viernes, 13 de abril de 2007

Micro XIV: necrofilias musicales


Descubro, en el boletín informativo de una conocida empresa de venta de música por correo, y no sé si con estupefacción o con indiferencia –a estas alturas, uno ya ni sabe muy bien qué sentir ante determinadas cosas-, que se acaba de editar un disco recopilatorio con los éxitos más destacados del recientemente fallecido cantautor Hilario Camacho, cuyo título es... Final del viaje. Se le puede reprochar lo que se quiera, pero falta de explicitud, evidentemente, no... De la pasión de la industria discográfica por la explotación descarada y despiadada de los gloriosos fiambres de los caídos en el camino, ya sabíamos todos sobradamente: ahí mismo, en ese boletín que antes mencionaba, página siguiente, sin ir más lejos, aparece la “obra” de Shaila Dúrcal, Recordando (aquí también se quebró el cráneo el creativo de la compañía buscando un título...); y de ejemplos ad nauseam, a lo largo de la historia (reciente y no tan reciente), disponemos en cantidades industriales. ¿Por qué la muerte sigue vendiendo tanto? ¿Cuál es el mecanismo que empuja a miles de consumidores a comprar un producto que, de no haber mediado la muerte previa y reciente de su autor, jamás se hubieran planteado adquirir? ¿Qué hace interesante una obra que, un instante antes, no generaba interés alguno? Si alguien me lo pudiera explicar. Antes del final del viaje, naturalmente...

4 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola me gustó mucho tu blog y me gustaría intercambiar links. Fijate si te interesa la propuesta. Saludos

apesardemi dijo...

Es cierto, la muerte suele ser rentable. Creo que los propios miedos nos inclinan a ser respetuosos y condescendientes con los muertos.

Pero es cierto, siempre se ha dicho que la obra de fulanito se disparará en cotización tras su fallecimiento y así suele suceder.

Otra explicación, más economicista, podría ser que con su fallecimiento termina la producción y, por tanto, la oferta lo que produciría un aumento del precio.

Un abrazo, Manuel.

e-catarsis dijo...

...ainssss...que le veo yo muy criticón...

¡¡¡andaaa!!! esto de los links es como los cromos...

Ahora en serio que si no veo que va a cambiar mi link por dos de chistes y eso ¡nooo!

La verdad es que son un poco homenajes, mantener vivo el recuerdo o...el negocio, es como cuando grupos se reunen después de un montón de años de vidas profesionales separadas para dar una última gira ( suponemos lo de última, según la caja pudiera ser la penúltima XD), ejemplo POLICE, a los que inevitablemente voy a ir a ver, porque no me niego yo el placer de escuchar en directo el "Message in a Bottle"

Saluetes

Thalatta dijo...

Seguro que tiene algo que ver la S$AE que no quiere perder oportunidades, porque a ver de qué le sirve ya al pobre Hilario Camacho (o a los demás) el que salga un disco suyo.
No se quién los comprará, la verdad, pero a mi me gustan más los discos en su punto y lugar. En fin...

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.