miércoles, 23 de mayo de 2007

Micro XVII: Duti frí


Según mis últimas noticias, el último estreno de Javier Sardá en Tele 5, un magacín de viajes que responde al título de Duti frí, parece no marchar muy bien en términos de audiencia (con lo que ello implica de peligro manifiesto de desaparición: en estos tiempos que corren, ya se sabe...). Y me parece una lástima, porque, de lo que he tenido ocasión de ver, y sin que tampoco el producto pueda decirse que alcanza niveles de excelencia, sí que parece desprenderse una circunstancia (al menos, para mí) tremendamente gozosa: da toda la impresión de que ese tremendo comunicador que es Sardá recupera la esencia y el espíritu (que parecía irremisiblemente perdido, tras esa macabra broma que constituyeron sus últimos años de Crónicas marcianas –el más faraónico monumento a la infamia televisiva que, mal que le pese a su prestigioso conducator, hayamos podido contemplar en este país-) de ese ejercicio de libertad creativa y progresismo entretenido que fue su Ventana radiofónica de las tardes de la SER. Ojalá se obre el milagro y el producto, con los ajustes de parrilla que menester fueren, termine remontando el vuelo: recuperar para la causa de la comunicación entendida desde el respeto a las reglas elementales del invento (aquellas, tan tópicas y manidas, pero no por ello menos ciertas, del informar, formar y entretener...) a un profesional de la talla de Javier Sardá no puede ser -al menos, para aquellos que gustamos de unas ciertas maneras de entender el invento este de los medios- más que motivo de algría.

10 comentarios:

e-catarsis dijo...

Hola compa, veo que sigues inquieto total...me llevas con la lengua fuera ¿gimnasio yo?...que vaaaa...el glob de Manuel
:)
Pues no tenía ni idea que lo habían esrenado ya, a mí me cae bien Sardá, aunque el programa que mencionas (Crónicas..) la verdad es que sufrió una extraña y peligrosa metamorfosis en la que no se bien que papel jugó el periodista, supongo que al fnal la pela es la pela, anque oye igual estoy siendo muy injusta...
Pues nada que a ver si lo pillo y al menos veo algo que... en fin no me importa esta pseudo charla que me pego por tu casa pero que jolin...me gusta comentar del hilo

Yaaaaa
FIN
;-)

Florinda Chic dijo...

Puesuna lástima porque Sardá, a pesar de sus delirios en la última etapa de CM, me parece un profesional admirable. Si lo van a quitar por falta de audiencia es que evidentemente es bueno el programa. Tampoco hay que ser un visionario para darse cuenta de que los programas de viajes no dan grandes picos de audiencia, que se lo pregunten a Labordeta, pero este le salió barato a TVE que iba a pata y de mochilero :)

Miriam G. dijo...

Soy Visceral Manuel, mucho. Tendrá que llover y llover, y mira que por aquí llueve poco, para que yo le perdone a este chico la marranada de crónicas marcianas.

Un beso, Miriam G.

Thalatta dijo...

Pues por lo que leí antes del estreno, el propio Sardá sabía ya que sería de poca audiencia y aún así le han dejando hacerlo. No, yo creo que no se lo quitarán.
Todavía no lo he visto a ver si cae un día de estos aunque los domingos lo tenemos reservado para otra serie de la cuatro jejejeje
Besoss

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, ésta es tu casa y aquí siempre eres bienvenida para comentar lo que bien te parezca. No creo que seas particularmente injusta con Sardá, y en lo que coincido totalmente contigo es en las apreciaciones sobre la metamorfosis (muy cierta: el programa empezó siendo una especie de continuación de La Ventana, y terminó como terminó...) y la pela (que supongo que también jugaría su papel...). Ah, en cuanto al ritmo frenético -que no te discuto; esta última semana ha sido prolífica...-, no te preocupes: descansillo hasta el lunes...

Compa Florinda, muy sensato lo que apuntas, creo que has dado en la tecla. Y vaya puntito con Labordeta (sinceramente, ya ni me acordaba de sus mochiladas...).

Compa Miriam, respeto tu visceralidad, naturalmente, pero, como bien puedes imaginar, yo veo esas cosas de otra manera, y tiendo a ser más indulgente. No más que conmigo mismo, por cierto. Al fin y al cabo, todos nos terminamos fallando en algún momento(a nosotros mismos y a los demás); suele ser cuestión de tiempo...

Compa Tha, qué bueno que volviste... y controla eso de las series, que vas a acabar como uno que yo me sé con las pelis....

Muchas gracias por vuestros comentarios y un abrazo.

e-catarsis dijo...

Vale compa tienes unas merecidas "vacas" hasta el lunes pero...NI UN MINUTO MÁS
:P

...por cierto arregla la máquina del café que ultimamente expende un brebaje algo confuso ;-)

Miriam G. dijo...

Ya Manuel, todos nos equivocamos, tarde o temprano como dices es cuestión de tiempo, lo que es más difícil de perdonar es cuando es cuestión de dinero.

Un beso, Miriam G.

Corpi dijo...

Yo suelo verlo cuando hacen los descansos para publicidad en la 2, que en esos momentos están haciendo Otros Pueblos de Luis Pancorbo. Para lo poco que he visto me ha gustado bastante y sería una pena que lo quitaran. Como tú dices Sardá es un gran comunicador, por no decir el mejor.
Saludos

BUDOKAN dijo...

Hola, quería pasar a saludarte y decirte que tu blog crece a cada instante o eso es lo que se desprende de tus posts. Saludos!

Manuel Márquez dijo...

Qué alegría volver y encontrarse con nuevos (y nutritivos) comentarios...

Compa-e, no sólo he renunciado a ese minuto de más, sino que, como puedes comprobar, van bastantes minutos de menos... En cuanto a la confusión del brebaje, no sé si te refieres a tus bebedizos o a los míos; si se trata de la segunda opción (los míos), intentaré esmerarme, claro que sí.

Compa Miriam, totalmente de acuerdo contigo en esa apreciación "crematística": evidentemente, las indulgencias son menores cuando la pela anda de por medio.

Compa Corpi, gracias, una vez más, por tu comentario, y me alegro de que coincidamos en esa valoración de Sardá como gran comunicador.

Y, por último, compa Budokan, se agradecen tus saludines, y, desde luego, el blog crece, aunque sólo sea en cantidad (lo de la calidad ya es otra historia, pero andamos trabajando en ello...).

Ahora, a darse un paseito por el bloguerío amigo, a ver qué se cuece...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.