domingo, 27 de mayo de 2007

Grageas de cine XXXIII: a propósito de... Conociendo a los Robinsons (Meet the Robinsons; U.S.A., 2007)


Metrópolis y Fritz Lang; los “malos” de Tim Burton (por cortesía evocativa, cómo no, de Danny Elfman...); Píxar y Los increíbles; Robots; Jimmy Neutron; La parada de los monstruos, vía Sid, el vecino de Andy, en Toy story; la languidez desvalida de Chicken Little... No, no se trata –aunque lo parezca- del catálogo de respuestas de una versión especializada en animación cinematográfica del Trivial Pursuit: es el conjunto de referencias que, en oleadas sucesivas, arribaba a mis entendederas mientras veía la última producción Disney, Conociendo a los Robinson. Hermosa, deslumbrante, entretenida, pero, pocos minutos después de terminar de verla.... humo, sólo humo, un muy vago recuerdo.

Es difícil, con la saturación que experimenta el panorama cinematográfico actual en lo que a cine de animación se refiere, encontrarse con productos originales, en cualquier sentido, tanto en lo que se refiere al trazado de historias como en lo que respecta a su plasmación visual. Los argumentos están enormemente trillados y el vertiginoso progreso de los alardes técnicos hace que las parafernalias visuales que hoy nos deslumbran resulten, al cabo de sólo semanas, pálidas sombras de fuegos de artificio. Pero, cuando además de tales condicionantes genéricos, nos encontramos con un producto, que, bajo la capa del guiño cinéfilo o el homenaje más o menos confeso, hace escasa (por no decir que casi nula) profesión de originalidad, las carencias quedan mucho más al descubierto. Y Conociendo a los Robinsons se nos termina revelando como un producto flojito, muy flojito: espectacular, y, sin duda alguna, apto para satisfacer las infantiles exigencias de un público infantil; pero, en estos tiempos en que cada vez se espera mayor polivalencia de un producto de animación (de manera que atraiga a las salas no sólo a su público natural –el infantil-, sino a un espectro mucho más amplio), escaso bagaje se me antoja para tal objetivo (y más aún teniendo en cuenta los generosos recursos disponibles) el de esta última entrega de la factoría de Florida.

Cabe esperar que de su entente definitiva con Píxar, Disney saque aliento creativo para empeños más consistentes. Porque, desde luego, lo que resulta evidente es que, teniendo en cuenta cómo viene apretando una cada vez más nutrida y vigorosa competencia, películas de tan escasa personalidad como Conociendo a los Robinsons nos llevarían a pensar en un futuro muy poco halagüeño. Y tampoco es plan a estas alturas, ¿no creen...?

11 comentarios:

Florinda Chic dijo...

No me suelen gustar estas pelis, me suelen parecer todas iguales. No obstante tomo nota de tu recomendación por si un día tengo sobrinos que enchufar al dvd :)

e-catarsis dijo...

Buenass compa, me gusta el cine de animación, esta en concreto no la he visto, creo que las últimas que he visto han sido Monster House y Happy Feet ( mejor la primera que la segunda)aunque Ice Age ( ese pedazo de ardilla me tiene cautivada) y Shrek, me parecen poco superables ( a mi modo de ver son redondas...), en cualquier caso disfruto mucho con estas películas ( con las que me río como una cria más...en fin guárdame el secreto ;-) ) y me maravilla de lo que es capaz la animación ( técnicamente hablando).
¿Sabes una peli que me encanta? Fantasia, combinar música clásica y animacón creo que es todo un acierto ( Hanna-Barbera también hizo algo, como no, con Tom y Jerry de protagonistas) y el espisodio del Aprendiz de Mago (Fantasia)es una auténtica pasada
Por cierto Metrópolis (es una de mis películas favoritas junto con Nosferatu de Murnau y El Acorazado Potemkin, tengo más pero si empiezo no acabo y seguro que no me dejas entrar más a tu casa...) y Tim Burton (Pesadilla antes de Navidad,aunque aqui no dirige sólo produce y La Novia Cadaver)...¡¡¡me encantan!!!..ya sé que tengo un gusto algo gótico...no pasa nada a simple vista no se me nota nada
;-)
Besos compa que como siempre me he enrollado más de la cuenta
PD Otra de mis preferidas es Dentro del Laberinto, dirigida por Henson y protagonizada por Bowie...es que Bowie me gusta mucho mucho...jejej

Ya...fin...de momento...
:))

Miriam G. dijo...

Yo adoro Monster Inc. la habré visto mil veces, me sé los dialogos en español y en ingles. Y dicho esto que no viene al caso, sigo, no me gusto un pimiento descubriendo a los robinson, nada, sólo se salva la escena en la que las ranas meten a "nosequien", ya no lo recuerdo en el maletero del coche.

Manuel Márquez dijo...

Compa Florinda, si has de enchufarle algo a tus sobrinos en DVD cualquier día de estos, píllate mejor algo de Pixar: tus sobrinos te lo agradecerán eternamente (y habrás ganado feligreses para la causa cinéfila, te lo aseguro...).

Compa-e, no me sorprende lo más mínimo que seas una buena seguidora del cine de animación -y del otro, incluidas pelis "oscuras", tampoco-; actualmente, se hacen tales maravillas que no estaría muy justificada cualquier reticencia al respecto. Una cosa que habré de agradecerle (entre otras muchísimas) a mi peque para el resto de nuestros días...

Compa Miriam, creo que tu comentario sobre Monstruos sí que viene el caso; al fin y al cabo, de animación hablamos... a mí ésa me gusta, y mucho, como todas las de Píxar, pero si me he de quedar con alguna, indudablemente, Los increíbles: una peli redonda, y que recomiendo a cualquier amante del cine, sin etiquetas (gafapastas pertinaces incluidos...).

Un abrazo.

e-catarsis dijo...

¿No te sorprende? je jeee me da miedo preguntar...mézclas extrañas da la madre naturaleza...en fin compa hay que asumirse y si me apuras irse de gira con los "protas" de La Parada de los Monstruos (pobre Hans y que mal me cae Cleopatra, es una malvada)...es que verás...es otra de mis pelis preferidas :O ( de verdad que no se me nota nada...lo prometo por Jess Franco y sus frikis incondicionales (entre los que no me encuentro, aunque reconozco que tiene su punto)
Tu peque es más listo que el hambre así que no te resistas y hazle caso al niño que se sabe lo que se hace

Besos y paciencia(mucha)
:))

Corpi dijo...

A mí también me gusta mucho el cine de animación. Me sería muy difícil decidir cuál es la que más me gusta, posiblemente la primera de Shrek. Esta que comentáis de Metrópolis no la pude terminar y en cuanto a los Increíbles que tento de gustan querido amigo, yo la encuentro muy aburrida, en fin, cuestión de gustos. Un saludo.

Manuel Márquez dijo...

Compa-e, tu chistera cinéfila no deja de arrojar conejos hermosísimos: ahora, Freaks (obra maestra, "tolmundo" en pie...). Y sí, paciencia, por supuesto que sí, no queda otra.

Compa Corpi, a mí también me encantó Shrek, una de las mejores pelis de animación que jamás se hayan hecho; y, en cuanto a Los increíbles, sin pretender "torcerte el gusto" (que no es ésa la cuestión), sí te pediría que le dieras otra oportunidad (una, sólo una: no hace falta que la veas las más de cien veces que, por cortesía de mi peque, la he visto yo -aunque, que conste, no me arrepiento de ninguna de ellas...-).

Gracias por vuestros comentarios.

Un abrazo.

Miriam G. dijo...

Vale, los increibles es buena, muy buena, pero ¿puedo preferir monsters?

(Este género si que domino ;-))

Un beso, Miriam G.

Manuel Márquez dijo...

Vaya que sí, compa Miriam, ya lo creo que lo dominas (de eso no tengo duda alguna...). Y vale, me rindo: Monstruos S.A. es buena, muy, muy buena...

Un abrazo.

Thalatta dijo...

Pues mira... que a mi también me gusta más Monsters y Shrek que la de los increibles (pero igual no le di mucha oportunidad).
Y como ahora la que estoy viendo con mi peque es "Buscando a Nemo", no quiero dejar de nombrarla porque mira que la he visto veces y siempre me río de los despistes de Dory y cuando habla "balleno" jajajaja.
En fin... que gracias les sean dadas a nuestros hijos que nos "obligan" a ir al cine a ver estas preciosidades (también otras que prefiero olvidar).
Compa Manuel!!!!! que he pasado un ratillo bastante ameno con esta semana de post que nos has obsequiado. Besosss

Manuel Márquez dijo...

Gracias, compa Tha, por tus cariñosas palabras de elogio: lo que es digno de agradecer es la constancia con que me regalas tu tiempo de atención (con todo lo que hay por ver...). De Nemo no habíamos hablado aún, pero también es una auténtica pasada (hoy he vuelto a verla, después de algunos meses; también la he visto algún que otro centenar de veces, en su momento...). Ah, y a Los increíbles, dale otra oportunidad, de veras que no lo lamentarás...

Un abrazo.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.