domingo, 3 de junio de 2007

Grageas de cine XXXIV: a propósito de... Wall Street (U.S.A., 1987)


Un año después del rutilante éxito que le supuso la celebradísima Platoon, Oliver Stone volvía a internarse en una selva, de fronda menos espesa, pero de machetes mucho más afilados, para ofrecernos la segunda puntada de hilo de ese tapiz destinado a constituir un retrato vivo y exhaustivo del sueño-pesadilla americano: señoras y señores, bienvenidos a... Wall Street.

Un perfecto compendio del cine stoniano, con lo mejor y lo peor que, simultáneamente y con toda naturalidad, este autor estadounidense es capaz de ofrecernos: un ritmo y un vigor narrativo vibrantes, exhultantes, junto a un diseño maníqueo del cuadro de personajes excesivamente simple, y lastrado por un posicionamiento ideológico inequívoco; un montaje maravillosamente depurado junto a algún exceso visual derivado de cierto ansia por ofrecer espectaculares postales de un Nueva York en pleno apogeo “ochentero” (por cierto, la estética predominante en la época inunda el estilo visual de la película, aunque no sea ése un elemento que quepa reprocharle, sino mera cuestión de congruencia con la trama); un guión bien construido, de progresión dramática impecable –limpia y clara- junto a algún apunte chirriante, en forma de líneas de texto excesivamente ampulosas y claramente artificiales (pecado del guionista que, enfrascado en lides de dirección, no quiere dejar de recordarnos cuán brillantes y sentenciosas pueden ser sus frases...). En fin, señoras y señores, bienvenidos al cine de... Oliver Stone.

En todo caso, con todos sus defectos (entre los que habría que computar la condición protagónica de un excesivamente “verde” Charlie Sheen, que, en los momentos de mayor tensión dramática, no da la talla) y virtudes (entre las que cabe apuntar la interpretación, soberbia, de un Michael Douglas que hace de su Gordon Gekko –más allá de algún exceso de pomposidad, más achacable al guión que a su trabajo- todo un paradigma del tiburón yuppie que hizo furor en la época), sus grandezas y sus miserias, Wall Street hace un retratro tan preciso como despiadado de un mundillo, el de las altas finanzas y la especulación bursátil, que, más allá de su incursión en algún defecto de simplificación excesiva, resulta bastante creíble y, lo que es más importante, espectacularmente entretenido en la medida en que, siempre y en todo momento, prima, sobre esa voluntad testimonial (nada desdeñable), el ánimo de contarnos una historia que, desde el punto de vista dramático, y con su desarrollo tan pulcramente atento a una estructura convencional, resulta plenamente redonda (y a la que, si me apuran, sólo se me ocurriría reprocharle su retruécano final, excesivamente moralizante, aunque claramente coherente –y, por tanto,esperable- con las convicciones políticas e ideológicas del autor). Propuesta, pues, altamente recomendable (a pesar de las hombreras y sombreritos de una Daryl Hannah cuya nariz me convence muchísimo más que la actual: cuestión de gustos...).

11 comentarios:

Florinda Chic dijo...

Razón no te falta compa. Muy verde estaba Martin Sheen y 20 años después sin madurar que sigue.

Florinda Chic dijo...

Hoy no me puedo levantar, el fin de semana me dejó fatal.. quise decir Charlie obviously.

Patri dijo...

¿Puedes creer que no la recuerdo? Estoy segura de que la he visto, como todas las de Michael Douglas, pero esta por más que leo tu post, no hay manera....

Nada, la apuntaré para verla.

Besotesssssssssssss

Thalatta dijo...

Que me pasa como a Patri, que se que la he visto pero apenas la recuerdo, y creo que será raro que vuelva a verla y es que al Charlie este no lo soporto :)
Besos principio semana, compa!

e-catarsis dijo...

Stone desde luego no me deja indiferente, es un provocador y no evita la polémica (JFK, Asesinos Natos...Platoon), desde luego me quedo antes con estas tres que con Wall Street aunque hay que reconocer que Douglas borda el papel (cuestión de gustos of course...), pero...y aprovechando que el Pisuerga...te comento que en World Trade Center (esperaba más de este tipo), me dejó fria aunque igual fué porque se estrenó antes la de Greengrass ( al menos en mi pueblo, no soy capaz de recordar las fechas exactas) y esa cinta si que me angustió ( cuestión de gustos otra vez...)

Bss compa :)

Manuel Márquez dijo...

Compa Florinda, sí que se te notan los estragos, vaya que sí: confundir al niño con el papá... Estoy de acuerdo contigo: creo que lo de Charlie ya tiene bastante poco arreglo, me temo (lo de tu fin de semana, con reposo y Alka Seltzer, igual aún sí que tiene algún remedio...).

Compa Patri, si, por lo que me parece entender, eres fiel seguidora de Michael Douglas, ésta puedes verla montones de veces, porque aquí luce en la cúspide de su gloria, vaya papelón de "joputa redomao" que se marca el hombre...

Compa Tha, qué agradable sorpresa esta de encontrarte a la apertura, en vez de al cierre (siempre eres bienvenida, que conste...). Comparto tu "cariño" por Charlie Sheen, pero creo que la peli está, dentro de los excesos stonianos, la mar de bien...

Compa-e, de las tres que nombras de Stone la que no he visto es, curiosamente, Platoon; en cuanto a las otras dos, Asesinos natos no me termina de convencer, pero JFK me parece una obra maestra absoluta, con mayúsculas. Las otras dos que mencionas (WTC y United 93) no las he visto aún, pero supongo que todo se andará, claro...

Gracias a todas por vuestros comentarios, así da gusto empezar la semana...

Un abrazo.

e-catarsis dijo...

Me complace aportar mi granito de arena a un "¿buen?" comienzo de semana, a ver...Manuel-compa recomendar una película es como recomendar un libro...y eso que yo cuando ando seca de ideas petardeo al personal no sabes de qué manera pero Platoon...bueno hay que verla, pero que vamos para este comentario/recomendación/¡oiga y a usted quien demonios le ha preguntado!, te pones guantes de latex y con una pinzas...ya sabes
:P
...lunes más tonto ¿no?
Va...al menos guarda en el disco duro la información por si algún día...un rato tonto...el peke que hace la siesta...el DVD libre...el calor...las persianas a medio bajar..o subir
:))

Miriam G. dijo...

Te leo y no veas como aprendo compañero.

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, me apunto la recomendación (y gracias por la reincidencia). Platoon es una de esas que tengo en VHS, de una colección (Grandes Éxitos de Hollywood) de hace ya algunos años y que nunca me ha dado por poner. Ya sabes, cuestión de acumular material para cierta sección del blog.

Compa Miriam, muchas gracias por tan estimulantes palabras, así da gusto. Además, sabes que la cuestión, a la recíproca, funciona de igual manera.

Un abrazo.

Ninoschka dijo...


sólo de paso saludando a los demás blogueanos... y... pucha... lamentablemente no vi la película que mencionas... al menos no recuerdo haberla visto... y reconozco que no veo mucha tele y cuando voy al cine.. es para ver películas más bien con temas históricos.. pero bueno... te dejo mis saludos..
Bsss
-yo-

Manuel Márquez dijo...

Compa Ninoschka, gracias por la visita, y bienvenida a esta casa. La peli en cuestión va a ser complicado que llegues a encontrártela ya a estas alturas en pantalla cinematográfica, pero sí tienes opción de verla en algún pase televisivo, o en DVD. Eso sí, también es cierto que hay opciones mejores, desde luego...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.