de las películas que, a lo largo de la historia, han adoptado como eje temático un conflicto armado, no se agota con la relación antes apuntada, pero es muy probable que sean ésas las más frecuentes y comunes, y también se puede convenir fácilmente en cuán difícil es encontrar un film en el que no se detecte, al menos, alguna de ellas. Por increíble que parezca (al fin y al cabo, estamos ante la primera película de su director, Francisco Vargas, que adquiere tan amplia repercusión internacional -su presencia (y reconocimientos) en festivales ha sido de gran recorrido-), El violín no incurre en ninguno de tales excesos, y, con su acerada fotografía en un blanco y negro crudo e hiriente (por lo extremado de su contraste), y su historia de enorme dureza (aunque sin alcanzar nunca la sordidez), nos ofrece un retrato del conflicto guerrillero mexicano, a través de su trio de personajes principales (tres generaciones que encarnan, sin el menor atisbo de ternurismo, pese a lo que pudieran inducir a priori las presencias de un viejo y un niño, con toda su carga de desvalimiento e indefensión, la desesperanza más atroz), tan verista como tenso e intenso, y en el que hay que hacer especial mención de un personaje -y un actor que lo encarna, Ángel Tavira-, ese Don Plutarco que compendia y concentra la esencia de toda la película.

La película está llena de detalles de un calado narrativo y cinematográfico extraordinario: el juego del violín como elemento-frontera entre las dos partes enfrentadas, enviándonos el mensaje soterrado de cómo la música es capaz de trascender fronteras, ideologías y conflictos (ma non troppo, por supuesto...); la estulticia y brutalidad de unos militares, que, sin ninguna concesión a un humor irónico o socarrón, se ven retratados en su más pura y dura dimensión (la de la irracionalidad de la bota que aplasta sin preguntar al aplastado –ni, lo que es peor, preguntarse a si mismo: para qué...-); la miseria como telón de fondo de todo lo que acontece, como algo que lo corroe y lo absorbe todo, salvo la dignidad de los miserables.

El violín no es una película fácil, ni de digestión ligera: los personajes que por ella transitan, y sus historias, su historia, poco tienen que ver con piratas vacilones y arañas saltarinas (para los que, todo hay que decirlo, también debe haber sitio en la pantalla grande), porque su dureza sobrecoge y, por mínima que sea la sensibilidad del receptor, es difícil que no le conmueva. Pero que nadie piense por ello que se trata de un film feista, turbio o estéticamente desagradable: El violín, desde su dureza y su crudeza, es un film profundamente hermoso, y una demostración más de que la cantera mexicana no deja de arrojar nuevos talentos a la arena de la cinematografía mundial. Y que no afloje...

11 comentarios:

Florinda Chic dijo...

Esta se me escapó pero la tengo pendiente. por cierto que he ido a poner Taxidermia y era un aporno y encima mala. Lo intento de nuevo a ver si no me timan claro que quien roba a un ladrón...

BUDOKAN dijo...

Parece de esas pequeñas películas que uno no debe pasar por alto. Tus palabras me han dado ganas de ver este curioso film que no sé dónde podré conseguir. Saludos!

Manuel Márquez dijo...

Pues aprovecha, compa Florinda, que en tu "pueblo" (a diferencia de en el mío -como no podía ser de otra manera...-) aún la puedes ver en los Golem (que es donde la ví yo el otro día; por cierto, que no sabía que les habían cambiado el nombre a los Alphaville, y no veas lo ceporro que quedé ante las taquilleras...). Y merece la pena, y mucho. Sobre la porno que te "colaron" por Taxidermia, no sé cómo sería de mala, pero ya me gustaría a mí comparar, ya, que mis dudas me quedan, después de ver la húngara...

Compa Budokan, efectivamente, se trata de una peli a no dejar pasar, aunque desconozco cómo estará el tema de su distribución en tu país -teniendo en cuenta que se trata de un film de hace dos años, del 2005-. En último extremo, ya sabes, el recurso agropecuario...

Gracias por vuestros comentarios.

Un abrazo.

Florinda Chic dijo...

No sé que saldrá en 'taxidermia' pero seguro que nada tan atroz como un actor copulando con calcetines :)

Manuel Márquez dijo...

Pues, compa Florinda, como dicen Les Luthiers (y entre otras muchas cosas, más o menos nombrables...): caramba, qué coinsidensia...

Un abrazo.

e-catarsis dijo...

Pues esto de vivir en provincias es lo que tiene que...no dan ná, esto sí los piratas horrendos siiii esa en tres o cuatro salas...
Así que ¿y que te cuento yo ahora? ¿que hace un calor ciertamente irrtante?¿ que tengo la mesa de papeles que no se le ve el color?¿que tenemos chica nueva en la oficina que se llama farala y es divina? mmm... de todas maneras se nota que llega el verano porque la producción cinematográfica de esa que me pone inquieta...está bajando, aunque ahora que lo pienso el 22 estrenan SHREK y esa no me la pierdo que me caen bien a mí los gatos canallas :P

PD Y una vez más utilizo uno de mis lápices y...anoto (Vd ya sabe donde) la película porque me gusta el tema y porque ese violín, ese Plutarco. ese capitán y esa música he leído por ahí que dan un juego excelente
Besos compa-m ;-)

Miriam G. dijo...

Ni una, ni una, no he visto ni una.

Manuel más de una manzana ha manifestado interés por tu capítulo, te lo digo, por si se te pasa:

http://www.manzanasazules.com/blogm/?p=211

Un beso, Miriam G.

Patri dijo...

Mmmm.... no... no la he visto (de hecho ni me suena... ¬_¬ )

Ya hice el jueguito cielo, por si te quieres pasar a verlo.

Besotesssssssss

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, muy juicio, como siempre, lo que planteas (especialmente, lo de los calores: eso, como de la pobreza de la cartelera, es algo que ambos compartimos en la distancia, en nuestros respectivos pueblos...). ¿Dónde crees tú que tuve que ver ésta? Pues allí, allí, en la mismisima capital del reino... Eso sí, si tienes ocasión, no te la pierdas, que es un auténtico peliculón...

Compa Miriam, tomada nota, tomada nota (ya he leído los comentarios en tu casa...). Lo cierto es que no deja de hacerme ilusión el que haya gente interesada en el texto, pero antes de hacer nada al respecto, preferiría comentar ciertos detalles contigo, si no tienes inconveniente. ¿Puedes indicarme una dirección de correo enviándomela a la mía -está en el perfil de Blogger-? Ya me cuentas...

Compa Patri, gracias, una vez más, por pasarte por aquí. Insisto en la recomendación: si la tienes a mano, no dejes de verla, es muy buena. Y en cuanto a tu meme, a ver si saco un huequecito y me dejo caer para ver tus respuestas; tengo curiosidad, cómo no...

Un abrazo.

Thalatta dijo...

Pues no digo que no... en cuanto tenga oportunidad la veo, pero está la cosa de un pilladooo.
Empiezo la maratón de fin de semana de tus post :)

Viajes Baratos dijo...

MMMM, me la apunto para verla. Muchas gracias por la sugerencia :D

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.