viernes, 2 de marzo de 2007

Un meme

Todo sea por conjurar la amenaza del síndrome de Koro.... Mi buen compañero de lides blogueras Apesardemi, me pasa un meme, que, aunque con el retraso habitual, procedo a cumplimentar lo más diligente y concienzudamente posible -y hasta aquí, las mentiras y camelos; a partir de aquí, en serio...-; vamos allá con esas preguntas...

1. ¿Qué cosas tiene España que te animarían a irte a vivir a otro país si tuvieras la oportunidad?

Creo que España tiene una escasa, por no decir que casi inexistente, conciencia de lo público (salvo si se trata de pasar el cacillo o pretender la defensa del interés propio: entonces, todos buscamos a papá Administración como locos...) que me resulta escandalosa. Si nos dejaran, privatizaríamos y parcelaríamos hasta la catedral de Santiago... Una pena.

2. ¿Qué te resulta insoportable en la sociedad / sistema económico / política / cotidianidad española?

Insoportable, en el sentido literal de la palabra, nada: si lo hubiera, ya me habría tenido que largar hace tiempo por “prescripción facultativa”; eso sí, que me cabree enormemente, además de lo anterior, la escasa, por no decir que casi inexistente, capacidad de autocrítica. Aquí nadie hace nunca nada mal, y aquí nadie nunca se equivoca: todo sea por la autoestima; si el colesterol lo tuviéramos todos al mismo nivel, ya habríamos reventado hace años... Y manda huevos, porque, en plan teórico generalista, todos lo tenemos claro: pues claro que nos equivocamos, somos humanos, claro que sí. Pero, puestos a concretar, y llegado el caso en cuestión, todo el mundo a silbar mirando para arriba y señalar con el dedito al de al lado (que ése sí que se equivoca, y sí que lo hace mal siempre, el muy gilipollas). ¿Tanto trabajo cuesta, tanto perjuicio nos va a causar, decir, llegado el caso, que sí , cojones, que lo he hecho mal, que me he E Q U I V O C A D O....? Pues eso... Ah, y no sé si se dará también en los demás paises, pero me da igual: aquí es el pan nuestro de cada día, y estoy harto, harto, harto...

3, ¿De qué huirías de la cultura de este país?

Huir, huir, lo que se dice huir, supongo que no procede, teniendo en cuenta que aquí, desgraciadamente, la única que te persigue (y siempre y cuando tengas una nómina fácilmente controlable; si no, ja...) es Hacienda; ya quisiera, ya, que la cultura me persigiera (y alguna de sus creadoras particularmente atractiva, más aún...). Eso sí, cosas que no me gustan, bastantes, pero, básicamente, dos: las banderías (uno de los deportes favoritos de la cosa nostra cultureta: parece que se aburren si no andan a palo limpio unos con otros y otros con unos...) y las mezclas de política y creación. A mí, que un escritor, músico o cineasta (o lo que sea) tenga sus convicciones políticas, y las manifieste y difunda públicamente, me parece fenomenal: pero que haga con ellas carrera artística, me parece que es mezclar churras con merinas. Que sí, que no digo yo que no sea humanamente legítimo, pero a mí, pues eso, que no me gusta.

Y ya está, ¿no? Pues hala, misión cumplida. Ah, no, que tengo que pasarlo a tres miembros más del “mester de bloguería”. Pues nada, a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga..: Thalatta, Miriam G. y Rosenrod... ¡¡¡os ha “tocao”!!! (no me odieis mucho por ello).

2 comentarios:

apesardemi dijo...

Buenas respuestas que comparto en su totalidad.

Buen trabajo, Manue ;))

thalatta dijo...

Ufff.. me lo pasaron dos veces, menos mal que lo hice!!
Y sí, yo también estoy de acuerdo, absolutamente :)

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.