martes, 23 de enero de 2007

Las que no he visto 0: una aclaración


Interior noche. 19’30 horas. En el coche con Elvira, escuchando un programa local de radio, en el que el encargado de la sección de cine, Javier Ortega (saludos, compañero...), desgrana sus comentarios acerca de diversas películas actualmente en cartelera. En un momento dado, Elvira me advierte de un detalle curioso: de las cuatro películas de las que ha hablado, con su buen criterio y tono habituales, tres no las ha visto. ¿Y...? Bien, existe un cierto prejuicio moral (del cual siempre he sido partícipe; hasta ahora, claro...) entre algunos comentaristas cinematográficos, en virtud del cual no se habla de aquello que no se conoce; es decir, no se comenta una película que no se ha visto. ¿Y por qué...? Pues eso, ¿por qué...? Y se me enciende la bombilla.

Y así nace esta nueva sección de este humilde blog: con el propósito, confesado (no sé si confesable: eso lo deciden ustedes, amigos lectores...), de hablar de aquellas películas que no he visto –algo que supone, y me garantiza, un ingente volumen de “material de trabajo”: son miles y miles...-, y que, por uno u otro motivo, quiero ver; lo cual, ya les puedo adelantar, no supone la existencia del más mínimo criterio de filtro o selección: al fin y al cabo, es lo que tiene esto de la cinefagia, uno pretende ver TODAS las películas, sin excepción alguna.
Ése será el objeto; otras cuestiones serán las del enfoque y el contenido, que espero resolver de manera que lo que termine apareciendo en sus pantallas llegue a despertar su interés: se trabajará en ello, tengan la completa seguridad (y sin poner las pezuñas en lo alto de la mesa...), desde la premisa de que, obviando esos resabios morales a que aludía en el párrafo anterior, sí hay muchos apuntes interesantes que hacer acerca de cualquier película sin necesidad de haberla visto; y es que, en definitiva, una película siempre es más, mucho más que el pedazo de celuloide que se termina proyectando sobre la pantalla, y será alrededor de ese “mucho más” donde andaré merodeando a la búsqueda de mis comentarios.

De los vuelos y alcances de esta nueva “línea de producto”, sólo su devenir en el tiempo podrá dar rendida cuenta. Ya es un buen comienzo que los derechos de autor del germen de la idea original no me hayan supuesto coste alguno (gracias, Elvira, por la cesión gratuita: todo un detalle...). En todo caso, espero, amigos lectores, que la disfruten. Va por ustedes...

2 comentarios:

apesardemi dijo...

Eso está bien, hablar de las pelis que uno no ha visto. Efectivamente hay mucho material.

Te propongo una subsección, las películas que no he visto porque simplemente les tome manía. El tiempo me ha enseñado que así me equivoqué unas cuantas veces.

Saludos Manuel.

Tha dijo...

Uff anda que no hace tiempo que estoy haciendo yo eso de comentar sin haber visto (en algún que otro blog de cine jejeje), y es que es imposible que de tiempo a todo, una lástima en algunas ocasiones, más si repetimos las vistas.
Me parece un acierto esta nueva sección, será estupendo intentar verlas después.

Creative Commons License
Los textos de esta obra están bajo una licencia de Creative Commons.